Una nueva potencia con armas antisatélite: India destruye el Microsat-R

Por Daniel Marín, el 31 marzo, 2019. Categoría(s): Astronáutica • Cohetes ✎ 55

El 27 de marzo de 2019 India se unió por sorpresa al selecto y controvertido club de potencias espaciales con capacidad antisatélite (ASAT), hasta ahora integrado solamente por Rusia, EEUU y China. La organización gubernamental DRDO (Defence Research Development Organization) —la versión militar del ISRO civil— lanzó el interceptor cinético PDV Mark II desde la isla Abdul Kalam que chocó tres minutos después con el satélite indio Microsat-R en el marco de la operación Mission Shakhti. La colisión tuvo lugar sobre el océano Índico a las 5:41 UTC mientras el satélite se desplazaba hacia el norte y el interceptor volaba hacia el sur en una trayectoria suborbital. El Microsat-R, de 740 kg de masa al despegue, había sido lanzado previamente el 24 de enero de 2019 mediante un cohete PSLV-DL (misión PSLV-C44) y se encontraba en una órbita de 260 x 280 kilómetros y 97º de inclinación. En su momento no se dio mucha información sobre el Microsat-R, más allá de que había sido desarrollado por la DRDO. Pero, en vista de lo ocurrido, es obvio que fue construido ex profeso para esta prueba ASAT y quizás iba equipado con sensores para grabar la aproximación del PDV Mk II.

Lanzamiento del interceptor ASAT de ascenso directo PDV Mk II (DRDO).

La órbita en la que se encontraba el Microsat-R había sido elegida cuidadosamente. Se trata de la órbita más baja en la que un lanzador PSLV haya situado nunca un satélite. El objetivo de la DRDO era, obviamente, permitir que los fragmentos más grandes de la prueba ASAT reentren en la atmósfera lo antes posible y no supongan un peligro para otros satélites. La geometría de la colisión, que se produjo con el interceptor viajando en sentido contrario al sentido de avance del satélite en su órbita, también favorece que la mayoría de trozos caigan a la Tierra. A la altura orbital del Microsat-R el rozamiento atmosférico garantiza que un objeto en órbita se queme en la atmósfera en menos de cinco años, aunque el tiempo exacto dependerá de la actividad solar y de la geometría precisa del impacto.

En rojo el interceptor y en verde el blanco. La zona verde sobre el Índico es la región de exclusión aérea temporal debido a la prueba ASAT (AGI).

No obstante, se estima que un impacto a esa velocidad debe haber creado unos 6500 trozos con un tamaño mayor de 0,5 centímetros. La mayoría caerán a la Tierra próximamente, si es que no lo han hecho ya, pero muchos otros se han visto catapultados a una órbita mayor, donde tardarán más en reentrar. El número de fragmentos creados en la colisión y sus órbitas todavía no está claro. El misil PDV Mk II usado por India es un interceptor antisatélite de ascenso directo o DA-ASAT. Dispone de dos etapas de combustible sólido y una tercera etapa consistente en el «vehículo asesino» o KKV (Kinetic Killer Vehicle). Este vehículo es el encargado de la etapa final de aproximación al objetivo usando un sistema de propulsión hipergólico y cámaras infrarrojas. Como en la mayoría de sistemas ASAT de ascenso directo, que también pueden usarse como sistemas contra misiles balísticos, el interceptor no dispone de ninguna carga explosiva. La energía cinética de la colisión es más que suficiente para destruir el blanco. El misil PDV Mk II es un interceptor exoatmosférico con un alcance de mil kilómetros desarrollado originalmente para destruir misiles balísticos. El nombre del ensayo, Misión Shakti, recuerda al ensayo nuclear indio de 1998, bautizado como Operación Shakti.

Satélite Microsat-R antes del lanzamiento. QEPD (ISRO).

Esta prueba ASAT de India ha sido no obstante mucho más «limpia» que la efectuada por China el 11 de enero de 2007, cuando destruyó su satélite meteorológico Fengyun 1C (FY-1C) mediante un interceptor cinético lanzado desde tierra (curiosamente, el FY-1C tenía una masa casi similar a la del Microsat-R). La prueba generó cerca de 150 000 pedazos (!!) en órbita baja —de los cuales solo se han detectado unos 3400 mediante radar—, pero como el FY-1C estaba en una órbita mucho más alta (865 kilómetros) que el Microsat-R, la mayoría permaneció en órbita. A finales de 2016 todavía seguían en órbita cerca de 2900 pedazos, a los que hay que sumar muchísimos otros demasiado pequeños para ser vistos por el radar que suponen un peligro mortal para otros satélites. El misil empleado en la prueba, bautizado por Estados Unidos como SC-19 o DN-1 (el nombre chino se desconoce), ha sido diseñado a partir del misil de alcance medio DF-21 y puede ser lanzado desde plataformas móviles (TEL), como el PDV Mk II indio. Se cree que el SC-19 puede alcanzar satélites situados hasta 1000 o 1500 kilómetros de altura. Ya en 2010 India declaró públicamente que desarrollaría un sistema ASAT propio, sin duda también a resultas de la prueba china de 2007.

Eyección de un SC-19 chino de su contenedor antes de la ignición (MDA).

La prueba ASAT china de 2007 generó una enorme polémica internacional por culpa del elevado número de fragmentos y fue con diferencia la prueba ASAT más «contaminante» de la historia. Era la primera prueba ASAT con un blanco real desde 1985, cuando Estados Unidos destruyó el satélite Solwind P78-1 mediante un interceptor ASM-135 lanzado desde un avión F-15 (el programa ASM-135 sería cancelado en 1988). Muchos expertos temían que la prueba china de 2007 abriese la veda de ensayos ASAT, con el consiguiente peligro de dejar la órbita baja inservible por culpa de la basura espacial y, en un caso extremo, crear un desastre por el Efecto Kessler (¿has visto Gravity?). Los temores se confirmaron un año más tarde cuando EEUU destruyó su satélite espía USA-193 (NROL-21) mediante un misil SM-3 lanzado desde el crucero Aegis USS Lake Erie. Estados Unidos presentó la prueba ASAT, denominada «Operación Escarcha Quemada», como una maniobra de salvamento para evitar que la tóxica hidrazina del USA-193 alcanzase el suelo, pero obviamente se trataba de una respuesta a la intercepción del FY-1C por parte de China.

Afortunadamente, el USA-193 estaba en una órbita de tan solo 240 kilómetros de altura y los fragmentos no duraron mucho en órbita. Pese a todo, se catalogaron unos cuatrocientos pedazos que estuvieron en órbita cerca de dos años. El sistema SM-3 original (IA y IB) solo puede interceptar satélites por debajo de 600 kilómetros, pero actualmente EEUU está desarrollando con Japón el misil SM-3 IIA capaz de alcanzar cualquier satélite en órbita baja. El interceptor SM-3, desplegado en cruceros Aegis y en tierra, es, con diferencia, el sistema DA-ASAT que cuenta con más unidades desplegadas por todo el mundo, aunque su principal objetivo son los misiles balísticos de Rusia y China. EEUU cuenta además con los «satélites inspectores» GSSAP, capaces de acercarse a satélites enemigos en órbita geoestacionaria para analizarlos y, quizá, incapacitarlos. China también ha demostrado la capacidad de interceptar objetivos orbitales, aunque en órbita baja, con los satélites experimentales Shijian 12, 15 y 17 (SJ-12, 15 y 17).

Misil ASAT MS-3 de EEUU (MDA).

En total, entre 2005 y 2014 China efectuó seis pruebas ASAT de su misil interceptor SC-19, aunque solo en la de 2007 se destruyó un satélite. El 13 de mayo de 2013 China volvió a sorprender al mundo con otra prueba ASAT, pero esta vez empleó un nuevo misil, el DN-2 (Dong Neng 2 o动能2号). No se interceptó ningún satélite, pero el misil alcanzó un apogeo de cerca de 30 000 kilómetros. El DN-2 se cree que está basado en el misil de alcance medio DF-21 o en el misil intercontinental DF-31 y ha sido diseñado para alcanzar satélites en órbitas medias y altas —donde se sitúan satélites de alerta temprana y los GPS—, además de la órbita geoestacionaria, donde se encuentran numerosos satélites de comunicaciones civiles y militares, así como satélites espías estadounidenses SIGINT-ELINT y de alerta temprana para detectar lanzamiento de misiles balísticos.

Entre 2015 y 2018 China realizó tres pruebas adicionales de interceptores ASAT de ascenso directo, probablemente usando el nuevo misil DN-3 o KO-09, aunque todavía no está clara la naturaleza de estos ensayos. El DN-3 parece ser una variante del lanzador espacial Kuaizhou 1 (KZ-1), que a su vez también es una variante del DF-21/DF-31, destinado a interceptar misiles balísticos. Sea como sea, China es actualmente el único país del mundo que ha demostrado disponer de sistemas DA-ASAT capaces de destruir blancos en cualquier órbita, aunque el estado operativo de los mismos es objeto de debate.

Lanzamiento de un misil SM-3 estadounidense desde un crucero Aegis (MDA).

Por su parte, desde que cayó la Unión Soviética Rusia no ha realizado ninguna prueba en la que haya sido destruido un satélite, pero mantiene en activo varios programas ASAT. El principal elemento ASAT ruso hoy en día es el sistema Núdol, consistente en interceptores cinéticos lanzados desde tierra capaces de destruir satélites a 2000 kilómetros de la altura. El sistema Núdol usa misiles 14A42 lanzados desde TEL derivados del sistema antibalístico A-235. Esto supone un cambio de paradigma para Rusia, pues la Unión Soviética y la Rusia de los años 90 desarrollaron varios sistemas ASAT basados en satélites interceptores en órbita, como los IS e IS-M (Istrebitel Sputnikov), Nayad y Naryad-V, entre otros, todos ellos actualmente desaparecidos. La última prueba de un misil Núdol —la sexta desde 2014— tuvo lugar el 6 de marzo de 2018 en Plesetsk, aunque no se interceptó ningún satélite.

Sistema TEL para lanzamiento de misiles ASAT Núdol (Almaz-Antey).

Por otro lado, Rusia ha desarrollado recientemente otro sistema ASAT que emplea un interceptor lanzado desde aviones MiG-31 basado en el misil hipersónico Kinzhal. Este sistema ASAT derivado del Kinzhal fue visto por primera vez en septiembre del año pasado (y, por cierto, en este blog ya adelantamos que el Kinzhal podría ser usado como base para crear un sistema ASAT). Este interceptor ASAT lanzado desde MiG-31 es el heredero indirecto del sistema soviético Kontakt, equivalente al cancelado ASM-135 estadounidense, y que empleaba aviones MiG-31D. A estos sistemas hay que añadir los satélites inspectores rusos lanzados estos últimos años, con posible capacidad ASAT tanto en LEO (los tres satélites 14F153 y la serie Kosmos 2519/2521/2523), como en GEO (Olymp-K/Kosmos 2501). Además, EEUU, China y Rusia están trabajando en armas láser ASAT.

Interceptor ASAT basado en el misil Kinzhal (CNBC).

La prueba ASAT de India no es un hito tecnológico especialmente llamativo. A una potencia espacial como es India, que además dispone de todo tipo de misiles balísticos con armas nucleares, se le supone la capacidad de desarrollar interceptores cinéticos capaces de destruir satélites. No obstante, una cosa es ser capaz de desarrollar esta tecnología y otra es disponer de un sistema ASAT operativo. Está claro que este sistema se ha creado con la intención de contrarrestar las capacidades espaciales de China, pues el otro gran rival de India, Pakistán, no dispone de un programa espacial digno de mención. Veremos cómo reacciona China, si es que lo hace, a este desafío. Toda prueba ASAT unilateral no deja de ser una declaración de intenciones destinada a mandar un mensaje a las potencias rivales —hoy en día no es necesario destruir un satélite para poner a prueba un sistema ASAT— y, al mismo tiempo, es una falta de respeto a la comunidad internacional en tanto en cuanto el espacio no conoce fronteras.

Actualización 3 de abril: aparentemente, India llevó a cabo una prueba ASAT fallida el 12 de febrero. El administrador de la NASA, Jim Brindestine, ha declarado que cerca de 400 objetos de la prueba suponen un peligro para la ISS, que ha visto incrementado el riesgo de colisión por basura espacial en un 44%.

Interceptor indio PDV Mk II (DRDO).



55 Comentarios

  1. Toda prueba que implique destruir satélites y aumentar el número de basura espacial en órbita, debería estar absolutamente prohibida en unos acuerdos internacionales, y cualquiera que se salte esa prohibición le tocará asumir sanciones económicas, de las que hacen daño y en serio.

    Y da igual que sea China, EEUU, India, Rusia o Perico el de los Palotes.

    Si por culpa de estos ensayos se pone en peligro, o directamente perdemos el acceso al espacio en general, -y durante lustros, décadas, o mas tiempo-, supondría: una catástrofe económica y científica de tal magnitud en el mundo actual (Sist. de Posicionamiento Global, Comunicaciones, Alertas y Datos Meteorológicos, Investigación, etc), que podemos darnos por jodid*s, (con perdón).

    A ver cuando se sientan de una vez todos los paises y comunidades de países, que tengan programa espacial científico o para defensa, y acuerdan de una vez que: todas las pruebas que impliquen semejante aumento de basura espacial, quedan completamente prohibidas, por la seguridad y prosperidad de todos.

    Eso es o sería lo lógico desde hace tiempo.

    Pero con tanto loco/déspota/iluminado, estando y llegando al poder en tantos sitios, pues es como pedir “peras al olmo”

    Salu2

    1. Herebus, en tanto en cuanto existan estados independientes en la Tierra, existirá la necesidad de defenderse unos de otros. E incluso en el caso de que en el futuro hubiese un único “estado federal” a nivel planetario, seguiría necesitando de unas potentes fuerzas armadas para mantener el control en todo el mundo.

      Estos experimentos son solo pasos en la consecución de sistemas de “defensa aeroespacial” basados en tecnologías mucho más avanzadas (armas de energía y demás) que ya se están probando a más pequeña escala. Ya se está planificando la instalación de “artillería láser” antibuque y antiaérea en buques de la Navy de EEUU y detrás de ellos iremos los demás. No creo que haya que esperar mucho para ver en unas décadas plataformas láser y de armas de inercia patrullando la órbita terrestre digan lo que diga la ONU.

      1. Que cada estado desarrolle armas es inevitable.

        Que a día de hoy, no haya una regulación internacional, con sanciones incluidas, para impedir que se prueben armas que generen semejante escenario, conesos incrementos de Basura Espacial, que nos puede dejar sin acceso al espacio a todos, me parece una calamidad. Y me parece igualmente una negligencia, por no decir directamente un riesgo y una cagada enorme, que cualquier país se sume a ensayos así.

        No aspiro a que los paises dejen de diseñar formas de defenderse, porque sería vivir en el mundo de la Piruleta, pero al igual que a estas alturas, me parece una cagada que se realicen pruebas nucleares en general, y más aún en superficie, y más aún en el aire, pues con esto exactamente lo mismo.

        El riesgo para el bien de todos de este tipo de pruebas, es simplemente demasiado alto. Si todo el mundo se pone a ello, pues tenemos un problema y un problema grave. O regulamos estos temas, o vamos de culo, cuesta abajo, y sin frenos. Hace años que estos ensayos concretos deberían estar regulados, y diría que prohibidos, a riesgo de sanciones internacionales de las que crujen economías.

        Salu2

        1. No, si yo estoy de acuerdo contigo, pero me atengo a reflejar la realidad.
          No quiero decir que todos los países se vayan a poner a desarrollar esta tecnología y a probarla, pero que poder, pueden.
          La cuestión es por qué unos sí podrían tener estas tecnologías y derecho a haberlas probado y el resto no. Se podría considerar que los grandes, los permanentes del Consejo de Seguridad, etc. sí que podrían tenerlas. Pero como se comportan irresponsablemente otros se animan a prevenirse.

      2. Hace ya varias décadas se prohibieron las explosiones nucleares atmosféricas y esa prohibición se cumplió. Las explosiones nucleares subterráneas no son igual de contaminantes. Quizás las armas Asat puedan probarse sin generar tanta basura espacial. El mismo artículo dice: “..hoy en día no es necesario destruir un satélite para poner a prueba un sistema ASAT..”. Entonces no me parece imposible que pueda establecerse una prohibición de destrucción de satélites que genere cantidad de basura espacial.

  2. Estupendo artículo, Daniel.

    En efecto, este paso era esperable por parte de la India en su particular “guerra fría” (en muchas ocasiones, no tan fría) con Pakistán y, en menor medida, con China.

    Y mientras los grandes estados de la Tierra toman posiciones, aquí, en la Unión Europea, seguimos pensando en escala nacional en temas de Defensa. Ahora que los británicos parece (y digo “parece”) que quieren irse aunque no sepan muy bien cómo para tratar de revivir no se sabe qué viejas glorias, tal vez Francia debería empezar a replantearse su papel nuclear y pensar más a lo grande y unirse definitivamente a Alemania y a España (de Italia ahora mismo no cabe esperar gran cosa) en materia de armamento estratégico y en defensa aeroespacial. Ya hemos visto lo difícil que es mantener una fuerza militar creíble uno solo (Francia, como el Reino Unido, solo dispone de un portaaviones y de un puñado de submarinos lanzamisiles, cuatro de la clase “Le Triomphant”), y ahí está la reciente propuesta alemana de construcción conjunta de un nuevo portaaviones similar al “Charles de Gaulle”.

    En cuanto a armas antisatélite, para la UE su desarrollo sería muy fácil. A Europa le sobran medios técnicos y dinero para jugar un papel destacado a escala global. Lo que le falta es voluntad política y le sobran ensoñaciones nacionalistas.

    1. Europa, desde que Mr.Trump esta en La Casa Blanca, y amenaza con dejar tirada a la OTAN (porque gastamos poco, y lo cierto es que tiene razón, pero lo que quiere en realidad, es que gastemos mas en comprarle armas, no en que gastemos mas desarrollando nuestro propio armamento), pues ya se está moviendo para ser mas independiente, y formalizar una unión mas estrecha en Defensa, (una unión que por otra parte, EEUU, llevaba años tratando de retrasar lo maximo posible, para que no se afianzara un sector de defensa europeo y asi no perder ventas muy importantes de material de defensa, a los paises que estamos a este lado del Atlantico). Pero este año ya se han dado y aprobado, los primeros presupuestos para constituir el germen de unas Fuerzas Armadas Europeas. Y Francia y Alemania, por ejemplo, ya se han unido, para desarrollar, entre: AirBus y Dassault, un caza europeo propio de 5ª/6ª generacion, para estar operativo en la decada de 2030, y España, hace unas semanas acaba de firmar para unirse al proyecto tambien, aunque los intereses prioritarios son Francesas y Alemanes.

      Por otro lado Reino Unido, va a su bola, y siempre a ido a su bola, salvo cuando le ha interesado que ha tirado del Tío Sam. Y hasta donde yo sé tiene no uno, sino 2 portaaviones, el HMS Queen Elizabeth, y el HMS Prince of Wales (este ultimo deberia de entrar en servicio en 2020), ambos de tipo STOVL. es decir para aviones de Despegue Corto y Aterrizaje vertical y con rampa SkyJump. Es decir como nuestro BPE (Buque de Proyecto Estratégica) que hace las veces, de portaaviones/portaarenovaes el Buque Juan Carlos I; solo que los Buques Británicos son 50 metros mas grandes, y casi el doble de pesados, y están pensados para ala aerea embarcada, y el nuestro, es un buque multirol con capacidad de proyección de fuerza de asalto anfibio.

      Pero volviendo al tema de hilo, estos ensayos de derribar satélites, son mas una muestra de fuerza, que una neceisdad intrinseca para probar capacidades. Interceptar un satelite, cuando se conoce su orbita (altura, velocidad, trayectoria, posicion, etc), no implica sistemas terriblemente avanzados. No hablamos de probar un escurdo antimisiles. A dia de hoy la necesidad de una prueba real como la realizada, es como poco muy discutible, ya que es casi seguro, que la mayoria del trabajo ahora mismo puede realizarse en simulaciones, sin problema, o incluso usando orbitas aun mas bajas,, en el que los riesgos de basura espacial, serian aún mucho menores.

      Por tanto realizar estos ensayos, repito que es simplemente una demostraciones de fuerza que puede salirnos a todos terriblemente caro. Y por tanto deberian estar reguladas en forma de prohibiciones, y quien las realice pues sancion de las que crujen al canto. Ni Europa, ni China, ni Rusia, ni India, ni nadie, deberia jugar con estos, temas, y posiblemente montar un escenario, en el que se puedan ir al traste, todas las infraestructuras en orbita de forma generalizada, (de todo tipo y de todos), y cerrar a todos el acceso al espacio durante muchas décadas, o mas tiempo aún.

      Salu2

      1. El problema es que para sanciones efectivas tienen que estar TODOS esos que has dicho, de acuerdo.
        Si uno pone sanciones y China, India y Rusia dicen que por ahí, pues como que no sirven.
        El mundo actual es multipolar, me temo.

  3. “con el consiguiente peligro de dejar la órbita baja inservible por culpa de la basura espacial y, en un caso extremo, crear un desastre por el Efecto Kessler”

    Poco a poco se llegará a este extremo, luego se culparán unos a otros, pero el daño ya estará hecho.

  4. Debería haber un acuerto internacional de no proliferación de basura espacial, con fuertes sanciones. Están poniendo en peligro la vida de los astronautas y complicando el acceso al espacio de la forma más estúpida que existe.

    Ya no pienso viajar nunca a la India, paso. Han perdido muchos puntos para mi.

    1. Bueno, a mí se me ocurren muchas más razones para NO visitar la India que el hecho de que hayan probado un sistema antisatélite contra un blanco en órbita muy baja.

      No visitaría la India porque no me gusta su cultura, ni su forma de vida, ni su gobierno ultranacionalista, ni su absurdo sistema social todavía basado en castas, ni de la brutal discriminación de la mujer, ni sus tremendos índices de pobreza, ni la absoluta falta de higiene en las calles (derivada de condicionantes culturales y religiosos) de sus caóticas ciudades donde lo que menos te puede pasar es que te roben la cámara o el móvil de un tirón… Lo siento, pero no me gusta la India, y lo digo así, a las claras. Todas esas bobadas hippies sobre la “espiritualidad” de la India, Gandhi, el yoga y tal no me llaman en absoluto la atención. Qué le voy a hacer, soy así.

  5. Es preocupante y a la vez produce rabia saber que no era necesario destruir el satélite para comprobar su efectividad.
    Es necesario llegar a un acuerdo, en el caso de que aún no lo haya. En otros medios se ha hablado de sancionar a la India.
    Lanzar un misil antisatélites parece un hecho ‘sencillo’. Con los 10000 satélites de Elon Musk, más el resto de redes planificadas, y los ya existentes, destruir una gran cantidad de satélites podría incapacitar el acceso a la órbita terrestre y más allá. En una hipotética guerra, no habrá leyes o reglas. Basta un loco para destruir la capacidad de toda la humanidad de llegar a órbita de manera segura.

  6. ¿Falta de respeto a la comunidad internacional?. Ja, ja, ja.
    Entre la India, Pakistán y China; yo me decanto por apoyar a la India. Las tres naciones son corruptas e hiperburocratizadas, pero al menos la India es algo más democrática.
    No creo que ninguna de estas tres potencias nucleares se enzarce en una guerra total. Pero sí que deben invertir en defensa para no ser mucho menos que el vecino. China ahora mismo es la segunda potencia espacial mundial y lógicamente la India no debe quedarse muy detrás.
    Pero, vamos, si creéis que todo el mundo es bueno, deberíais enviarle una carta al papa Francisco para solicitarle que en su diálogo interreligioso incluya (aparte de al judaísmo y al islamismo): al hinduismo, al budismo y al sincretismo chino. Y para pedirle que las naciones del mundo no se dediquen a desarrollar antimisiles o antisatélites; sino que usen sus recursos en plantar árboles y hacer caso a la ONU para combatir el cambiante cambio climático.

    1. De la misma forma que están prohibidos los test nucleares en superficie, en la atmósfera y en el espacio, se puede prohibir esto.

      El tonito condescendiente de siempre, sobra. Como siempre también.

      1. Bueno… Las pruebas nucleares se abandonaron (se prohibieron) solo cuando las potencias nucleares las pudieron suplir por simulaciones en supercomputadoras. A día de hoy esas simulaciones son INCAPACES de reproducir fielmente la detonación de un dispositivo nuclear. Con todo, no parece probable que se vuelva a las pruebas reales porque, según los expertos, si algo ‘probaron’ aquellos tests del siglo pasado, es que no se puede predecir cómo será una detonación, ni siquiera la de un dispositivo fabricado siguiendo rigurosamente idéntico protocolo al del detonado como ensayo. Y aún así, las pruebas reales o virtuales del armamento de una potencia militar se seguirán realizando porque, sencillamente, son su factor más poderoso de disuasión.

  7. Desgraciadamente parese que la carrera armamentista de la india vs china sigue creciendo esperemos que la carrera espacial asiatica se igual de importante por el bien de la humanidad por qué si un pedazo de ese satélite choca con un satélite Chino o peor con una misión tripulada las consecuencias políticas podría ser devastadoras 😥

  8. Desgraciadamente, vivimos en una época en que muchos países y sus ciudadanos no se fían del orden internacional y prefieren resolver las cosas localmente y por su cuenta, sin tener en cuenta que eso lleva al vecino a hacer lo mismo, empeorando la situación inicial. Una cosa lleva a la otra, etc.
    ¿Responderán ahora Pakistán o Indonesia con armamento similar?

  9. Si en vez del Microsat-R el objetivo era un asteroide de 10 metros que amenazaba Madrid, New York o Tokio ¿QUIÉN PIENSA en el Efecto Kessler y sanción alguna de qué?
    Les recuerdo que a fines del 2018 un asteroide detonó sobre el Mar de Behring con la potencia de varios kilotones, nos enteramos tiempo después por registrar el flash de la detonación. Como esto sucedió lejos de toda zona poblada, de nuevo la sacamos barata en la ruleta cósmica.
    https://es.gizmodo.com/un-asteroide-exploto-sobre-el-mar-con-la-energia-de-die-1833388871

    Desde este punto de vista, muy bonitos los argumentos políticamente correctos pero MAS PRONTO QUE TARDE vamos a detectar con sistemas ASAP otro Regalo del Cielo y HABRÁ QUE PARARLO.
    Y si bien los sistemas militares no se hacen con objetivos altruistas, para ESTO bien que pueden ser útiles.

    Saludos

    1. Ninguno de los sistemas ASAT en servicio es capaz de destruir un asteroide. Son tecnologías distintas con algún punto en común (principalmente, navegación óptica para interceptación a alta velocidad).

    2. Tienes razón.

      ¿Para qué luchar contra el efecto invernadero si luego un volcan como el Krakatoa emite tanto CO2 como toda la humanidad en 10 años?

      ¿Para que investigar en medicamentos contra el cancer si al final la gente tiene la mala costumbre de morir?

      ¿Para qué pintar un cuadro si ya existen las fotografías?

      ¿Para que educar a nuestros hijos si al final van a trabajar de camareros o funcionarios?

    3. Hay un buscador en esta misma página donde puedes encontrar unos cuantos MUY buenos artículos sobre interceptación de NEOs. Lo digo porque antes de soltar una corrada semejante te los leas…

  10. Esta prueba chirría más por que parece que se ha hecho por motivos electorales pues en la India hay elecciones dentro de poco y el partido en el gobierno es de corte ultranacionalista. Ya que la capacidad ASAT de la India la anunciaron hace tiempo.

  11. La tan renombrada “comunidad internacional” solo sirve para llevar muerte y destruccion donde el poder anglosionista quiere, ojala les toque un poco de democracia a los habitantes del primer mundo, algun dia…ojala!

    1. Lo q daríamos los que vivimos en las economías democráticas del 3r mundo para padecer aunque sea un poquito del rigor dictatorial del 1r mundo!

  12. “es una falta de respeto a la comunidad internacional en tanto en cuanto el espacio no conoce fronteras”. No se puede resumir mejor.

    Pienso que se debe llegar a un uso compartido del espacio con cooperación de todo el mundo, de modo que una guerra en la que se use el espacio llegue a ser irrealizable. Pero soy consciente de que, de llegar a ello, será dentro de muchos decenios, o siglos.
    Mientras tanto se debería desarrollar un sistema de limpieza del espacio cercano a gran escala, nada de atrapar un solo satélite con una redecita. Nos hará falta tarde o temprano, tanto por causas humanas como naturales, cuando una tormenta solar severa convierta en chatarra todo lo que tengamos ahí afuera.

    Por proponer algo, aunque parezca irrealizable o ineficaz:
    Quizá un satélite cargado eléctricamente, con motores iónicos que usen aire como propelente, capaz de repostar fuel en la exosfera y de cambiar de órbita constantemente, podría atraer por electrostática pequeños objetos que pasen cerca a poca velocidad relativa, aún a muchos metros de la nave, barriendo así mucho espacio durante su vida, hasta bajar a la atmósfera para incinerarse junto con lo que recolecte. Quizá el satélite se podría cargar eléctricamente no neutralizando, por un tiempo, los iones que lanzasen sus motores.

  13. El Plan Diabólico de hoy:

    La mejor estrategia espacial para un país pobre como Corea del Norte podría ser probar un montón de armas ASAT (o, directamente, lanzar satélites explosivos) para producir grandes cantidades de debris y colapsar el acceso a órbita.

    Así, un país pobre puede conseguir la paridad espacial con las grandes potencias, asegurándose de que ni ellos ni nadie puedan lanzar cohetes.

    Ranking de Diabolicidad: ** (2/5)

    1. Así visto parece diabólico y podría justificar un ataque preventivo masivo sobre Corea del Norte…
      Puedes verlos a la inversa, sin embargo. Una respuesta asimétrica de países pequeños a la amenaza de armas de destrucción masiva sería disponer de una buena cantidad de misiles anti satélite de este tipo…
      Todo desde la irracional lógica militar, claro.

    2. Dado que la República Popular Democrática de Corea dispone de baterías KN-06, la versión norcoreana del S-300 soviético/ruso, y la “familia” interrelacionada S-300/400/500 (siendo el S-500 un sistema anti-balístico móvil, y posiblemente ASAT, ya reconocido como tal).

      Corea del Norte ya podría disponer de armas anti-balísticas y ASAT móviles disponibles para tal escenario bélico o se hallaría al borde de tenerlas mediante la colaboración, espionaje, desarrollo propio o compra de baterías a Rusia o China (HQ-9, versión china del S-300/400/500 ruso). Versiones que podrían comprar Irán, Siria, Pakistán (que también podría adquirir la versión china), Vietnam (que también podría adquirir la versión rusa) o Argelia.

      Además, de que India podría completar su PDV Mark II con compras de S-400/500; como los rusos a sus A-235 Nudol y A-135 Amur.

      Otra cosa es que le interese, dentro de la distensión con Corea del Sur y EE.UU. en crisis, echar leña al fuego con pruebas nucleares, balísticas, de misiles de crucero, de artillería, anti-balísticas o ASAT.

      1. Por lo que no sería extraño que, en caso de invasión de EE.UU., la OTAN y la SEATO; el Ejército Popular de Corea lanzara un ataque indiscriminado contra satélites militares y comerciales de países enemigos o neutrales (en una especie de “guerra submarina indiscriminada” moderna) con el fin de provocar un efecto Kessler para neutralizar constelaciones como la GPS, Galileo, TDRSS o Quasar; e incapacitar a parte de los misiles de crucero y balísticos de estos. Así como, los sistemas de recolección y control de datos y decisión estratégica aliada. Incapacitando sus fuerzas frente a las fuerzas juches.

  14. ¿También contaría el sistema de misiles S-300/400/500 como un sistema ASAT?

    ¿Y el programa ASAT “Naryad” está definitivamente muerto entonces?

  15. Es una puta vergüenza que se puedan hacer estas guarradas de forma impune.

    Ya tardan en desarrollar legislación y empezar a sancionar, multar o lo que corresponda a los que hacen mierdas de este tipo.

    Es intolerable.

    1. Pero habría que hacerlo con efectos retroactivos, no? Si no, estamos en el sesgo de siempre
      Por qué daría la India esa ventaja a China, Rusia o usa?

      1. Ciertamente, lo suyo sería sacar una legislación en contra de estas pruebas y poner la fecha en la que entra en vigor lo más prontamente posible. Obviando todas las pruebas anteriores que remedio.

    2. Con esto ocurrirá como con las pruebas nucleares: la URSS las cesó en 1990 (Rusia no las ha reanudado), Reino Unido en 1991, Estados Unidos en 1992, Francia y China en 1996, India y Pakistán en 1998; y Corea del Norte en 2017. Tienen que ser propios los países los que descubran que no pueden hacerlo por mucho tiempo más y con vistas a su explotación comercial del espacio.

  16. En algún punto, es probable que potencias como Estados Unidos o Rusia hayan encontrado soluciones alternativas para incapacitar satélites, ya en órbita como el mencionado caso ruso de los IS, nayad, etc, pero también con soluciones basadas en tierra.

    Lo que quisiera saber, es que tan factible puedan llegar a ser los lasers operados en tierra para inutilizar satélites, entiendo que los rusos tenían la estación Terra 3 y los estado unidenses el sistema MIRACL, pero mi duda sería, ¿Es técnicamente viable en comparación con los interceptores cinéticos?

    Saludos.

Deja un comentario

Por Daniel Marín, publicado el 31 marzo, 2019
Categoría(s): Astronáutica • Cohetes