Chang’e 6: el primer despegue desde la cara oculta de la Luna

Por Daniel Marín, el 4 junio, 2024. Categoría(s): Astronáutica • Chang'e • China • Luna ✎ 73

La misión Chang’e 6 acaba de superar otro hito. El 3 de junio de 2024 a las 23:38 UTC la etapa de ascenso del segmento de superficie de la misión despegó correctamente con muestras de la cara oculta, dejando atrás la etapa de descenso en la superficie. Es la segunda vez que China logra hacer despegar una sonda desde la Luna y el segundo lanzamiento en este siglo desde la superficie lunar después de la Chang’e 5 (dejando a un lado el pequeño saltito que dio la sonda india Chandrayaan 3). También es el décimo primer lanzamiento desde la Luna tras las seis misiones Apolo que alunizaron y las tres sondas Luna soviéticas del programa Ye-8-5 que lograron despegar (por tanto, también ha sido el quinto despegue automático desde nuestro satélite). Pero, por encima de todo, este ha sido el primer lanzamiento de la historia desde la cara oculta de la Luna. Como el resto de operaciones de la sonda, la telemetría de la etapa de ascenso fue transmitida a la Tierra desde la cara oculta por el satélite Queqiao 2.

La sonda Chang’e 6 en la cuenca del Polo Sur-Aitken de la cara oculta de la Luna con el brazo robot desplegado de 3,7 metros. Imagen tomada por un pequeño rover-cámara desplegable (CNSA).

Poco después de confirmarse el éxito del despegue de la etapa superior, la CNSA publicó las esperadas imágenes y videos tomados durante las operaciones de superficie de la sonda, que alunizó el 1 de junio de 2024 a las 22:23 UTC. En estos dos días la nave ha recogido con éxito muestras del subsuelo mediante el taladro y de la superficie con el brazo robot, aunque la CNSA no ha publicado hasta qué profundidad se logró perforar. La cantidad precisa de muestras se sabrá una vez llegue la cápsula a la Tierra el día 25 de junio, pero se espera que sean entre 2 y 3 kg (la Chang’e 5 recogió 1,7 kg porque el taladro solo llegó a un metro de profundidad en vez de a los 2,5 metros previstos).

El brazo robot de la Chang’e 6 recogiendo regolito y rocas en la cara oculta (Xinhua).
Colocando las muestras del taladro en el contenedor (CNSA).
El brazo robot introduce el cilindro con las muestras tomadas por él en el contenedor donde también se han recogido las muestras del taladro (CCTV).
Vista del contenedor de muestras desde la cámara del brazo robot. Se aprecia la tapa del contenedor (CCTV).
Hu Hao (胡浩), diseñador jefe de la misión Chang’e 6, Li Dong (李东), diseñador jefe del Larga Marcha CZ-5 y Wang Qiong (王琼), diseñador jefe adjunto de la misión Chang’e 6 en el centro de control de Pekín el 4 de junio (Xinhua).
Panorama de la zona de aterrizaje en la cara oculta con una de las patas del tren de aterrizaje (CNSA/Andy Saunders).

Una vez terminadas las actividades de recolección de muestras, la sonda desplegó una pequeña bandera de la República Popular de tela fabricada a partir de fibra de basalto. Similar a la de la Chang’e 5, la bandera de la Chang’e 6 tiene una masa de 11,3 gramos, 0,5 gramos menos que la de su predecesora. Como novedad, la sonda desplegó una pequeña cámara con ruedas de 5 kg. La cámara, situada en un lateral de la etapa de descenso, se alejó unos metros y realizó una fotografía de la sonda sobre la cara oculta con el brazo robot desplegado. La maniobra recuerda a la realizada por la misión japonesa SLIM, que soltó la pequeña subsonda LEV-2 antes del aterrizaje y luego pudo fotografiar la nave en la superficie. El brazo robot también escribió en el regolito un rudimentario carácter 中 (zhong), del nombre de China en mandarín (中国, Zhongguo). Supongo que la idea era buena, aunque el resultado deja un poco que desear.

La bandera china desplegada por la Chang’e 6 (CNSA).
Posición de la bandera en la etapa de descenso (CNSA).
El brazo robot escribe el hanzi 中, de China, en la superficie lunar (CNSA).
Comparación de las banderas de las Chang’e 5 y 6 (CNSA).
Bandera china (de la Chang’e 5) (CASC).
Modelo de la bandera desplegable (CNSA).
Las huellas del rover cámara en el regolito lunar (CNSA).
Detalle de la cámara rover (CNSA).
El pequeño rover cámara desplegable en un lateral de la etapa de descenso (CNSA).

La etapa de ascenso se separó de la etapa de descenso mediante pernos explosivos y luego se encendió el motor principal de 3 kilonewton de empuje. El viaje a la órbita lunar le llevó unos seis minutos. Durante el primer segundo de la ignición, la etapa ascendió en línea recta con respecto a la etapa de descenso sin tener en cuenta la inclinación de la sonda con respecto a la vertical para evitar colisionar con los puntos de conexión de la etapa de descenso. Luego, la etapa cabeceó hasta quedar en vertical y siguió ascendiendo hasta 10 segundos después del despegue. Entre los 10 y 30 segundos comenzó a cabecear hasta quedar con una inclinación de 60º. Durante el resto del ascenso, hasta los 360 segundos, la etapa fue reduciendo su inclinación hasta quedar perpendicular con respecto a la dirección de avance. La órbita inicial fue de 15 x 180 kilómetros. Durante el ascenso la etapa también usó 8 propulsores de 120 newton de empuje para controlar su inclinación y posición.

Recreación de la separación de la etapa de ascenso (CNSA).
La etapa de descenso se quedará en la superficie lunar (CASC).
La etapa de ascenso con los motores principales y los sensores estelares y solares (CASC).

Ahora la etapa debe iniciar un delicado baile orbital para igualar su órbita con la del segmento orbital, situado en una órbita circular de 210 kilómetros. Para ello realizará un esquema de aproximación parecido al de la misión Chang’e 5, consistente en cuatro encendidos. Primero elevará su periastro de los 15 kilómetros a los 50 kilómetros, aproximadamente. En esta órbita de 50 x 180 kilómetros esperará hasta que la fase —ángulo— con respecto al segmento orbital sea el adecuado y realizará otro encendido para colocarse en una órbita de 180 x 210 kilómetros. Una vez cerca del módulo orbital efectuará el último encendido principal para circularizar la órbita.

Fases en el despegue de la etapa de ascenso (CASC).
Pruebas en tierra de la separación de la etapa de ascenso (CASC).
Secuencia de ascenso hasta la órbita inicial de 15 x 180 km (CASC).
Configuración final de la etapa de ascenso de la Chang’e 6 con los paneles solares desplegados (CNSA).

El acoplamiento final del 6 de junio tendrá lugar con ayuda de radar, lídar y navegación óptica. Las dos naves se pararán en varios puntos, a 5 kilómetros, 1 kilómetro, 100 metros y 20 metros, para verificar que la alineación y la velocidad es la adecuada. Una vez dada la luz verde para el acoplamiento, las naves se acercarán y se unirán utilizando un ingenioso sistema de pinzas y barras ideado para mitigar la gran diferencia de masa entre los dos vehículos. Además, este sistema tolera errores relativamente importantes en cuanto a posición y velocidad comparado con otros métodos de acoplamiento. Tres pinzas situadas en el módulo orbital se cerrarán sobre tres barras de la etapa superior. Durante 1 segundo las pinzas se cerrarán parcialmente y en los 10 segundos restantes el sistema irá corrigiendo la secuencia de cerrado para que queden alineadas las naves. En los últimos 10 segundos del acoplamiento se bloqueará la posición relativa. Luego, el contenedor de muestras se trasladará de la etapa de ascenso hasta la cápsula de retorno en el módulo orbital mediante un mecanismo de transferencia con cremallera mecánica.

Órbita inicial y de transferencia de la etapa de ascenso hasta alcanzar el módulo orbital (secuencia de la Chang’e 5) (CASC).
Encendidos de la etapa de ascenso para alcanzar el segmento orbital (secuencia de la Chang’e 5) (CASC).
Secuencia final de aproximación entre las dos naves (CASC).
Sistema de acoplamiento de la etapa de ascenso y el módulo orbital (CASC).
Simulación en tierra de los sistemas de acoplamiento (para la Chang’e 5) (CASC).
Recreación del acoplamiento entre la etapa de ascenso y el módulo orbital (CNSA).

Tras la separación de la etapa de ascenso, el módulo orbital permanecerá en órbita lunar durante 14 días esperando la apertura de la ventana para viajar a la Tierra. La reentrada de la cápsula y su aterrizaje en Mongolia Interior están previstos para el 25 de junio. En la superficie lunar queda la etapa de descenso con tres instrumentos científicos europeos: el detector francés de radón DORN (Detection of Outgassing RadoN), suministrado por la agencia espacial francesa CNES y el IRAP (Institut de Recherche en Astrophysique et Planétologie), el retrorreflector láser italiano INRRI (INstrument for landing-Roving laser Retroreflector Investigations), del Instituto Nacional de Física Nuclear de Italia, y el sensor sueco de viento solar NILS (Negative Ions on Lunar Surface), suministrado por la Agencia Espacial Europea (ESA). Los instrumentos seguirán funcionando hasta que se ponga el Sol, pues la etapa de descenso no ha sido diseñada para sobrevivir a la gélida noche lunar (menos el retrorreflector, que es un instrumento pasivo).

Instrumentos extranjeros a bordo de la Chang’e 6 (CNSA).
El retrorreflector láser italiano de Chang’e 6 (CCTV).

Con el lanzamiento de la etapa de ascenso la misión Chang’e 6 deja atrás las dos fases más críticas de la misión, aunque todavía queda el acoplamiento con el módulo orbital, regreso a la Tierra y reentrada. La arquitectura elegida por China para el retorno de muestras lunares, al igual que el de la futura misión india Chandrayaan 4, permite acceder a toda la superficie lunar y no solo a una parte del hemisferio visible, como era el caso de la arquitectura de ascenso directo de las misiones Ye-8-5 soviéticas. Si todo sale bien, a finales de mes tendremos en la Tierra las primeras muestras de la cara oculta de la Luna, que, recordemos, es una prioridad para la comunidad científica (era uno de los temas prioritarios de la NASA para una misión de tipo New Frontiers). La próximas sondas del programa de exploración lunar chino, las Chang’e 7 y 8, no traerán muestras y se dedicarán a explorar el polo sur de la Luna —los segmentos de aterrizaje respectivos— en 2026 y 2028. Si no hay cambios, la siguiente ocasión en la que China traiga muestras de la Luna será con la primera misión tripulada del módulo lunar Lanyué antes del fin de 2030.

Comparatica entre los lugares de alunizaje de Chang’e 5 y 6 (CNSA).
Control de Chang’e 6 (CCTV).
Comparativa de las Chang’e 4, 5 y 6 (CNSA).


73 Comentarios

    1. de tu a tu en cuestiones lunares, ¡sí!, algo de Marte, su energia esta enfocada a la Luna,
      pero China aun tiene pendiente la exploracion mas profunda al sistema solar (Venus, Jupiter, etc)
      para decir que esta a la par con la NASA o la ESA.

    2. Estupenda la autorización, falta hacía.
      No me he enterado porque estaba sentado en el fango leyendo la nueva carta de nuestro amado presidente y llorando sin parar.
      Me consuela que haya dicho que no le echan ni con agua caliente, porque en la anterior nos tuvo dudando entre dos opciones si se quedaba o si no se iba.

    3. La verdad, no espero grandes diferencias en la composición de los materiales superficiales (regolito) de la cara oculta con los de la cara visible, pese a tener morfologías y capas internas diferentes.

    4. Tenemos lo que buscaba la MoonRISE, esa misión New Frontiers que se propuso y no salió, aunque estas misiones parezcan más de exhibirse que otra cosa si no está preparada para sobrevivir a la noche lunar por mucho que eso signifique calefactores especiales.

      1. El objetivo era las muestras. El resto de instrumentos son más bien un aprovechamiento. Si ya le quieres poner calentadores a la etapa de descenso parece complicar todavía más una misión que ya de por sí es muy compleja.

        1. También, pero es una lástima no poder aprovechar para el tipo de estudios que quizás en la cara oculta de la Luna se realizarían mejor al no estar a la vista nuestro planeta.

      1. Si, pretenden centrarse en que el Starship reentre con éxito y llegue al mar como si maniobrase para aterrizar y lo mismo con el Superheavy.

        1. Entrar en órbita no sería problema si quisieran pues las velocidades alcanzadas son unos 26500 km/h poco menos de 500 km/ h de velocidad orbital.
          Con estos vuelos se aseguran la reentrada sin necesidad de frenado con los raptor del SS, algo lógico si lo quieren es controlar el regreso.
          El cohete Energía ruso funcionó perfectamente pero su carga no entró en órbita durante el primer vuelo.
          No hubo problema en lanzar el Buran con el segundo.

          1. Ya está? Esto es todo?
            Tanto hablar de traer muestras de la luna y solo va a haber dos sondas, una por delante y una por detrás, como si la luna fuera una moneda. Ahora a esperar a los turistas del 2030
            Por qué no se lanzan 10 misiones clónicas para hacer un estudio más completo del satélite?
            Esto es como una carrera de vallas y ya está, ya no interesa esto, la siguiente

  1. Ya está? Esto es todo?
    Tanto hablar de traer muestras de la luna y solo va a haber dos sondas, una por delante y una por detrás, como si la luna fuera una moneda. Ahora a esperar a los turistas del 2030
    Por qué no se lanzan 10 misiones clónicas para hacer un estudio más completo del satélite?
    Esto es como una carrera de vallas y ya está, ya no interesa esto, la siguiente

    1. Nunca dejarán de fascinarme esta clase de cuñados rozando el trolismo: «ya está? solo han alunizado por primera vez en la cara oculta de la Luna para traer muestras de una zona jamás antes explorada? esto es todo? por qué no envían un QUINTILLON de sondas más en lugar de desarrollar vuelos tripulados? por qué no hacen lo que sale de mis huevos morenos? por qué nadie me hace caso? por qué soy un cuñado de Soberano y palillo en boca que no da pie con bola pero me permito juzgar todo un programa espacial?». En serio, hace falta urgentemente una asignatura en nuestro sistema educativo que sea «si no sabes de lo que hablas cierra la puta boca o como mínimo argumenta como un adulto y no como un niño de 3 años». Mención aparte al que cree que todo esto es para poner solo una banderita, seguramente alguien con importantes inseguridades, y otra a los anormales de «HEY MIRAD LO QUE HACE SPACEX» en los comentarios, da igual que el artículo sea del cultivo de cardos en el Himalaya, haciendo gala de unos sanos fanatismos y toxicidades

      1. Me conoces a la perfección.
        Gracias por enseñarnos cómo vivir a los normales. Cuando trasciendas, por favor, acuérdate de rozarme, aunque sea solo un poco, con tu luz.

  2. Daniel, se te ha colado un gazapo en esta estupenda entrada:

    «En la superficie lunar queda la etapa de ascenso con tres instrumentos científicos…»

    Pero incluso al mejor escribano se le escapa un borrón. 😉

  3. Espectacular entrada como siempre Daniel. Tengo una pregunta: Se ha quedado en la superficie lunar el instrumento pasivo del reflector laser pero no se que utilidad tiene si donde ha alunizado la sonda está fuera del alcance óptico directo desde la Tierra.

      1. Cuales serian las utilidades de ese reflector para un laser en orbita?

        Los de la cara visible se utilizan para mediciones de distancias y movimientos Tierra-Luna.
        Qué ofrece uno en la cara oculta? A bote pronto se me ocurre medir fluctuaciones del diámetro (efectos de marea en su forma) de la Luna si se utiliza el satélite laser en orbita lunar como «espejo» para mandar la señal a la tierra y compararla con la de los reflectores de la cara visible.

          1. Al parecer, la corteza es distinta en la cara oculta que en el hemisferio que mira a La Tierra, ¿no?. Me pareció leer que es más delgada.

          1. mmmm….
            Estoy pensando en si LRO podrá utilizar el retroreflector Italiano que ha dejado Chang’e 6…

            Por un lado lo ha dejado ahí China, pero por otro es Italiano que está en la ESA que es socio de la NASA…

            Entiendo que sí podría usarlo.

          2. Buena pregunta. Pero en realidad es un elemento pasivo. No deja de ser un espejo en plan raro. No se puede impedir su uso.

          3. Supongo que ese espejo no estará optimizado para una banda muy estrecha. O si lo está será la que todo el mundo utiliza.

  4. Otro off topic (sobre la subnormalidad):

    ¿Cómo uno descubre que es subnormal?.
    Para descubrir que eres subnormal, las condiciones necesarias y suficientes son dos:
    – El tipo se ha de explicar: pero usando argumentos falaces o diciendo tonterías.
    Cuanto más se explica así, más posibilidades (potenciales) se tiene de descubrir que ese tipo es subnormal.
    Si uno nunca se explica, nunca descubre que es subnormal.
    – En el caso de ser un tipo poderoso, rodeado de aduladores, este tipo nunca llega a descubrir su grado de subnormalidad.
    Pero alguien rodeado de gente normal y de gente libre, tiene más posibilidades de lograrlo.

    ¿Qué ocurre en casos como Twitter (o en blogs) donde prepondera el anonimato?: en este caso es más difícil discernir quienes son los normales.
    Pero aquellos con una intachable capacidad argumentativa, son más proclives a discernir entre: unos rivales dialécticos dignos, de los subnormales más profundos.

    Tras mi sesuda reflexión, os recomiendo este vídeo que guarda alguna relación con lo aquí explicado y que es muy divertido:
    https://youtu.be/zeBmWskNa0M?si=ZWdbLWduezZFt4oy

    1. ¿ Como se descubre un subnormal?
      Tu lo descubres cuando te miras al espejo.
      Yo cuando debatí contigo la primero vez.
      Los demás cuando ven tus comentarios.
      Así de fácil.
      Elemental querido Antonio.

      1. Luis, al final del vídeo enlazado, hay una gráfica en la que un tipo en inglés te explica que si no andas molestando en los hilos de los demás, la probabilidad de que te lleves una hostia dialectica es cero. Del mismo modo, cuanto más molestas en los hilos de los demás (y he visto que tú, Luis, estás molestando en muchos hilos), la probabilidad de que te lleves una somanta de zascas es prácticamente 1.

        El vídeo plantea además varias diatribas interesantes:
        – la perdida de los buenos modales en nuestra sociedad moderna; donde la comunicación virtual es casi anónima.
        – el creerse que alguien tiene razón por ser quien es (por ejemplo, nuestro presidente de gobierno), y que automáticamente deja de tenerla también por ser quien es (en el caso del video: un neonazi).
        – la escasez de argumentos que suelen ponerse en valor durante las discusiones por internet.
        – la infantilización consecuente donde unos elegidos creen que siempre han de tener razón por estar «a favor de lo bueno y en contra de lo malo».
        – los limites a la libertad de expresión también es una diatriba interesante. Las ofensas en la España del siglo XVI, llegaban pagarse en un duelo a espadas. Las ofensas en el siglo XXI, al ser la vía judicial tan lenta e ineficiente, tal vez sea mejor resolverlas buscando al que te ofendió, dándole dos hostias a mano abierta delante de testigos y diciéndole que, si quiere, te denuncie.

      1. Pero, ¿no eres capaz de comprender que si te explicas usando argumentos falaces o diciendo tonterías, realmente te muestras como subnormal?.
        La cosa no es tan complicada: uno explica lo que quiere decir.
        Si uno dice un refrán a medias, ya ves. Si uno hace una gracia (como lo del vídeo enlazado) ofendiendo a otro, pues, ya ves.

  5. En estos temas hay poco sitio para la suerte pero, por si quedaban dudas, China sigue repitiendo la que fue una de las misiones robóticas más complejas, la de Chang’e 5, con las dificultades añadidas de la cara oculta y de usar el nuevo Queqiao 2.
    Es un logro para la humanidad.

    ¿Usará Queqiao 2 el reflector italiano para calibrar su órbita?

    ¿El orbitador tendrá una misión extendida después de entregar la cápsula, como hizo el de Chang’e 5?

  6. Daniel, magníficos el articulo y los vídeos.

    Vuelvo al tema de las muestras lunares. ¿Estas muestras se reparten entre la comunidad científica internacional para su estudio o quedan en poder de China? ¿Qué ocurre si estas muestras tienen una naturaleza disruptiva que dan ventaja industrial y militar a unas naciones en detrimento de otras?

    Convertir la luna en una fuente de minerales abre el apetito de las instituciones públicas y privadas, de Estados y empresas. El Derecho Espacial vigente no regula la obtención y uso de los recursos minerales lunares y tampoco en Marte. Hay una laguna jurídica y política que obliga a la comunidad internacional a formalizar un pacto de obligado cumplimiento.

    Este no es un asunto formal y abstracto sino que tiene resultados empíricos. La sonda china Chang’e 5 descubrió un mineral de cuarzo con una estructura cristalina específica que de momento no se ha encontrado en la Tierra. Este mineral tiene el nombre de Changesita (Y).

    https://a21.com.mx/index.php/cafe-espacial/2024/05/24/artemis-vs-ilrs-en-la-luna-geopolitica-en-accion-astropolitica-en-ciernes

    1. Hombre, la logica dice que se lo queda China que para eso ponen el dinero y arriesgan su imagen. Todo lo más tendrán apalabrados algunos gramos con otros paises/agencias que hayan puesto instrumentación, trabajo o dinero en la misión.

      Y con sus muestras, los chinos harán lo que quieran, igual que lo han hecho los americanos, los japoneses o los europeos: regalar algunas muestras a paises amigos, cederlas para ganar prestigio a alguna institución o intercambiarlas por otras muestras que les interesen.

    1. De veras, Nirgal? Buena suerte, entonces, Starliner.

      Parece que hoy es un día en que TODO es posible… Habría que jugarse un número o algo jaja

  7. Español viejo, detectar a los trolls es relativamente fácil, pero supongo que tu pregunta va por otro lado. Por mi experiencia en los blogs y foros similares no conviene enredarse en insultos y descalificaciones personales. Desconozco los porcentajes de los que acuden a debatir ideas, los que vienen a destruir, los que tienen un mal día y aparecen a descargar adrenalina y los que prefieren pasar el rato sin liarse en trifulcas innecesarias.

    El debate de las ideas a veces es áspero porque la psicología humana tiende a reaccionar cuando la refutación de los argumentos se toma como un ataque personal. Digamos que la refutación se interpreta como una maniobra malévola que tiene por objetivo ridiculizar al refutado y manchar su imagen personal y profesional.

    Los que participamos en la bandeja de comentarios del blog de Daniel Marín no cobramos por hacerlo. Tanto los que escribimos con nombre y apellidos o con pseudónimos lo hacemos voluntariamente o por amor al arte. En este sentido, comparto tu malestar cuando los comentaristas se salen del tiesto con expresiones agresivas y malsonantes que 1) irrespetan la hospitalidad que ofrece Daniel, y 2) parecen desconocer que se puede opinar sin agredir al prójimo.

    1. Vaya por Dios,a Starliner en órbita. 😤😠

      He perdido la apuesta y tengo que pagarle mañana una cerveza a un compañero del curro. Qué injusto es el mundo.

      Pero bueno, falta el regreso. A ver si ahí tengo más suerte.

  8. Enhorabuena por la redacción de otro episodio de la misión en curso Chang e6 con tanto detalle y brillante exposición.

    He tenido que leer varias veces este párrafo que incluye esta frase hasta que la he comprendido.

    “ Durante el primer segundo de la ignición, la etapa ascendió en línea recta de forma perpendicular a la etapa de descenso ”…etc etc )que yo no entendí)

    Hasta hacer satori.

    Gracias.

Deja un comentario