Amaneceres en otros mundos

¿De qué color serían los amaneceres y atardeceres en otros mundos? Y con “otros mundos” no me refiero a los otros planetas del Sistema Solar, sino a exoplanetas situados a decenas de años luz de nosotros. El color de una puesta de sol (¿o sería mejor decir “puesta de estrella”?) depende principalmente de la composición atmosférica del planeta y de la clase de estrella (tipo espectral). Aunque lo segundo es fácil de determinar, averiguar la composición de la atmósfera de un planeta extrasolar es algo mucho más complejo. Tanto que sólo conocemos la composición -aproximada- de un puñado de mundos. Lo que por otro lado, no deja de ser sorprendente.

Así se vería un amanecer en Osiris (CNRS).

Los astrónomos Alain Lecavelier y Frédéric Pont han estudiado un par de ejemplos de puestas de sol en dos de esos mundos cuya composición atmosférica conocemos. El primero es HD 209458 b, un júpiter caliente apodado Osiris situado a 150 años luz de la Tierra y uno de los primeros exoplanetas en los que pudimos estudiar su atmósfera. Hace unos años, el espectrógrafo STIS del telescopio espacial Hubble obtuvo un espectro de transmisión de Osiris y detectó una fuerte abundancia de sodio, especialmente en las capas exteriores de la atmósfera.

Simulación de una puesta de “sol” en Osiris (ExoClimes).

Si pudiésemos resistir las infernales temperaturas que reinan en la atmósfera del planeta, una puesta de sol en Osiris tendría un tono verde azulado, ya que el sodio de la atmósfera absorbe preferentemente las longitudes de onda correspondientes al rojo. La estrella de Osiris aparecería azulada en el cielo, pero a medida que se acercase al horizonte comenzarían a aparecer tonos verdosos. Por supuesto, esta estrella aparecería mucho más grande en el cielo de Osiris que nuestro Sol, lo que permitiría apreciar toda la gama de colores del fenómeno. Por otro lado, es muy probable que Osiris muestre siempre el mismo hemisferio hacia su estrella, así que en realidad puede que sea imposible disfrutar de un amanecer en este mundo (a no ser que uno viaje en globo o en avión a través del terminador).

Otro planeta en el que podemos intuir como sería un amanecer es HD 189733 b, otro júpiter caliente situado a 63 años luz en la constelación de Vulpecula. Este exoplaneta fue el primer mundo fuera de nuestro Sistema Solar en el que se detectó la presencia de dióxido de carbono y también ha sido estudiado por el espectrógrafo STIS del Hubble. En este caso, una puesta de Sol sería muy similar a la que podemos ver desde la Tierra, con una estrella rojiza cerca del horizonte. Y al igual que en nuestro planeta, el mecanismo encargado de dar color a los cielos sería la dispersión Rayleigh. No obstante, a diferencia de la Tierra, donde la dispersión de la luz se produce por efecto del polvo y las moléculas de nitrógeno y oxígeno, en HD 189733 b la dispersión sería obra de polvo de silicato en suspensión. Además, si tenemos en cuenta que la estrella HD 189733 es más rojiza que nuestro Sol, el resultado es una puesta de sol o un amanecer con unos tonos bastante más lúgubres que los de la Tierra.

Simulación de la puesta de sol en HD 189733 b (ExoClimes).

Hace unos años apenas podíamos imaginar cómo serían los cielos de otros mundos fuera del Sistema Solar. Hoy sabemos con bastante certeza cómo son los extraños amaneceres de Osiris y HD 189733 b. ¿Qué otras maravillas nos deparará el futuro?

Referencias:


10 Comentarios

Participa Suscríbete

marcelo

Espectacular! Ver un amanecer en Osiris es como vivir dentro de un Anime…
No sé que nos depara el futuro, maravillas impensables, eso seguro.

AnonymousAnonymous

Realmente seria emocionante ver un amanecer en otro mundo ¿Lograra algún ser humano ver uno algún dia?. El Cosmos es infinitamente bello y si nos ponemos a contar los miles de millones de galaxias que hay con sus correspondientes estrellas y planetas el numero de amaneceres barriopintos es casi incontable. Gracias Daniel, por cierto no te podras quejar los amaneceres en Tenerife con el pico del Teide adornando el cielo són propios casi de otro planeta.

100113315322305608044

Excelente artículo y el trabajo de los investigadores del CNRS. Esto permite a nuestra generación soñar despiertos para ver el amanecer en otros mundos. Ojalá sea el destino de nuestros sucesores el verlo con sus ojos.

Alejandro Causapié

Muchas felicidades por tu artículo Daniel. La verdad que me ha parecido muy interesante la forma en la que lo has planteado y sobretodo lo simple que lo has explicado en un tema en el que me imagino que podrías complicarte bastante.

Muchas felicidades. Un saludo.

Deja un comentario

Tu email nunca será mostrado o compartido. No olvides rellenar los campos obligatorios.

Obligatorio
Obligatorio
Obligatorio

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>