Finaliza la misión de Ingenuity tras 72 vuelos en Marte

Por Daniel Marín, el 27 enero, 2024. Categoría(s): Astronáutica • Marte • NASA ✎ 63

Estaba previsto que volase un máximo cinco vuelos, y no las tenían todas consigo. Pero lo consiguió. Y vaya si lo consiguió: nada más y nada menos que 72 vuelos. Sin embargo, el helicóptero marciano Ingenuity ya no volará más. Lamentablemente, al menos una de las palas de las cuatro que tiene en sus dos rotores contrarrotatorios sufrió serios daños durante el último aterrizaje y ya no podrá levantar el vuelo. Todo el mundo esperaba que Ingenuity fallase tarde o temprano, pero la paradoja es que, aunque ya no volará, el pequeño robot sigue operativo, como si se resistiese a morir. Ingenuity despegó agazapado en la panza del rover Perseverance 30 de julio de 2020 y llegó a la superficie del cráter Jezero de Marte el 18 de febrero de 2021. El 21 de marzo se expulsó la cubierta protectora del helicóptero, que quedó en el suelo. Luego los elementos del helicóptero se desplegaron poco a poco mientras colgaba de la parte inferior del rover. El 3 de abril, en el Sol 44 de la misión, Ingenuity finalmente pisó el suelo marciano, cayendo desde la barriga de Perseverance y cubriendo 13 centímetros que lo separaban del suelo. El pequeño robot volador pasó a depender de sus baterías, formalizando la independencia de su nave nodriza.

Ingenuity visto por Mastcam-Z el 2 de agosto de 2023 (sol 871) antes de su 54º vuelo (NASA/JPL-Caltech/MSSS).

El 19 de abril de 2021 fue un día histórico. A las 19:34 UTC Ingenuity realizó su primer salto, el primer vuelo propulsado en otro mundo. Este primer vuelo tuvo una duración de 39,1 segundos e Ingenuity se elevó hasta 3 metros una vez que sus rotores superaron las 2500 revoluciones por minuto. El helicóptero despegó y volvió a aterrizar en el mismo punto, bautizado el «Campo de los Hermanos Wright». Ingenuity solo debía realizar cinco vuelos para no molestar a las operaciones científicas de Perseverance —en un principio el equipo del rover se mostró muy reticente a la inclusión de este prototipo en su misión, aunque finalmente limaron asperezas— y los primeros cuatro vuelos despegaron y aterrizaron en la misma zona. Ya en el cuarto vuelo Ingenuity se desplazó 266 metros en horizontal en un viaje de ida y vuelta. En el quinto vuelo, el 7 de mayo, Ingenuity aterrizó por primera vez a otro lugar, el Aeródromo B. A partir del quinto vuelo la NASA finalizó la fase de demostración tecnológica y, ante el éxito de las operaciones, decidió continuar con los vuelos en una nueva fase bautizada como «demostración de operaciones». Aunque Ingenuity cada vez volaba más alto, más lejos y más rápido, nunca se alejó más de un kilómetro de Perseverance para mantener así las comunicaciones con el rover, ya que el helicóptero no puede contactar directamente con la Tierra ni con los orbitadores marcianos.

Ingenuity plegado en la Tierra antes del lanzamiento tras ser unido a la barriga de Perseverance (NASA).
La cubierta protectora de Ingenuity en el suelo marciano (NASA/JPL-Caltech).
Ingenuity desplegado antes de dejarse caer (NASA/JPL-Caltech).
Primera imagen a color de Ingenuity, tomada bajo Perseverance (NASA/JPL-Caltech).
Una imagen histórica: la sombra de Ingenuity en vuelo grabada por el propio helicóptero el 19 de abril de 2021. Se aprecian las huellas de Perseverance (NASA/JPL-Caltech).

Ingenuity se fue moviendo a su propio ritmo adelantándose o siguiendo a Perseverance y en varias ocasiones demostró su valía como vigía analizando el terreno que debía cruzar el rover. El 19 de abril de 2022 Ingenuity sobrevoló los restos del backshell del escudo térmico de Perseverance y el paracaídas. Tras casi dos años de operaciones exitosas, el 6 de enero de 2024 Ingenuity efectuó su 71º vuelo, pero realizó un aterrizaje de emergencia tras alcanzar 12 metros de altitud. Al sobrevolar un terreno arenoso carente de características llamativas, la cámara de navegación VGA en blanco y negro, que funciona a 30 MHz, no pudo identificar suficientes rocas o zonas destacadas para navegar con seguridad y decidió abortar el vuelo. El 18 de enero los encargados de la misión decidieron dar otro pequeño salto de medio minuto y 12 metros de altitud sin desplazamiento horizontal para comprobar el estado de los sistemas. Ingenuity se elevó en su 72º vuelo y, tras alcanzar los 12 metros de altitud, permaneció 4,5 segundos estacionario en la misma posición antes de comenzar el descenso a 3,6 km/h. Lamentablemente, en esta fase el sistema de navegación volvió a perder la orientación y, probablemente, ejecutó una maniobra de evasión pensando que estaba desplazándose horizontalmente con respecto al suelo cuando en realidad su velocidad horizontal era nula. Como resultado, se inclinó y una de las palas chocó contra el suelo, resultando dañada. Al mismo tiempo se perdió la comunicación con el rover y, por tanto, con la Tierra.

La zona arenosa en la que Ingenuity se ha quedado para siempre. Imagen durante el vuelo 70º el 22 de diciembre de 2023 (NASA/JPL-Caltech).
Imagen de una de las aspas tras el vuelo 72º en la que se aprecia el daño sufrifo (NASA/JPL-Caltech).

Al día siguiente se restablecieron las comunicaciones y todo parecía estar bien, pero cuando llegaron las imágenes de las cámaras se pudo ver que la sombra de una de las aspas mostraba un perfil irregular. Con un aspa dañada y varado en un terreno hostil para la navegación, la NASA decidió que Ingenuity no podía seguir volando y el 25 de enero se declaró el fin oficial de la misión del primer helicóptero que ha surcado los cielos de Marte. Es poco probable que Perseverance se acerque a ver en detalle el estado de los rotores, porque no olvidemos que Ingenuity siempre ha intentado minimizar interferir con la misión científica del rover, pero al menos tomará alguna imagen desde más de 200 metros de distancia. La aventura de Ingenuity en Marte ha llegado a su fin. Ahora solo queda esperar a que la NASA lo desconecte para siempre.

Ruta de Ingenuity en estos dos años (NASA).
Restos alienígenas en Marte: el escudo térmico trasero y el paracaídas de Mars 2020 vistos por Ingenuity 19 de abril de 2022 (NASA/JPL-Caltech).
El rover Perseverance (a la izquierda) en el borde del cráter Belva visto por Ingenuity a 12 metros de altura el 22 de abril de 2023 (sol 772). Se aprecia la sombra de Ingenuity en el centro de la imagen (NASA/JPL-Caltech).
Los restos de la etapa Skycrane vistos el 3 de abril de 2022 (sol 398) (NASA/JPL-Caltech).
Perseverance visto desde Ingenuity el 25 de abril de 2021 durante el tercer vuelo (NASA/JPL-Caltech).

A lo largo de su historia, Ingenuity ha efectuado 72 vuelos, recorriendo un total de 17 kilómetros. Ha permanecido en el aire más de dos horas en total, 128,8 minutos, y ha llegado a una altura máxima de 24 metros y una velocidad máxima de 36 km/h. Sobrevivir tanto tiempo en Marte es un éxito tremendo porque las gélidas noches marcianas someten a la electrónica de cualquier nave espacial a un esfuerzo considerable. Ingenuity es la única sonda móvil marciana que carece de calefactores a base de plutonio-238 (RHUs) —junto con el rover chino Zhurong— y, no obstante, ha tenido que sufrir daños mecánicos en un rotor para detenerse. Por si fuera poco, Ingenuity fue diseñado para volar con las temperaturas primaverales de Jezero, no en invierno, pero el equipo de la misión logró que también despegase con temperaturas mucho más bajas. Volar en Marte, con una atmósfera cuya densidad es apenas el 1% de la terrestre, no es nada fácil. El pequeño helicóptero experimental del JPL, con solo 1,8 kg, pudo lograrlo gracias a sus relativamente grandes rotores de 1,2 metros de diámetro y alta velocidad de giro. Ingenuity cuenta con un pequeño panel solar que se ha dedicado a cargar la batería de ion-litio para suministrar unos 350 vatios de potencia, lo suficiente para permitir vuelos de unos 90 segundos de duración y hasta 300 metros de distancia, con una altitud habitual de unos 5 metros. Ingenuity lleva un sistema operativo basado en Linux que corre en dos pequeños ordenadores, uno para navegación, con un procesador de cuatro núcleos Qualcomm Snapdragon 801 de 2,26 GHz, y otro ordenador encargado de las tareas de vuelo, con un microcontrolador ARM Cortex-R5. Y todo esto por apenas 85 millones de dólares.

Partes de Ingenuity. Las dimensiones del fuselaje son de 13,6 cm x 19,5 cm x
16,3 cm. Los rotores tienen un diámetro de 1,2 m y las patas del tren de aterrizaje una longitud de 38,4 cm, lo que permite que el fuselaje del helicóptero esté a 13 cm del suelo (NASA).
Otra imagen de Ingenuity tomada por Perseverance el 16 de abril de 2023 (sol 766) (NASA/JPL-Caltech/ASU/MSSS).
Fuselaje y batería del helicóptero (NASA/JPL-Caltech).
Cámaras de Ingenuity, en la parte inferior del fuselaje (NASA).
Ingenuity visto por Perseverance poco después de dejarlo en el suelo del cráter Jezero (NASA/JPL-Caltech).

El helicóptero marciano ha demostrado que se puede operar una aeronave en Marte capaz de explorar grandes extensiones de terreno en poco tiempo, a bajo coste y, sobre todo, de forma fiable. Gracias al éxito de Ingenuity, la NASA ha decidido incluir dos helicópteros en la próxima sonda del programa MSR (Mars Sample Return) para traer muestras de Marte a la Tierra. Estos helicópteros, los SRH (Sample Recovery Helicopter), llevarán un brazo robot y ruedas con el fin de recoger muestras dejadas por Perseverance y llevarlas hasta la sonda SRL (Sample Retrieval Lander) para luego enviarlas a la órbita marciana y, de allí, a la Tierra. SRH tendrá una masa de 2,3 kg en vez de 1,8 kg y los rotores medirán 1,4 metros de diámetro (20 centímetros más que Ingenuity). Funcionarán como plan B en caso de que Perseverance no esté operativo (por problemas de presupuesto puede que solo vaya un helicóptero). Del mismo modo, China e India están sopesando incluir helicópteros en su próxima misión marciana, que, en el caso de China, sería otra misión de retorno de muestras (Tianwen 3). Sin la experiencia de Ingenuity, nadie se habría planteado incluir helicópteros en estas misiones. Ingenuity nació como un simple prototipo experimental y ya se ha convertido en una leyenda de la exploración planetaria.

El hijo de Ingenuity: el futuro SRH recogerá las muestras de Perseverance como plan B (NASA).
Sonda SRL con el futuro SRH (NASA).
Prototipo de helicóptero marciano chino de 2021 (http://nssc.ac.cn/).
Diseños para la misión Mars Science Helicopter (MSH) (NASA).
Ingenuity y Perseverance (NASA/JPL-Caltech).


63 Comentarios

  1. El Diario de Marín ! Vaya ritmo de publicación! Superando a los rotores de Ingenuity.

    Gran pequeño helicóptero marciano. No llegó a los 100 pero fue muy longevo y exitoso.

    ¿Contará algo más desde el suelo?

    Bravo Ingy!

  2. Gracias Daniel por tus trabajos que llegan siempre cuando la noticia esta todavía caliente. Vaya ritmo de publicaciones.

    Lo de no hacerle volar e intentarlo no lo comprendo, que pierden por intentarlo, que lo hagan lejos del rover y punto. Si se estrella pues ya esta, pero si puede volar pues mejor.

    Parece que estaban buscando cualquier excusa para dejar de usarlo esa es mi impresión. Espero que se acerquen porque donde esta el terreno es blando y puedan ver de cerca los daños, vamos que no muerde y no es el paracaídas para enredarse en el.

    Que rápido salieron los jefazos de Nasa para decir GAME OVER.

    saludos Jorge M.G.

  3. Seguramente fuese algo muy arriesgado, pero podrían intentar un último vuelo a pesar de los daños en una de las palas, a lo mejor los daños no son tan graves como parecen ser.

    De cualquier forma, un gran éxito para la Nasa, y sobre todo para su departamento de comunicación, saben vender un producto como nadie.

    1. Secundo tu opinión. Dudo mucho que pueda volar e indudablemente ellos sabrán más que yo. Pero no les costaría mucho probarlo en su estado actual. Incluso sin llegar a despegar, se podría obtener información útil de p.e. las vibraciones que se producen y eso puede ser de utilidad para futuras misiones. Saludos.

    2. una de sus aspas contra-rotatorias se rompió,
      el helicóptero sigue activo,
      no hay problema de desgaste de batería
      puede seguir girando sus aspas a baja velocidad,
      seguir cargando las baterías,
      tendrá energía extra,
      como era un demostrador tecnológico de vuelo,
      no tiene sensores o instrumentos científicos, alguna cámara,
      que mas puede hacer sino irse a dormir para siempre.

  4. La navegación autónoma en entornos con pocas texturas es siempre complicada debido a que se requiere el seguimiento de puntos característicos del entorno entre distintos frames de las cámaras. De esta manera, se puede triangular puntos del entorno al mismo tiempo que se calcula la posición (SLAM). Como sensores complementarios a las cámaras, se suelen utilizar sensores inerciales (IMU) que permiten seguir estimando la traslación durante periodos relativamente cortos, así como la orientación (al menos pitch y roll) durante periodos más largos y con menor error. Ingenuity contaba con estos dos tipos de sensores, con lo cual en caso de falta de información visual (poca textura en la superficie) podría permanecer un determinado tiempo estimando su posición (eso sí, sin información del entorno), siempre suponiendo que estos sensores esten correctamente calibrados. Sin embargo, el deterioro y movimiento de los sensores por fatiga mecanica, golpes en los aterrizajes, cambios de temperatura… pueden hacer que estos sensores se descalibren e incrementar los errores a la hora de calcular su posición, los cuales para vehículos autónomos aereos pueden ser catastróficos. Me preguntó si para los futuros helicópteros marcianos se introducirán nuevos tipos de sensores tipo lidar, aunque creo que ingenuity contaba ya con un altímetro laser. También imagino que el campo magnético marciano (si es lo suficientemente fuerte y estable) se podría utilizar para calcular parte de la.orientscion del vehiculo. Si no, también siempre pueden desplegar una constelación de posicionamiento marciano, aunque se agoten el presupuesto de la nasa de unos cuantos años

    1. La actitud se mide sin problemas constantemente ya que depende de la aceleración de la gravedad y se mide con los acelerómetros de la IMU, la velocidad angular con los giróscopos y también es constante. Efectivamente una vez levantas el vuelo puedes utilizar optical flow para mantener la posición y calcular la velocidad de translación, ya que con los inerciales en breve te pierdes. Yo por encima, tienes SLAM que te permite calcular distancias y navegar a un punto particular.
      Por lo que entiendo del artículo parece que se perdió el optical flow, que mide la velocidad de desplazamiento de los píxeles en conjunto con la distancia al suelo. La distancia se mide con un laser (Lidar) de un solo punto, que no confundir con uno 2D como en algunas aspiradoras o uno 3D como en los coches de Waymo, que dan una nube de puntos 3D.

  5. Un gran logro en la exploración del planeta Rojo ojalá que en el futuro haya más drones en Marte para remplazar a los tradicionales Rover!!
    Por cierto se sabe si la misión msr de la NASA y la ESA aprobó el uso de estos helicóptero para recolectar los tubos de muestras del perseveran??

    1. Creo haber leído que pensaban llevar dos pero que quizás el presupuesto lo limite a uno. En todo caso todo el mundo querrá llevar uno. Con posibilidad de mejoras.

  6. viendo la foto la foto del dron y sus patas… tuvo que inclinarse demasiado para que las helices toquen el suelo… casi pudo haber volcado.

    teniendo en cuenta la foto de la «sombra» de la helice rota… ¿¿no se podria hacer un modelo sencillo del dron con la aspa rota…y probar si es viable aun que pueda volar… una vez mas para que este cerca del rover ???

    1. Se pueden hacer muchas cosas, es un tema de presupuesto y voluntad. Según dice Daniel la NASA ha decidido que cerrar el proyecto. Si la decisión es firme, pues noy hay más que hablar….

      1. Probar cosas rotas o dañadas no parece aportar gran cosa y dado que ha realizado 72 vuelos me Imagino que lo ha probado todo (dentro de sus posibilidades)

  7. Gracias Daniel por esta entrada, yo recuerdo aun cmo muchos puteaban a Ingenuity por ser un «añadido caprichoso». Me dolio mucho este final abrupto del pequeño-gran demostrador tecnologico.

    1. Nobleza obliga, yo fui uno de los giles que despotricó en contra de Ingenuity. Y bien que me tuve que comer mía palabras, porque el valor que agregó a la misión Mars 2020 fue enorme. Chapeau a la NASA y a los visionarios que supieron armar algo tan importante de la manera más simple posible.

  8. Muchas gracias por esta nueva entrada. Aunque de la NASA creo firmemente que estas sondas nos representan a todos, por eso el orgullo de la NASA es compartido.
    Retomó una antigua idea y la vuelvo a lanzar: ¿por qué no seleccionas las mejores entregas y las reúnes en un libro? Sería maravilloso tener en papel lo que está siendo, no un blog, si no la crónica de la astronáutica y los últimos descubrimientos astronómicos. Ahí lo dejo, pero gracias, gracias, gracias

    1. Me uno a la propuesta del libro, sería realmente maravilloso. Eso si, un libro no, tal vez hagan faltan 10 o 12 tomos…. una verdadera enciclopedia espacial !

  9. Está claro que no volará. No porque no pueda – el borde de ataque parece en buen estado -, sino porque sería un vuelo inútil. La vibración inducida por la asimetría de las palas, combinada con el sistema de guiado óptico, en un terreno con pocos y tenues puntos de referencia, hace que sea imposible pretender que siga un rumbo. Solo se me ocurre una misión «suicida», subiendo mucho más de lo habitual hasta que Perseverance aparezca en el campo. Eso sí, las fotos desde el rover serían bien chulas. Pero el destino de Ingenuity está claro: un museo en Marte.

    Seguro que en muchas fotos hay detalles curiosos. En ésta de Ingenuity sobre Belva se aprecia, cerca de la mitad del borde inferior ( en 1215, 1785 ) un bonito cristal triangular de color azul, más o menos de un tamaño de un tercio de la sombra de Ingenuity.

    1. Gracias por avisar de ese objeto triangular. A simple vista cuesta verlo.
      Se ve mejor abriendo la imagen en otra pestaña y ampliando. Es un triángulo equilátero azul claro con un brillo en el vértice inferior. Da mucho que pensar.
      ¿Puede ser un cristal natural?
      ¿Puede ser un trozo de metal caído del dron?

    2. No creo que Ingy acabe en ningún museo. Con el tiempo desaparecerá de la memoria de la gente, luego de la memoria de los especialistas. Luego se perderá o será muy difícil de encontrar las coordenadas de su localización exacta y finalmente desaparecerá enterrado bajo metros de polvo marciano y bajo siglos de información digital.
      El destino de Ingy es que nadie lo recuerde…

      1. Qué pesimista! Algún día la arqueología será una actividad practicada en Marte. Y seguro que el ingenuity será un trofeo de primer orden. Además, las condiciones para su preservación son ideales.

        1. Que por cierto, a los que encuentren el ingenuity, el sistema Linux que lleva les resultará más o menos igual de arcaico como para nosotros el cuneiforme…

        1. Las máquinas son tontas. Para salvaguardar la información tiene que haber humanos detrás decidiendo qué se salva y qué no… con el tiempo la erosión y pérdida total de la información es inevitable.

      2. En el siglo XXX quizás quede enterrrado dentro de una cueva de un cráter. Si lo descubren unos gusanos marcianos inteligentes,👽 serviría para secar sus mascotas de líquenes caminantes peludos 👾

    3. !gracias por el detalle! Ha sido emocionante buscarlo y encontrarlo. La verdad es que esa imagen es increíble con persy a lo lejos, la sombra de Ingy y el paisaje . Encima un misterio añadido. ¿Podría ir y recogerlo Perseverance o alguna de las misiones MSR que le sucederán con sus drones y helicópteros?)

        1. Todo descubrimiento es importante y «a priori» no se puede evaluar el impacto de lo que de ello se puede aprender. Otra cosa es que, como se comenta por aquí, sea un «espejismo» o un d/efecto óptico en cuyo caso estoy totalmente de acuerdo.

          Ej: Fleming … (apartando esos polvillos del pan para seguir con sus investigaciones)

    4. ¿No es un ruido, un artefacto fotográfico?
      Se alinea con la dirección del rayo azul alargado que hay lejos… Que sale de dentro del ruido con forma de un círculo oscuro… Situado en el borde vertical izquierdo de la foto, bastante arriba.

        1. Gracias Fisivi. Sí, pensé que era probable. Y por su movimiento rapidísimo del ala, es típico que la imagen de efectos muy variados, además de ruido o artefactos…

          Lo importante es mirar dentro, hay un brillo alargado en él, un rayo de un azul similar al de la piedra. Y se alinea con ella, como si se proyectase en la piedra, y la vuelve así azulada.
          Pero casi prefiero que fuese un disco volador que dispara un rayo azul, le da a una piedra 😉 Y luego a una ala!

          No sé si es el caso, pero en general….
          Existe un efecto óptico que crea puntos de un azul parecido. Aparecen puntos de brillo azul intenso en las fotos sobre agua plana. No sé si sobre hielo, pero otros hay…
          Suceden con el Sol en unos ángulos determinados, en la espalda, similares a esta foto.
          Estos brillos típicos azules sobre agua los comenté hace años aquí Eureka. Puse un enlace a un artículo en una revista de óptica que los describía… Dónde debe estar? Quizás lo rebusque… Me suenan «blue glitters» y «optica-opn.org», pero mi nick quizás variase en alguna letra, era al inicio…

          1. Un poco más preciso a «…como si se proyectase en la piedra…» o sería decir que se superpone encima de su imagen. No en la piedra realmente, claro…
            Y sí, debe ser una pata, gracias Fisivi 🙂

    5. La NASA no querrá ese tipo de vuelos por si pierde el control y se estrella contra Perseverance. Es muy difícil que fuera a pasar, pero mejor curarse en salud cómo tener al rover lo más lejos posible de Ingenuity.

    6. Excelente! Qué será…
      Pochi, el primer artefacto aeropropulsado en otro mundo… Ingy, terminará en el Smithsonian, es grande y saben donde está. Me aventuro a especular que no intentan volarlo para mantenerlo de una pieza.

  10. Cabe la posibilidad de que nada de la navegación autónoma sea la causa inicial del fallo, sino que el fallo se deba a una defectuosa recarga en las baterías de litio: si la profundidad de descarga no superase cierto umbral, todo iría fallando en cadena … las palas de este helicóptero no tendrían la suficiente potencia, los sensores darían lecturas erróneas, los computadores dirían «no computado, no computado» y al final ese choque catastrófico y el fin de la misión.

    Vamos, eso barrunto … sin tener datos.

  11. Pues muchas gracias por otro artículo imprescindible, Daniel, pero este ritmo de publicación es excesivo hasta para tí y alguien va a tener que tomar cartas en el asunto. Alguien cercano, que te conozca mejor que tú mismo, y que uno de estos días se acercará a tí, te mirará directamente a los ojos y te soltará como si tal cosa esa frase lapidaria, terrible, inapelable, que todos (y todas) tememos y de la que ninguno (ni ninguna) escapa:

    -Daniel, cariño, tenemos que hablar…

    Por lo demás, repito, gracias. Este pequeño dron volador podría formar parte, junto a la JunoCam, de última libro titulado «Cosas que algunos científicos de la NASA al principio no querían y que resultaron un éxito» y va a marcar la exploración robótica de Marte en el futuro. Menudo rendimiento ha dado el aparatito. Ya tiene un lugar destacado en el Panteón de los robots espaciales.

  12. Bueno, todos pensamos que seguro que se puede hacer algún intento más. Pero Ingenuity ya ha cumplido con su cometido de pruebas. Probablemente este problema ya lo han tenido antes pero lo mandaron allí a sabiendas de lo que podía pasar y buscar su límite.

  13. Es una de las misiones más alucinantes que he visto. Que un dron pueda volar en la ténue atmósfera marciana me parece espectacular. Gracias Daniel por traernos estos artículos tan completos.

  14. Daniel, las fotos son muy bellas. Hay coincidencia en resaltar la dificultad que tiene volar en la tenue atmósfera de Marte, pero me pregunto si la delgadez de la atmósfera marciana se compensa con la baja presión atmosférica en la superficie del planeta. Mientras que la presión atmosférica media en la superficie de Marte es de 6 milibares en la superficie terrestre es de 1013 milibares. Respecto del accidente que inutilizó el helicóptero me pregunto si pudo deberse a una ráfaga de viento y polvo. Aunque la velocidad media del viento marciano es de 4 a 15 km/h, cuando se producen ráfagas locales el viento alcanza los 100 km/h o incluso más.

    1. Sí, pero ten en cuenta, respecto del viento marciano, que un huracán Katrina con esteroides en Marte… es una brisilla marina en la Tierra («El Marciano» de Andy Weir, ha hecho un poco de daño, jajaja).

      En cambio, en Venus, es al contrario: una brisilla marina sin ganas de Venus tiene la fuerza de un Katrina desatado de la Tierra…

    2. Otra posibilidad es que la corriente de aire que producen las aspas haya levantado arena que ha acabado cruzándose con las aspas. La velocidad de las aspas es tan grande, que el impacto con la arena las podría dañar.

        1. En este caso creo que La Navaja de Ockham es perfectamente aplicable. Con lo que podemos especular es si chocó en ese vuelo o diez vuelos antes y rompió en éste por fatiga.

  15. Requiem para Ingenuity

    Ideas Tozudas, lo llevaron a cielos lejanos.
    A sobrepasado espectativas, por todo lo alto.
    Y cayó con honor, luchando a toda aspa.
    ¡Salve!

      1. Interesante. Pero no se me hace más tridimensional situar, no tres, sino cuatro sondas formando un tetraedro en vez de solo tres formando un triángulo. ?

        Tendría muchos más planos o direcciones que observar o medir.

        Daniel ya nos lo explicarás.

        (Inicio de curso 4º de cuñao en ondas gravitacionales)

  16. Para mí, el gran logro fue poner un circuito integrado con reloj superior al Ghz y un quad core nada menos. Que me corrijan, pero me parece que es el aparato de electrónica digital, con número de operaciones por segundo más grande que conozco. Normalmente trabajan por diseños obsoletos (transistores hipergrandes) para minimizar los efectos de la radiación en la electrónica.

    1. Me refiero a un dron/rover enviado a la luna o a Marte. El Perseverance va a 233MHz, un PowerPC. Eso es 10 veces más lento (o quizás resistente).

Deja un comentario