Comienza la exploración del asteroide Ryugu

El pasado 27 de junio la sonda japonesa Hayabusa 2 llegó oficialmente al pequeño asteroide Ryugu. En ese momento dio comienzo la fase de exploración de este cuerpo menor del sistema solar. En una entrada anterior comentamos las vicisitudes del viaje de Hayabusa para alcanzar las proximidades de 162173 Ryugu desde el lanzamiento de la sonda en diciembre de 2014 y quedó patente que viajar hasta un asteroide cercano (NEO) de pequeñas dimensiones no es una tarea sencilla. Para empezar, ¿en qué momento sabemos que hemos llegado a un cuerpo con un campo gravitatorio tan minúsculo cuyo diámetro apenas alcanza un kilómetro? Pues de forma arbitraria. El equipo de Hayabusa 2 decidió en su momento que la sonda se acercaría primero a 20 kilómetros de distancia de Ryugu. Ese punto, alcanzado el 27 de junio, recibe el nombre técnico de BOX-A, por tratarse de un espacio con forma de cubo de 1 a 5 kilómetros de arista. El 16 de julio la sonda se internó por primera vez en el espacio conocido como BOX-C, una zona alargada de 1 kilómetro de ancho y 15 kilómetros de largo que permite acercarse al asteroide hasta solo 5 kilómetros, aunque no está previsto que la nave se aproxime tanto hasta el 1 de agosto.

Ryugu visto a 20 km de distancia el 30 de junio (JAXA).

Desde BOX-A Hayabusa 2 ha observado Ryugu con sus cuatro instrumentos principales: la cámara ONC, la cámara de infrarrojo cercano NIRS3, la cámara de infrarrojo medio TIR y el altímetro LIDAR. Ryugu ha resultado ser una pequeña pila de escombros formada por rocas y piedras de todos los tamaños. Aunque su forma es muy distinta, recuerda poderosamente al asteroide Itokawa, que fue visitado por Hayabusa 1. En principio podríamos pensar que no tiene nada de especial que dos asteroides cercanos de pequeño tamaño sean parecidos, pero no olvidemos que Ryugu es un asteroide de tipo C —o sea, rico en sustancias orgánicas—, mientras que Itokawa es un asteroide de tipo S —con una composición «rocosa»—. Se cree que los asteroides de tipo C, más numerosos, son restos mejor conservados de la formación del sistema solar, de ahí que Ryugu fuese seleccionado como el objetivo de Hayabusa 2. Sea como sea, Ryugu es el primer asteroide de tipo C de pequeño tamaño que visitamos de cerca, así que habrá que esperar a que la sonda de la NASA Osiris-REx se acerque a Bennu, otro asteroide cercano de tipo C, para poder comparar con fundamento. Probablemente los procesos de formación de asteroides pequeños a partir de la fragmentación de asteroides más grandes sean relativamente independientes de su composición.

En verde la zona BOX-A, donde llegó Hayabusa 2 el 27 de junio. En rosa BOX-C (JAXA).
Maniobras de la sonda a finales de julio de 2018 (JAXA).
Maniobras de la sonda en agosto (JAXA).
Ryugu en 3D rotando (JAXA, University of Aizu, University of Tokyo, Kochi University, Rikkyo University, Nagoya University, Chiba Institute of Technology, Meiji University and AIST.).

En las imágenes de Hayabusa 2 se aprecian numerosos bloques de roca repartidos por la superficie, incluyendo una enorme roca de 130 metros situada casi en el polo norte de Ryugu. Una de las primeras tareas del equipo de Hayabusa 2 ha sido crear un sistema de coordenadas de cara al estudio de Ryugu y para seleccionar los potenciales lugares de aterrizaje. La latitud resulta fácil determinarla a partir del eje de rotación, pero la longitud es un asunto distinto, ya que el punto de origen es por definición arbitrario. Los investigadores han elegido una roca solitaria cercana al ecuador para marcar el meridiano 0 de Ryugu y poder calcular la longitud de las diferentes características del terreno.

Roca que marca el meridiano 0 de Ryugu (JAXA).
Otra vista de Ryugu (JAXA).

El láser del LIDAR de Hayabusa 2 se está usando para levantar un modelo en tres dimensiones del relieve de Ryugu, un paso fundamental a la hora de calcular las pendientes y las variaciones locales de la aceleración de la gravedad en la superficie. Recordemos que Hayabusa 2 es una misión de retorno de muestras y está previsto que intente recuperar partículas de regolito de la superficie de Ryugu en al menos tres ocasiones. El primer intento tendrá lugar en septiembre u octubre, seguido por un segundo intento en febrero de 2019 y otro en abril o mayo. Este último aterrizaje se producirá en el cráter que dejará tras de sí el choque de un proyectil de cobre de 2,5 kg, lo que permitirá recuperar muestras a mayor profundidad que apenas hayan sido alteradas por el viento solar o los rayos cósmicos. No obstante, estas fechas son solo orientativas y dependerán de las características del terreno o los problemas que pueda encontrar la nave en el transcurso de su misión.

Modelo 3D de Ryugu (Kobe University, University of Aizu (shape model creation), Auburn University (video creation), JAXA).
Medidas del LIDAR en 300º y 60º de longitud (JAXA).

Para recoger las muestras Hayabusa 2 usará una especie de manguera que entrará en contacto con la superficie muy brevemente. Justo en ese momento la sonda disparará una pequeña bola de tantalio de 1 centímetro y 5 miligramos a cerca de 1000 km/h. El impacto contra el suelo levantará una nube de polvo que será recogido por la sonda. En caso de que este sistema falle —algo que ya pasó con Hayabusa 1—, la manguera de recogida de muestras está diseñada de tal forma que al despegarse de la superficie podrá capturar partículas con el borde. Cada «aterrizaje» durará apenas un segundo, ya que Hayabusa 2 levantará el vuelo de forma casi inmediata para alejarse del asteroide y evitar un posible vuelco sobre la superficie. Como comparación, la misión Osiris-REx emplea un sistema muy diferente en el que se usa un chorro de nitrógeno para levantar el regolito. De todas formas, no olvidemos que Hayabusa 2 es una sonda con un presupuesto muy modesto y está previsto que recoja cerca de 100 miligramos de muestras, mientras que Osiris-REx es una sonda mucho más compleja y cara que debe capturar un mínimo de 60 gramos de la superficie del asteroide Bennu.

Modelo 3D de Ryugu a partir de los datos de LIDAR (JAXA).
Ryugu visto en el infrarrojo medio por la cámara TIR con una resolución de 20 m/píxel (JAXA).

Hayabusa 2 lleva además el pequeño aterrizador europeo MASCOT (Mobile Asteroid Surface Scout) y el trío de pequeñas subsondas MINERVA II, denominados de forma un tanto tramposa como «rovers». Estas subsondas nos mostrarán imágenes de la superficie de Ryugu una vez desplegadas, lo que ocurrirá en octubre de este año y en julio de 2019, si todo sale según lo previsto. En diciembre de 2019 Hayabusa 2 partirá de Ryugu y la cápsula con las muestras aterrizará en Woomera (Australia) en 2020. Pero antes de que eso ocurra la sonda japonesa debe explorar en detalle ese pequeño y fascinante asteroide que es Ryugu.

Ryugu comparado con Fuji-san (JAXA).
Ryugu en todo su esplendor (JAXA).

27 comentarios

Participa Suscríbete

Pelau Pelau

La comparación con el monte Fuji me ha sorprendido, no imaginaba a Ryugu tan grande. Una imagen vale más que mil palabras, ciertamente.

Muchas gracias, Daniel.

Fernando Generale Fernando Generale

Oooo los bork han llegado a nuestro sistemas XD…
Ahora en serio no es puedo esperar a que se produzca el inpatato de ese pojetil de cobre por que seguro que este asteroide nos revelara mucho de la formación del sistema solar

U-95 U-95

Que va, es un dado de seis, no de ocho, caras. La dominacion del Sistema Solar por parte de los roleros solamente ha dado comienzo.

Fernando Generale Fernando Generale

Oigan que yo tengo 31 pirulos y si cometo errores es por culpa de las prisas al escribir
😤

Erick Erick

O así:

https://ugc.kn3.net/i/origin/http://...oo1_400.gif

Lo que pasa es que no conocoeis al profeta Fernando Generale, dentro de mil años..la civilización futura que estará de camino a Proxima b, para luchar contra los Trisolares jeje…buscaran al genio confucio del lenguaje moderno, entre las “tablillas de barro” de la era del internet “tardío” en un blog llamado Eureka…desgraciadamente gran parte de la infinita sabiduría de este hombre adelantado a su tiempo, se habría perdido entre las lagunas del tiempo… lamentablemente todo hacía indicar que un misterioso “fallo” de la red Naukas (Oasis de la ciencia pre——– en el siglo 1 D.S )( Después de Sputnik) había borrado gran parte de esa sabiduría milenaria en los comentarios…(los historiadores futuros se debatían entre grandes teorías de conspiración sobre ese “fallo” y una barbarica actitud destructiva de los “informáticos” de esa era contra la información…)

PD: es una broma F.Generale 😉

Pelau Pelau

Si pules un poco ese argumento, ya tenemos material para el 3er volumen de cuentos de Radio Skylab: Relatos de la Red 😀

Erick Erick

Impresionante esta misión de JAXA, las fotos de esos pequeños rovers, serán impactantes…

Me imagino que según el éxito de está misión dependerá ser aprobada de recogidas de muestras de Fobos, MMX…

Erick Erick

PD: OT, Daniel una pregunta, hablando de JAXA y Marte, se sabe algo del programa MELOS, del rover que tenían previsto mandar en 2020-22 ¿? No he encontrado información reciente…

La foto del Fuji con Ryugu es preciosa…

Pelau Pelau

Mi profundo conocimiento del japonés (Cinturón Transparente, Séptimo Dan lástima) me hizo pensar que al teclear la URL sita al pie de dicha secreenshot podría ver esa misma foto con mejor resolución.

¡Y acerté! Mucha mejor resolución… pero sin Ryugu 🙂

Pensé que sería el fotomontaje, pero es “sólo” el paisaje base… MUY hermoso, oye. La foto en cuestión es la #5 de esta colección.

Saludos.

Erick Erick

Pues ya tienes mejor nivel de Japones que yo jeje…

A Bezos no sé que habría que besarle, pero muchos le debemos mucho, una joyita como The Expanse, merecía una continuación después de ese final apoteósico de la tercera temporada…
Lastima que Daniel, no haya escrito un post sobre esta serie, daría para hablar y mucho…creo que el “recreo sci-fi” que tendríamos, se pondría on fire…vamos casi los beltalowda, asaltando una nave de los tumang, recordando viejos tiempos…jeje. To pochuye ke? 😉

A sense8 tengo que darle una segunda oportunidad para terminarla…me dejo muy interesado…pero claro con el universo GoT (winter is coming), The Expanse y los host de Westworld que la han liado “parda” pues es difícil dirigir la atención del ojo de Sauron 😉 a más info-fun-Tv jeje

Pelau Pelau

Con ayuda de un poco de la “proyección astral” del spamigo secret yo podría imaginar al pampa Bezos encarnado en Cara Gee 🙂

¿Se nota que estoy dándole un repaso intensivo a Sense8? Es que cuando me enteré de la cancelación ni me molesté en empezar a ver la segunda temporada, ¿para qué? Pero ahora que hay un “final” (Together Until The End = S02E12 Amor Vincit Omnia) pues a ver en qué queda.

Por eso mismo no suelo engancharme con series, las que más me interesan siempre corren riesgo de cancelación. Lo siguiente en mi lista, mientras espero The Expanse 4 y Black Mirror 5, es ponerme al día con Mr. Robot.

Yo de GoT paso. Si la hubieran adaptado como miniserie (o serie de no más de 3 temporadas) habría sido el LotR de la pantalla chica. Pero nooo, tenían que inyectarle colesterol a reventar. Le sobra grasa por los cuatro costados. Ni el siempre magistral Peter Dinklage me motiva a verla.

Saludos.

Erick Erick

Me temo que incluso la “proyección astral” del spamigo secret tiene sus limites jeje 😉
Aunque está claro que el elenco femenino de la serie tiene un claro poder “expansivo” de la imaginación 😉 incluso Avasarala con unos añitos menos…

Pues sí se me había olvidado que Sense8 la cancelaron 🙁 aunque como dices parece que le supieron dar un final digno*…

Con Mirror, estuve años de no darle oportunidad después de ver el primer capítulo del “cerdo y el primer ministro” (¿o son la misma cosa? 😉 ) pero recientemente ante las continuas buenas críticas y mi pasión por toda la Sci-Fi, la he retomado, y ha sido un grandioso acierto, hay capítulos que son incluso mejores que muchas de las grandes películas de CF actual…

M.Robot, es mi deuda pendiente, quizás es la última gran serie que no he visto…tengo que ponerme a ello..

Soy tan fan del mundo GoT que le perdono todo…pero es cierto que en cuanto más se han alejado del libro más calidad han perdido…y quizás más que la extensión es la banalización de algunos personajes y otras tramas importantes olvidadas que están haciendo no cerrar el círculo como es debido…y luego está el final, (en parte sospechado…) que creo decepcionará…

*No sé si te viste “Héroes” de Syfy, en mi opinión muy buena serie en su comienzo e idea inicial, y luego pésimamente continuada y peor cerrada…una oportunidad perdida…

*Y hablando de perdida…LOST es el paradigma que algo alargado demasiado solo puede empeorar…y luego les entro las prisas y la cerraron con un 6 temporada destrozando grandes partes como la tan ansiada de Jacob…y ese final (que en mi humilde opinión no era tan malo, es más no me disgusto) pero claro para ese viaje no había falta tantas alforjas…y desde luego los guionistas se partieron la caja de reírse del público, al dejar gran parte de los misterios abiertos o peor cerrados…sin duda PERDIMOS la oportunidad de tener una GOAT del S-F, que dudo que se repita igual…

PD: Pues tito Bezos, dice que LotR necesita su versión en Tv…veremos si una obra maestra a la altura de la primera trilogía…o fiasco…

Pd2: Dinklage desde que lo vi en Nip/Tuck lo sigo, por cierto una joya maestra esta serie…y con digno final 🙂

Daniel Marín Daniel Marín

Actualmente está congelado, pero que yo sepa no ha sido cancelado. Es difícil saber cuándo una misión japonesa ha sido oficialmente cancelada. De hecho, hasta es difícil saber cuándo ha sido aprobada. Cosas de la cultura del país del sol naciente.

Erick Erick

Muchas gracias Daniel…esperemos que con el impulso de China e India, hacia Marte con sus rovers…Japón se vea obligada a apostar por su rover, para no quedarse atrás…y además por su sonda a Fobos para traer muestras de esta pequeña luna…

U-95 U-95

Mision desde luego jugosa. Llama la atencion que no haya apenas crateres salvo el ecuatorial, aunque si es una pila de escombros es de esperar, y esa forma tan regular. sin parecer la tipica patata volante.

fisivi fisivi

Gran entrada, y esperada con ganas, sobre la exploración de este asteroide tan original.

Supongo que la falta de cráteres se deberá a que si recibiese un impacto algo mayor que el que ha producido el cráter que se ve en el ecuador, el asteroide entero se desintegraría por estar compuesto de pequeños fragmentos sin más cohesión que la de la minúscula gravedad.
Me imagino que, a partir de su desintegración por un impacto, una parte de los fragmentos se volvería a reunir, acomodándose de acuerdo a sus velocidades, como un pequeño sistema planetario, con anillos que se irían aplastando sobre el cuerpo central.
Me recuerda un poco al pequeño satélite Pan de Saturno.

La dificultad para llegar a cualquier objeto como este desde la superficie de la Tierra me parece un incentivo más para que se animen, los que pueden, a colaborar entre sí en iniciar la colonización de la Luna, por muchos motivos. Dos ejemplos:
– La Luna está cerca siempre.
– En la Luna están expuestos en su superficie los restos de muchos objetos como Ryugu, que han chocado con ella, sin sufrir la erosión de una atmósfera, igual que si estuvieran en un asteroide. Para examinar esos restos no harían falta viajes espaciales, sino un paseo.

Antonio (AKA "Un físico") Antonio (AKA "Un físico")

Aquello de “Ryugu es un asteroide de tipo C —o sea, rico en sustancias orgánicas—, mientras que Itokawa es un asteroide de tipo S —con una composición «rocosa»—”, le habrá sonado raro a alguno. Aclaremos que las clasificaciones de los asteroides se hacen por espectroscopía (no por el análisis de los meteoritos que caen a la Tierra). La gran mayoría de los asteroides clasificados: o bien pertenecen al tipo C (asociados al material Condrita carbonaceo que lo compone), o bien al tipo S (o Stony iron, es decir, roca con hierro). Decir que el tipo C es rico en sustancias orgánicas, puede haceros imaginar (a los seguidores de la panspermia) que la vida va de un sistema solar a otro a través de asteroides tipo C. Bueno, ya daré mi punto de vista contra la panspermia en otra entrada más apropiada.
Por otro lado, no creo que un estudio científico del Ryugu (ni del Bennu) nos desvele mucho sobre la formación del sistema solar. Pero, como sí dice Daniel, tal vez nos ayude a comprender los procesos de fragmentación de los asteroides.

Torombolo Torombolo

No siempre. Mi suegra, por ejemplo, tiene la cintura muy ancha (mas que Ryugu) y no rota ni auque la subas a un tiovivo.

Botswanafire Botswanafire

Pues a mi me recuerda muchísimo al ángel Ramiel de Evangelion. Sobre todo la imagen comparandolo con el Fujisan, es como ver la serie jejeje. Y el hecho de que además sea una misión japonesa le da más al asunto, jajaja.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *