MOST, un telescopio del Pentágono en Marte

Por Daniel Marín, el 16 mayo, 2013. Categoría(s): Astronáutica • Astronomía • Marte • NASA • Sistema Solar • sondasesp ✎ 28

Mandar un antiguo satélite espía del Pentágono a la órbita de Marte para llevar a cabo observaciones científicas. Dicho así, parece una locura, pero eso precisamente en lo que consiste la propuesta MOST (Mars Orbiting Space Telescope). ¡Un telescopio espacial como el Hubble alrededor del planeta rojo!

MOST, un telescopio espía en Marte (A. S. McEwen/NASA).

Hace un año la ultrasecreta agencia militar NRO (National Reconnaissance Office) decidió regalar a la NASA dos telescopios pertenecientes a sendos satélites espías igual de secretos. Desde entonces, los científicos de la agencia espacial han estado barajando posibles aplicaciones para estos telescopios dotados de un espejo primario del mismo tamaño que el del Hubble (2,4 metros). Por ahora, se ha propuesto su uso como observatorio para estudiar la energía oscura (WFIRST-NRO) o como telescopio ultravioleta (HORUS). MOST es la última idea para sacarle todo el jugo a estos antiguos equipos militares.

Situado en órbita marciana, MOST sería el primer satélite que estudiaría al mismo tiempo la superficie de Marte y objetos astronómicos de cielo profundo. Gracias a la corta focal de estos telescopios (f/8), cualquier instrumento instalado en MOST poseerá un enorme campo de visión, a la vez que una gran resolución. Los instrumentos seleccionados serían, para ahorrar costes, solamente tres. Por un lado tendríamos el espectrómetro ISM (Imaging Spectral Mapper) capaz de observar en la región de 0,4-5,2 micras en 30 filtros con una resolución de 0,108 segundos de arco. El siguiente instrumento sería la cámara de alta resolución HRI (High Resolution Imager), que trabajaría en el visible (0,2-1,1 micras) y tendría una resolución de 0,04 segundos de arco. Por último tendríamos el espectrómetro ultravioleta UVS (Ultraviolet Imaging Spectrometer), similar al instrumento STIS del telescopio espacial Hubble. Cuando el Hubble deje de funcionar, el UVS permitirá seguir observando el cielo en estas longitudes de onda (115-310 nm). Al estar situado en órbita marciana, el UVS estará fuera de la geocorona terrestre, lo que resulta una ventaja para observaciones de galaxias jóvenes y atmósferas planetarias en la línea Lyman-alfa y otras longitudes de onda del ultravioleta.

Por su parte, ISM será capaz de observar la superficie marciana y obtener espectros de la misma con una resolución cien veces superior (21 cm por píxel) a la del espectrómetro CRISM de la sonda MRO, actualmente en órbita de Marte. Los datos de ISM serían vitales de cara a valorar la habitabilidad de Marte en el pasado y a la hora de preparar una misión de retorno de muestras.

Los telescopios cedidos a la NASA por la NRO (NASA).

Pero eso no es nada comparado con la resolución de la cámara HRI. Si en su momento la cámara HiRISE de la MRO fue publicitada como un ‘satélite espía alrededor de Marte’, HRI podrá reclamar ese título para sí. Literalmente, claro, pero también en cuanto a prestaciones. Y es que HRI dejará en ridículo las capacidades de HiRISE al ser capaz de obtener imágenes con una resolución de… ¡8 centímetros por píxel! (desde una órbita de 400 kilómetros). Es decir, ¡cuatro veces mejor que la HiRISE! Con estas prestaciones, MOST sería la sonda más capaz jamás lanzada al planeta rojo. HRI e ISM podrían aclarar de una vez por todas la naturaleza de las misteriosas ‘líneas de pendientes’, supuestamente causadas por el flujo de agua líquida muy salada.

Configuración de lanzamiento (A. S. McEwen/NASA).

Por supuesto, MOST llevaría consigo una antena UHF para retransmitir las señales de las futuras sondas marcianas. También podrá complementar a los observatorios terrestres a la hora de observar los cuerpos del Sistema Solar exterior, ofreciendo un nuevo punto de vista totalmente inusual. MOST sería construido por Lockheed-Martin y despegaría mediante un Atlas V. Usaría propulsión eléctrica para poder llegar a la órbita de Marte y de hecho comenzaría sus observaciones astronómicas antes de alcanzar el planeta rojo. Poseería dos gigantescos paneles solares capaces de generar 5,5 kW, más que suficiente para alimentar a los tres instrumentos y mantener la temperatura de ISM en unos 100 K.

Es difícil no emocionarse ante las posibilidades que implica MOST. Un enorme telescopio para observar los cielos y la superficie de Marte. El inconveniente de esta propuesta es que las misiones científicas suelen estar altamente especializadas para sacar el máximo provecho de sus instrumentos. Al ser una sonda planetaria y un telescopio espacial al mismo tiempo, MOST se arriesga a ser ni lo uno ni lo otro y su futuro es, por decirlo suavemente, muy cuestionable. En todo caso, sería un final más que digno -y extraño- para los telescopios militares del Pentágono.

Referencias:



28 Comentarios

  1. En este tipo de cosas tiene que invertir la Nasa sus recursus y no en cohetes del tipo SLS,capsulas Orion y demas cholletes para sus amiguetes de la Boeing and Company, para despues buscarles absurdas y anodinas misiones.

  2. Que mas tienen por ahi? Fierro viejo, cachibaches que ya no necesiten en la milicia? Denle a la pobre nasa sus migajas, que con eso harán descubrimientos que escribirán los libros de historia por venir!

  3. ¿Y si hacemos una colecta ?, juntando 100 euros por usuario, no solo mandamos el MOST sino también astronautas y además nos sobraría dinero para seguir conquistando el cosmos.

    Saludos.

    1. Pues ahora con internet no debería ser imposible lanzar una propuesta así: misión tripulada a Marte por iniciativa financiera popular…. suena bien.

  4. El problema justamente de las misiones científicas hasta ahora ha sido creo en mi humilde opinión esa exagerada especialización que mencionas, ya que es lo que al final termina encareciendo éstas e impide que las mismas aprovechen el viaje para hacer descubrimientos de un campo del conocimiento secundario al de su misión primordial (o como alguien alguna vez comentó no se en dónde: “Curiosity, con todo su equipamiento, sería incapaz de detectar un hipotético ser vivo actual en Marte ni aunque lo tuviera enfrente”). En este caso me parece una interesante forma de aprovechar un recurso valioso diseñado para otros fines y muy ingeniosamente optimizado para hacer más de una función (telescopio espacial + sonda orbital marciana por el mismo precio, que además puede hacer buena parte de su labor en la fase de crucero del viaje hasta allá, tiempo que generalmente es desperdiciado dado que buena parte de las sondas se la pasan “dormidas” hasta llegar a su destino). Creo que en esta época de recursos cada vez más escasos para dedicar a la exploración espacial este enfoque de “uso múltiple” podría salvar más una misión planetaria al conjuntar esfuerzos (y presupuestos) de áreas de diferentes áreas del conocimiento.

  5. Dado que son dos los telescopios, yo propongo el otro para ponerlo en el L3 de Sol-Venus para descubrir PHAs o NEOs.

    Entiendo que no están preparados para trabajar correctamente en infrarojo, y que lo ideal sería que el espejo estuviera bañado en oro, pero con un diámetro de casi dos metros y medio y un ángulo de visión tan grande me parece que detectarían muchísimos cuerpos menores!

  6. Más que final digno, es un uso maravilloso, sobre todo pensando que es un artefacto militar pensado para la muerte (y no me estoy poniendo melodramático: es para eso, literalmente).

    Me pregunto si sería interesante usar el otro de forma similar, en la Luna. Una resolución tan bestial deparará sin duda sorpresas (aunque la observación de cielo profundo no aporte ninguna ventaja respecto a la órbita terrestre).

  7. ¡8 centímetros por píxel! Que autentica exageración.
    Hagamos unos cálculos de servilleta:

    A = La superficie de Marte son 144,798,500km2
    B = Cada 8cm2 obtenemos 1px
    A/B = 180998125000000000 píxeles para mapear toda la superficie.

    Si las imágenes son en escala de 256 tonos de grises cada píxel nos ocuparía 1 byte. Esto nos da 180,998 TB de datos.

    Si queremos las imágenes a todo color, pongamos 32 bits (3 bytes) por píxel, eso son 180,998 * 3 = 542,994TB = 542PB.

    También seria interesante calcular cuanto tiempo se tardaría en mapear toda la superficie marciana y enviar esos datos hasta la tierra.

    Luego podemos hacer nuestro propio “Marte Maps” y dejar que el gran publico vaya mirando y descubriendo cosas por si mismo. Seria interesante.

  8. Una pregunta de tonto:

    ¿De qué sirve tener una cámara con X miles de píxeles si la resolución máxima estará supeditada por el tamaño del espejo primario?
    Es decir, con un espejo de 2.4metros tenemos una resolución máxima de aproximadamente 0.04segundos de arco, si ponemos una cámara con miles de Megapíxeles, ¿estaremos ganando nada? ¿O solo tendremos muchos píxeles con la misma información que sus vecinos properos al estar superando la máxima resolución teórica?

  9. Lamento por los fanáticos de Marte (si es que los hay), pero yo prefiero que a este telescopio se lo use para estudiar la energía obscura (y el que sobra como ultravioleta). La verdad que en Marte se gasta demasiado y se obtiene poco (para la ciencia básica, ya que da datos especializados, y ni siquiera sorpresas -todo lo que se esperaba de él es confirmado simplemente). El estudio de la energía y la materia oscura -es junto con los exoplanetas- EL TEMA de los próximos 20 años, y ningún gasto es poco para lograr dar un paso en el desarrollo de la cosmología.
    Que Marte ya tiene su docena de sondas y rovers -actuales y en proyecto. Que le deje lugar en el presupuesto a otras cosas. Prefiero tener un buen mapa de todo el universo a un buen mapa de Marte, gracias.

    1. Es que Marte es potencialmente el unico mundo habitable -ademas del nuestro- para la humanidad con la tecnologia actual. Si queremos tener perspectivas de expandirnos por el sistema solar y luego por la galaxia, si o si deberemos colonizar el planeta rojo. No hay otra cosa mejor, la luna es un peñasco sin aire ni agua ni nada, Titan esta muy lejos, etcetera.

  10. A mí cuanto menos me parece curioso algo que se ha pasado por alto, el hecho de que la CIA tenga cosas de estas con las que nos puede vigilar hasta los pelos del cogote. Para que luego digamos que las pelis de espías son ciencia ficción jajaja (me viene a la mente ahora mismo la peli de will Smith, “Enemigo Público”).
    Pero bueno, si hay que tirar de esto para investigación, bienvenido sea.

    Un físico.

    1. No es posible; con un ángulo de visión de 1,8º y 0,04″ de arco de resolución se necesita un detector (CCD o cmos) de mas de 100.00×100.000 pixel y la capacidad de procesar esos datos para obtener el rendimiento teórico.

    1. f/8 no es una focal ,es un número usado en fotografia (y óptica) para definir la relación entre el diámetro de una lente o espejo y sus distancia focal; asi pues un espejo de 2,4 m de diámetro y f/8 tendria unos 20 metros de focal; el Hubble es f/24 con una focal de unos 57 metros.
      Este número indica por tanto la LUMINOSIDAD, es decir, la cantidad de luz que llega al detector; mira tu cámara de fotos y lo entenderás.
      Saludos

    2. Significa que a menor distancia focal para un diámetro dado del espejo principal vas a tener un mayor campo de visión. Y por cierto, yo no he dicho que f/8 sea la focal. Daba por supuesto que se entendía qué era cada cosa (al dar el diámetro del espejo, puedes calcular la focal fácilmente).

Deja un comentario

Por Daniel Marín, publicado el 16 mayo, 2013
Categoría(s): Astronáutica • Astronomía • Marte • NASA • Sistema Solar • sondasesp