Bitácora de Curiosity 14 (agua en el cráter Gale)

Por Daniel Marín, el 30 septiembre, 2012. Categoría(s): Astronáutica • Curiosity • Marte • MSL • Sistema Solar • sondasesp ✎ 12

Marte y agua. Ya estaba tardando en aparecer alguna relación entre los dos términos durante la misión de Curiosity. Efectivamente, el equipo de nuestro amigo marciano ha encontrado evidencias de la presencia de agua líquida en el pasado cerca del lugar de aterrizaje de la sonda. Más concretamente, se han identificado rocas erosionadas por el agua dentro de lo que parecen ser conglomerados sedimentarios. De confirmarse, sería la primera vez que se observan de forma directa rocas transportadas inequívocamente por agua líquida en el planeta rojo.

Conglomerado sedimentario Link descubierto por Curiosity con gravilla erosionada por el agua (NASA/JPL).

El agua provino en algún momento del pasado a través de las paredes del cráter Gale situadas al norte a través del canal Peace Vallis y cuando llegó a la zona de aterrizaje se cree que se movía a la velocidad de 1 m/s. El descubrimiento fue realizado por Curiosity durante sus primeros cuarenta días en tres rocas distintas denominadas Hottah, Goulburn y Link.

Canal por donde fluyó agua líquida al cráter Gale en el pasado (JPL/NASA).
Conglomerado Hottah (NASA/JPL).
La roca Goulburn, un conglomerado (NASA/JPL).
Comparativa entre rocas sedimentarias en la Tierra y en Marte (NASA/JPL).
Lugares dónde se han encontrado las rocas sedimentarias (NASA/JPL).

Pero vayamos al grano, ¿cómo de importante es la noticia? En realidad, se trata de un descubrimiento hasta cierto punto previsible, ya que uno de los motivos por los cuales fue elegido el cráter Gale como lugar de aterrizaje de Curiosity fue precisamente porque existían indicios de flujo de agua líquida hacia su interior. De hecho, la zona de aterrizaje estaba situada sobre lo que parecía ser un antiguo delta fluvial. Por supuesto, una cosa es saber que existió un antiguo cauce de agua líquida y otra muy distinta es encontrar pruebas de este hecho, como ya pudo comprobar el rover Spirit al explorar el cráter Gusev.

No está claro cuándo ocurrió este episodio, ni si realmente llegó a existir un lago -o lagos- en el fondo del cráter Gale. Lo que sí está claro es que la presencia de agua en la zona aumenta las probabilidades de que Gale fuese habitable en el pasado. Y recordemos que el objetivo prioritario de Curiosity es justamente determinar si Marte fue habitable o no. En cualquier caso, lo más seguro es que esta inundación tuviese lugar muchísimo tiempo después de la formación de los depósitos de arcillas en la base del Monte Aeolis, que constituyen el principal interés de la misión y donde más probabilidades existen de encontrar sustancias orgánicas.

El caso es que podemos estar de enhorabuena: el cráter Gale es ahora un lugar bastante más interesante.


Vota por Eureka en los Premios Bitácoras 2012:


12 Comentarios

  1. los primeros datos del instrumento REM de Curiosity indican que la temperatura en el lugar de amartizaje está por los 6º C estimándose de que si sigue la misma tendencia de subir podría llegar hasta los 20ºC lo cual es muy interesante ya que a esa temperatura y con los valores de presión superficial de alrededor de 0.636 Kpa el agua estaría muy cerca de permanecer en estado líquido cuidado y Curiosity no llegase a detectar algún torrente líquido de corta duración en las laderas del Aeoli Mons.

    1. TITAN:EL clima de cualquier planeta esta en constante evolucion,esta cambiando continuamente,no seria extraño que de vez en cuando se de las condiciones para que halla agua liquida.Pero me parece que las posibilidades son muy remotas.Tienes mas posibilidades de encontrar agua en el desierto de atacama de chile que en marte.Para los que no lo saben es tan seco que necesitarias 100 años para llenar una taza de cafe.

    2. “No podemos esperar que Curiosity vaya a encontrar agua líquida, ya que ésta se evaporaría o se volvería a congelar muy rápidamente. Con tan poco vapor de agua en la atmósfera, las moléculas de agua líquida que hubiese en la superficie se convertirían rápidamente en gas”.

      Aunque la temperatura pueda alcanzar unos pocos grados sobre los 0ºC, el agua líquida se evaporaría como una humeante taza de café en la Tierra, para congelarse rápidamente tras la veloz absorción del calor liberado por el vapor de agua.

    3. Eso me recuerda que se encontraron bacterias en los glaciares que eran capaces de “nadar” en el hielo y prosperar en él.

      A poca profundidad, es posible que ya haya hielo. El suelo estará más frio, por la inercia térmica se aproximará más a la temperatura media, que es mucho más baja que 0º, pero también hay más presión, lo que evita la sublimación del hielo.

      Si hubo vida, quizás aún pueda existir en el subsuelo. Lástima que Curiosity no disponga de los instrumentos adecuados para realizar una perforación de profundidad en estos lugares.

  2. Tal vez suene un cuestionamiento muy burdo, pero… que si las formaciones hayan sido realizadas por otras corrientes y no precisimente de agua? digamos la propia atmosfera o de viento, aunque leve lo haya causado a traves de los miles de años.

    1. Los conglomerados, son cantos cementados y son una formación rocosa generada en un medio acuoso (en la Tierra) con unas características muy concretas, cantos redondeados debido a la erosión al chocar con otros por su transporte en el agua

    2. Gracias tu comentario sobre los cantos redondeados acabo de caer en la cuenta de que en la foto “Comparativa entre rocas sedimentarias en la Tierra y en Marte”, el círculo rodea a un pequeño fragmento de roca de contornos redondeados, señal inequívoca (creo) de acción fluvial (la famosa serie: erosión-transporte-sedimentación). Me preguntaba por qué señalaban precisamente ese fragmento, y es por eso.

Deja un comentario

Por Daniel Marín, publicado el 30 septiembre, 2012
Categoría(s): Astronáutica • Curiosity • Marte • MSL • Sistema Solar • sondasesp