El plan soviético para conquistar Marte y Venus en los años 60

Es bien sabido que el primer objetivo para el programa espacial tripulado soviético más allá de la órbita terrestre no era la Luna, sino Marte. La oficina de diseño OKB-1 del ‘ingeniero jefe’ Seguéi Koroliov concibió a principios de los años 60 varios proyectos para viajar al planeta rojo usando el cohete pesado N1. La primera fase debía consistir en vuelos que se limitarían a sobrevolar el planeta y, posteriormente, se llevarían a cabo misiones de aterrizaje. Sin embargo, un dato menos conocido es que por esa misma época también se planearon misiones tripuladas de sobrevuelo de Venus. A este respecto, hace poco se ha hecho público un esquema con los planes detallados de la oficina de Koroliov sobre las primeras misiones tripuladas a Marte y Venus. Una verdadera joya que vale la pena analizar en detalle.

312
“Plan de conquista de Marte y Venus” de la oficina de diseño OKB-1 de comienzos de los años 60 (Pavel Shubin).

Como vemos en este ambicioso -y, por qué no decirlo, bastante fantasioso- plan, la OKB-1 preveía lanzar entre 1962 y 1965 varias sondas de la serie 2MV para el estudio de Marte y Venus lanzadas mediante cohetes Mólniya (8K78). A estas sondas les seguirían entre 1963 y 1967 varias naves de la serie 5MV. De esta familia de naves, que nunca se llegaron a construir, existe actualmente muy poca información disponible. Sabemos que debían ser lanzadas por el cohete gigante N1 -por entonces con una capacidad planeada en órbita baja de 75 toneladas, que sería aumentada hasta las 95 toneladas para el malogrado programa lunar- y su masa era de entre diez y doce toneladas, una auténtica barbaridad para los estándares de la época.

Las sondas 5MV no se limitarían a sobrevolar Marte y Venus, sino que aterrizarían en su superficie y funcionarían allí durante un año aproximadamente. La carga útil estaría formada por varios instrumentos científicos y vehículos de superficie (marsojods). Cuando la oficina de diseño Lávochkin heredó el programa de sondas automáticas de la OKB-1 decidió cancelar la serie de naves 5MV y sustituirla por los proyectos 5NM y 4NM, centrados en Marte únicamente, y que también incluían el objetivo de traer muestras de la superficie del planeta rojo.

5nm
Sonda 5NM para recogida de muestras de Marte (NPO Lávochkin).

Por fin, en 1967 se lanzaría la primera nave tripulada TMK (Тяжёлый Межпланетный Комплекс, ‘Complejo Interplanetario Pesado’) rumbo a Marte (TMK-M). La misión se limitaría a sobrevolar el planeta con una tripulación de tres personas que tendría que soportar un vuelo de unos dos años de duración. La TMK-M, al igual que la nave venusina TMK-V, tendría una masa de 75 toneladas y sería lanzada usando un vector N1. Dependiendo de la trayectoria, una misma nave podría sobrevolar ambos planetas en el transcurso de una misión.

Nave TMK para sobrevuelos tripulados de Marte (Igor Bezyaev).
Nave TMK para sobrevuelos tripulados de Marte (Igor Bezyaev).
Nave TMK para sobrevuelos tripulados de Marte (Igor Bezyaev).
Nave TMK para sobrevuelos tripulados de Marte (Igor Bezyaev).

Entre 1969 y 1971 entraría en juego la siguiente fase, consistente en las naves tripuladas TMKE. Esta serie usaría propulsión eléctrica con motores iónicos o de plasma alimentados por un reactor nuclear (la ‘E’ del nombre viene de ‘eléctrico’) y sería capaz de entrar en órbita de Marte y Venus, donde permanecería hasta nueve meses. En el caso de Marte, la tripulación de tres cosmonautas estudiaría la superficie del planeta para elegir un lugar de aterrizaje de cara a misiones posteriores. La misión tendría una duración de unos tres años y requeriría hasta dos lanzameintos del N1 para ensamblar la nave con propulsión eléctrica nuclear (YaERDU según sus siglas en ruso).

A partir de 1971 se intentaría mandar una misión tripulada a la superficie de Marte o Venus usando también naves con propulsión eléctrica nuclear. Eso sí, en este caso se requerirían entre 3 y 14 lanzamientos del N1 para poder llevar a cabo la misión, formada por tres cosmonautas, los cuales vivirían unos diez meses en Marte. Además de naves nucleares, la OKB-1 también planeaba el uso de naves de propulsión química tradicional (ZhRD según sus siglas en ruso), especialmente para llevar carga y víveres hacia la superficie antes de que llegasen los cosmonautas.

ad
Naves tripuladas soviéticas a Marte y Venus. De arriba a abajo: naves de sobrevuelo TMK, naves orbitales TMKE y naves para alcanzar la superficie STMKE, tanto en versión nuclear como química.
Proyecto de la OKB-1 nave interplanetaria para poner un hombre en Marte (Igor Beziaev).
Proyecto de la OKB-1 nave interplanetaria para poner un hombre en Marte (Igor Bezyaev).

Este es el plan soviético de misiones tripuladas a Marte y Venus más antiguo que se conoce e incluye varios puntos muy interesantes. El primero es que por esa época todavía no se sabía que la superficie de Venus era un auténtico infierno. No olvidemos que la Mariner 2 sobrevolaría Venus precisamente en 1962 y hasta ese año las observaciones desde observatorios terrestres eran bastante confusas con respecto a las verdaderas condiciones del lucero del alba. También es llamativo, aunque ya era un dato conocido, el papel predominante que la energía nuclear debía jugar en estas primeras misiones tripuladas a través del sistema solar.

Estos majestuosos e ingenuos planes serían descartados cuando la URSS se centró en la carrera lunar a mediados de los sesenta. No obstante, la OKB-1, y TsKBEM/NPO Energía después, seguirían planeando viajes a Marte, la mayoría de ellos basados en propulsión nuclear eléctrica. El último proyecto soviético para alcanzar el planeta rojo data de finales de la década de los 80 y debía usar el cohete Energía. Una versión del mismo, a base de energía solar eléctrica, sería desarrollada y mejorada por la empresa RKK Energía, heredera de la OKB-1 de Koroliov, hasta prácticamente la actualidad. Medio siglo después seguimos soñando con visitar Marte.

Proyecto de nave tripulada nuclear marciana de 1969, a veces conocido como Aelita (RKK Energía).
Proyecto de nave tripulada nuclear marciana de 1969, a veces conocido como Aelita (RKK Energía).
Nave marciana tripulada nuclear de finales de los años 80 (RKK Energía).
El módulo de aterrizaje de la nave anterior en la superficie de Marte (RKK Energía).
El módulo de aterrizaje de la nave anterior en la superficie de Marte (RKK Energía).

Referencias:


23 Comentarios

Participa Suscríbete

Francisco GalueFrancisco Galue

Recuerdo haber leido un articulo de la revista Mecanica Popular de 1983 titulado “Que esta haciendo Rusia en el Espacio?”, en donde James Oberg especulaba que los sovieticos planeaban lanzar una Soyuz tripulada a Venus mediante un cohete mas poderoso que el Saturno V. Los cosmonautas en orbita venusina lanzarian un dirigible tele operado para hacer un mapeo mas detallado de la superficie de Venus.

Daniel FernandesDaniel Fernandes

¿Que radiación? Imagino que esas naves llevarian un escudo apropiado contra rayos cosmicos.

Jose L.Jose L.

Te informo que ni aún hoy se cuenta con algún tipo de escudo lo suficientemente efectivo para hacer de un viaje a Marte seguro. Ese es uno de los aspectos en que lo único que existe es la esperanza de que sea resuelto en un futuro para que un viaje tripulado sea posible a ese planeta.

JuanchoJuancho

Eso no es cierto. El escudo no está construido, como es obvio. Pero no es cierto que no se conozca como hacerlo…

Con agua alrededor ya valdría, por ejemplo.

Jose L.Jose L.

Créeme Juancho, aún no es posible la construcción de un escudo efectivo, ni con el agua que mencionas, aquí te dejo un un artículo del mismo Daniel Marin sobre el tema, es del 2013 cierto, pero creo que nada a cambiado sustancialmente desde entonces (y si estoy equivocado y lees esto, agradeceria su opinión Daniel, gracias por tu blog) https://danielmarin.naukas.com/2013/...lanetarias/

RuneRune

Siendo francos, eso que has dicho es una chorrada. Dame suficiente masa, y te bajaré la dosis anual de radiación por debajo de la que tenemos aquí en la superficie de la tierra (creo recordar que el número mágico es sobre las 10 toneladas por metro cuadrado a proteger). LA PROTECCIÓN CONTRA RADIACIÓN ES ÚNICAMENTE UNA CUESTIÓN DE MASA. ¿Lo he dicho lo suficientemente claro?

Versión larga: Los blindajes activos son una cosa muy molona para gastar dinero en estudios, pero el reactor para dar suficiente energía como para parar un electrón que viaja al 99% de c (AKA: rayo cósmico) produciría más radiación de la que para. Aparte, la produciría en forma de neutrones, y esos no entienden de campos eléctricos.

No, si quieres bajar la dosis de radiación, tienes que poner material entre tú y esos rayos cósmicos, como puede ser la tierra o su atmósfera. Lo demás es tan sci-fi como los escudos de energía.

Y por supuesto otro tema que se exagera a más no poder es cuáles son los efectos de esa radiación. Tampoco se necesita tanto bajar la dosis, de hecho el típico viaje a Marte es perfectamente realizable sin ningún tipo de blindaje, los astronautas correrían riesgos mucho mayores en el curso de una misión estándar que aumentar un ligero porcentaje (sobre el 1-10% o así) sus posibilidades de desarrollar cáncer. Los astronautas de la ISS, después de todo, no tienen ningún tipo de blindaje, y los cinturones Van Allen no ofrecen ningún tipo de protección contra los rayos cósmicos. Y todavía no se nos ha muerto ninguno.

Ahí si que puedes poner el grito en el cielo, estamos exponiendo a un montón de humanos a dosis de radiación mucho más elevadas de las que recibirían en tierra. Y nadie dice ni pío, y personalmente no se de ningún astronauta que haya muerto de cáncer.

Ojo que las tormentas solares son otra historia, esas sí que pueden freírte en el momento, y las partículas llevan una energía lo suficientemente baja como para ser paradas por campos electromagnéticos como los cinturones Van Allen. Peeero. Sigue costando (mucho) menos, y siendo más efectivo, usar un refugio de radiación rodeado por las reservas de agua de la misión.

Para más información, escucha a Zubrin en cualquiera de sus charlas sobre el tema. Está todavía más cabreado que yo con la gente que extiende este tipo de mentiras…

Jose L.Jose L.

Creo que el único que está diciendo cosas sin fundamento eres tu (el término “chorrada” prefiero no utilizarlo, creo que esta fuera de lugar en este tipo de sitios al referirse a otras opiniones), te menciono algunas. 1) Hablas de los astronautas de la ISS y mensionas los cinturones de Van Allen y como no les ha dado cancer: Sencillo la ISS órbita muy bajo para verse afectada por estas regiones. 2) Protección de radiación es cuestión de masa: cierto, pero el tema de la masa es un GRAN PROBLEMA en este tipo de misiones, solo saca cuentas. 3) El tipico viaje a Marte es realizable sin ningun tipo blindaje: Los últimos datos muestran que la radiación cósmica recibida sería mucho más alta de lo creído, sin mencionar el peligro real de las CEM que mencionas, la idea es que nadie muera en un futuro próximo después del viaje, el cual te recuerdo tomaría muchos meses. Y ya mejor no sigo.

rubenruben

imagino que el problema es el peso, no el diseño del escudo. Se puede hacer, pero no se puede levantar, a menos que sea en varios viajes y encareceria todo

AnonimoAnonimo

La declinaciòn “godov” en el pie de pàgina ruso de la primera imagen me suena super raro.

AnonimoAnonimo

Yo siempre he usado la declinaciòn “god” (indic. sing.), “goda” (ind. pl. / gen. sing.), “let” (gen. pl.)

CarloCarlo

Yo pensé lo mismo, que lo correcto sería “let”. Pero buscando en Yandex (годов или лет) encontré eso:
http://rus.stackexchange.com/questio...D0%B4%D0%B0
1.Только годы, годов (с порядк. числ.). Промежуток времени в пределах десятилетия. Люди сороковых годов. Девяностые годы двадцатого века.

Daniel Marín

Es que depende del contexto. La diferencia es sencilla. Si hablamos de años en general, como la edad de una persona o la duración de un periodo de tiempo, usaremos let si corresponde. Pero cuando hablamos de décadas, p.e. “los años 60”, siempre se emplea godi/godov.

AnónimoAnónimo

Aaaaaaaa…. migo. Tendré qué hablar con la gente que no me ha corregido cada vez que lo he dicho mal. Seguro que se descojonaban por dentro. ò_ó

OscarOscar

Cuando haya algun articulo sobre misiones chinas o Japonesas también vais a poner tanto énfasis en la gramática? jujuju, que nivel…

Vicente ChirivellaVicente Chirivella

Fascinante.
¿Esto ya puede considerarse arqueología, o sólo rebuscar en el baúl? 🙂

Santiago BaleaSantiago Balea

Ola, se merecen un sitio en la carrera espacial las sondas soviéticas Venera. En concreto, la Venera 7 fue la primera en realizar un aterrizaje controlado en otro planeta, año 1970. Y las únicas fotos “reales” de la superficie venusina (o venusiana)…

Santiago BaleaSantiago Balea

Cierto YAG, gracias por las reseñas de esas interesantes entradas, las lei cuando salieron pero se revisan con gusto.

Saúdos

BrunoBruno

Las botellas de vodka en esos felices tiempos corrían de mano en mano…. y con cada trago crecía el entusiasmo para lograr lo imposible. Entre los vapores etílicos los proyectistas imaginaban quimeras…
Soñar no cuesta nada.

Santiago BaleaSantiago Balea

No olvides mencionar que comían niños crudos, eran soeces y perdían el tiempo con “jueguecitos” como el Ajedrez.

Ah! y no iban a misa, fíjate tú…

Deja un comentario

Tu email nunca será mostrado o compartido. No olvides rellenar los campos obligatorios.

Obligatorio
Obligatorio
Obligatorio

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>