El nacimiento de la Era Espacial: el Sputnik vs. la V-2

Por Daniel Marín, el 6 octubre, 2019. Categoría(s): Astronáutica ✎ 113

El pasado 4 de octubre se celebró el 62º aniversario del lanzamiento del PS-1 (Prosteishi Sputnik 1), más conocido simplemente como Sputnik, el primer satélite artificial de la humanidad. Este suceso se considera además el inicio de la Era Espacial, pero lo cierto es que en los últimos años hemos hemos sido testigos de un movimiento cada vez más insistente que quiere otorgar este honor al primer lanzamiento exitoso del misil alemán A-4. A mi modo de ver, este intento de reescribir la historia no solo es injusto, sino que transmite un mensaje erróneo a la hora de entender cómo se accede al espacio. Veamos por qué.

El primer satélite artificial de la historia, el PS-1 o Sputnik.

El misil A-4, también conocido como V-2, supuso un salto de gigante en el diseño de cohetes. Después de la Segunda Guerra Mundial sería usado por los Estados Unidos y la Unión Soviética como punto de partida para desarrollar sus respectivos programas de misiles balísticos. El A-4, diseñado por el legendario Wernher von Braun, era un misil increíblemente avanzado y grande para su época. No obstante, sus inicios fueron complicados. El primer vuelo con éxito fue en realidad el cuarto lanzamiento. En este vuelo, que tuvo  lugar el 3 de octubre de 1942, el misil con el número de serie V-4 alcanzó 84,5 kilómetros de altura, muy cerca del límite de 100 kilómetros que se considera el límite actual del espacio y muy por encima de la barrera de las 50 millas que durante muchos años fue la frontera del espacio para la NASA y la USAF.

Un misil A-4 (V-2) en el Museo de la Guerra de Londres (Eureka).

Al día siguiente de este lanzamiento, el general de la Wehrmacht Walter Dornberger, el superior de von Braun en Peenemünde, afirmó que la humanidad había alcanzado el espacio y que ese día sería recordado para la posteridad. Entonces, ¿por qué no debemos considerar este lanzamiento el origen de la Era Espacial? Ante todo, hay que dejar claro que no es solo una cuestión de números. El misil V-4 no superó los 100 kilómetros de altura, pero el V-177, lanzado el 20 de junio de 1944, sí que lo hizo (alcanzó un apogeo de 174 kilómetros). O sea, si no nos gusta el lanzamiento de octubre de 1942, siempre podemos recurrir a este último para reivindicar el papel espacial del A-4. Tampoco se trata de que el A-4 fuese un arma y el Sputnik un satélite «civil». Al fin y al cabo, el Sputnik fue lanzado por el misil soviético R-7 Semiorka, el primer misil balístico intercontinental de la historia. La primera objeción es que las distintas  fronteras «oficiales» del espacio —todas ellas más o menos subjetivas— no fueron establecidas hasta muchos años más tarde. Pero, evidentemente, eso no quita para que el V-4 o el V-177 puedan ser considerados lanzamientos «espaciales» según los criterios actuales.

Diorama de un misil A-4 y su infraestructura de lanzamiento móvil (Eureka).

La diferencia más obvia es que el A-4 solo seguía trayectorias suborbitales y, aunque superó la frontera del espacio esporádicamente, nunca estuvo cerca de alcanzar las velocidades necesarias para situar un objeto en órbita. Pero, por encima de todo, la diferencia fundamental es que el A-4 jamás formó parte de ningún programa concreto para alcanzar el espacio o investigar la atmósfera superior desde el punto de vista científico. El régimen nazi financió el desarrollo y construcción del misil A-4 con el único objetivo de que fuese un arma altamente destructiva (por suerte, solo podía llevar un máximo de 900 kg de explosivos). Cierto es que, afortunadamente, nunca fue un arma muy efectiva en relación a su enorme coste. Los más de tres mil misiles A-4 que se lanzaron durante la guerra mataron a miles de personas, sobre todo civiles británicos. Una cifra espantosa, sin duda, pero que palidece en comparación con los casi veinte mil prisioneros del campo de concentración Mittelbau-Dora que fallecieron mientras se dedicaban a fabricar misiles A-4 en las instalaciones de Mittelwerk en condiciones infrahumanas como mano de obra esclava.

Von Braun (en el centro, con ropas de civil) y Dornberger (primera fila a la izquierda) junto con otros altos mandos de la Wehrmacht en Peenemünde (Wikipedia).

Por contra, el lanzamiento del Sputnik no fue un hecho aislado, sino que supuso el inicio de un ambicioso programa espacial a cargo de la oficina de diseño OKB-1 de Serguéi Koroliov que incluía satélites científicos, sondas a otros planetas, satélites militares y naves espaciales tripuladas. Por consiguiente, el misil A-4 puede que fuese el primer ingenio humano en superar la barrera del espacio, pero es un tanto aventurado decir que «inauguró la Era Espacial». Alcanzar el «espacio» no es solo una cuestión de llegar a la suficiente altura o estar en condiciones de vacío. La Estación Espacial Internacional puede que solo esté a 400 kilómetros sobre nuestras cabezas, pero lo importante es que está en órbita y, por tanto, casi está fuera del profundo pozo gravitatorio de nuestro planeta. Lanzar un objeto en un vuelo suborbital puede ser más o menos sencillo en virtud de su masa, trayectoria y otros factores. Sin embargo, una vez en órbita ya tienes el 75% de la energía necesaria para abandonar la Tierra. Y eso por no hablar del innumerable número de aplicaciones que tienen los satélites artificiales hoy en día.

Modelo a tamaño real del Sputnik en el Museo de la Cosmonáutica de Moscú (Eureka).

En definitiva, no se trata de menospreciar el papel que jugó el misil A-4 en la historia de la astronáutica. Nadie niega que fue un elemento fundamental que, junto con el comienzo de la Guerra Fría, hizo posible situar un satélite artificial en 1957 y no varias décadas más tarde. Al contrario, se trata de reivindicar el papel del Sputnik en la historia moderna. El Sputnik no solo fue el primer satélite artificial de la historia —y no olvidemos la etapa central del misil R-7 que lo lanzó, que también alcanzó la órbita—, sino que marcó el inicio de una época caracterizada por el uso y exploración del espacio por parte de la humanidad, un uso que ha continuado de forma ininterrumpida hasta la actualidad. Para que nos entendamos, el vuelo suborbital del A-4 de 1942 sería el equivalente espacial de los viajes a Norteamérica que realizaron los vikingos a partir del siglo X. Fueron los primeros europeos modernos en llegar al continente americano, sí, pero su aventura careció de continuación en el tiempo.

Lanzamiento de un A-4 (Wikipedia).

Así, es perfectamente lícito, y técnicamente correcto, considerar el lanzamiento del A-4 de 1944 como el primer «vuelo espacial» en tanto en cuanto superó la frontera subjetiva del espacio. Pero otra cosa distinta, por paradójico que pueda parecer, es que ese suceso sea considerado como el inicio la Era Espacial. Ciertamente, puede que dentro de un par de siglos esta distinción no sea relevante, pero hoy por hoy creo que sí lo es. Es obvio que este debate acerca del carácter espacial del misil A-4 ha cobrado fuerza a raíz de la aparición de numerosas iniciativas de turismo suborbital como un intento, más o menos consciente, de resaltar la importancia de este tipo de misiones. Pero, por otro lado, algo me dice que si el primer satélite artificial de la historia hubiese sido el Vanguard TV3 este debate sobre el inicio de la era espacial no existiría.

Monumento al Sputnik junto a la Rampa de Gagarin en Baikonur (Eureka).


113 Comentarios

  1. Estuve en el museo de la guerra en Londres y pude ver el V2 que tienen expuesto. Es bastante tocho pero comparado con el R-7 es muy pequeño, creo que la mitad de longitud y de anchura. Además el A4 no estaba pensado para llegar a satelizar nada, más bien la idea era llegar más lejos en distancia y golpear Inglaterra.

  2. Toda ingeniería novedosa se basa en algo aprendido anteriormente. Nos guste, o no, los nazis desarrollaron una muy buena ingeniería. La era espacial nació a raíz de la segunda guerra mundial, como también lo hizo la era computacional.
    Esto que hay ahora de reescribir la historia conforme a los criterios del gilipollismo de hoy en día: es una chorrada.
    Si digo que tu smartphone funciona gracias al trabajo de Turing en la II guerra mundial, soy alguien normal que cae muy bien en el colectivo mariconil; pero si digo que la era espacial la inició el nazi von Braun, ¿soy un facha?. ¡¡Venga yaaaaa!!.

    1. No se reescribe la histórica, se habla de la era espacial, y está empieza con el Sputnik que no le quita el mérito a la V2 como paso prévio necesario.
      Con globos aerostáticos se volaba, con los aviones se conquistaron los cielos.
      De todas maneras por tu opinión nadie te debería llamar facha, en este caso es razonable.

    2. En mi opinión eres un facha, pero es por otros motivos muy diferentes. Las contribuciones a la ingeniería de la Alemania nazi fueron numerosas. Su aeronáutica es fascinante. Hay otros, pero el Silbervogel de Sänger y el ala volante Ho-229 de los hermanos Horten son mis ejemplos favoritos.

      1. Yo soy muy fan de Sänger, un genio muy adelantado a su tiempo, que pena que llegará 30-40 antes de ver podido cumplido su sueño…le debemos mucho…

        El Ho-229, otra maravilla más de la era oscura de la WWII…afortunadamente para los aliados llego muy tarde…pero era toda una joya…que supieron muy bien “replicar” luego los americanos…

        Para bien o para mal, la WWII, dio “alas” a verdaderos genios que si no hubieran pasado desapercibidos…desde Bohr, a Turin, desde Einstein, a Von Braun, y los cientos más que crearon maravillas, como el acorazado Bismarck, o las dos bombas atómicas diferentes del proyecto Manhattan, probablemente la vez que más “cerebritos” trabajaron juntos para un mismo objetivo, junto con el programa Apollo en la historia de la Humanidad..

        La desgracia es que tanto ingenio, fuera para crear nuevas formas de destruirnos y hacernos terribles heridas…ahora con la naciente era espacial comercial, quizás volvamos a juntar a las grandes mentes de este mundo, pero para un objetivo mucho más glorioso y digno, la expansión de la Humanidad por el espacio…

    3. Pues como amago, no por este comentario te considero un “facha” sino por todos los anteriores, lo eres…, además de homofóbico, racista, y misogenico…y además de tener fobia a todo lo que no resuma tu política favorita…

      Para ser un “físico” poco te ha enseñado la “ciencia”…se ve que los valores humanos, y humanísticos, poco han permeado en ti…

      En fin Antonio “AKA-47” como siempre aportando sabiduría en tus comentarios…

    4. Eres un facha, a parte de un inculto y un maleducado y no deberías tener permitido comentar por aquí, pero ya que te lo permiten de momento, pues te contestaré (que es lo que quieres, para poder llegar a tu cuota de atención semanal, que se ve que no eres capaz de obtener fuera de aquí).

      Decir que que la era espacial al iniciaron los Nazis es exactamente lo que ha comentado Daniel, es decir, que el descubrimiento de América pertenece a los Vikingos. Quitemos pues las estatuas de Colón y pongamos a un Vikingo en su lugar… AH NO! que eso ofendería sin duda tu acérrima españolidad de neandertal.

      1. Txemary, gracias a Sabino Arana y a Arzallus sabemos que la única raza suprema es la vasca. Yo, humildemente, como maketo español descendiente del homo sapiens (y en algo del neandertal) sé que no puedo igualar la sabiduría que vuestra suprema genética os induce a los vascos. Sin embargo, anoche se me ocurrió que este debate en realidad no trata de los vikingos vs. Colón; sino de von Braun vs. Koroliov.
        Analicemos a von Braun: ingeniero mecánico (1932), doctor en física (1934) y afiliado a la Schutzstaffel (1940-1945). Desarrolló con éxito: desde el cohete Vergeltungswaffe 2 (1942-1945), hasta el Saturno V (1962-1973).
        Analicemos a Koroliov: ingeniero aeronáutico (1926-1930) y afiliado al PCUS (desde 1953). Desarrolló con éxito el cohete con combustible líquido GIRD-09 (1933) y el cohete intercontinental R-7 Semyorka (1953 concepto y 1957 lanzamiento).
        No podemos caer en el anacronismo (ni en el buenismo) que ha planteado Daniel. El R-7 tenía aplicaciones militares (que luego se utilizase para lanzar al Sputnik como aplicación científica, no desmerece su germen militar). Lógicamente, en plena II guerra mundial, el V-2 también tenía aplicaciones militares (que muchos años después, desde otro país, el mismo ingeniero jefe diseñó otro cohete para lograr la mayor hazaña científica de poner al hombre en la Luna, tampoco desmerece ese germen militar).
        Ninguno de los dos: ni von Braun, ni Koroliov; tuvieron una vida plácida. La derrota nazi (1945) y las purgas hacia el gulag (1938), retrasaron lo que podría haber sido una meteórica carrera en ingeniería espacial. Pero, aún así, lo lograron. Y en mi opinión queda claro que sólo von Braun, es el padre de la era espacial. Sin las purgas estalinistas, tal vez Koroliov hubiera sido el primero (pero esto es ingeniería ficción).
        Las cosas son como son, no como nos gustaría que hubieran sido. Hoy en día vivimos en una sociedad (que yo describo como agilipollada) donde nombramos a las cosas y no nos entendemos. Para mí el “colectivo mariconil” es el colectivo más conocido como LGTBI (de lesbianas, gays, transexuales, bisexuales e invertidos). Fijáros cómo sóis: yo sólo he escrito “colectivo mariconil” y hay gente que ha denunciado esta expresión como delito de odio o que ha dicho que a mí se me tiene que censurar en este blog. Pero, ¿qué odio le tengo yo a los mariconiles?. Yo, como liberal que soy, quiero que cada cual disfrute de su sexualidad como desee; siempre, eso sí, respetando los derechos del resto (a ver, por ejemplo, para que no se me vuelva a malinterpretar: las violaciones grupales están mal porque a la víctima se le trata como a un objeto y no se le respetan sus derechos sexuales).

        1. A otro perro con ese hueso, Antonio Aka un “físico”…hace tiempo en otras de tus grandes aportaciones a este blog, soltaste que era lo mismo que te saliera un hijo delincuente o asesino que “mariconil” demostrando tu desprecio para esas personas…y tu falta de empatía hacia todo lo que no resuma tus creencias…

          Por cierto a mi lista, me falto poner xenofobo, que también lo haz demostrado en reiteradas ocasiones…

          Yo no soy partidario de la censura de nadie, pero cuando alguien viene a verter su odio hacia la sociedad en una maravilla de blog de la astronautica como es este…pues está claro que no encaja, no aporta nada, y además ensucia…

        2. Antonio… que soy de Gandia, La Safor, Valencia, Aspaña!. De ascendencia vasca, nací en Bilbo, muy bien, pero maketo como tú. Lo que pasa que como eres un xenófobo y un indocumentado, piensas que alguien con un nombre en euskera, ya es por definición un nacionalista vasco, lo cual te define muy bien, es una muestra más de tus razonamientos absurdos y sesgados por tu odio irracional.

          Y como tu odio a lo diferente es tan grande, no entiendes que utilizar términos despectivos hacia un colectivo, es un síntoma de desprecio hacia este. Si en tu cabeza “colectivo mariconil”, suena gracioso y no despectivo… pues, es que el problema lo tienes tú… no hay más que decir.

          Respecto a lo que comentas sobre Koroliov y Von Braun, es una huida hacia adelante en tu argumentación. Dani en el texto, ya dice que el R7 tenía aplicaciones militares, no entiendo que califiques esto de “buenismo”, aquí no se trata de no ver las raíces militares de ambos misiles, se trata de no juntar churras con merinas, que es lo que tratas de hacer con la turra de contar la vida de ambos ingenieros. Querer revisar la historia según conviene, como es el caso, a tu gusto, no cambia nada. Por poner otro ejemplo, es como decir que la industrialización la inventaron los griegos porque ya inventaron una máquina que se movía con vapor, o mejor todavía, los griegos inauguraron la exploración espacial porque crearon las matemáticas en que se basó Von Braun para diseñar la V2.

          Y por último, no puedo dejar de comentar esta perla: “Y en mi opinión queda claro que sólo von Braun, es el padre de la era espacial”. Me parece fantástico que pienses esto, porque es una gilipollez como un camión, así que nuevamente, te define perfectamente.

          1. Txemary, tu “soy de Gandía,… nací en Bilbo”; me resulta algo confuso hasta para mí. Si eres como esos chavales (que he conocido) que viven en el levante porque su familia tuvo que huir del país vasco y de Eta en los ’80 o ’90; entonces creo que he metido la pata contigo. Creí que al compararme con un neandertal eras un supremacista vasco (o tal vez uno catalán que también los hay). En fin, es lo que pasa por hablar a ciegas.
            La segunda parte del mensaje: lo de Koroliov vs. von Braun ya no iba dirigida a tí (aunque lo escriba todo junto). Que a tí no te interesen mis opiniones me resulta indiferente: tú te has metido a comentar en mi hilo y yo, respondiéndote a tí, respondía a Daniel y a muchos de los que se meten en este hilo. Para la próxima, evita meterte en mi hilo. Yo desde luego no sé ni lo que escribes; porque suelo leer demasiado transversalmente el resto de comentarios: sólo me leo los que me contestan a mí.

          2. Por más que intento ignorarte, tus sandeces son tan grandes que me saltan a los ojos. Y si escribes aquí, te contestaré, porque me da la real gana, a ver si te enteras de que el blog no te pertenece.

            Y sí, los de Gandía somos tan chulos que nacemos hasta en Bilbao, ya ves…

    5. No vas a encontrar nunca la recta perfecta en el borde de la circunferencia. solo encontrarás imprecisos instrumentos de medición.
      Que no, que el inicio de la era espacial se dio con el inicio de la civilización, por que desde siempre hemos mirado al cielo, y desde la primera vez que el hombre levantó la vista de noche, y de día veía un pajaro volar, dijo “yo igual quiero” y eso, ahora si quieres una base más cientifica… pues no se, digamos que… Galielo. Ya que era un sarcasmo… que la guerra ya se había inventado antes de los nazis y el v2 es consecuencia de todo lo otro. de nuevo lo repito. no vas a encontrar nunca la recta perfecta en el borde de la circunferencia. solo encontrarás imprecisos instrumentos de medición.

  3. Es un debate sin mucho futuro. La mayoría de la gente no sabe qué es una V2, seguro que pensarán que es un grupo musical.
    El Sputnik gana por goleada.

  4. No sé como vendrá la mano en Europa, pero por acá abajo no escuché a nadie jamás poner en duda la fecha de inicio de la era espacial. Obviamente, se menciona a don Wernher como el principal precursor pero nada más.
    Por otro lado me gustó tu analogía de los vikingos, vendría a ser algo así cuando lo comparamos con el “programa español” de exploración de ultramar, ahora me pregunto… Que pasaría si finalmente los chinos establecen una base permanente en la Luna y los americanos optan por quedarse en gateway… se consideraría el programa Apolo solamente como un hito, pero no el inicio de la conquista y colonización lunar?

    1. Hombre, el programa Apolo ni pretendía colonizar ni colonizaron nada.
      Difícilmente alguien puede considerar el Apolo como el inicio de la colonización de la Luna, en mi opinión.

      El programa Apolo es el primero en llegar a la Luna con humanos, que no es poco.

  5. En relación al “nacimiento de la era espacial”, coincido con el critero que la asigna al Sputnik.
    La cantidad de energía requerida para la satelización es tremenda, cientos de veces la de un “pellizco” suborbital, y las consecuencias del vuelo del Sputnik están a la vista: en menos de 10 años (1957/1967) ya había misiones tripuladas a la LEO, satélites de comunicaciones operativos, sondas lunares, sondas interplanetarias, y plena ejecución de proyectos de inminentes viajes lunares (Apollo), una verdadera “revolución espacial”; en todo sentido una “nueva era”.
    Realmente, el Sputnik “abrió la puerta” e ingresamos a una “nueva era”.
    También fué una revolución cultural, y no solo por las comunicaciones: el mundo entero miraba hacia arriba.
    Si bien parecerá un comentario cursi, hasta en Toy Story (1995) lo destacan: desde el Sputnik, los niños dejaron de pedir juguetes de indios y vaqueros, pues querían jugar con naves y seres del espacio.
    Si bien el A4 cruzó la frontera del espacio, está claro que no abrió la era espacial. Ignoro si un proyectil de artillería llegó a alcanzar los 100 km de altura, pero de haberlo logrado estaríamos ante un caso similar: un hito, un récord, un gran salto tecnológico para la época, pero no el nacimiento de una “nueva era”.

  6. Otro vergonzoso intento de revicionismo histórico que sigue que Alan sherpar fue el primer hombre en el espacio … Párese que la inorancia es atrevida 😒🤦

  7. No veo ninguna polémica:
    Primer ingenio humano en alcanzar el espacio: el misil V-2.
    Primer ingenio humano en alcanzar la órbita: Sputnik.
    Lo segundo no hubiera sucedido sin lo primero. Tampoco nadie discute que lo segundo haya sido históricamente más trascendente que lo primero.

      1. Pues manda narices que la gente no entienda la diferencia entre:

        – Acariciar/Tocar el Espacio —-> A-4/V-2 (Vuelo SubOrbital)

        – Llegar al Espacio / Estar en el
        Espacio —-> Sputnik (Vuelo Orbital)

        Seguro que si se les habla en términos escatológicos o sexuales, la gente entiende la diferencia entre acariciar/tocar, y llegar/estar.

        😂

        Salu2

      2. El artículo es un resumen preciso y disfrutable como siempre, pero ¿quien es la gente que Sí lo discute y por qué tiene relevancia la opinión de esa gente, Daniel? (extraño a Stewie Griffin, aunque pintorescos, los debates con “AKA un físico” no molan tanto, puro exabrupto cavernícola)

  8. Y decir que la era espacial empieza con el primer ingenio que alcanzó (brevemente) el espacio me parece perfectamente legítimo y razonable, aunque no se comparta esa opinión. No sé a qué viene ese rasgarse las vestiduras…

    1. Viene debido a la potencia de las etiquetas.
      “Precursor” no es lo mismo que “pionero”.

      Va en cómo definas la “Era Espacial”. Si la defines como “la conquista del espacio” en el sentido de “exploración y uso continuados del espacio”, es obvio que sólo con llegar al espacio no basta, hay que llegar y explorar y poner cosas útiles allí.

      En ese sentido el V-2 fue “precursor” y el Sputnik fue “pionero”.

      La analogía de los vikingos que puso Daniel es muy ilustrativa pero se queda corta. Los vikingos ni siquiera fueron “precursores” de la conquista de América por parte de europeos, porque su establecimiento allí fue muy breve y su impacto fue nulo, nadie más los siguió, el resto de Europa ni se enteró.

      “Precursor” e incluso “pionero” fue Colón, pues aunque su intención no fuera la conquista (con lo cual sería sólo “precursor”), su exploración sí tuvo impacto perdurable y continuado y abrió el camino a la posterior conquista.

      1. Colón fue “precursor” y “pionero”. Ya en el primer viaje fundó un primer asentamiento, el Fuerte Navidad, de efímera vida, tanto del fuerte como de sus 39 pobladores…
        Pero eso es otra historia.
        El Sputnik, ese si que inauguró una Era (con precedentes en la V2, por supuesto). Si habéis visto la peli de dibujos animados “El gigante de hierro”, se narra, entre otras cosas, la histeria que provocó en Estados Unidos el que los “rojos” alcanzasen la órbita, el espacio, y por ende, tuvieran artefactos volando tan campantes sobre su territorio.

  9. Mi opinión es que la era espacial se abrió con el Sputnik.
    Indudablemente la V-2 es el punto de partida práctico, el ancestro del R-7 que puso en órbita al primer satélite artificial bajo el ingenio de los dirigidos por el mítico S. P. Koroliov. No se diga por parte del lado americano, siendo Von Braun no sólo el diseñador de la misma V-2 sino también la autoridad máxima en diseño de cohetes de este y el otro lado del mundo.

  10. Aunque el cohete de la película La Mujer en la Luna (Frau im Mond) del director de Metrópolis, Fritz Lang de 1929, cuyo diseño fue asesorado por el mismísimo Hermann Oberth, dejaba bien en claro que la era espacial comenzaría en Alemania, desgraciadamente Alemania se sumió en la tiranía de un loco y todos los sueños quedarían destrozados. La URSS inicio la era espacial, USA alcanzó la Luna, y China… No importa quien, la máquina esta en marcha!!

  11. Un tema que no tengo claro es la relación de Koroliov con los científicos alemanes. ¿tenía personal de las V2 trabajando para él? Influyó mucho-poco-nada el programa misilístico alemán en el diseño de sus motores? En el caso de USA, con von Braun a la cabeza el vínculo es mucho más evidente, pero en el caso de los rusos… lo desconozco

    1. Tras la guerra los soviéticos tomaron el control de la principal planta de producción de V-2, en Nordhausen. Capturaron 30 v-2 y las mandaron Rusia junto con los principales científicos e ingenieros del programa. Estos fueron obligados a trabajar para ellos en un centro a las afueras de Moscú hasta mediados de los años 50. El primer misil ruso, el R-1, era una copia del V-2.

        1. El Bumper salió de una colaboración entre White Sands (Von Braun), y el laboratorio Guggenheim (luego Galcit, y luego JPL)

          Era una V-2, sobre la cual se montaba un WAC Corporal como segunda etapa, de combustible sólido (que era un cohete sonda).

          Claramente el Bumper no era una copia, ERA UNA V-2.

          Von Braun tabajando “bajo contrato” (él mismo decía como prisionero de paz), encabezó el trabajo

  12. ustedes que piensan?
    tener el deseo de alcanzar y conquistar el espacio, con fines pacíficos, …pero EL MISMO deseo te lleva a lograrlo a TODA COSTA, cooperando con malos “amigos”, creando armas, tener obreros prisioneros esclavos, y luego cuando hay paz, “olvidar” y “mirar a otro lado”….no se…
    el projecto Apollo es sin duda un gran logro! (era dorada, irrealizable hasta ahora) pero da no se que, el hecho que la base de esto proceda de ahí.

    hablo de Von Braun

      1. Creo que el contexto es importante. Eran otros tiempos y otras circunstancias.
        Sin tratar de justificar nada, no podemos medir con la misma vara. Slds.

    1. Es el mismo caso que el soviético: opositores oprimidos, gulags, purgas etc. Lo que es una idea del potencial humano, incluso en las peores manos se consiguen grandes cosas aunque como bien dice un compañero más arriba el objetivo en principio no sea muy ético. No olvidemos que la principal intención del sputnik era mostrar la superioridad soviética al rival y “acojonarlo”. La ciencia ya vendría mucho despues.

    2. Si, tampoco es que un solo instante paso de civil con sueños de viajes espaciales a miembro de las SS fabricando V2 con mano de obra esclava.
      Tenía su sueños, ambiciones y meta, y se fue internando en una maquinaria que más allá de que finalmente él compartiera o no, salir no debería de haberle sido nada trivial.
      Entiendo que de los del club de entusiastas coheteros, fue el único que aceptó la propuesta de ejercito alemán (y creo que esto fue previo a la llegada de los nazis al poder). Con esto logró que el ejercito le subvencionaran estudios y doctorado.
      Usar tu ciencia y conocimiento para fines militares es algo que personalmente no comparto, pero no fue ninguna excepción en la lamentable historia de los últimos 100 entre la ciencia y la guerra.
      Una vez en guerra, continuar prestando sus servicios para ayudar a su pais tampoco es algo que entiendo que se le pueda endilgar como algo particular, y puede ser visto como su deber patriótico.
      Ahora, era un proyecto donde el fin básicamente sería bombardear al boleo ciudades. Práctica que también llevaban a cabo de ambos lados con sus respectivas aviaciones.
      Su afiliación a las SS del mismo modo no se si fue por propia convicción nazi y/o también por oportunismo para poder continuar participando en el proyecto. Pero a estas alturas hasta los canguros australianos sabían de que iba el nazismo. Cada vez se fue hundiendo más y más en el infierno del Dante.
      El uso de mano de obra esclava ligada a su proyecto. Ya acá sí es totalmente excepcional y no hay vuelta atrás posible.

      Por eso mi rechazo a la participación científica en proyectos militares como un modo de lograr otros avances y objetivos.
      Te prestas a entrar en una espiral que muy difícilmente luego puedas controlar o salirte.
      Mi critica hacia von Braun está en el mismo espectro como a todos los físicos ilustres, noveles algunos, del proyecto Manhattan, cuyo fin de crear una carnicería fuera de escala estaba claro desde un primer instante para todos ellos.
      Fritz Haber con su desarrollo del gas de cloro usando en la PGM cuyo uso supervisó personalmente el los campos de batalla para asegurar la mayor eficiencia.
      Luis Walter Alvarez, el del crater meteórico de Chicxulub,Yucatán que se llevó puesto a los dinosaurios, viajaba en un B-29 detrás de que le lanzó una de la bomba atómica para verificar los resultados del ataque… Esto lo encuentran en su bibliografía en la Wikipedia.
      Koroliov tuvo una gran suerte (suerte), que ninguno de sus desarrollos finalmente terminó en un bombardeo atómico, cosa que podría haber acontecido.
      Hace mucho que la ciencia y sus academias se deben un debate profundo.
      dudo que ocurra a la escala que debería o yo quisiera.

      1. Juramente de graduación en la Universidad de Buenos Aires, Facultad de Ciencias Exactas y Naturales.

        “Teniendo conciencia de que la ciencia y en particular sus aplicaciones pueden ocasionar perjuicios a la sociedad y al ser humano cuando se encuentran ausentes los controles éticos adecuados, me comprometo firmemente a que mi capacidad como científico nunca sirva a fines que lesionen la dignidad humana, guiándome por mis convicciones personales, asentadas en un auténtico conocimiento de las situaciones que me rodean y de las posibles consecuencias de los resultados que se derivarían de mi labor, no anteponiendo la remuneración o el prestigio, ni subordinándome a los intereses de empleadores o dirigentes políticos. La investigación científica que desarrolle será para beneficio de la humanidad y en favor de la paz”

        https://es.wikipedia.org/wiki/Juramento_de_Buenos_Aires

  13. Pues yo no sabía nada de esta supuesta polémica y eso que me recorro habitualmente los foros y webs americanas sobre el espacio. ¿No vendrá más bien del “media” gubernamental ruso, tan acostumbrados al victimismo y a arrogarse los éxitos de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas como propios??

  14. Daniel, dices: “Pero, por encima de todo, la diferencia fundamental es que el A-4 jamás formó parte de ningún programa concreto para alcanzar el espacio o investigar la atmósfera superior desde el punto de vista científico”.

    En ese caso, consideremos pues como fecha de inicio de la era espacial el empleo de unas 60 V-2 capturadas por EEUU, durante 1946, en White Sands (USA) para la investigación de la alta atmósfera. En Astronautix podemos leer:

    “U.S. upper atmosphere research program initiated with captured German V-2 rockets. A V-2 panel of representatives of various interested agencies was created, and a total of more than 60 V-2’s were fired before the supply ran out.” 😉

    Fuente: http://www.astronautix.com/1/1946chronology.html

    Saludos.

    1. Pero nunca llegaron tan alto como los lanzamientos antes citados, ni mucho menos a la órbita. Y no pretendían hacer una investigación del espacio (por definición FUERA de la atmósfera), si no de la atmósfera.

  15. Aunque para mí esté claro que el comienzo de la llamada era espacial es la puesta en órbita del Sputnik, entiendo que haya polémica por darle la misma, o más, importancia a los cohetes que lo precedieron. Viene muy bien para aprender más de la historia de la astronáutica gracias a artículos como este y a sus comentaristas más ilustrados.

    Pienso que quizá sea pronto para llamarle era al tiempo que empieza con el primer vuelo orbital. De momento, tras 62 años, exceptuando unos pocos vuelos tripulados a la Luna, el ser humano no ha pasado de la órbita terrestre, así que yo me conformaría con llamar a este lapso de tiempo “edad orbital”, siguiendo la terminología geológica.

    Para la exploración no esporádica y para la colonización más allá de nuestra órbita nos falta aprender a vivir de recursos extraterrestres. Cuando lo consigamos pienso que entraremos en un periodo mucho más amplio que esta edad orbital, con posibilidades inmensas para expandir la vida terrestre, pero parece que el hito que marque su comienzo aún está lejos.

    Quizá ese hito lo marque el cambio de fuente de energía. Para la edad orbital hemos usado la energía química de enormes masas de materia terrestre. Hemos empezado a propulsar con energía solar y poca masa pequeñas naves sin tripular. Supongo que la energía solar nos permitirá colonizar hasta la órbita de Júpiter.

    Hay otra fuente de energía ubícua que hasta ahora hemos visto como un problema: los rayos cósmicos. ¿Seremos capaces de aprovecharlos para viajes más allá de Júpiter?
    Una ocurrencia: Cubrir un cometa con una corteza que lo aisle térmicamente para que esa corteza haga el efecto invernadero con los rayos cósmicos que la atraviesen y calienten el cometa. Luego, usar la diferencia de temperatura entre el cometa y el espacio como fuente de energía, para vivir y para navegar sin depender del sol.

    1. Otro de las interesantes contribuciones de fisivi que sigue su particular guion según el esquema:

      “Que interesante… pero os voy a contar esto de lo que me acabo de enterar. No tiene nada que ver e incluso puede ser absurdo pero, como aun no he participado de esta charla, os lo cuento…”
      o
      “Que interesante… pero os voy a contar esto de lo que me acabo de enterar, que igual es absurdo, pero como aun no he participado en este charla os lo cuento… además es pertinente para el tema del artículo (incluir aqui guiño y sonrisa pícara).”

      O mejor aun: “Que interesante… pero os voy a contar una idea que tengo (cara radiante de felicidad)… igual es absurda y superficial, pero es mía y, como no la conocéis, os la cuento…. a veces incluso es pertinente para el tema del artículo. Además llevo desde ayer sin participar en el foro y me aburro”.

      Fisivi, me esfuerzo por ignorar tus contribuciones pero mi esfuerzo es insuficiente. Me ocurre lo mismo cuando tengo un insecto pegado al parabrisas y por mucho que lo intente a veces es inevitable mirarlo.

  16. Coincido con lo que se menciona de la V-2 habiendo sido la precursora y el Sputnik el que empezo todo, como el Ho-229 pudo haber sido el de las alas volantes (YB-48/9, B-2…) de haberse construido y volado. Es distinto por ejemplo al Me-262, que si que puede considerarse que empezo los cazas a reaccion modernos.

    El SIlbervogel habria sido solamente un arma psicologica. Poca carga y habria ardido en la reentrada por lo que parece -quizas mas exitoso hubiera sido lanzar V-2 desde submarinos como se experimento-.

    1. Yo opino que la tecnología para hacer realidad algo como el Silbervogel no fue una realidad hasta 4 décadas más tarde. Los trabajos de Sänger fueron muy interesantes a un nivel de concepto. El lanzamiento asistido, la reentrada múltiple y sus estudios en motores cohete son ideas que se han seguido citando e intentando llevar a cabo muchísimas veces desde entonces. No fue su utilidad como arma la que hizo “valioso” el silbervogel.

    1. Hombre, si ves el Canal Historia, lo sabes de sobra, porque mira que les gustan las “Nazi Megaestructuras”, las “Armas secretas de los nazis”, “Los nazis y el cambio climático”, “El color de los calzoncillos de Himmler” y demás…

      1. He hecho una encuesta en el trabajo: nadie ha sabido (una docena) responder qué era un/una V2.
        De hecho me han preguntado que en qué contexto, y cuando he dicho “Segunda Guerra mundial” me ha respondido uno que “una pistola”. El resto NS/NC.
        No te digo más.

          1. Puffff, al final me han preguntado que “qué era” y cuando he respondido “un cohete” ya han dicho lo de “buaaa, el frikazoooo”
            jajaja

      1. Pero es que, precisamente, he ahí la gran diferencia.

        Lanzamiento de un V-2: se enteran dos vacas que andan pastando en las inmediaciones del sitio de lanzamiento.

        Puesta en órbita del Sputnik: no hay manera de ocultarlo, ni falta hace que los rusos abran la boca, todo el mundo ve el cacharro transitando sobre sus cabeza, automática primera plana en todos los periódicos de la Tierra.

        No hay color.

    1. Sir Richard Brandson.
      Pero “Si Sir Richard Brandson…” suena cacofonico =D
      Por cierto… ¿como demonios se ponen emoticones en este foro donde revisto desde hace eones?

      1. Respuesta en 3 partes (por el condenado asunto de los enlaces).

        1 / 3

        Los emoticonos, también conocidos como emojis, son caracteres especiales del estándar Unicode. Dichos caracteres pueden ser tipeados directamente (complicado) o pueden ser copiados y pegados como cualquier otro texto (fácil).

        El sistema de comentarios de Naukas reconoce esos caracteres especiales y los reemplaza por enlaces que apuntan a sus respectivos iconos. Ojo, ese reemplazo ocurre tras pulsar el botón ENVIAR, no antes, o sea que ves el resultado cuando el comentario queda publicado, no antes.

        Por ejemplo, aquí se ve este icono 🙂 porque el caracter que yo tipeé ahí fue reemplazado en el código HTML de la página por este enlace…
        https://s.w.org/images/core/emoji/11/svg/1f642.svg

        Los emoticonos más usados son también los más básicos y antiguos, originalmente eran secuencias de caracteres ASCII. Los más usados de todos son simples pares de caracteres ASCII. Hoy en día se pueden tipear como caracteres Unicode o como los clásicos pares ASCII.

        Aquí van 4 ejemplos de los clásicos pares ASCII. En la columna izquierda separé los dos caracteres de cada par insertándoles un espacio en medio para que los caracteres se vean. En la columna derecha los dos mismos caracteres están tipeados sin nada en medio de ellos, como debe ser, para que el sistema de comentarios los reconozca como pares y los reemplace por sus respectivos iconos:

        ; ) …… 😉
        : ) …… 🙂
        : D …… 😀
        : ( …… 🙁

      2. 2 / 3

        Ahora veamos cómo postear no sólo los básicos sino cualquier emoticono.

        Tipear directamente (o sea, introducir manualmente el code de) el caracter Unicode de un emoticono es complicadillo… y propenso a errores, porque en su inmensa mayoría esos caracteres se ven como “rectángulos” en el navegador, no es sino hasta que el comentario queda publicado que esos “rectángulos” se ven como iconos.

        Por suerte existen diversos métodos para simplificar el trámite. Los métodos más sencillos suelen ser específicos para un determinado sistema operativo o aplicación. El método que yo uso no será el más simple de todos pero es universal y funciona impecable, aquí va…

        Los blogs de Naukas (y muchos otros) se basan en WordPress, cuya biblioteca emoji es idéntica a la de Twitter. Sabiendo eso, busco visualmente los emojis en la columna Twtr de aquí…
        http://unicode.org/emoji/charts/full-emoji-list.html

        Cuando encuentro el emoji que me gusta, copio su Code (por ejemplo U+1F603) o su CLDR Short Name (por ejemplo grinning face with big eyes) y entonces…

      3. 3 / 3

        …lo pego en en el buscador de aquí…
        https://emojipedia.org/

        El resultado de esa búsqueda me lleva a la página de emojipedia dedicada al emoji en cuestión, y en dicha página simplemente pulso el botón Copy. Acto seguido lo pego en mi comentario que estoy redactando en Naukas. Listo.

        Recordar que eso que pegas se ve casi siempre como un “rectángulo”, y que el icono propiamente dicho se ve recién cuando el comentario queda publicado.

        Saludos.

  17. Personalmente coincido con Daniel que la “era espacial” comienza con el lanzamiento y puesta en orbita del Sputnik.
    La V2, el lanzamiento desde los USA y URSS antes, eran los proyectos para hacer algo mejor.

    La analogía de los vikingos vs colón deja clara la diferencia entre las V2 y el Sputnik.

    Y por cierto, sí hemos salido de orbita alrededor de la Tierra. Ahí están las innumerable sondas que hemos mandado a otros cuerpos: Pioner 10 y 11, Voyager 1 y 2, New Horizon, las diversas Veneras, el programa Apolo, etc.

    1. Los chinos fueron los creadores de los cohetes, pero como con muchos otros artefactos en los que fueron precursores, se quedaron en lo basico, no los desarrollaron. Tuvieron que conocer a los yanquis para decidirse a desarrollar la tecnologia.

  18. La era espacial comenzó con Galileo. Y si me apuran, con Julio Verne.
    Lo demás son discusiones estériles.
    Los hechos son claros, las valoraciones, subjetivas. Como si decidimos cuál es el lanzamiento más bonito.

      1. Os equivocáis los dos. Ni Galileo, ni Verne ni los griegos…
        Fue mi primo Urko, de la familia de los Afar, que cogió el hueso largo de un venado, lo tiró p´arriba con fuerza y en un plis-plas se transformó en una nave espacial.

Deja un comentario

Por Daniel Marín, publicado el 6 octubre, 2019
Categoría(s): Astronáutica