Luna 2015: un viaje simulado a la Luna con una tripulación femenina

Por Daniel Marín, el 21 octubre, 2015. Categoría(s): Astronáutica • Luna • Rusia ✎ 25

Queda menos de una semana para que comience Luna 2015, una misión simulada a la Luna de ocho días organizada por el Instituto de Problemas Biomédicos (IMBP) de Moscú. La última misión espacial simulada de estas características fue la famosa Mars 500 de 2010, también organizada por el IMBP, durante el transcurso de la cual seis hombres pasaron 519 días dentro de las instalaciones del instituto simulando un viaje a Marte. En su momento la elección de una tripulación exclusivamente masculina generó importantes críticas dentro y fuera de Rusia y quizás por este motivo la principal característica de Luna 2015 es que estará formada solo por mujeres.

Emblema de Luna 2015 (IMBP).
Emblema de Luna 2015 (IMBP).

En su momento el IMBP justificó su criterio a la hora de elegir el sexo de los simunautas de Mars 500 con el objetivo de evitar conflictos internos, ya que de acuerdo con los investigadores de esta institución una tripulación mixta es psicológicamente inestable y tiende a la fragmentación. No hace falta decir que estas declaraciones causaron aún más polémica si cabe. En realidad, el IMBP quería evitar un escándalo como el ocurrido durante la simulación internacional SFINCSS-99 (Simulation of Flight of International Crew on Space Station) de 1999, que se saldó con el abandono prematuro de participantes y denuncias de acoso sexual entre miembros de la tripulación.

Algunas de las candidatas de la misión simulada Luna 2015 (IMBP).
Algunas de las candidatas de la misión simulada Luna 2015 dentro de las instalaciones de Mars 500. Atención al uniforme en plan ‘pionero’ (IMBP).

El IMBP parece no haber cambiado de idea con respecto a la idoneidad de tripulaciones sexualmente homogéneas, pero al menos ha decidido llevar a cabo una simulación espacial únicamente con mujeres. Las seis integrantes de Luna 2015 (Луна 2015/Luná 2015) tienen por delante un programa muy intenso de más de treinta experimentos que incluyen todo tipo de pruebas físicas y psicológicas, aunque el objetivo último es simular una misión tripulada a la Luna (de ahí el nombre del proyecto). Las diez simunautas candidatas tienen todas entre 25 y 34 años, pero el IMBP todavía no ha decidido cuáles serán las seis finalistas. Las otras cuatro simunautas que no sean elegidas se dedicarán a apoyar la misión desde el exterior junto a los casi treinta investigadores que participan en el proyecto (las candidatas son: Darya Kommisarova, Polina Kuznetsova, Anna Kussmaul, Yelena Luchitskaia, Natalia Lisova, María Maksimova, Marina Matveieva, Inna Nosikova, Darya Schastlivtseva y Tatyana Shigueva).

Las diez candidatas (IMBP).
Las diez candidatas (IMBP).

Para el desarrollo de esta experiencia se usarán las mismas instalaciones que Mars 500, aunque solamente empleará dos de los cinco módulos. ¿Y por qué la Luna? Pues porque la exploración de nuestro satélite es una prioridad para la agencia espacial rusa Roscosmos y teóricamente en 2025 se llevará a cabo la primera misión tripulada en órbita lunar con la nueva nave PTK-NP. Las simunautas de Luna 2015 seguirán por tanto las fases de una auténtica misión lunar y han tomado como referencia la misión Apolo 10 de 1969. A pesar de que no simularán el descenso a la superficie lunar, si que practicarán técnicas de telepresencia y manipulación remota de sondas espaciales, uno de los objetivos del programa espacial ruso.

Instalaciones del IMBP usadas en Mars 500 (IMBP).
Instalaciones del IMBP usadas en Mars 500 (IMBP).
Módulos usados en Luna 2015 (IMBP).
Módulos usados en Luna 2015 (IMBP).

Probablemente si Luna 2015 sale bien más adelante se llevará a cabo una misión simulada más larga, aunque habrá que esperar bastante tiempo para que se haga realidad. ¿Incluirá al fin esta futura misión una tripulación mixta?

Entrada a los módulos (IMBP).
Entrada a los módulos (IMBP).

Vídeo sobre la experiencia:

Referencias:



25 Comentarios

  1. “Probablemente si Luna 2015 sale bien más adelante se llevará a cabo una misión simulada más larga, aunque habrá que esperar bastante tiempo para que se haga realidad. ¿Incluirá al fin esta futura misión una tripulación mixta?”

    Lo dijo Michael Collins hace ya bastante tiempo: uno de los aspectos vitales de las misiones de largo aliento es el sexo. No se como lo habrán pasado los muchachos de marte 500 al respecto, pero es una cuestión que debe plantearse seriamente.
    A propósito de misiones tripuladas más largas: para cuando Saturno 1000 (o algo similar)?

  2. Eso de el problema de lo del acoso sexual no creo que se solucione con misiones espaciales nono sexuales siempre esta el riesgo de que una de las tripulantes se vuelva tortillera :p

      1. Sí “se vuelve”. Y hasta habla con un coco pinchado en un palo, si hubiese naufragado. Que acose a otras personas, de su sexo o no, o que la emprenda con el muñeco, ya depende de su grado de civismo. Me parece una vergüenza que escojan tan mal al personal, máxime cuando siempre le dan una gran importancia a la cohesión grupal y la compatibilidad de la tripulación. Creo que tapan un error con otro más grave, que es dar a entender que una tripulación mixta es incapaz de convivir civilizadamente.

  3. Creo que una misión de ocho días podría ser llevada por un grupo mixto sin convertirse en una orgía ,de todos modos mas de uno se presenta voluntario para comprobarlo mediante experimentación 🙂

  4. Con todos mis respetos, esta “misión femenina” es una solemne tontería.
    En cualquier pequeño grupo humano aislado, sea mixto o no, surgen conflictos internos y bandos. Desde el punto de vista sexual también es una sandez porque las relaciones acaban surgiendo a largo plazo sí o sí (ejemplos, los que se quieran) ya que el afecto y el sexo son necesidades humanas.
    Si lo que quieren es estudiar la interacción psicológica en un grupo pequeño y aislado, lo tienen fácil: las tripulaciones de los submarinos nucleares, que pueden tirarse semanas bajo el agua. E incluso les sirve el ejemplo para las tripulaciones mixtas, ya que el año que viene las primeras 4 suboficiales femeninas formarán parte de la tripulación del USS Michigan (SSGN-727).
    Aquí en España las tripulaciones mixtas son habituales desde hace algún tiempo y en la nueva serie de submarinos S80 también están previstas.
    Sinceramente, veo más esta “misión” más como una operación de marketing que como otra cosa. Y también dudo mucho de su utilidad real, pues NO ES LO MISMO estar metido en una lata de sardinas en mitad del Sistema Solar en la que tu superviviencia depende entre otras cosas de la capacidad de disciplina y el autocontrol grupales e individuales, que en una instalación terrestre de la que sabes que, si las cosas se ponen difíciles, puedes salir en cualquier momento.

    1. Cuando decía que “aquí en España las tripulaciones mixtas son habituales desde hace algún tiempo” me refería tanto a los buques de superficie de la Armada como a los actuales submarinos S70. La nueva serie S80 vendrá mejor “optimizada” al respecto.

    2. Coincido, el proyecto más serio para viajar a Marte consta (o lo hacía) de tres parejas estables ya entradas en años. Seis tripulantes maduros entorno a los 50 años sobre lo que hay bastante información en la red en el aspecto psicológico.

      Supongo que para ir a la Luna da lo mismo puesto que son pocos días, pero en todo caso el perfil de edad me parece demasiado joven. A esas edades hmmmm… ya sabéis lo que quiero decir

      1. Lo complicado será encontrar a las tres parejas estables dentro del cuerpo de astronautas. Y además que sus especialidades sean complementarias. No creo que las encuentren. Y otra cosa, en un entorno cerrado y de larga duración, aunque sean estables nada te asegura que haya lios. O sea, que hay que buscar: astronautas con especialidades complementarias (pilotos, ing. mecánicos, ing.eléctricos, medicos, informaticos, geologos, etc), que sean pareja estable y además, liberales 🙂

        1. Es cierto, además de maduros y con actividades complementarias deben ser ninfómanos/as jejeje… Al ser menopaúsicos no podrían procrear, de lo contrario en el regreso a la Tierra no habría sitio en la nave para mantener a los ‘nuevos’ cosmonautas bebe-alienígenas.

          Ah! y no creo que fuesen liberales, si acaso capital-comunistas, porque China tiene todos los boletos hoy en día. Es broma.

        1. Me he expresado mal, no era un proyecto en concreto, sino un estudio que reflejaba cuantas personas eran recomendables para viajar a Marte y su aspecto socio-psicológico. Recomendaban seis miembros en la plenitud de la vida (40-60 años) que fueran parejas y que no tuviesen mucho que perder en caso de salir algo mal. El hecho de pasar 2 años en el espacio ya sería bastante complicado por el viento solar y la radiación cósmica para su salud, algo que aún no está resuelto.

          También tienes que tener en cuenta que 2-3 astronautas se quedarían orbitando el planeta rojo mientras los restantes amartizan debiendo pasar bastantes meses en la superficie hasta la siguiente ventana de lanzamiento de regreso a la tierra. (no tendría sentido tenerlos a todos dando vueltas como locos) Es muuuy complicado hoy en día. Voy a intentar buscar dicho estudio con un poco más de tiempo, aunque estoy seguro que aquí se ha hablado en multitud de ocasiones sobre ello.

          Saludos.

    3. Más cercano. Las tripulaciones de muchos barcos pesqueros de gran altura pueden pasarse meses “aislados” en medio del mar, y tienen que saber convivir durante todo el tiempo, y no precisamente son cruceros de vacaciones.

      Y cuando tienen algún problema, a veces la ayuda está a días de distancia, y aunque pueden surgir problemas, son mucho más raros de lo que parece.

      Y algunos barcos llevan también tripulación femenina (biólogas concretamente).

  5. Para las misiones de larga duración el factor psicológico y sociológico va a ser clave. Puedes diseñar una nave espacial que aguante perfectamente el viaje, pensar en la radiación y en cómo reciclarlo todo. Pero en cuanto a meterte en el cerebro de la tripulación para poner circuitos de control, como que no.

    Además, los (y las) astronautas tienen un perfil muy definido. Valentía, decisión, superación… y ego, mucho ego. Es inevitable que algún conflicto surja cuando metas a varias de estas personas en una lata de sardinas durante meses y años.

    Sobre lo del sexo. Pffff. El único sexo confirmado entre vertebrados más allá de la atmósfera terrestre fue el de una pareja de peces. Aunque es cierto que ha trascendido al menos un escándalo al respecto… en tierra. Concretamente, una astronauta intentó secuestrar a otra debido a que las dos estaban detrás del mismo astronauta masculino.

  6. Por otra parte, como dice un amigo mío, “junta a 2 amigas 24 horas en una habitación cerrada y reza por que una de las 2 haya sobrevivido a las tensiones generadas”. Pues eso…

  7. Finalmente, cuales fueron las conclusiones del experimento marte 500? Sirvió para algo? Como resolvieron la cuestión de las interacciones sexuales (tengo entendido que el sexo no estaba prohibido) y las tensiones? Siempre sostuve que en este tipo de “experimentos” había que incluir a un “topo dormido” que a instancias de los controladores debía generar una situación fuera de las previsiones (por ejemplo simular un ataque de locura) para conocer las reacciones del resto de la tripulación que naturalmente ignoraba este plan. También, producir adrede desperfectos técnicos que generen mucho stress a la tripulación y que influyan en su comportamiento. de lo contrario este tipo de experimentos no sirve para evaluar los planes de contingencia del factor humano.

    1. Yo, en situaciones como esta, cedería mi mano de obra gratis los 8 días como sirviente…, que sirve para todo. La de ciencia que se puede aprender ahí dentro. Un saludo.

  8. La risa vendra cuando una quiera ir al servicio….. Ylas demas la acompañen para que no vaya sola 🙂

    Eso si, si el modelito, en vez de ser rojo fuese de color azul seria clavado a los de la serie de marionetas de los años 60 “Thunderbirds”.

Deja un comentario