Lanzamiento del décimo Falcon Heavy (GOES-U)

Por Daniel Marín, el 27 junio, 2024. Categoría(s): Astronáutica • Cohetes • Comercial • Lanzamientos • NASA • SpaceX ✎ 80

Parece que fue ayer cuando vimos por primera vez el lanzamiento de un Tesla Roadster hacia una trayectoria de escape, pero han tenido que pasar seis años para que el segundo cohete más potente del mundo en servicio tras el SLS de la NASA despegue por décima vez. El 25 de junio de 2024 a las 21:26 UTC despegó el décimo Falcon Heavy de SpaceX desde la rampa 39A del Centro Espacial Kennedy (KSC) de Florida. La misión era además el noveno Falcon Heavy Block 5 y el primero lanzado este año. El hecho de que esta misión sea además el 65º lanzamiento orbital de SpaceX en 2024 revela el papel menor que juega el Falcon Heavy en el calendario de la empresa de Elon Musk, dominado por el Falcon 9. Y es que las continuas mejoras en el Falcon 9 han provocado que el Falcon Heavy quede reservado para misiones muy concretas. En este caso, el Falcon Heavy colocó en órbita de transferencia geoestacionaria (16 000 x 35 240 kilómetros y 4,4º de inclinación) el satélite meteorológico GOES-U de la NASA después de tres encendidos de la segunda etapa unas 4,5 horas tras el despegue.

Aterrizaje de las etapas B1072 y B1086 (SpaceX).

El décimo Falcon Heavy usó la etapa central B1087 que, como ya es habitual en los lanzamientos de este lanzador, fue desechada en el océano. Las etapas laterales B1072 y B1086 también volaban por primera vez y aterrizaron en tierra firme en las zonas LZ-1 y LZ-2 de Florida. Con estos aterrizajes, SpaceX ha efectuado con éxito 250 aterrizajes de primeras etapas de forma seguida de un total de 324 aterrizajes exitosos. También ha sido el 41º aterrizaje exitoso en la zona LZ-1 y el 11º en la LZ-2, además de ser el 85º lanzamiento desde la rampa 39A y el 331º lanzamiento exitoso de la empresa de forma seguida. Unas cifras tan impresionantes como apabullantes. Recordemos que, mientras tanto, el resto del mundo ha efectuado exactamente cero lanzamientos de cohetes orbitales con etapas reutilizadas.

Despegue del GOES-U (SpaceX).
GOES-U (NASA/NOAA).
Lanzamiento (SpaceX).

El GOES-U es el cuarto y último satélite de la última generación de satélites meteorológicos GOES (Geostationary Operational Environmental Satellites), denominada GOES-R por el primer ejemplar de la serie. Ha sido construido por Lockheed Martin para la NOAA (National Oceanic and Atmospheric Administration) usando la plataforma A2100A. Tiene una masa de 5192 kg (2857 kg en seco) y una vida útil de unos 15 años. Una vez en órbita el GOES-U se denominará GOES-19 y sustituirá al GOES-16 en el puesto «GOES Este» (longitud 75º oeste), que, junto con el GOES-18 o GOES Oeste (longitud 137º oeste), cubrirá todo el hemisferio de Norteamérica y Sudamérica. El programa GOES es un esfuerzo conjunto entre la NASA y la NOAA. Básicamente, la NASA se encarga de gestionar la construcción y lanzamiento de los satélites, mientras que la NOAA los opera. El primer GOES fue lanzado en 1975, aunque fue precedido por el lanzamiento del SMS-1 —un satélite similar— en 1974. La misión principal del programa es obtener continuamente imágenes de la Tierra desde la órbita geoestacionaria para previsiones meteorológicas, aunque también se encargan de estudiar el Sol con el fin de comprender la interacción entre nuestro astro y el clima terrestre. Hasta la fecha se han desarrollado cinco generaciones de satélites GOES a cargo de diferentes contratistas principales.

GOES-U (NOAA).
La Tierra vista por el instrumento ABI del GOES-18 (NAS/NOAA).

El instrumento principal es la cámara ABI (Advanced Baseline Imager), construida por L3Harris y dotada de 16 canales en el visible e infrarrojo cercano para obtener imágenes del disco completo de la Tierra. Otros instrumentos son el SEISS (Space Environment In-Situ Suite), que incluye cinco sensores para detectar electrones y protones energéticos del viento solar, el EXIS (Space Environment In-Situ Suite), para medir la emisión del Sol en rayos X y en la región del ultravioleta extremo, SUVI (Solar Ultraviolet Imager), una cámara ultravioleta para observar el Sol, el magnetómetro MAG y el detector de rayos y relámpagos GLM (Geostationary Lightning Mapper), este último un instrumento construido por Lockheed Martin. Este es también es el primer satélite de la serie GOES-R que lleva un coronógrafo, el CCOR-1 (Compact Coronograph 1) para estudiar eyecciones de masa coronal (CME) del Sol, un instrumento a cargo del NRL (Naval Research Laboratory) que reemplazará las observaciones del veterano SOHO. Es el primer satélite de tipo GOES-R lanzado por un Falcon Heavy, pues desde 2016 los tres anteriores habían sido puestos en órbita por cohetes Atlas V 541 (GOES-R, GOES-S y GOES-T).

Traslado a la rampa (SpaceX).
Otra vista del lanzamiento (SpaceX).
Despegue (SpaceX).

El empleo de un cohete tan potente como el Falcon Heavy permitirá que el GOES-U ahorre combustible para colocarse en órbita geoestacionaria (GEO) y, por tanto, servirá para alargar su vida útil hasta, con suerte, los veinte años. El Atlas V era capaz de situar un GOES-R en una órbita de transferencia que requería una Delta-V de un mínimo de 987 m/s para alcanzar GEO, mientras que el Falcon Heavy ha dejado el GOES-U en una órbita que requiere una Delta-V de 566 m/s para llegar a GEO. El GOES-U efectuará cinco encendidos de su motor LEROS-1C para elevar su apogeo y colocarse en GEO, el último de los cuales tendrá lugar alrededor del 8 de julio. El coste del lanzamiento ha sido de unos 153 millones de dólares. La serie GOES-R será sustituida en el futuro por los satélites GeoXO (Geostationary Extended Observations), cuyo contratista principal también será Lockheed Martin. El primero de los tres GeoXO previstos se lanzará en 2032. Este ha sido el segundo lanzamiento de un Falcon Heavy con una carga de la NASA después de la sonda Psyche. El próximo será la importantísima misión Europa Clipper, que debe despegar el próximo mes de octubre.

Aterrizaje de las etapas B1072 y B1086 (SpaceX).
Las etapas B1072 y B1086 (SpaceX).
Las etapas B1072 y B1086 en tierra (SpaceX).



80 Comentarios

  1. Deberías corregir que tras los encendidos de la segunda fase la orbita era Geoestacionaria, se te pasó por alto al ser rutinariamente todos los lanzamientos a GTO.

  2. Supongo que lo de transferencia sería que el cohete solo le coloca a la altura geoestacionaria y luego el satélite solo viaja lentamente, con impulso mínimo, hasta situarse en su posición geográfica correcta.
    Saludos.

    1. Por lo poco que entiendo, se trata de que el cohete sitúa al satélite con una órbita de transferencia geoestacionaria, una orbita cuyo apogeo está precisamente en el destino del satélite, y este va recircularizando su órbita mediante sucesivos encendidos de su motor.

      En este caso, necesitaba tan solo un Delta-V de 566 m/s para alcanzar la órbita de destino, y al gastar menos combustible del habitual, la vida útil del satélite es mucho mayor.

      1. Viendo el perfil de vuelo y la órbita final ya todo parece más claro.
        El SES2 ,a los 26 minutos, duró un minuto y medio aprox., supongo que sería al cruzar el ecuador l, o que cambió la órbita de LEO a un apogeo de 16.000 km y solo 4,3 ° de inclinación .
        El SES3 , a las 4 horas y media ocurriría al llegar al apogeo de esa órbita y duró unos 30 seg. lo que subiría el apogeo a 35.000 km alcanzando así la órbita en que se desplegó.
        Ya apareció el peine, decian en mi pueblo!

  3. Este «Geostationary Operational Environmental Satellite», según la imagen con pie de foto «GOES-U (NOAA)»., tiene siete instrumentos: 3 para estudiar el sol, 2 para estudiar la magnetosfera, 1 para observar nubes y 1 para meteorología.
    Pero, según Daniel, este GOES-U: «es el cuarto y último satélite de la última generación de satélites meteorológicos».

      1. El enlace demuestra que el fallo realmente no está en Daniel, sino la propia NOAA.
        Hacen un satélite para estudios: atmosféricos (10), hidrológicos (2), oceánicos (1), climáticos (1), solares (4) y espaciales (1). (Donde entre paréntesis indico el beneficio obtenido en ese área). Pero describen a este satélite como para observar el tiempo atmosférico y para monitorizar el medioambiente.
        Me extraña que no expriman un poco más la estafa climática y que digan que este satélite ayudará a estudiar el clima para salvar a la tierra de la próxima extinción causada por el hombre malo: el que usa un móvil, una tele, un pc, una nevera,…

        De hecho quiero hacer constar que el único estudio climático de este satélite, según la NOAA, será para comprender la variabilidad climatica en el largo término.
        Lo digo para que los limítrofes de este blog, (Walkurt y otros), comprendan la diferencia entre tiempo atmosférico y clima.

        1. Miren que trato de no alimentar al troll negacionista y facho, pero si este me invoca… aca lo ven al ejemplar, graznando sus bestialidades negacionistas en este caso.
          Al margen, como siempre felicitar a Daniel por su genial entrada, me uno a la opinion de varios de que Elon deberia haber seguido aumentando las prestaciones del Falcon Heavy, en lugar de comenzar con el BFR (que si, que quiero que le vaya bien al SS+SH, pero me gusta soñar un universo alterno con el FH desarrollado a mayor potencial)

          1. Ejemplo de una de mis bestialidades (de lo que yo denomino la estafa del cambio climático antropogénico):
            – el tiempo meteorológico se puede predecir en escalas temporales de una semana.
            – el clima recopila datos a escalas temporales de decenas de años.
            -el cambio climático necesita escalas temporales de centenares de años para, de acuerdo con la estadística, hacer predicciones ciertas de sólo unos pocos años.

            Por otro lado, Elon Musk hizo lo que más le interesaba a Elon Musk:
            – Una vez funcionaba el Falcon Heavy, ¿qué necesidad tenía de promocionarlo?. Ya le irían llegando contratos que le permitieran mantener operativo a ese FH.
            -Elon Musk necesitaba promocionar el BFR (el sistema Starship). Y para ello, el mentir a todo el mundo con que esa nave llevaría al hombre a Marte, era la estafa perfecta.
            Muchos de vosotros moriréis creyéndonos esa mentira. Diréis: «claro, si se construyen millones de Starships y se envían sólo unas cuantas centenares de miles, entonces seguro que colonizamos Marte».

          2. Y ahí lo tienen al negacionista, le falta ser antivacunas nomas. en fin… a veces hace buenos comentarios, pero la mayoria de las veces, solo sabe trollear, de viejo pego la vuelta y es como un nene caprichoso que habla estupideces. en fin, pobre troll, déjenlo ser feliz al facho negacionista.

          3. La ironía no la entendiste.
            Mi primer párrafo no era una «bestialidad». Era justo lo contrario.
            La aberración matemática es la que promueven los expertos climáticos: el intentar predecir el clima de dentro de cien, trescientos o mil años a partir de los datos recopilados en unas cuantas décadas.

            Walkurt, yo discutiendo contigo (con un tipo sin ninguna formación estadística) sé que nunca te podré convencer.
            Lo que me alucina es cómo tu antinegacionismo no atiende a razones: eres capaz de negar las leyes matemáticas, con tal de salvaguardar tu relato antinegacionista.

          4. Español Viejo. Estás faltando a la verdad al decir que pretenden hacer estadística basándose en datos climáticos de una pocas décadas.
            No me creo que no conozcas que se realizan mediciones y obtenciones de datos climáticos de cientos y miles de años mediante diversas técnicas analizando capas de hielo en glaciares de todo el mundo con registros de hasta varios miles de años, en los anillos de crecimiento de distintos árboles recopilados obteniéndose datos de hasta miles de años en algunos casos. Eso por no hablar de Paleo climatología en la que se obtienen datos climáticos en registros fósiles que abarcan hasta millones de años.

          5. Hablar de paleo-clima es hablar de los unicornios.
            Y ya que los expertos climáticos no son serios en este asunto, al menos sedlo vosotros.

            Cuando uno hace una medida, uno hace la medida y es capaz de estimar el error que ha cometido.
            Por ejemplo, cuando uno hace una medida de la temperatura en la tierra en la época de los dinosaurios, uno debe ser capaz de poner (dato inventado) 20 grados celsius, más/menos 3 grados celsius.
            Bien, con esto en mente, ahora estimad las temperaturas superficiales globales y las concentraciones de CO2 atmosférico global a distintas escalas temporales y tened en cuenta el error en esas medidas.

            Cualquiera que no tenga un cerebro ideologizado, se da cuenta de que toda esa información es imposible de compaginar de forma seria con la estadística tal y como hacen desde el IPCC.
            Pues, bien, los supuestos expertos te dicen que existen «estimaciones tipo fingerprint» cuyo error es cero. Esta anomalía matemática que solo existe en la estafa climática, permite discernir: la causa del CO2 sobre todas las cosas, a la vez que te ofrece la excusa perfecta para que nadie haga un correcto tratamiento de errores. (Con esto: se cagan en las matemáticas y nos intentan engañar haciéndonos creer que esos errores de medición podrían evaporarse).

            Pablo, busca «timo del cambio climático» (en mis hilos o en los de mi alter-ego Antonio (AKA «Un físico «)), a los supuestos expertos que yo denuncié sobre esto del fingerprinting.

            Walkurt que no busque nada. Para un limítrofe como él, suficiente tiene con seguir aferrado a su unicornio climático.

            Yo afirmo que las únicas medidas con visos de certeza son las satelitales (pongamos, las tomadas desde los ’80) y aún éstas contienen errores sistemáticos que tienden a obviarse al ser comparadas con las medidas en superficie.

            También afirmo que las proyecciones a cien, trescientos o mil años, (que es lo que hacía el IPCC) es una estafa gigantesca sin ningún tipo de capacidad predictiva. Es absurdo que cualquier persona con una mínima inteligencia defienda dichas proyecciones por sesgadas y sectarias (y por ir en contra de la lógica y las matemáticas).
            Pero Walkurt, sí, que defienda esas proyecciones al fin y al cabo: Walkurt es un ser de luz y yo un troll (ja, ja, ja,
            … ¡cómo os estafan y ni os dais cuenta!).

          1. Cuando entrecomillas, se supone que estás citando exactamente a alguien.
            La gente, así, limítrofe: ya no sabe escribir.

  4. Una pregunta muy tonta cuál es la Maza de este satélites no se podía lanzar con un falcón 9 dijo??
    PD increíble el descenso de los boster en tierra y para mejor el próximo será la sonda Europa cliper 😃

    1. La masa del GOES U si la podría colocar un Falcon9 en una GTO de 200/ 35000 pero el satélite son instrumentos científicos principalmente y nunca podría el solo subir a órbita circular GEO a 36.000 km y además anulando la inclinación de la órbita inicial, ya que los satélites geoestacionarios requieren inclinación 0° o muy poca ( en su defecto) para no oscilar mucho aparentemente de su posición fija.

  5. «El GOES-U es el cuarto y último satélite de la última generación de satélites meteorológicos GOES (Geostationary Operational Environmental Satellites), denominada GOES-R. Ha sido construido por Lockheed Martin para la NOAA (National Oceanic and Atmospheric Administration) usando la plataforma A2100A. Tiene una masa de 5192 kg (2857 en seco) y una vida útil de unos 15 años. Una vez en órbita el GOES-U se denominará GOES-19 y sustituirá al GOES-16 en el puesto «GOES Este» (longitud 75º oeste), que, junto con el GOES-18 o GOES Oeste (longitud 137º oeste), cubrirá todo el hemisferio de Norteamérica y Sudamérica. El programa GOES es un esfuerzo conjunto entre la NASA y la NOAA. Básicamente, la NASA se encarga de gestionar la construcción y lanzamiento de los satélites, mientras que la NOAA los opera.»

    hay un articulo en tu GOES…

  6. No me canso de ver la recuperación simultanea de las dos etapas.Impresionante. Si hay voluntad e innovación, hay ahorro. Lo mismo que la impresión 3D de las toberas. ¡Vamos que nos vamos! 🤣

  7. Satélites como este, con instrumentos científicos, dan un gran servicio a todos. La observación del Sol nos ayuda a prevenir las consecuencias de las tormentas solares.

    ¿Qué ocurrirá con la segunda etapa del cohete? ¿Quedará en órbita como basura espacial? ¿Desorbitará usando sus motores?

    Pienso que, para ahorrar el uso de grandes lanzadores, sería conveniente disponer en órbita baja de remolcadores con propulsión solar eléctrica, capaces de subir la carga a órbitas más altas y volver a la órbita baja para recargarse de propelentes y carga.

      1. Dado que que cada orbita es distinta en altura e inclinación y las velocidades relativas entre los satélites y el remolcador son notables, pensar en citas espaciales con basura, su almacenamiento y subida a otra órbita es una entelequia.
        Lo que la prensa presentó como intento de retirar basura espacial ( la segunda fase de un H2) es tontería.

        1. «Dado que que cada orbita es distinta en altura e inclinación…»

          Bueno, para los satélites situados en geoestacionaria, eso no se cumpliría y sí tendría algo más de sentido retirar con remolcadores.

          1. Los satélites geoestacionarios son retirados desde su órbita hasta una superior porque el lugar de posicionamiento de cada una es asignado por la unión internacional de telecomunicaciones , así como las frecuencias de los satélites ,desde hace 50 años.
            La basura espacial a esa altura no tiene importancia .

        1. Aunque la nave espacial resultante del contrato será propiedad de la NASA y operada por la NASA, SpX podría aprovechar para desarrollar un remolcador espacial a partir de este encargo.

          Genial comentario en SN:

          «I’m just curious if Blue Origin has already sued about this yet.»

          «Sólo tengo curiosidad por saber si Blue Origin ha presentado ya una demanda por esto.»

          1. No se sabe cómo es. En SN especulaba con una variante de la Dragon, imagino más bien puede ser un derivado de la Dragon XL.

            Por un momento vislumbré una variante de la Starship, la Deorbiship XD, acoplandose y tirando al mar todo el tinglado XD por supuesto la Deorbitship sería reutilizable y en el último momento haría la vibra sobre las aguas o algo XD

        2. Espero que alguien más lúcido decida subir a la ISS a una órbita cementerio para guardarla como pieza única en la que la humanidad inició la habitabilidad constante del espacio.
          Una pena destruirla es una pieza única.

          1. te has dado cuenta de la burrada que acabas de decir??

            el nivel de deltaV necesario para subir la iss desde sus placidos 500 km a los 36.000 km de la orbita cementerio aproximadamente unos 15km/s ya que despegas desde la tierra, atracas en las iss y la subes a geo y luego al cementerio y todo eso con sus 420.000 kilos de masa

          2. Tranquilito chaval.
            Con subirla a 800km el tiempo ya está en más de 100 años comprando margen para el futuro.

          3. Estoy de acuerdo con subir la EEI a 800km o algo más. En su momento lamenté profundamente que no hicieran eso con la MIR, que fue la 1° estación espacial permanentemente habitada. No me gustaría tener que lamentarme por el mismo motivo.

    1. Una vez que el Starship llegue a cumplir lo que promete SpaceX la necesidad de remolcadores va a disminuir mientras se aprende la demanda latente de masa en órbita.

      Espero que después de un tiempo haya un despegue del uso de remolcadores, ya que me parecen imprescindibles.

      1. El otro día un tipo de la ESA defendía lo contrario. Algo así como que la Starship subiría paquetones ee satélites hacia un Hub en LEO y allí los remolcadores se encargarían del resto.
        Bueno, no sé qué fiabilidad tiene, me llamó la atención.

        1. Se están desarrollando una multitud de pequeños remolcadores para llevar satélites lanzados mediante rideshare hasta su órbita final. Las misiones rideshare de la Starship potenciarán la existencia de esos pequeños space tugs. Me sorprende que SpX no desarrolle su propio miniremolcador para poder ofrecer servicio completo hasta la órbita final a los clientes de sus misiones rideshare.
          Quizás JM se refiere a remolcadores mayores.

      2. Siempre estamos preocupados por el asunto de subir masa a órbita y lo que cuesta en términos energéticos… y oye, eso es un filón (literal).

        O sea: subes tropocientos objetos con utilidades definidas (satélites de todo pelaje) y, cuando acaba su vida útil, en lugar de tirarlos a la atmósfera y quemarlos… ¡los subes de órbita a una planta de reciclaje, reutilizas sus componentes y/o metales y demás, y sigues construyendo con ellos! Coño, ¿no se construyen bicicletas con latas de refresco recicladas? Pos eso.

        Jajajaja.

  8. Me ha sorprendido el costo del lanzamiento, más de 150 millones de dólares. Un Ariane 64, según Wikipedia, tendrá un costo aprox. de menos de 120 millones, siendo totalmente desechable. ¿Alguien puede darme una explicación?

    1. Falcon 9 a GTO 5.5t o 8.3t expendable
      Falcon heavy a GTO 26.7t
      Ariane 64 a GTO 11.5 t
      El Ariane 64 estaría más comparable con un lanzamiento de Falcon 9 expendable que con un lanzamiento de Falcon heavy

      1. El F9 puede poner 5’5 toneladas en GTO en modo recuperable y 6’5 toneladas en modo desechable. El Falcon Heavy puede poner unas 16 toneladas en GTO en modo desechable.
        La carga queda a 1.800 m/s de GEO, de manera que el satélite debe propulsarse a sí mismo 1.800 m/s para llegar a GEO.
        (El Ariane 5 -y supongo que el A6 también- deja la carga en GTO a unos 1.500 m/s de GEO: el satélite debe consumir menos de su propio combustible para llegar a GEO que con un F9 (1.800 m/s)).

        Esas 8’3 toneladas a GTO del F9 y las 26 toneladas del FH tienen trampa: se trata de un GTO menos energético, a una órbita más baja. No son comparables. El satélite queda a 2.200 m/s de GTO (aprox). Por tanto, esos satélites deben consumir más combustible interno para llegar a GEO, lo que acorta su vida útil.

        1. Cuando el F9R lanza un satélite de 7 toneladas a GTO recuperando la primera etapa, está lanzando dicha carga a una órbita subsíncrona.
          En estos casos, el satélite debe gastar un poco más de propelente para propulsarse por sí mismo hasta la órbita final que en lanzamientos a órbitas síncronas o supersíncronas.
          Pero estos satélites ya se diseñan con un poco más de fuel para poder ser lanzados de esta forma. ¿Por qué? Porque permite lanzar una carga de 7 ton con un cohete diseñado para 5’5 ton, mucho más barato.

          Es un pequeño truco que permite a los fabricantes de satélites lanzar cargas mayores de 5’5 toneladas a GTO en un F9R, el cohete más barato. E, hipotéticamente, permitiría lanzar una carga de 20+ toneladas a GTO con un Falcon Heavy.

          Creo que es así.

        2. Imágenes de una presentación de Hans Koenigsmann con las capacidades del F9 y FH a una órbita GTO de referencia de 185 x 35786 km y 27° de inclinación (GEO – 1.800 m/s):

          https://forum.nasaspaceflight.com/index.php?topic=46493.msg1862987#msg1862987

          F9 RTLS: 3.500 kg (Retorno a la base)
          F9 ASDS: 5.500 kg (aterrizaje en barcaza-dron)
          F9 Desechable: 6.500 kg

          FH-8.000 kg: boosters laterales RTLS, booster central ASDS
          FH-10.000 kg: 3 boosters ASDS
          FH-15.000+ kg: 3 boosters desechados.
          Lamentablemente, no aparece la capacidad del FH desechando sólo el booster central.

          Según la Starship’s User Guide, una Starship pondría 21 toneladas en la misma órbita GTO de referencia en modo 100% reutilizable y sin repostaje orbital, pero está por demostrar.

          Las prestaciones del FH a GTO podrían incrementarse bastante con una etapa superior más grande (lleva la del F9, un cohete con un tercio de la potencia al despegue del FH).

    2. Tendrás que añadir los cientos de millones anuales que va a tener que recibir en ayudas el Ariane y comprobar que ese precio de la wiki está actualizado a fecha, teniendo en cuenta la inflación reciente.
      Los precios comerciales de las empresas, además, dependen de cada situación concreta y no son fáciles de asimilar ni comparar.

    3. @shinjikari:
      asi es el costo estimado actual del Ariane 64 (que aun NO EXISTE) es de 126 millones de dolares.
      si se va a comparar el Ariane 64 hay que compararlo con el mejorado en prestaciones Falcon 9.
      El Falcon 9 (NO el Falcon Heavy) hace un año tenia un precio base de 67 millones de dolares.
      El costo final depende de las caracteristicas de la carga util y la orbita,
      claro los costos bajan mas si hay alta reutilizacion.
      Y no es lo mismo un satelite metereologico que una carga de seguridad nacional.
      y se vienen nuevos actores: el cohete Vulcan y el New Glenn, los cohetes de la India, etc.
      a nivel del mercado global tienen que competir ¿si podran?,
      caso aparte es China dominando sobre todo el mercado de Asia.
      Asi que el Ariane 6 lo hacen es para obligar a los europeos a lanzar en Ariane 6 o en Ariane 6,
      punto: o sea ser autosuficientes asi toque subsidiar al cohete.
      https://arstechnica.com/space/2024/06/some-european-launch-officials-still-have-their-heads-stuck-in-the-sand/

    4. Dado que SpX no tiene competencia, no va a reducir más sus precios, que ya son los más baratos (por ejemplo: el A6 aún no está operativo y el A5 cuesta mucho más).

      1. SpX, ULA, Blue Origin y otros van a competir por los lanzamientos de la Fase 3 del contrato de la fuerza aérea. Será interesante ver a qué precio ofertan sus cohetes compitiendo entre ellos por ganar cada misión a medida que éstas salgan a concurso.

        Y, sobre todo, será interesante saber cuanto pide Blue Origin por lanzar el New Glenn.

    1. 150 no es coste sino el precio. Para un lanzamiento así el precio con al Ariane sería igual o mayor con menos rendimiento y fiabilidad. Además de que no está disponible, tendrían que haber contratado el V, aún más caro.

  9. El enlace demuestra que el fallo realmente no está en Daniel, sino la propia NOAA.
    Hacen un satélite para estudios: atmosféricos (10), hidrológicos (2), oceánicos (1), climáticos (1), solares (4) y espaciales (1). (Donde entre paréntesis indico el beneficio obtenido en ese área). Pero describen a este satélite como para observar el tiempo atmosférico y para monitorizar el medioambiente.
    Me extraña que no expriman un poco más la estafa climática y que digan que este satélite ayudará a estudiar el clima para salvar a la tierra de la próxima extinción causada por el hombre malo: el que usa un móvil, una tele, un pc, una nevera,…

    De hecho quiero hacer constar que el único estudio climático de este satélite, según la NOAA, será para comprender la variabilidad climatica en el largo término.
    Lo digo para que los limítrofes de este blog, (Walkurt y otros), comprendan la diferencia entre tiempo atmosférico y clima.

  10. «SpaceX ha efectuado con éxito 250 aterrizajes de primeras etapas de forma seguida de un total de 324 aterrizajes exitosos. (…) y el 331º lanzamiento exitoso de la empresa de forma seguida. Unas cifras tan impresionantes como apabullantes. Recordemos que, mientras tanto, el resto del mundo ha efectuado exactamente cero lanzamientos de cohetes orbitales con etapas reutilizadas.»

    La realidad se impone.

    1. Por cierto, los lanzamientos del Falcon Heavy ya no son noticia. Este lanzamiento no ha provocado ni un solo off-topic en las entradas anteriores.

      1. decimo exitoso vuelo del Falcon Heavy, el primer lanzamento de este cohete este año.
        Otros lanzamientos agendados para el FH en este año:

        – el 10 de octubre se lanzara Europa Clipper, -costo U$178M-,
        lo cual sera noticia de encabezado en primera pagina.

        – mes de noviembre: VIPER (a la Luna), -costo no divulgado pero se estima en U$90M-,
        no es seguro ese lanzameinto este año.

  11. Se publican los primeros resultados de las muestras del asteroide Bennu. La nómina de los autores del estudio es abundante, predominan las instituciones estadounidenses en colaboración con algunas instituciones foráneas como el Museo de Historia Natural de Londres, la Universidad Curtin de Australia, el Observatorio Vaticano, el Observatorio Astronómico de Padua (Padova) y la Universidad de Tokio. En el capítulo de agradecimientos se mencionan las colaboraciones de la Agencia Italiana del espacio (ASI) y el STFC del Reino Unido.

    Se teme no sin razón la colisión de Bennu con la Tierra debido a su cercanía al planeta. Sin embargo, los autores del estudio argumentan que Bennu tiene poca inercia térmica, alta porosidad y baja densidad. Concluyen los investigadores que no es probable que Bennu sobreviva a la entrada en la atmósfera terrestre. El contenido de fosfato de magnesio y sodio de Bennu es similar al encontrado en Encédalo, una luna de Saturno:

    “The discovery of magnesium–sodium phosphate material in the Bennu samples provides insights into fluid chemistry. This material, resembling sodium phosphates found in Saturn’s moon Enceladus (Postberg et al., 2023), suggests a possible link between these bodies”.

    https://onlinelibrary.wiley.com/doi/epdf/10.1111/maps.14227

  12. Una pregunta que seguro sabeis. Cada vez que se reutiliza la primera etapa, los motores son los mismos o se revisan y cambian?
    Seguro que Dani tiene una entrada que lo explica pero no lo he encontrado.
    Gracias

    1. ¿cuantos vuelos realiza un solo motor de avion comercial de pasajeros?

      cada vez que el propulsor del Falcon 9 regresa “a casa”
      pasa por un proceso de revision, mantenimiento, y de reacondicionamiento
      que comienza con cada motor pasando por una serie de pruebas rigurosas,
      al final se les da el viable para volar nuevamente.
      segun Musk:
      “Ccada motor Merlin podria realizar hasta 1000 vuelos sin grandes reparaciones y con un minimo mantenimiento”.

      ..puede ser,
      la ventaja de recuperar los motores es que se puede analizar que piezas fallan mas rapido
      y si se puede como se mejora la integridad del motor.
      Obviamente el motor que va en la segunda etapa no es recuperable,
      asi como los de la etapa central del Falcon Heavy.
      El booster con los nueve merlin 1D+ (tal vez los mismos) se prueba en fuego estatico antes de conectarle la segunda etapa. Una vez lanzado el cohete puede funcionar aun fallando dos de sus motores (“creo”).

    2. Suelen ser los mismos motores. Se limpia la carbonilla de las turbobombas (la parte más laboriosa) y otras cosas. De vez en cuando, hay que cambiar alguna turbobomba (con el tiempo, las paletas sufren microfracturas). No sé cuantos lanzamientos de media aguantan.

      Cuando se detectan problemas en un motor antes de un lanzamiento, suelen cambiar el motor entero para no perder tiempo.

      El coste de un Merlin nuevo es casi irrisorio. En 2.017 era de poco más de 600.000 dólares (Tom Mueller dixit). Hoy en día deben fabricarlos por bastante menos.

      Este artículo de 2.020 habla del tema:

      https://www.elonx.net/how-much-does-it-cost-to-launch-a-reused-falcon-9-elon-musk-explains-why-reusability-is-worth-it/

  13. Otro aburrido lanziento del FH con su maravilloso retorno de boosters.
    Altamente recomendable vídeo de everyday astronaut en las fávricas de Boca Chica con un Elon bastante relajado. Espectaculares instalaciones.

Deja un comentario