Europa apuesta por PLD Space para alcanzar el espacio

La empresa española PLD Space no solo sigue adelante con sus planes para lanzar cohetes espaciales desde territorio español, sino que van a toda máquina. Ahora sí que podemos decir que nunca antes nuestro país ha estado más cerca de desarrollar un sistema de lanzamiento orbital propio. En los últimos meses PLD Space ha superado varios hitos que la afianzan como una empresa sólida y la acercan a su meta de llevar a cabo la primera misión suborbital del Arion 1 el año que viene. Por si alguien no está al tanto del recorrido de PLD Space, lo mejor es que hagamos un pequeño resumen histórico antes de centrarnos en las novedades.

asas
Recreación del lanzamiento del Arion 2. La primer etapa vuelve a la Tierra para ser recuperada (PLD Space).

PLD Space nació en 2011 de la mano de dos jóvenes de Elche, Raúl Torres y Raúl Verdú, con el —¿loco?— objetivo de desarrollar el cohete suborbital Arion 1 y el pequeño lanzador orbital Arion 2. Y digo loco, porque dejando a un lado el escaso interés de nuestros gobernantes en estos temas, en España no había ninguna experiencia con lanzadores de combustible líquido (el programa Capricornio del INTA de los años 90, que como todos sabemos no llegó a buen puerto, se basaba en cohetes de combustible sólido y, en parte, en tecnología estadounidense). Pese a todo, en 2013 consiguieron atraer cerca de un millón de euros procedentes más de veinte inversores privados y en 2015 inauguraron su banco de pruebas para motores de combustible líquido en el aeropuerto de Teruel. Ese mismo año comenzaron las pruebas con prototipos de motores para el Arion. Estas instalaciones, únicas en España, serían usadas también por la agencia espacial alemana DLR dentro del marco del programa SMILE (Small Sat Launcher).

asas
Diseño actual de los lanzadores Arion 1 y Arion 2 (PLD Space).

En 2015 se efectuaron las pruebas del prototipo TEPREL-DEMO, un motor de kerolox de 28 kilonewton de empuje, y en 2017 se probó el TEPREL-A, de 32 kN. 2016 sería un año clave para PLD Space. La empresa recibió el apoyo del gobierno español a través del programa TEPREL (Tecnología Española de Propulsión Espacial para Lanzadores), financiado con 1,4 millones de euros, y la compañía española GMV se unió a PLD Space para desarrollar los sistemas de guiado y navegación de los Arion, además de hacerse cargo de la telemetría, el software y parte de las operaciones de integración de los cohetes, calificación y soporte en los lanzamientos desde la base del INTA en El Arenosillo (Huelva).

ssa
Prototipo de motor TEPREL-A (PLD Space).

Pero sin duda la noticia más impactante de 2016 fue el que la Agencia Espacial Europea (ESA) eligiese a PLD Space como contratista principal para desarrollar una primera etapa reutilizable a través del proyecto LPSR (Liquid Propulsion Stage Recovery). El contrato LPSR con la ESA formaba parte del programa FLPP (Future Launchers Preparatory Programme) de microlanzadores de la agencia europea y ascendía a 750.000 euros, a repartir entre PLD Space y el resto de contratistas. El Arion 1, además de ser un lanzador suborbital para cargas científicas, se convertía así en una plataforma para ensayar tecnologías de recuperación de primeras etapas. En enero de 2017 el astronauta italiano Franco Malerba pasaba a ser asesor de la empresa y en julio comenzaron las pruebas en Teruel de la tercera generación de motores para el Arion. Hasta aquí estamos sin duda ante una trayectoria rutilante, pero aún hay más. Vayamos con las novedades.

asas
Pruebas en el aeropuerto de Teruel (PLD Space).

El 1 de febrero PLD Space anunció que había firmado su segundo contrato con la ESA, denominado «Study on Launch Service On Making Use Of a Microlauncher», del programa FLPP de microlanzadores europeos. Este estudio servirá para definir el diseño del lanzador orbital Arion 2. De este modo la ESA financiará en parte el desarrollo del Arion 2, cuyo diseño es obviamente más caro y complejo que el del Arion 1, con 300.000 euros. Dicho de otro modo, la propia ESA respalda así el desarrollo del Arion 2. En esta ronda de contratos del programa FLPP, la ESA también premió a las empresas europeas ArianeGroup, MT Aerospace, European Launch Vehicle y Deimos para que puedan desarrollar diversos microlanzadores. ArianeGroup, a cargo del Ariane 5 y el futuro Ariane 6, propone su microlanzador Q@ts (Quick Access to Space), mientras que European Launch Vehicle —una empresa formada por la unión de la compañía italiana Avio y la agencia espacial italiana— propone varios microlanzadores derivados del cohete Vega. Por último, MT Aerospace ha propuesto pequeños vectores lanzados desde el aire, mientras que la empresa portuguesa Deimos apuesta por un pequeño microlanzador de dos etapas.

Y no solo eso. El pasado enero PLD Space también hizo público que recibirá cerca de dos millones de euros de la Comisión Europea para acelerar el desarrollo y construcción del Arion 1 gracias al programa Horizon 2020. En definitiva, un apoyo más que decisivo al proyecto por parte de Europa. Todas estas cifras pueden parecer enormes, y sin duda se trata de mucho dinero, pero no olvidemos que estamos hablando de crear un sistema de lanzamiento espacial desde cero. Con el fin de aumentar su capital PLD Space espera llevar a cabo una ronda de inversión privada este año para alcanzar los ocho millones de euros. Como comparación, el proyecto de microlanzador Electron ha recibido cerca de 150 millones de dólares de inversores privados.

asas
Recreación del Arion 1 (PLD Space).
El Arion 1 (PLD Space).
El Arion 1. Todo el diseño estructural del lanzador corre a cargo de PLD Space (PLD Space).

El diseño del Arion 1 está prácticamente finalizado y la empresa espera poder realizar la primera misión en junio o julio de 2019. El Arion 1 es un lanzador de 12,7 metros de longitud y 0,7 metros de diámetro que emplea un motor de 30 kN en la primera etapa y es capaz de lanzar entre 100 y 200 kg de carga útil en una trayectoria suborbital que garantiza unos cinco minutos de microgravedad. En la primera misión el cohete alcanzará un apogeo de 150 kilómetros de altura —superando por tanto la subjetiva frontera del espacio— y se ensayarán las tecnologías para la recuperación de la primera etapa (principalmente paracaídas). Será la primera vez que se intente recuperar la primera etapa de un lanzador europeo (los aceleradores de combustible sólido del Ariane 5 fueron recuperados una vez, pero nunca se intentó reutilizarlos). En principio PLD Space tiene la intención de construir dos cohetes Arion 1 completos y someterlos a ensayos de carga de combustible y encendido de los motores en Teruel, donde se construirá una réplica de la rampa de lanzamiento. La empresa espera que en la cuarta misión del Arion 1 se emplee un vehículo reutilizado.

sas
Modelo de la rampa análoga del Arion 1 para ensayos en Teruel. Se ensayará todo el lanzamiento (incluyendo el sistema GNC) con el lanzador fijado al suelo (PLD Space).
ass
Así quedarán las instalaciones de prueba de PLD Space en Teruel. Con la construcción de la rampa análoga las instalaciones aumentan diez veces su tamaño (PLD Space).

El diseño del Arion 2 todavía no se ha concretado, ya que en buena medida depende de los resultados que se obtengan con la experiencia del Arion 1, pero se está estudiando aumentar el número de motores de dos a tres en la primera etapa para proporcionar un mayor control durante las operaciones de descenso. La primera etapa del Arion 2 contará con un sistema de recuperación parecido al de SpaceX, consistente en rejillas aerodinámicas de control (gridfins), propulsores de nitrógeno para control de la orientación y retropropulsión de los motores. Recordemos que Arion 2 es un microlanzador espacial de tres etapas capaz de situar 150 kg en una órbita baja de 400 kilómetros y sus dimensiones son significativamente mayores que las de su hermano Arion 1 (20,7 metros de longitud). Según PLD Space Arion 2 empleará entre el 60% y el 70% de las tecnologías desarrolladas para el Arion 1. Pero mientras que el Arion 1 despegará desde las instalaciones del INTA en El Arenosillo (Huelva), PLD Space está estudiando actualmente posibles lugares de lanzamiento para el Arion 2. Sea como sea, el primer lanzamiento de este vector está previsto para 2021. La fecha no ha sido elegida por casualidad, ya que si PLD Space consigue lanzar el Arion 2 antes del fin de 2021 podría lograr el premio EIC Horizon de diez millones de euros de la Comisión Europea.

asas
Diseño actual del Arion 2, de tres etapas (PLD Space).
Simulación numérica de la reentrada de la primera etapa del Arion 2 a 1800 km/h (PLD Space).
Simulación numérica de la reentrada de la primera etapa del Arion 2 a 1800 km/h (PLD Space).
asas
Arion 2 (PLD Space).

Actualmente PLD Space ya cuenta con cerca de cuarenta empleados y aspira a aumentar su plantilla hasta casi sesenta a lo largo de 2018. Si todo sale bien el año que viene el Arion 1 surcará los cielos y en 2021 España ya podría estar entre el selecto club de países que cuentan con acceso independiente al espacio, un club que apenas cuenta con una decena miembros.

Cuartel general de PLD Space (PLD Space).
Cuartel general de PLD Space (PLD Space).
Plantilla de PLD Space (PLD Space).
Plantilla de PLD Space (PLD Space).


96 Comentarios

  1. ¡Son unos campeones! ¡Debe ser dificilísimo! ¡Que sigan trabajando duro!

    En mi humilde opinión, creo que los buenos proyectos reciben apoyo público. En España, estos chicos han recibido ayuda financiera del CDTI, ENISA (=Ministerio de Economía) + SUMA Teruel (Gobierno Aragón) + IVF (Gobierno Comunidad Valenciana) . Y cantidades de dinero nada despreciables, si bien siempre mejorables. Y creo que una ayuda la recibideron en 2012, un año particularmente delicado. Creo que el apoyo público es evidente. Esto hay que ponerlo en valor. Combinado además con inversores privados e instituciones europeas. No habrá sido fácil, pero es que el dinero público es limitado.

    Solo pretendo sugerir que tal vez debamos tomar nosotros mismos la iniciativa. Como admirablemente han hecho los Raúles. ¿Quieres más empresas tecnológicas en el país cuna de Cervantes?

    Házlo tú. Monta tú una empresa tecnológica. Emprende. Crea una empresa. Inténtalo. Trabaja duro. Trabaja eficientemente. Quejarse no sirve de nada. Lamentarse no sirve de nada. Si eres bueno y competente y luchas, recibirás apoyo público y privado. El proyecto tendrá alguna opción de salir adelante.

    En lugar de cargarle a “los demás”, “a los políticos”, que “hagan más”, que “gasten más”, que “inviertan más”. Siempre “los demás”, pero es que somos nosotros los que debemos actuar.

    La mentalidad de echarle todas las culpas a los políticos o a algo externo (y expresar tus lamentos por internet), no sirve para absolutamente nada, solo para perder el tiempo. La distracción que suponer seguir las noticias de los medios de comunicación cuesta caro. Pasar mucho tiempo en internet es un despilfarro de tiempo. Puedes criticar mientras emprendes. Creo que nos equivocamos al estar pendientes continuamente de los políticos.

    Debemos dedicar nuestro tiempo y pensamientos a qué soluciones, qué empresas necesita el país. Y actuar en consecuencia: emprendiendo y creando una empresa tecnológica.

    Por tanto: la cuestión es animar a la gente, a los investigadores, a los científicos, a los jóvenes con carreras de ciencias, a los inquietos con buenas ideas en ciencia y tecnología a que lo intentemos y a pensar nosotros mismos qué podemos hacer, qué podemos crear.

    Por cierto: en cuanto uno crea una empresa inspiradora como esta, muchos estarán deseando trabajar para ella. Como nos están demostrando estos ilicitanos, es gente normal, preparada y con visión y trabajo duro la que crea las grandes empresas tecnológicas.

    Vamos a por ello.

    Insisto: todo esto, en mi humilde opinión, sin ánimo de ser beligerante y escrito como una mera reflexión personal con educación como personas civilizadas que somos. (:

    ¡De nuevo, mi enhorabuena a los Raúles y a todo el equipo!

  2. Mis felicitaciones a PLD Space por los logros que están consiguiendo en tan poco tiempo. Una empresa tan dinámica me hace soñar que en pocos años podamos tener acceso al espacio. Les deseo mucha suerte. Espero que sigan captando la atención de organismos públicos, vía subvenciones, y sobre todo con capital privado, con esa ronda de inversiones que tienen por delante.
    Por otro lado, tengo una duda. Qué opciones se barajan para los futuros lanzamientos, aparte del Arenosillo?. Lo lógico sería Canarias, pero ya hubo una polémica cuando se pretendió instalar una base en El Hierro para el Capricornio. El Hierro sería la mejor opción para aprovechar la dirección suroeste. Tal vez una plataforma marítima todavía más al este, y hacer las recuperaciones en Canarias? Tal vez en las Azores, aunque su latitud sea mayor?

  3. Me alegro por PLD Space, a ver si demuestran a todos (excepto a los que ya hacen milagros con sus presupuestos) en el sector que con talento se puede suplir en gran parte el dinero. Y a ver si esto ayuda al programa espacial europeo a ser más competitivo e independiente, y menos burocrático.

    Una observación amistosa, los llamados “gridfins” no sería más adecuado llamarlos “Belotserkovskiy”, como quiso su inventor Sergey Belotserkovskiy. Lo digo, porque si no, le haríamos el mísmo favor que a Kuznetsov con sus NK-33 al intentar borrarlo de la historia de espacial (https://danielmarin.naukas.com/2010/12/21/borrando-el-recuerdo-de-kuznetsov-por-segunda-vez/).

  4. ¿Qué pasó realmente con el Capricornio? Me ha pillado la curiosidad no encuentro nada en internet salvo wikipedia, una maqueta del club Trípoli y una novela donde lo cazan.

  5. ¡¡¡ AUPA PLD !!!
    Es una noticia tan buena, que me da miedo respirar y que se vaya al carajo. Es como el principio de un sueño.

    Mi más fervorosa felicitación a estos chicos que están logrando una hazaña épica solo con sus manos y su inteligencia.

    Por cierto, ¿por qué se ha cambiado el superchulo color negro de la punta, por un anodino color blanco? antes molaba más.

  6. Daniel, no acabo de entender porqué cuando hablas de los tratos de SpaceX con la NASA usas el concepto de “subvención” y ahora, con PLD la ESA y la Comisión Europea hablas de “financiación”. ¿Posible sesgo?
    Desde el profundo respeto te lo digo.

    1. Jeje, mira que tenéis mala leche. No hay sesgo alguno. Si quieres llámalo subvención, no tengo inconveniente. El día que los fanboys de PLD Space (que espero que existan en el futuro) digan que esta empresa nunca ha recibido un euro de dinero público, les recordaré amablemente las subvenciones del presente. Pero hasta que ese día llegue…

      1. Teniendo toda la razón (como es habitual), creo que tampoco esta mal comentar la diferencia entre las subvenciones que se dan aquí y las que se dan allá, como que allá el subvencionado debe arriesgar una cantidad de dinero igual a la arriesgada por el gobierno o que las subvenciones se dan a cuenta de algo, servicios de lanzamiento, mantenimiento de instalaciones (en forma de concesiones), desarrollos de ingeniería de vanguardia, etc, con unas auditorias y controles que dan miedo.
        Si allá les hablas de que puedes dar subvenciones y que luego el subvencionado te “haga un churro” y no les pasa nada, se llevan las manos a la cabeza. Ellos llevan a rajatabla poner demandas legales si no se cumple el pliego hasta la última coma, el cual suele estar redactado de manera muy severa.

        Aquí, con que se “creen puestos de trabajo de alta cualificación” durante un tiempo o el político de turno se haga la foto, ya dan por bien empleada la subvención aunque se haya estado empollando un huevo cocido.

        Ojo que no digo que sea el caso de PLD (ni otros subvencionados) ni mucho menos, pero nuestro sistema está bastante más abierto a la picaresca y de tanto en tanto se sabe de auténticos subvencionados profesionales. Conozco varios casos personalmente a los cuales no les pasa absolutamente nada de nada…

        Dicho lo cual, las palabras de Daniel no pierden ni un ápice de ser ciertas en lo relativo a que SpaceX ha tenido (y necesita) el apoyo estatal para poder hacer lo que está haciendo. Pero la manera de subvencionar en unos lugares y otros son malamente comparables.

        Saludos.

  7. Un navarro patentó una bomba de vapor… ¡en 1606! A los gobernantes españoles de la época les importó un rábano, porque tenían suficiente gente para evacuar agua de minas a mano. Sirva de ejemplo lo que pesa la situación sociopolítica.

    Ahora está la UE para empujar este proyecto. Me quito el sombrero ante ellos.

  8. Les deseo lo mejor, de momento ya han conseguido que un grupo de jóvenes ingenieros se dediquen a algo tan apasionante, espero que todos tengan un futuro brillante.

    Un saludo

  9. Es una ilusión enorme ver a esta gente trabajar tanto y tan bien cerca de cumplir su objetivo. Como pequeña pega, decir que estaría chulo ponerle a la empresa y a los cohetes nombres españoles, o en español. Aunque qué importa cuando se tiene un objetivo tan grande.

  10. Soy el único al que le parece que de momento PLD ha vendido HUMO solamente? xq aun no ha volado nada…
    Y están constantemente comparándose con Elon Musk, Blue Horizon… cuando ni siquiera compiten en la misma liga, sus cohetes no tienen nada que ver en magnitud y son para fines distintos. ¿ Puede que sea marketing, para que el cuñao medio sueñe con un español en la Luna?

    Mucha suerte, que la necesitareis!

Deja un comentario

Por Daniel Marín
Publicado el ⌚ 16 febrero, 2018
Categoría(s): ✓ Astronáutica • Cohetes • Comercial