Estaciones rusas de energía solar en el espacio

En los años 70 parecía que el sueño de obtener energía limpia y barata de forma ilimitada estaba a la vuelta de la esquina. Una red de estaciones espaciales captarían la luz solar para suministrar casi toda la energía necesaria para nuestra civilización. La mayoría de estos proyectos desaparecieron con el final de la crisis del petróleo, pero el sueño de una fuente de energía inagotable procedente del espacio sigue vigente. Y Rusia quiere hacerlo realidad.

Proyecto de prototipo de estación espacial de energía solar rusa (Roscosmos).

Las estaciones espaciales de energía solar son un concepto tan antiguo como la exploración espacial y son conocidas como SSPS (Space Solar Power System) en los Estados Unidos o KSES (Kosmicheskie Solnechnie Elektrostantsii / Космические Солнечные Электростанции) en Rusia. A finales de los años 60 y principios de los 70 las SSPS prometían convertirse en la excusa perfecta para fomentar un vigoroso programa espacial. Varios proyectos patrocinados por la NASA contemplaban la construcción de gigantescas estaciones solares en órbita geoestacionaria ensambladas mediante decenas de astronautas.

Al estar situadas en la órbita geoestacioanria, las estaciones permanecerían casi estáticas con respecto al suelo, garantizando una exposición a la luz solar casi constante -a diferencia de lo que ocurre en órbita baja- y facilitando la transmisión de energía hasta la Tierra. ¿Y cómo transmitir la electricidad generada por paneles solares localizados a 36000 kilómetros? Fácil. Usando haces de microondas (de unos 3,3 GHz) que serían convertidos otra vez en electricidad en estaciones terrestres dotadas de gigantescas antenas de uno a diez kilómetros de diámetro.

Estación terrestre para recibir un haz de microondas procedente de una estación SSPS (fuente).

Pero había varios problemas que se interponían entre estos idílicos proyectos y la realidad. El más importante era la enorme masa de cada estación solar. Para generar entre 5 y 10 gigavatios (GW) de potencia mediante paneles solares a base de silicio (con una eficiencia de un 11% aproximadamente), las estaciones deberían ser muy grandes. Más bien monstruosas, con un tamaño de unos 5 kilómetros de largo. La masa también sería colosal: dependiendo de la potencia o las soluciones técnicas empleadas, se calculaba que cada estación SSPS alcanzaría las 10 000 o 18000 toneladas (!). Sólo el prototipo pesaría unas 128 toneladas. Si tenemos en cuenta que el cohete con mayor capacidad de carga útil en servicio -el Saturno V- únicamente podía situar unas 120 toneladas en órbita baja, comenzaremos a entender la magnitud del desafío. Para complicar las cosas, cada uno de estos monstruos debería estar orientado permanentemente hacia el astro rey, desafiando las fuerzas de marea o la presión de radiación de la luz solar, lo que requeriría un gasto constante de combustible. Y mejor no hablamos de los costes de mantenimiento y reparaciones del sistema.

Sistema SSPS del Centro Espacial Marshall de la NASA de principios de los 70 (NASA).
Dimensiones de una estación SSPS (NASA).

Para construir la red de estaciones SSPS serían necesarios cientos o miles de lanzamientos del transbordador durante varias décadas, así como establecer estaciones espaciales en órbita baja y geoestacionaria. No es de extrañar que muchos expertos de la NASA consideraran que era mucho más sencillo, barato y viable poner un hombre en Marte que llevar a cabo esta odisea espacial. El SSPS parecía ser un proyecto destinado a una civilización mucho más avanzada que la nuestra. Aunque la fiebre SSPS desapareció repentinamente a finales de los años 70, varios proyectos parecidos se sucedieron con cuenta gotas. En 2007 el Pentágono volvió a resucitar el proyecto de SSPS usando en esta ocasión estaciones ligeramente más pequeñas -aunque no mucho más- de unas mil toneladas de masa. Estas estaciones usarían dos grandes conjuntos de espejos parabólicos que concentrarían la luz sobre una superficie de paneles de arseniuro de galio con una eficiencia de un 35%. De esta forma, el uso de espejos permitiría reducir la masa del sistema y la necesidad de orientar de forma continua toda la estación hacia el Sol.

Estación SSPS de 2007 (fuente).

En Rusia los proyectos de KSES también gozaron de bastante popularidad, pero a diferencia de los EEUU nunca estuvieron entre las prioridades del programa espacial soviético. Quizás por eso mismo han abordado el problema de una forma un poco más realista. Sabiendo que la construcción de estructuras kilométricas en el espacio escapaba a la tecnología actual, los proyectos soviéticos y rusos pasaban por utilizar espejos en órbita para iluminar zonas nocturnas de la Tierra o ‘granjas’ de paneles fotovoltaicos. También se estudio la posibilidad de usar espejos para microondas en órbita geoestacionaria que podrían eliminar la necesidad de construir grandes líneas de transporte de electricidad, algo de sumo interés de cara a las regiones más remotas de Rusia.

Recientemente, Roscosmos ha vuelto a mostrar interés por las KSES. Rusia quiere empezar a desarrollar las tecnologías para hacer realidad esta fuente de energía, aunque sea poco a poco. El objetivo final es disponer de unas cinco estaciones de unos 10 GW de potencia en órbita geoestacionaria con un tamaño de unos tres kilómetros de diámetro. Puesto que estas estaciones quedan fuera de los recursos presupuestarios de la Rusia actual, lo ideal sería construir primero un prototipo de tan sólo 100 kW.

Para superar las dificultades de proyectos previos, las nuevas KSES rusas no emplearán estructuras rígidas gigantes para mantener la forma de la estación, sino que los paneles se mantendrán desplegados gracias a la rotación de la nave. El uso de estructuras rígidas supone el 50% del coste total del proyecto. No olvidemos que Rusia tiene cierta experiencia en estas lides, después de haber realizado los proyectos de espejos orbitales Znamya 2 y Znamya 2.5 mediante naves Progress en los años 90. Con el fin de minimizar los problemas asociados con la transmisión de energía mediante microondas, el proyecto ruso usaría un láser de infrarrojo. La eficiencia en la conversión energética es mayor y la dispersión del haz es mucho menor. A cambio, la absorción atmosférica es significativa, pero para reducirla las estaciones terrestres estarían formadas por dirigibles o globos aerostáticos a gran altitud.

El espejo espacial Znamya 2 desplegado desde la Progress M-15 (Roscosmos).
Sistema de dirigibles para recibir los haces láser de las estaciones de energía (NPO Lavochkin).

En este proyecto de la agencia espacial rusa Roscosmos participan los centros Keldish y TsNNIImash, así como las empresas NPO Lávochkin y RKK Energía. De acuerdo con los estudios del TsNIImash sería necesaria una inversión de diez mil millones de rublos entre 2012 y 2017 para  construir los prototipos del segmento de tierra y del segmento espacial del programa.

Sinceramente, no creo que el gobierno ruso destine un solo rublo a este proyecto (el programa espacial ruso tiene otras prioridades y Rusia no carece precisamente de fuentes de energía), al menos durante esta década, pero lo interesante es que el sueño de las estaciones SSPS/KSES sigue vigente, aunque sea en forma de estudios preliminares. No perdamos la esperanza. Quizás algún día el sueño de la energía solar ilimitada se hará realidad.

Referencias: 



47 Comentarios

  1. Conseguir fuentes de energía que no agredan a nuestro planeta debe ser objetivo prioritario del ser humano. Éste si parece el camino adecuado por donde orientar los esfuerzos de puesta en órbita de artilugios cuyo trabajo acabará colaborando a parar el deterioro en el medio ambiente de nuestro mundo mundial

  2. Daniel, me has tocado una vena sensible. A un O’Neilliano como yo todo esto de la energia solar en orbita le resulta muy emocionante.

    Siempre pensare que la opcion de poder procesar suelo lunar para crear paneles es una buena justificacion para tener bases en la Luna

  3. Buenoo!!! cuando montemos el acensor espacial por el mismo clable en que sube el acensor mandariamos la energia hacia la tierra 2 por el precio de uno. jejejeje

    1. Buena idea. Con el ascensor espacial matas dos pajaros de un tiro, por un lado hace económicamente viable montar grandes estructuras espaciales para recolectar energía solar y por el otro brinda una forma practica para transmitir dicha energía a la superficie terrestre.

    2. Un ascensor espacial tendria unos 100.000 km. Con un grosor de digamos un metro(seria mas seguramente) eso resultaria en un peso de 140 millones de toneladas de nanotubos de carbono.

      El precio de los nanotubos es de 1500 $ el gramo, asi que no voy a ser malo y voy a imaginar cuanto costaria si su precio bajase al del kevlar, mas a menos 1$ el kg, que es una reduccion de precio de un millon y medio.

      Incluso con ese precio el ascensor costaria, solo en material 140.000 millones de $. Unos 8 años de presupuesto completo de la NASA. Y solo un ascensor. Ridiculo, verdad?

    3. Para nada ridículo. Mas aún teniendo en cuenta que solamente la ISS costó US$100.000 millones y un ascensor espacial es infinitamente mas útil que ello.
      Es mas, cuanto dinero maneja por año la industria de los lanzamientos comerciales??, bueno probablemente el ascensor acaparía todo ese dinero.
      El ascensor espacial el único problema que tiene es técnico, principalmente la necesidad de un material que tenga la resistencia mecánica suficiente. Una vez solucionado esto, creo que sólo será cuestión de tiempo para que se haga.

    4. Bromeas?? La ISS es ridicula tambien, pero a diferencia de esta que se contruido en un par de decadas, un ascensor deberia ser construido en un tiempo mucho mas breve.

      Y ese precio es solo del material, todo el proyecto resultaria al menos 10 veces mas caro, o acaso crees que los 100.000 millones de la ISS, es su precio en aluminio?

      Y como lo construirias? si tienes que subir el material a orbita empieza a multiplicar, porque el precio por kilo deja de ser un $ a varios miles.

      Vamos que al final el precio terminaria siendo un par se siglos de presupuesto de la NASA.

      Y finalmente cuantas personas podrian subir por el ascensor al dia?

      Que los conceptos molen en los libros de ciencia ficcion no implica que sean realistas.

      Una vez que tengan el material ese tan bueno que dices, los nanotubos de carbono, tuneas con ese material un Falcon Heavy que tendra un $/kg de alrededor de 2000, aumentando su capacidad de carga por 20 y posibilitabdo una resusabilidad de 100 usos, y acabas con un precio de poner en orbita de 10$/kg. Ridiculo, pero ridiculo de barato que resultaria. Vuelos espaciales al nivel de los vuelos en avion

    5. En realidad, no es necesario esperar a desarrollar una tecnología de cables con nanotubos de carbono para resolver el problema del ascensor espacial. Salvando los problemas de temperaturas, corrientes inducidas o rozamientos, el planteamiento es bien simple. Utilizando cable de acero , con tensión de diseño 5.000 Kg/cm2 (Que es muy alta para el diseño, si bien la carga de rotura puede estar en 12.500 Kg/cm2, y una capacidad de carga del ascensor de 5.000 Kg, seleccionaríamos un cable de 16 mm. De diámetro.

      El cable puede soportar el peso a elevar mas 5.000 Kg de peso propio, por lo que podemos usarlo hasta una longitud de 3.000 m aprox.

      A los 3000 m, existiría un anillo de sustentación, sujeto por 2 cables de diam. 16 que continúan ascendiendo y han de soportar su propio peso mas los 10.000 Kg que cuelgan hacia abajo. (Otros 3.000 m)

      Siguiente anillo, con 6 cables para soportar su propio peso mas 30.000 Kg entre los 6 cables (Otros 3.000 m)

      Siguiente anillo, con 18 cables para soportar su propio peso mas 90.000 Kg entre los 6 cables (Otros 3.000 m)

      Siguiente anillo, con 54 cables para soportar su propio peso mas 270.000 Kg entre los 6 cables (Otros 3.000 m)

      Etc……..

      Fijaros que solo llevamos 15 km y ya hemos usado más de 810 toneladas de acero. Y la estación espacial internacional está a unos 340 Km de altura. Si en lugar de acero (Con densidad próxima a 8) hubieramos usado un producto con la resistencia del acero y la densidad del Nylon, estaríamos aún en unos 95 Km recorridos usando aproximadamente el mismo peso, siendo la masa actual de la EEI de 233 Toneladas. (Para contrarrestar el efecto del ascensor se requiere un contrapeso alejado de la estación que tendría que ser un asteroide, o algo parecido, sujeto con cables).

      Por tanto, entiendo que el uso de un solo cable es algo idílico. Al final saldría una estructura de cables tipo puente colgante y si se cae organiza la de dios. Personalmente, soy como los galos: me da miedo que el cielo caiga sobre mi cabeza.

    6. Hola
      1) donde se sujetaria el cable de acero, porque no caeria, ¿no es el truco del encantador de serpientes y la cuerda que se sustenta sola?

      2) Y las fuerzas de marea u gravedad a distinta altura que provocara tensiones de tracccion, cizalla

      3) efectos termicos a distinta altura con dilataciones y esfuerzos mecanicos

      4) que radio de seguridad dejamos para que algo que mide 100.000 km si se cae no cause victimas

      5) rozamiento y calor en capa entrada a la atmosfera

      6) efectos de las radicaciones y viento solar fuera de la atmosfera en el cable el cual se transmite por todo el, seria una gigantesca antena

      Yo creo que desde el punto de vista ingenieria es utopico y no realista hacer un ascensor de cable sostenido de la nada hasta 100.000 km, es imposible con la tecnologia de hoy en dia

      Parece del muy interesante
      Saludos

    7. Bueno, ignorando que al parecer todo es ridículo. No veo porque tendría que ser construído mas rápido, también está claro en todas las propuestas de ascensor espacial que no hay que lanzar todo el material sólo una cantidad inicial dada.

  4. Y yo que pensaba que Rúsia estaban a salvo del «powerpointismo»…El concepto SBPS es poco práctico siendo benévolos y un disparate siendo realistas. Ocupar kilometros cuadrados (!!!) de órbita GEO, con lo solicitada que está, un campo de antenas de 10 Km de diámetro (!!!), y las 18.000 toneladas (!!!) que habría que instalar en GEO con miles (!!!) de lanzamientos de coetes pesados, para generar menos de 10 GW no es lo mas práctico. Por no hablar de interferéncias con otros satélites, los micrometeoritos, la presión de la propia radiación solar o el problema de la orientación. Además hay que tener en cuenta que los paneles solares en el espacio se degradan muy rápido perdiendo su eficiencia y habría que sustituirlos a los 15 años como máximo. Es decir, volver a subir buena parte de los 18 millones de Kg otra vez, y preguntarse como desorbitar las 18.000 toneladas de chatarra que habría en GEO. Como he dicho, no tiene ningún sentido.
    No he hecho los cálculos pero con solo el campo de 10 Km de diámetro que se destinarían a las antenas de microondas, con paneles solares terrestes seguro que se lograrían unos buenos GW, incluso en latitudes como las de Rúsia a una ¿milésima? parte del coste.
    Se puede sofisticar la idea, como con los espejos de la idea de 2007, pero sigue sin tener ningún sentido tantísima complicación aeroespacial para generar electricidad (viento, agua, sol, geotérmica, uranio, torio…) aunque tuviéramos la tecnología y los miles de millones para llevarlo a cabo (y carecemos de ambas cosas).
    Les pediría a los rusos que no caigan en el Powerpointismo y que sigan con su efectivo programa espacial.

    1. Las 18.000 toneladas ahora mismo resultarian muchas menos. La eficiencia ha aumentado y su peso m2 ha disminuido. Y lo seguiran haciendo. Hay celulas con un rendimiento del 50% bajo 300 soles. Y aunque los prototipos provengan de la Tierra, la idea es fabricarlos con material lunar, lo cual supondria una reduccion de precio de varios ordenes de magnitud

    2. Estoy completamente de acuerdo contigo. Es mejor dedicar esfuerzos a ponernos cada uno de nosotros unas plaquitas solares en nuestra casa que no subir miles de tm al espacio para encima generar menos energía.
      El otro día leí que una instalación sencilla solar de las que no tienen baterias (en España)que solo funcione como ayudante, es decir, haciendo bajar el consumo, sin recibir subvenciones; se puede amortizar en unos 7 años…Por eso, si se hace un poco mas sofisticado, en unos 12 años se amortiza. No es necesario subir nada al espacio.

      Saludos

    3. Gaizka, lo que se podría hacer es revestir los edificios con fachadas/tejados que aprovechen la energía solar, incluso las persianas de las viviendas podrían ser paneles solares.
      Sería cuestión de tecnología nada más (y nada menos).

    4. Eso estaria muy lejos de proporcionar toda la energia necesaria.

      Ademas persisten los inconvenientes de la energia solar terrestre.

      – La luz es atenuada por la atmosfera.
      – La luz es atenuada por las nubes.
      – La luz en la mayoria de las latitudes es mas debil.
      – De noche no hay luz.

      En el espacio, la intensidad del sol es siempre la maxima 24 horas al dia. De media se calcula que un panel solar en el espacio proporcionaria 7 veces mas energia al dia.

      Y si fabricas los paneles en el espacio con material lunar, el impacto ecologico en la Tierra es nulo, porque su fabricacion dista mucho de ser ecologica.

    5. … A ver, lo de construir paneles solares en la Luna, dista muuucho de estar «solucionado» como se dice por ahí arriba en los comentarios, habría que tener en cuenta el coste ecológico de mandar al espacio todos los recursos necesarios para empezar y mantener la fabricación en la Luna.

      Y por otra parte está el hecho de que fabricar paneles solares en la Luna solo sería rentable si existiese una demanda constante de estos elementos y habría que ver si esto es así, que no lo tendría yo nada claro.

      De todos modos esta iniciativa por parte de los rusos me parece excelente, al menos para avanzar tecnológicamente.

  5. No es rentable en ningun sentido, si es energia inifinita pero es mucho mucho mas barato poner 10 paneles solares en la tierra que uno en el espacio, ademas para contruir un panel solar, ya gastas mas energia que la que producira durante toda su vida util. Panel solar rendiminto 11%, hidraulica 40%, nuclear 40%, etc

    1. Cuando pones 10 paneles solares en la tierra debajo ya no puedes poner nada. El panel solar en el espacio no ocupa espacio. La rectena es una malla metalica que permite el paso de la luz. Debajo puede haber cosas, como un cultivo

    2. Anónimo, el rendimiento de los paneles solares es mucho mayor en el espacio y actualmente el rendimiento de los paneles solares para astronáutica (y la siguiente generación de paneles para centrales solares) es mayor de un 11%.

    3. Coincido con Anonimo en algo… habria que calcular cuanto es la amortizacion de 1 m2 de panel solar en la tierra y uno en el espacio; considerando en ambos casos, la fabricacion, logistica, instalación, puesta en funcionamiento y vida util de los mismos, porque por mas que este en el espacio, esta expuesto a un monton de agresiones fisicas como micrometeoritos o incluso basura espacial, que en la tierra no existen; es cierto que el que esta en tierra es menos eficiente, pero habria que hacer un balance anual (considerando incluso multiples latitudes) para ver si es economicamente conveniente. (no es que quiera ser pesimista, todo lo contrario, me fascina la tecnologia, pero hay que ser realista, porner un panel en el espacio por el simple hecho de que la idea es agradable, no es un procedimiento muy cientifico que digamos)

  6. Francamente, me parece una idea muy mejorable. Puestos a construir una central solar en el espacio ¿Por qué no hacer una termosolar en lugar de una central fotovoltáica?

    En primer lugar: El rendimiento de conversión total de una termosolar para una corriente con calidad de red supera hoy por hoy el 29%.

    http://www.alcion.es/Download/ArticulosPDF/en/E%20S-O%203.pdf

    En segundo lugar: La fabricación de espejos EN LA LUNA a partir de regolito es un tema que ya se ha resuelto:

    http://ciencia.nasa.gov/science-at-nasa/2008/09jul_moonscope/

    Considerando el coste de cientos o miles de lanzamientos del transbordador para la ejecución del proyecto ¿No sería mas factible montar una fábrica en la luna que también fuera una base científica permanente utilizando como fuente de energía la propia luz de los espejos?. Las ventajas de una central termosolar en la luna son enormes. Además de no existir prácticamente pérdidas por convección debido a la ausencia de atmósfera, se recibe toda la radiación ultravioleta que en la atmósfera terrestre resulta perdida. Sin duda se conseguirían magníficos rendimientos. Especial mención al tema requiere la estación francesa de Thémis, del tipo torre, que ha sido también utilizada como telescopio, concentrando la luz de los espejos en la torre. Sin lugar a dudas, su uso múltiple en la luna podría proporcionar no solamente energía eléctrica suficiente para mantener una colonia durante el periodo diurno. También constituiría, durante la noche lunar, un balcón privilegiado para observar el cosmos. Su uso como horno solar generaría subproductos interesantes. El regolito lunar contiene, además de un 43% de oxígeno, minerales valiosos como aluminio, titanio, hierro y silicio. También agua y el valioso He3, combustible idóneo para el reactor de fusión. El tamaño microscópico de las partículas del regolito, su composición metálica y la baja gravedad facilita su manejo mediante campos magnéticos casi como si se tratara de un fluido.

    1. Hay celulas fotovoltaicas con un rendimiento de alrededor del 50% bajo unos centenares de soles. De la misma forma necesitarias espejos para concentrar la luz en la celula.(como se ve en las imagenes de la entrada)

      Pero es una buena opcion.

  7. Bueno, sobre la idea de que esto es una fuente de energía lo veo un poco (bastante) delirante. La verdad es que no creo ni que suministre el retorno de energía consumida en forma de poner en órbita todo el tinglado más el costo de extracción, refinado y procesamiento de materiales en toda su vida útil (que seguro que un cacharro de estas características no dura mucho).

    Ahora, lo que siempre he sospechado detrás de tanto buenrollismo energético es la potencialidad militar de estaciones así.Un láser IR de potencia de GW puede hacer bastantes destrozos, y controlaría virtualmente un hemisferio completo. Volvemos de nuevo al tema de costos, es más barato un montón de pepinos nucleares que esto, pero seguro que estos estudios tienen su anexo paramilitar sin desclasificar.

  8. Mientras no exista un sistema de lanzamiento reutilizable 100×100 mejor olvidarnos de esto,de Marte etc,etc,mejor conseguir un sistema economico para alcanzar la orbita baja y elresto vendra por si mismo.
    Espero que el Power Point de Space X no se quede solo en eso.

  9. Pues yo propongo fabricar el ascensor espacial y de paso una oficina de aduanas en todo lo alto para cuando ELLOS vengan… Y así llevar un control sobre las especies de extraterrestres que nos están colonizando… como los carlinos. 8)

  10. Hasta que las últimas gotas de petróleo salgan de nuestra tierra, nada de esto saldrá adelante. Cuando esto ocurra, todos los problemas tecnológicos quedarán solucionados como por arte de magia, y la energía solar llegará a todos nuestros hogares, por supuesto, tanto o más cara que el petróleo.

    Saludos

    1. Cuando la ultima gota de petroleo salga de la tierra volveremos a la baja edad media con 8000 millones de habitantes en vez de 300 millones.
      Usaremos fuerza animal y recursos naturales, no habra ni pcs, ni conductores, ni aislantes para cables de baja o lata tension, ni lcds, ni generacion electrica con maquinas rotativas, ni electronica, no habra nada de nada sobre todo los 500.000 productos que salen del oil,

      No malgastemos el oil
      Hay que ver el retorno energetico de estos proyectos y me temo que sera deficiatario en toda su vida util desde la fabricacion, es gastar 100 para tener 1

      Otro tema es la seguridad biologica y tener esa fuente de radiacion apuntando a la tierra, la cual se puede averiar

    2. Estas equivocado-a mlunadem. Todo seguirá existiendo. Hay muchas cosas inventadas que ni tu, ni yo, sabemos, porque no interesa a los que manejan los hilos. Y ellos, esperan a que se agote un recurso para dar a conocer otro y seguir enriqueciéndose. Malgastemos el oil. Así apareceran rápidamente nuevos inventos cuyas patentes fueron compradas. Saludos.

  11. Sinceramente, veo delirante ese proyecto, en efecto primero preocupémonos de insolar todas las superficies que ya usamos, tejados de las casas, explotar más la eólica, invertir en la investigación de nuevas tecnologías futuras como la fusión o paneles de nueva generación con rendimientos más elevados que los actuales. Y, sobretodo, mejoremos la eficiencia de nuestras casas e industrias. Porque solo reduciendo el consumo energético sustancialmente seremos capaces de sobrellevar la era de carestía que se avecina.

    Al menos durante décadas vamos a vivir en un mundo con cada vez menos energía disponible y cada vez más población.

  12. La verdad es que, tal y como está planteado, a mí también me parece un disparate. Demasiado complicado, ambicioso y caro para tener un beneficio que se puede obtener de otras muchas formas.

    Por ejemplo, se podrían colocar reactores nucleares en órbita y luego enviar a la tierra la energía de la misma manera que en estos proyectos. Supongo que sería mucho más fácil y económico montar estos reactores, ya que serían mucho más compactos, que estos enormes paneles solares, con la ventaja de que un accidente nuclear no tendría prácticamente ninguna consecuencia.

  13. Creo que sería un proyecto rendible, no en su vertiente económica o en eficiencia energética, sino como arma de guerra. Financiada a partes iguales para supuestos fines civiles y por intereses militares, podría disponer de un presupuesto envidiable. Además de contar con una excusa civil para vender la inversión en un prototipo puede resultar una arma poderosa y disuasoria para hacer presión a otros países sin necesidad de mover un misil, barco, avión… solo inclinando un poco la estación permitiría achicharrar cualquier objetivo dentro de su radio de acción.

  14. El uso de espejos para mandar mayor cantidad de luz solar a la tierra… ¿no generaria un aumento de la temperatura del planeta?… por otro lado, el envio de microondas a razon de 5 gigavatios produciria algun efecto en la atmosfera cercana al rayo, ademas, las condiciones climaticas pueden producir cambios en la dirección del mismo… una nube, por ejemplo, podria provocar refraccion y el rayo de microondas podria caer sobre personas, friendolas al instante

Deja un comentario

Por Daniel Marín
Publicado el ⌚ 22 diciembre, 2012
Categoría(s): ✓ Astronáutica • Rusia • sondasesp