El Google Lunar X Prize se cancela sin haber llegado a la Luna

Era de esperar, pero no por ello deja de ser un jarro de agua fría: el Google Lunar X Prize se cancela sin que nadie haya logrado hacerse con el premio. Después de una década de infructuosos intentos por conseguir que la iniciativa privada alcance la superficie de la Luna, el premio queda desierto. Y se cancela justo cuando algunos de los cinco finalistas tenían alguna oportunidad de conseguirlo. Pero Google se ha cansado y ha cerrado el grifo (de dinero, se entiende). El Google Lunar X Prize nació en septiembre de 2007 para incentivar la exploración espacial ofreciendo veinte millones de dólares al primero que posase una nave sobre la superficie lunar que fuera capaz de desplazarse y transmitir imágenes de la superficie, así como otros diez millones para los que quedasen en segundo lugar o consiguiesen determinados logros. La iniciativa era una continuación del afamado Ansari X Prize que ayudó al desarrollo del avión suborbital Space Ship One en 2004.

Adiós, fue bonito mientras duró (Google Lunar X Prize).
Adiós, fue bonito mientras duró (Google Lunar X Prize).

Desde un principio era evidente que la cuantía del premio era insuficiente para compensar los gastos de una misión de este tipo. Aterrizar en la Luna, y encima moverse por ella, es un reto que requiere mucho más de treinta millones de dólares si queremos intentarlo con un mínimo de seguridad (trescientos millones es una cifra más adecuada). Por este motivo no es de extrañar que los escépticos ante la viabilidad de la iniciativa fuesen legión (hace una década ya predije que este premio no iba a ir a ningún lado y, desgraciadamente, el tiempo me ha dado la razón). Obviamente, varios de los equipos candidatos al premio han participado por motivos no económicos tales como prestigio o proyección internacional, pero otros sí que contaban con el premio para sanear sus cuentas en el caso de llegar a la Luna. Inicialmente la fecha límite se situó en 2012, pero en vista de que ningún candidato estaba ni remotamente cerca para entonces se decidió ir ampliando el plazo progresivamente, primero a 2014 y luego a 2015. Mientras tanto, en 2013 China se adelantó al Google Lunar X Prize con el aterrizaje de la sonda Chang’e 3 y su rover Yutu.

Al final se puso como límite el 31 de diciembre de 2017. El año pasado se eligieron cinco finalistas entre los 16 equipos que aspiraban al premio: SpaceIL, Moon Express, Synergy Moon, Team Indus y Hakuto. Teniendo en cuenta que el rover japonés Hakuto debía viajar con la sonda de Team Indus y que la propuesta de SpaceIL ha pasado por serias dificultades económicas (el equipo Synergy Moon prácticamente no ofreció detalles técnicos de su propuesta y quedó fuera de los análisis), los claros favoritos eran Team Indus (India) y Moon Express (EEUU). A pesar de que se exigió a los participantes haber firmado un contrato de lanzamiento para seguir en el juego, a mediados del año pasado ya era evidente que ninguno de los cinco lo iba a conseguir antes del límite, así que la fecha se aplazó una vez más, hasta marzo de 2018.

La sonda de Moon Express camino de la Luna (Moon Express).
La sonda MX-1E de Moon Express camino de la Luna (Moon Express).

Pero ni por esas. Ninguno de los cinco equipos va a estar listo para marzo, por lo que Google Lunar X Prize ha tirado la toalla y ha declarado el premio desierto. Eso sí, en el camino ha gastado cerca de seis millones de dólares para premiar a los equipos más aventajados. Y este último dato quizás sea una pista de por qué el premio ha desaparecido justo ahora que los finalistas estaban relativamente cerca de llegar a la Luna. Y es que el Google Lunar X Prize ha necesitado una inyección anual de dinero nada desdeñable por parte de Google, así que es posible que la todopoderosa empresa se haya cansado de invertir sin obtener resultados. O quizás alguien dentro de Google haya decidido que sería una mala imagen asociar su nombre a un fracaso. Desarrollar sondas lunares es muy cool, pero cuando se estrellan la cosa cambia.

asas
La sonda del equipo israelí SpaceIL (SpaceIL).

¿Y ahora? Team Indus ya ha anunciado que cancela el contrato firmado con Antrix —la empresa encargada de comercializar el cohete PSLV indio— en 2016. Esto significa el adiós al que probablemente era el candidato favorito entre los cinco finalistas. Las buenas noticias son que Moon Express —para los que el premio siempre fue un mero incentivo y no un objetivo en sí mismo— parece que sigue adelante, aunque veremos qué pasa en los próximos meses (Moon Express usará el lanzador Electron). Por supuesto, siempre cabe la posibilidad de que algún nuevo inversor quiera hacerse cargo de los gastos del Google Lunar X Prize (¿qué tal un Amazon Lunar X Prize?) y que retome la iniciativa.

Sonda HHK1 de Team Indus que llevará dos rovers a la Luna (Team Indus).
Sonda HHK1 de Team Indus que debía llevar el rover indio y el japonés (Hakuto) a la Luna (Team Indus).

No obstante, no todo ha sido en vano. En estos diez años los equipos y empresas participantes han conseguido atraer cerca de trescientos millones en inversiones y han creado cientos de puestos de trabajo, además de inspirar a muchos jóvenes. Y en el proceso el Google Lunar X Prize ha demostrado que alcanzar la Luna es difícil. En los años 90 el programa de la NASA de sondas Discovery de bajo coste con el lema cheaper, faster, better ya descubrió los límites del cheaper. Veinte años después el Google Lunar X Prize lo ha vuelto a descubrir.

Referencias:

  • https://lunar.xprize.org/news/blog/important-update-google-lunar-xprize

 



64 Comentarios

  1. “En los años 90 el programa de la NASA de sondas Discovery de bajo coste con el lema cheaper, faster, better ya descubrió los límites del cheaper”

    No recuerdo ahora qué misiones de tipo Discovery fueron mal, pero hay no pocas que han cumplido -Kepler o Dawn, por ejemplo- y siguen cumpliendo salvo fallos cómo en los volantes de reacción.

      1. “Cheaper” significa “más barato”.
        “Cheaper, faster, better” = “Más barato, más rápido, mejor”.
        Evidentemente, solo los costes de lanzamiento de una sonda lunar son superiores a la cuantía del premio, por lo que el interés real de la iniciativa era escaso. Suponía que te ponías a invertir tiempo, trabajo, intelecto y dinero en un proyecto que contaba con cero posibilidades de ir a la Luna.
        Si estuviéramos hablando de un premio de 100 millones de dólares, sería otra cosa.
        Tengo más confianza en otras ideas, como el proyecto de PLD Space de enviar a la luna una minisonda de 25 kg en 2025… siempre que encuentren financiación para el proyecto y el Arion 2 vea la luz.

  2. “En los años 90 el programa de la NASA de sondas Discovery de bajo coste con el lema cheaper, faster, better ya descubrió los límites del “cheaper””

    Según se mire. Salvo por fallos cómo los de los volantes de reacción, algunas de esas misiones (Dawn o Kepler, por ejemplo, no se me ocurren ahora las que fallaron) han cumplido y siguen cumpliendo con nota.

      1. En la MPL, cierto. 30% menos de lo necesario. La MCO se perdio por lo que tengo entendido por la cagada monumental de confundir sistemas de unidades, no sabia que hubiera tambien problemas de dinero.

        1. Confundir sistemas de unidades es un síntoma de falta de dinero para procesos de calidad como los que requiere la industria espacial.

          También es un síntoma de que los idiotas que siguen usando el sistema imperial necesitan dejar de hacerlo, o dedicarse a la calceta.

          1. Me acuerdo todavia como en el laboratorio de Fisica por aquellos tiempos habia un recorte de la noticia de la perdida de la sonda acompañada de un: “¡Estos no hubieran aprobado la asignatura!”, o algo asi.

      2. No sé porqué relacionan tanto el presupuesto con el éxito. El Hubble no tuvo un presupuesto limitado (US$ 1,5 Billones) y también falló a lo bestia con el insólito astigmatismo del espejo.

        1. Por otro lado, de no haber invertido tanto presupuesto, probablemente no se hubiera podido diseñar de tal forma que se le pudiera actualizar y dar mantenimiento, lo que solventó el problema.

  3. Bueno….
    Por lo menos el falcon heavy ya ha empezado le prueba estatica…
    Segun el ultimo twitter de Elon: Lanzamiento en una semana.
    Si no explota y todo va bien un adelante importante tenemos…

        1. Feliz convalecencia.

          Y prográmate un año sabático para la próxima década para poder seguir 24/7 los primeros pasos de la Humanidad en Marte.

  4. No por lógico y previsible deja de ser triste. La tontería que se me ocurre es ¿a que viene retirarlo antes de la fecha puesta como límite si saben que nadie lo va a ganar? Se espera a marzo y punto ¿no?

    1. Los lanzamientos hay que reservarlos con tiempo, no puedes pedir un cohete de un día para otro. Google habrá visto que ya es imposible que lancen antes de abril.

  5. La buena noticia es que muchas compañías se han creado gracias a este premio, desde Moon Express, Astrobotic, la compañía del Audi Quattro, etc…esto traerá grandes exitos futuros sin duda…

    Lo que si es verdad es que es una pena no haber podido logrado este premio, no tanto por haber llegado a la luna sino por demostrar que con la tecnología actual y no mucho dinero se pueden hacer grandes misiones…

  6. Muchas gracias Daniel.

    Al final “arrancada de caballo y parada de asno”, se veía venir. Y es una pena porque iniciativas como esta animarían a las empresas privadas grandes a poner la vista en el sistema solar.

  7. que lastima por indus teamn yo tenia esperanzas en que lo lograrían ,en fin un duro golpe para la iniciativa privada de exploración espacial : (

  8. Es tan tan tan caro hacer una sonda robotica espacial??? o hay un pufo bestial detrás de los contratos estatales?

    Yo estudie regulación y control de sistemas automaticos, orientado a domotica y control industrial. Y la verdad que los componentes eran caros de cojones. Ahora bien de ahi a hacer un rover de 2000 millones de € como los de marte me parecen una locura. Nosotros hacíamos robots de seguimiento de lineas, de guía con ultra sonidos, control de imágenes… bastante modestos pero con una adquisicion de datos bastante completa, ( Haciamos el TIPICO DRON ACTUAL que se compra en cualquier jugeteria pero automatizado) y eso hace 10 años. Asi que me imagino un organiso o empresa con 20-30 ingenieros trabajando en proyetos de estos han de hacer burradas. Y la verdad que los sensores mas bestias que usabamos costaban cientos o miles de €, que se usaban en controles industriales muy delicados y precisos, no millones de € como nos dicen en los informes. Yo imagino que hacer una change3, una Sojourner no deberia costar mas de 10 millones de €

    El google lunar prize no pedía analizar la luna como si fuera la primera vez que llegáramos, para eso ya se analizo en la tierra en laboratorios. Los robotillos diseñados para el premio me resultaban muy modestos sin tecnologias nuevas ni millonarias, capaces de ser creados en cualquier universidad tecnologica entre un par de profesores y alumnos y un modesto chute economico.

    Me da la sensación de que el objetivo final de todos fue la avaricia y el ganar dinero, no el de hacer ciencia y pequeños demostradores tecnologicos. Creo que la organizacion deberia haber puesto el lanzador y los concursantes la sonda.

    1. La NASA tiene un problema gordo de sobregastos pero aún así conseguir las certificaciones no es nada fácil, aguantar la radiación, vibración, rango extremo de temperaturas, cohetes, invención de nuevos sistemas (skycrane), RTG…

    2. Pues parece que algo se te escapa, si costara 10M€ habrían sido capaces de llegar. Tiempo han tenido suficiente.

      Un sensor industrial de 100k€ no va a servir. No funcionan al vacío, se estropean con las diferencias bruscas de temperatura, con la radiación, etc.

      No son problemas irresolubles, pero ya no basta con elejir un sensor del catalogo de Texas Instruments. Tienes que desarrollar un sensor nuevo desde cero. Y eso es caro, porque no vas a amortizarlo en una serie de 10.000 unidades. Con suerte vas a hacer 10.

      Ahora ten en cuenta que si tus primeros 100 sensores industriales dan problemas, aprendes a solucionarlo, los cambias en garantía, y ya recuperaras los gastos con las siguientes 9900 unidades. Si la cagas en una sonda marciana haces un cráter de cientos de millones de euros.

      Así que en estos proyectos se toman su tiempo para asegurarse, se hacen más ensayos y todo eso tiene un coste. Al final el sensor de temperatura más tonto sale por un montón de dinero.

    3. Una buena parte del presupuesto de los artefactos espaciales se lo llevan los requisitos de calidad, desde la fabricación de componentes hasta el ensamblaje final ; si algo falla allá arriba es imposible arreglarlo. Ni siquiera la fabricación aeronáutica es comparable, y para colmo es muy difícil instalar sistemas redundantes debido al aumento de peso que en la astronáutica es un asunto capital. Precisamente en los planes para enviar humanos a Marte la gran piedra de toque es que aún muchos sistemas de vital importancia no pueden ser fabricados , con la tecnología actual, de tal manera que garanticen una fiabilidad y funcionamiento perfecto durante toda la misión…
      En cualquier caso estoy de acuerdo contigo en que los costes impresionan y asustan a partes iguales….

    4. Creo que el problema no es la sonda en si misma. Pienso que el problema principal ha estado en el lanzador, encontrar uno fiable y barato no ha sido posible….De momento y hasta que no bajen los precios de los lanzamientos salir al espacio es caro, caro.
      Esta cancelación también me recuerda a otro concurso espacial, aunque sin premio, que de momento esta “sinne die” en cuanto a fecha de finalización; el N-Prize, que consistía en enviar un femto-satelite de hasta un máximo de 19,9 gramos que orbitara la tierra al menos 9 veces y que el lanzamiento no costase mas de 999 libras (mas o menos al cambio unos 1200 €). Antes había un equipo español, pero ya no están…y parece que nadie lo conseguirá.

      1. De todos modos es muy cierto que TODA la industria militar y aeroespacial estadounidense tiene una “tradición” de sobrecostes escandalosa. Sus misiones son mucho más caras (en igualdad de condiciones y resultados) que las japonesas o las europeas. Todavía recuerdo el caso (hace más de una generación) de los unos ceniceros en un bombardero (creo que era el B1) que costaban miles de dólares la unidad. Y para qué hablar del famoso F35…

    5. No es solamente por sobrecostes sino lo que han dicho abajo: componentes lo mas fiables posibles para aguantar las condiciones donde vayan, y que no pueden repararse en el espacio, y amen de eso son componentes fabricados en muy pequeño numero en el mejor de los casos de modo que los precios se disparan -para el tipo de sensores que mencionas existe un mercado muy pequeño, pero existe despues de todo-.

      El resultado es que entre que los tiempos se dilatan por las razones que sean y que se prefiere utilizar aquello que se ha probado eficiente, uno tiene sondas que parecen muy caras y ademas con componentes que parecen tener especificaciones obsoletas cuando son lanzadas. Y no se pueden cambiar esos componentes porque supone dilatar el tiempo y las ventanas de lanzamiento a veces son muy cerradas.

  9. Un problema que siempre vi al Google Lunar X Prize es que no tenía posibilidades de comercializar la tecnología creada. Me explico. El Ansari X Prize podía dar pie a tecnología que nos permitiera turismo suborbital o lanzadores suborbitales y de ambas cosas se puede obtener beneficio. Pero de una sonda a la Luna poco rendimiento económico se va a obtener. Si a eso se une que el premio, como comenta Daniel, no estaba suficientemente bien financiado, el fracaso estaba asegurado.

    A ver si al final alguna de estas misiones alza el vuelo…

    1. A ver, si eres capaz de poner una sonda en la Luna, moverte por ella y enviar datos a una fracción del coste actual, ¿no tendría ningún interés científico para experimentos tipo mini/cubesat? ¿En serio? De hecho a día de hoy no creo que nadie ofrezca esa posibilidad

  10. Buena decisión empresarial de Google. Pero aunque no se estrelle ninguna de esas naves en la Luna, no dejan de asociar su nombre a un fiasco monumental.
    A ver qué reto enorme se atreven a esponsorizar ahora.

  11. Nunca la Luna ha estado tan lejos de los humanos. Respecto a que el premio haya quedado desierto, en Venezuela decimos, cuando algo no es tan fácil como parece: “no es soplar y hacer botella”.

  12. Hombre Dani, eso de que Google ha abandonado el premio porque se ha dejado mucha pasta… no se yo, sinceramente 6 millones de dólares en 10 años para Google, no es precisamente mucho.

    Yo creo más bien que han perdido la fe en los concursantes y no quieren, como tu apuntas, que después de tanto tiempo se les asocie a un fracaso.

    Saludos.

    1. Aparte de los 6 millones Google ha invertido una cantidad anual que no está muy clara en el premio. Tienes razón en que es una minucia para Google, pero este proyecto siempre fue visto por la megacorporación como una iniciativa de bajo perfil y poco interés.

    2. Tienes razón ‘Txemary’ 6 millones o aunque fuese un poco mas, para Google, es como ‘quitarle un pelo a un gato’, de todas maneras aunque fuese un apoyo altruista así fuese de poco perfil, Google se canso de ampliar plazos y le pone punto final.

      1. No si a mi siempre me pareció un premio de lo más chorra… una vez ya no genera ningún ruido mediático, no tiene sentido gastar dinero si no va a llevar a nada.

  13. Pues creo que esto debería ser como la lotería. Al contrario, poner un bote que se fuera incrementando cada año. Cuanto más retraso, más jugoso el premio, pero también más interés en competir por este.

    Este modelo deberían acordarlo entre múltiples paises. Unos pocos millones, y más si se reparten entre paises, no es gran cosa.

  14. “O quizás alguien dentro de Google haya decidido que sería una mala imagen asociar su nombre a un fracaso. Desarrollar sondas lunares es muy cool, pero cuando se estrellan la cosa cambia.”
    Yo creo que no. El fracaso era una clara posibilidad y más con gente junior en la carrera. Simplemente que en algún momento el patrocinador debe decir basta a las prórrogas que ya eran muchas.
    Yo creo que la clave del caso es cierta “irresponsabilidad” de casi todos los participantes al basar su éxito económico sólo en el premio. Deberían haber previsto un modelo de negocio más realista como ha hecho Moon Express y bien nos explica Daniel.
    ¿Es que acaso nadie ha pensado “¿qué hacemos si yendo bien, no nos da tiempo a tenerlo todo listo en le plazo previsto o si se nos adelanta alguno?”?…

    Saludos.

  15. “No obstante, no todo ha sido en vano. En estos diez años los equipos y empresas participantes han conseguido atraer cerca de trescientos millones en inversiones y han creado cientos de puestos de trabajo, además de inspirar a muchos jóvenes.”

    Me parece una irresponsabilidad por parte de Google retirar el premio a estas alturas , si ha gastado 6 MM€, o si me apuras el doble, no me parece comparable a la cifra estimada de 300 MM€ que se han gastado los inversores en los diferentes participantes del premio, algunos de ellos contaban con financiación pública, que ahora no va a servir para nada. Con esos 20 MM€ al menos se aseguraban el coste del lanzador, recuperar lo invertido hasta ahora es imposible, pero al menos poder decir que se intentó hasta las últimas consecuencias.

  16. Tiene que ver y no tiene que ver.¿Será una mala premonición para Chandrayaan-2?Me ha entrado cierto pánico solo de pensarlo por un instante,

  17. Sería mejor prorrogarlo hasta el 1/1/2020 y aumentar el botín hasta los 100 M$.

    Una lástima. Nos quedamos sin la carrera de los Autos Locos en la Luna.

      1. Si hombre… pero si te pasas de “estimular” lo que consigues es que se apunten… pues los que se apuntaron, que tampoco es que sean mancos, pero no era un esfuerzo realista.

        1. Eso por un lado, y por otro que el posible impacto mediático deseado por Google se ha ido desvaneciendo con el tiempo.

          Es decir, ahora mismo el panorama no luce “desolador” como una década atrás de cara a la opinión pública americana luego de que el Trumpete y el Musketero anunciaran sus intenciones para con Selene.

          En otras palabras, colocar en la Luna un “cochecito radiocontrolado” lanzado poco menos que con una resortera, está muy bien. Pero si diez minutos después llega una Orión o una Dragon, como que el Xiste no tiene gracia.

          No es que esa sea mi opinión personal, estoy intentando leer el código mental de los androooid eXecutives 🙂

          Saludos.

          1. la orion o la dragon nunca podrán posarse en la superficie, los “cochecitos radiocontrolados“ tienen tanto impacto mediático como el que tuvo la chang e 3 china. ni se compara

          2. “Rovers en la superficie” versus “El Hombre regresa a la Luna” (sin pisarla, pero el titular mola).

            ¿Cuál noticia te parece que generaría más eco mediático, no en los espaciotrastornados como nosotros, sino en el ciudadano de a pie?

            Como dije, estaba intentando ponerme en la cabecita de los ejecutivos de Google.

            Saludos.

Deja un comentario

Por Daniel Marín
Publicado el ⌚ 24 enero, 2018
Categoría(s): ✓ Astronáutica • Luna • Sistema Solar