Un nuevo tipo de satélite militar norteamericano para espiar otros satélites

Su nombre es GSAP (Geosynchronous Space Situational Awareness Program) y se trata de un nuevo tipo de satélite espía cuya existencia ha sido recientemente desclasificada. El sistema GSAP estará formado por dos satélites que deben ser lanzados este año para vigilar los objetos artificiales que orbitan nuestro planeta. Estarán situados cerca de la órbita geoestacionaria (GEO), a 36000 kilómetros de la Tierra, y su fabricación correrá a cargo de la empresa Orbital Sciences.

Captura de pantalla 2014-02-23 a la(s) 23.04.00
Satélite MiTEx de DARPA. Es posible que los satélites GSAP estén basados en ellos (spaceflightnow.com).

De acuerdo con el Pentágono, el sistema GSAP servirá para inspeccionar objetos de la órbita geoestacionaria, una zona donde se encuentran todo tipo de satélites meteorológicos, de comunicaciones… y militares (alerta temprana, vigilancia electrónica, etc.). Dicho de otro modo: todo indica que GSAP se dedicará realmente a espiar de cerca otros satélites situados en GEO e incluso puede que cuente con la capacidad de interferir algunos de sus sistemas, aunque este último punto es mera especulación. Y es que el programa ha sido desclasificado, pero no su verdadera misión ni características. A más de uno todo esto puede que le parezca una especie de déjà vu, porque GSAP se parece mucho -pero mucho, mucho- a un hipotético programa de satélites espías de los años 90 denominado Prowler, un programa cuya existencia nunca ha sido reconocida por el Pentágono.

Según el general William Shelton, que dio a conocer la existencia del sistema GSAP hace unos días, en 2016 se lanzarán otros dos satélites mediante cohetes Delta IV para formar una red de cuatro vehículos que estará controlada desde la Base Aérea Schriever en Colorado. Los GSAP orbitarán la Tierra ligeramente por encima o por debajo de la órbita geoestacionaria para moverse a lo largo de toda ella a discreción mientras se dedican a espiar satélites de otras naciones a cierta distancia. Evidentemente, para poder viajar por la órbita geoestacionaria y acercarse a sus objetivos deberán ser bastante maniobrables.

Según el Pentágono, el sistema GSAP permitirá proteger el enorme número de satélites militares estadounidenses situados en GEO, incluyendo los SBIRS de alerta temprana o los gigantescos Orión/Mentor de vigilancia electrónica. Cómo unos satélites espía serán capaces de proteger otros satélites es todo un misterio y con toda probabilidad se trata de una forma de desviar la atención de la naturaleza ‘intrusiva’ de los GSAP. El reconocimiento de la existencia de este programa plantea varias incógnitas. La primera es cómo van a reaccionar otras potencias espaciales -aliadas o no- ante un programa dedicado a espiar -y quizás interceptar en caso de conflicto- sus vehículos espaciales. No hace falta ser muy listo para imaginar que, por poner un ejemplo, a China no le hará ninguna gracia que sus satélites puedan ser analizados de cerca por los EEUU. Puesto que la inspección cercana de un satélite enemigo puede ser considerado un acto hostil, seguramente los GSAP estarán dotados de instrumentos electro-ópticos avanzados que permitan un reconocimiento relativamente lejano.

La segunda cuestión es por qué la Fuerza Aérea ha decidido desclasificar un programa que todavía no está operativo. En este último caso, la respuesta podría ser que el Pentágono sabe que los GSAP serán detectados y vigilados por aficionados u otras naciones y no quieren levantar más polémica de la necesaria. Otro misterio es la relación de GSAP con el Prowler original, aunque existen rumores de que este nuevo programa estaría basado en realidad en el programa MiTEx (Micro-satellite Technology Experiment) desarrollado hace unos años por la agencia militar DARPA. Puede que GSAP sea una versión aumentada y operativa de MiTEx, aunque, una vez más, todo son especulaciones. De hecho, la verdadera misión y capacidades de MiTEx siguen siendo alto secreto.

Los Estados Unidos ya poseen de forma oficial un sistema parecido, aunque menos espectacular, denominado SBSS (Space-Based Space Surveillance), una constelación de satélites construidos por Boeing y el primero de los cuales fue lanzado en 2010. Los SBSS se dedican a catalogar la basura espacial y otros satélites -incluidos los situados en GEO- desde una órbita baja terrestre, pero evidentemente son incapaces de tomar fotografías de alta resolución de sus objetivos. Y tampoco pueden dañarlos o incapacitarlos en caso de conflicto. Lo más preocupante es que la existencia de GSAP podría ser el inicio de una guerra fría espacial que puede desembocar en algún que otro disgusto. Porque si los EEUU abren la veda del espionaje orbital, China o Rusia pueden decidir hacer lo propio algún día de éstos. Y al Pentágono no le va a hacer ninguna gracia.


13 Comentarios

Participa Suscríbete

Jon Mikel

Prowler fue una unica pieza en lo que era la epoca de los satelites espia. No veo por que hacer uno igual con la tecnologia tan baja que tenia.
Opino (y lo hago especulando) que es algo totalmente nuevo.

Hablando de la orbita, yo veo mas logico ponerlo en una orbita ligeramente inclinada y excentrica, asi se pueden observar los satelites militares que tienen entre 5 y 15°de inclinacion y permitiria observarlos durante largos periodos de tiempo desde diferentes angulos. De hecho prowler tenia (y sigue teniendo) ese tipo de orbita, que a la vez permite reducir enormemente las probabilidades de impacto con todos esos satelites en inclinacion 0 y orbita circular.

Podeis leer mas info sobre prowler en mi blog: http://itzalgune.blogspot.com.es/201...-otros.html

Hablando de las capacidades de este satelite, es posible que como tu dices, Dani, pueda observar los satelites electro-opticamente, pero no veo descabellada la idea de que tambien porte tecnologia ELINT para “escuchar” las comunicaciones que suben hasta el satelite a espiar.

Respecto a los enemigos de EEUU, no creo que le haga gracia especialmente a china, y es probable que haya lio, con algun otro misil tipo ASAT. Esta idea me parece que no es nada descabellada, ya que en la ultima prueba llegaron hasta MEO y el siguiente paso logicamente vendria a ser llegar a GEO.

Ultimamente la DARPA da demasiada informacion, no se a donde querran llegar con todo esto y con MUARE (http://itzalgune.blogspot.com.es/201...ipo-de.html). Parece ser que LEO se esta pasando de moda con la llegada de sensores ultrasensibles y nuevas tecnologias… Nada bueno. Siempre quedaba la esperanza que en caso de algun derribo de satelites por parte de cualquier pais los restos tardarian solo años en irse. Aparte que los objetos pequeños son indetectables desde GEO.

Veremos a ver que nos depara el futuro. Estoy seguro que pronto vendra mas informacion por parte de medios no oficiales.

Para acabar, decir que estos objetos no deberian de presentar problenas de brillo para ser detectados por aficionafos. El problema es que se meneen demasiado a menudo. Veremos.

TxemaryTxemary

Creo que DARPA y EEUU en general está jugando con fuego con este tema. Como bien comentas Jon, poner satélites en GEO no es baladí, una acumulación de satélites en esta órbita puede dar lugar a problemas serios y si se empiezan a acumular, a parte de los de comunicaciones y los militares “normales”, más satélites para vigilarse/destruirse mutuamente, va a acabar habiendo un pifostio de tres pares de narices.

Lo único que se me ocurre, es que EEUU pretenda, haciendo todo esto público, que Rusia y China (que tienen previsto continuar con sus sistemas de satélites militares en todas las órbitas) evalúen las posibilidades de este escenario y les lleve a proponer un tratado de “desmilitarización” de GEO. Cosa que por mi ya se tarda en hacer, la verdad. Pero me parecería mucho forzar, igual simplemente se quieren apuntar un tanto en plan “sí, ahora podréis enviar rovers a la Luna, pero nosotros seguimos siendo la primera potencia militar en el espacio”.

TxemaryTxemary

“Un satélite para controlarlos a todos!” Lo siento, pero cada uno tiene sus defectos… y si no lo decía reventaba

HartmannHartmann

Es cuestion de tiempo a que Rusia y china pongan sistemas de deteccion y defensa en sus satelites si es que no lo han hecho ya, por si se les ocurre a alguien inspeccionarlos de cerca o incluso tocarlos.

Lo que es un gran riesgo si pasa algo en esa orbita., por ejemplo en caso de explosiones o incluso si se usan cubosat en aplicaciones militares.

Un cubosat podria ir en un satelite nodriza , separarse y engancharse al satelite objetivo para tomar datos de forma directa, rastrearlos o incluso destruirlos con una carga explosiva.
Durante la guerra fria se pincharon cables submarinos para obtener datos de forma directa del enemigo.

RaúlRaúl

Lamentablemente es algo que tenía que pasar tarde o temprano. Los satélites de todo tipo tienen ya una importancia estratégica tan enorme que todos los países que puedan intentarán defender los suyos y destruir o inutilizar los del enemigo.
¿Se imaginan el desastre que sería para USA perder sus satélites espía o de GPS en las primeras horas de un conflicto con China? Se quedarían prácticamente a ciegas y sus tropas aisladas. Y lo mismo le pasaría a China, Rusia, etc.
No es que me parezca bien, pero creo que era algo inevitable.

jose manueljose manuel

Lo que nadie ha comentado aqui, y que es posible que ocurra, son las posibles aplicaciones a la exploracion espacial y al uso civil del espacio de los avances que se hagan en este sector espacial militar. Entonces la inversion en la militarizacion del espacio podria tener un lado positivo.
Saludos desde 4 de frances de la e.o.i.i. de Guanarteme.

TxemaryTxemary

mmm NO, un satélite espía “de otros satélites” no es útil. un satélite que dustruya otros satélites, tampoco. Como mucho podrá ser útil uno que “recogiese” satelites para luego aprender a eliminar basura espacial. Pero creo que este no va a ser el caso.

PD: Oye, ¿cuantos años te quedan de francés? creo recordar que el primer comentario tuyo que recuerdo era de primero… 😉

jose manueljose manuel

Pues mira me quedan dos años pero no creo que los haga aunque apruebe. No me gusta el frances y lo hago porque me puntua el B1. Me gustaba mas el ruso, del que hice 2 años, pero este no me puntua. Saludos.

Mauricio Lizcano

Muy mala cosa que el fin sea la de espiar otros satélites, ya la información nunca es privada, siempre el propietario es alguien mas… Saludos, Excelente web

perepepeperepepe

Desde hace décadas, la guerra actual es totalmente dependiente de los satélites, tanto misiles, barcos, drones, comunicaciones, etc, necesitan como mínimo localización o comunicación via satélite. En caso de guerra, si consiguieran eliminar sus satélites, esas superpotencias se quedarían ciegas, y sus armamentos inoperativos ya que no disponen de una función manual como antaño.
Esto no es nuevo, todos los paises lo saben, y completamente seguro de que además de intentar proteger sus satélites han desarrollado sistemas para deshacerse o inutilizar los satélites adversarios. Y sabiéndose esto desde hace décadas, ya estarán mas que operativos.
Si el pentágono lo desclasifica es porque no carecen de interes, o bien tienen otro fin, o mísmamente pura propaganda, que en un país asustadizo que siempre cree que tiene un enemigo que le quiere destruir, pues necesitan recordarles que son mejores y así financiar otros proyectos.

HH

Saludos!
Excelente Blog que sigo desde hace bastante tiempo, pero rara vez comento.

Me parece interesante presentar otra perspectiva sobre un programa como este.

La vigilancia de los satélites de otras potencias permitirá a EEUU, no solo tener una idea de sus actividades espaciales, sino también supervisar los progresos en guerra espacial de sus oponentes.
Conociendo las capacidades tanto de recolección de inteligencia, como de guerra electrónica o incluso capacidades antisatélite ocultas, permitirá tomar medidas para proteger sus satélites de esa inteligencia o guerra electrónica y de prevención para el caso de que las cosas se salgan de lo deseable (medidas que obviamente no incluirán arriesgar o sacrificar un caro satélite de inteligencia como este, estoy pensando más bien en maniobrar los satélites y alterar el diseño y las órbitas de los futuros vehiculos).

No la generalización de este tipo de sistemas, sería la mejor forma de garantizar que ninguna potencia da pasos en pro del despliegue de armamento en órbita, al permitir al resto detectar, denunciar y contrarrestar cualquier medida de este tipo.

Solo mi humilde opinión.

Un saludo

fernando generalefernando generale

yo no le veo mas utilidad que como un sistema de protección contra la siguiente generación de misiles ASAT.

RicardoRicardo

Es tecnología disponible y tarde o temprano alguna de las potencias iba a hacerlo, particularmente creo que es mejor que la primera sea esa potencia con la que más en común tenemos en Europa, con todo lo que supone (Democracia, libre mercado, justicia, meritocracia…)

3 Trackbacks

Deja un comentario

Tu email nunca será mostrado o compartido. No olvides rellenar los campos obligatorios.

Obligatorio
Obligatorio
Obligatorio

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>