Ripple Aerospace, lanzando cohetes desde el agua

Por Daniel Marín, el 22 septiembre, 2016. Categoría(s): Astronáutica • Cohetes • Comercial ✎ 14

En los últimos años han proliferado empresas de lanzadores de pequeño tamaño con el objetivo de cubrir la gran demanda de satélites de reducidas dimensiones que no para de crecer. Sin ir más lejos, en España tenemos a PLDSpace, pero en otros países la oferta no para de aumentar. Y una de las iniciativas más novedosas en este mundillo es Ripple Aerospace, una empresa noruega que pretende lanzar cohetes desde el océano.

asas
El cohete Sea Serpent de Ripple Aerospace (Ripple Aerospace).

Así descrita no parece especialmente llamativa. Al fin y al cabo ahí tenemos a Sea Launch o, en su momento, los lanzamientos italianos de cohetes Scout desde la costa de Kenia, en ambos casos proyectos que operaban cohetes en instalaciones situadas en el mar. Pero es que cuando decimos que Ripple Aerospace quiere lanzar cohetes desde el océano es literalmente: es decir, con el vector situado dentro del agua.

El cohete estrella de la empresa se llama Sea Serpent y será capaz de situar hasta 3.350 kg en una órbita baja (LEO) de 258 kilómetros de altura y hasta 650 kg en una órbita de transferencia geoestacionaria (GTO). Como combustible usaría hidrógeno y oxígeno líquidos, los más eficientes en uso y los menos contaminantes con diferencia —algo muy importante para un lanzador acuático como este—. Ripple Aerospace no descarta desarrollar una versión con una primera etapa reutilizable que tendría una capacidad en LEO de dos toneladas. El precio de cada lanzamiento debería rondar los 18 millones de dólares. Al igual que otros lanzadores de nueva generación —como el Firefly Alpha—, el Sea Serpent usará un sistema de propulsión basado en la tecnología aerospike para mejorar su eficiencia en un mayor rango de altitudes. Los motores serán obra de la empresa Rocketstar, de Nueva York.

sasa
No es un submarino, es el cohete Sea Serpent (Ripple Aerospace).
ass
Visión de la futura flota de cohetes Sea Serpente durante el montaje (Ripple Aerospace).

Ahora bien, ¿por qué un cohete lanzado desde el agua? De esta forma obviamente se ahorrarán los costes relacionados con el mantenimiento de infraestructuras de lanzamiento, pero lo que Ripple Aerospace quiere es, por encima de todo, aprovechar la enorme experiencia que tiene Noruega en la construcción naval, que va desde buques a plataformas de prospección. De hecho, el Sea Serpent será construido de forma más parecida a un barco que a un cohete y ahí radica precisamente la esperanza en la reducción de costes. El lanzador será montado en una dársena y se transportará hasta alta mar flotando. Llevará tanques de lastre regulable para situarse en posición vertical y despegar.

Huelga decir que las probabilidades de que este proyecto salga adelante son por el momento muy bajas —construir un lanzador orbital es muy diferente a fabricar un buque—, pero no me negarán que se trata de un proyecto cuanto menos curioso. Y sí, evidentemente el Sea Serpent está inspirado en el mayor cohete de todos los tiempos: el famoso Sea Dragon de los años 60, un auténtico monstruo acuático capaz de situar 500 toneladas en órbita baja (más de cuatro veces la capacidad del Saturno V). Esperemos que el Sea Serpent corra mejor suerte que su predecesor.

https://youtu.be/uED70pPkqlA

 



14 Comentarios

  1. no me atrevo a afirmarlo, pero ese sistema de lanzamiento, tiene que obligarte a diseñar unas cofias muy robustas, que aguanten la presión del oleaje, y que sean MUY estancas, amen del aire acondicionado que los satélites necesitan.

  2. Bueno, ya hay cohetes que salen del mar y bien hondo: los ICBMs de los submarinos nucleares. La tecnología no es nueva (de nueva nada: 50 años) y no sé si habrá problemas por ese lado o es que Noruega de tapadillo está a ver si cuela fabricar un ICBM camuflado. Se ve que por ahí arriba no escarmentaron desde que en Corea del Tito Kim le hicieron un simpa a la Volvo (la verdad que no, radares otánicos, montaña de pasta en comprar F-35s…)

    Ahora, lo que sí es original es lanzar… directamente desde la superficie del mar. Imagino que desde un fiordo, porque ¿el oleaje? ¿corrientes? ¿van a entrenar delfines por si aparece algún bicho que dañe el cohete igual que hay cetrería en los aeropuertos? ¿Y la plataforma va a llevar los tanques de hidrógeno? Me molaría ver el aislante xD. Veo extremadamente complicado que esto pueda salir remotamente más barato que lanzar desde un campojúrgol reciclado.

    Esto ya a veces desbarra un poco. Se me ocurren 800 cosas que podrían salir mal, incluyendo que el cohete le de por embestir a la plataroma (un poco de balanceo a donde no debe y fiesta). Mejora eso, Elon, si puedes.

    1. Por no hablar del impacto acústico en las poblaciones cercanas de mamíferos marinos, la necesaria zona despejada pr si algo sale mal, los problemas con las corrientes, la sal, etc…

      Un powerpoint majo, eso sí.

    2. Una ventaja es que, en vez de escoger un punto de lanzamiento que esté medio cerca del ecuador, puedes lanzar directamente desde el ecuador mismo, con lo que aprovechas al máximo la rotación terrestre.

  3. Me gusta, ojala tengan suerte. Lo que le veo flojo ( obvio q es un vídeo muy verde todavía ) es el llevar la carga útil en horizontal, yo la integraría una vez el cohete este verticalmente con otro bote para tener menos restricciones en cuanto a la carga útil y sorteando el problema q comentaba tomassino.

    Lo de que el cohete embista la plataforma, tengo entendido q en el sea dragon se hundía esta última llenando los tanques de lastre.

    Salu2

      1. No es que de problemas sino que “disminuye” los requisitos de la carga: no es lo mismo construir un satélite que tiene q soportar su peso “parado”, que otro q tiene q hacerlo “parado” y “acostado”, generalmente los primeros tiene menos peso lo que se traduce en menor costo. En este caso la cofia también seria mas “simple” en integración vertical, por tener menor exposición al agua salada y no tener q soportar la presión de esta al desplazar el cohete hasta el área de lanzamiento.

        Si bien es cierto lo que dices de los cohetes Rusos, fíjate que tanto en Sinnamari como en Vostochni el Soyuz tiene torres de servicio para integración vertical, que como dije antes, ayudan a reducir al complejidad el peso y por ende el costo de la carga útil, y en definitiva, atraer más clientes.

        Salu2

  4. Buen día.
    Las plataformas de lanzamiento son parte importante de los costos?

    Nunca lo había pensado pero quizá es un costo fijo importante que te martilla si no tenés muchos lanzamientos…

    Slds.!

    1. Sí y no. No lo son en el sentido de que se amortizan fácil (duran décadas y el mantenimiento.no es especial), y son “reutilizables” de verdad, pero es cierto que tienen problemas añadidos a su operatividad. Pero en este caso concreto da la.impresión de que el cohete tiene que enderezarse por sí mismo (en gran parte o totalmente) y mantenerse por él, es decir, cada cohete tiene que ser su propia torre de lanzamiento lo que los hará más caros en ese sentido (un submarino ES una rampa de lanzamiento).

  5. Debo confesar que, cuando vi el título de la noticia, lo primero que pensé fue “otro cohete de PowerPoint”. Pero luego, leyendo la noticia, estuve completamente seguro que esto no será más que otro cohete de PowerPoint… xD

    Por cierto, el videito tan chulo me recordó mucho a los videojuegos de finales de los 90 e inicios del 2000.

    Gran blog Daniel Marín. A ver que noticias tenemos el martes sobre un gran fu(#!ng cohete de verdad…

Deja un comentario