La sonda Voyager 1 , lanzada en 1977, está atravesando la frontera del Sistema Solar, la heliopausa, donde el viento solar (el flujo constante de partículas que emite el sol) se debilita tanto que el débil viento interestelar predomina sobre él. Pronto se convertirá en el primer objeto creado por el hombre que se aventure en el espacio interestelar…

…buen viaje, viajero de las estrellas.

El próximo 4 de julio, un proyectil de la sonda Deep Impact chocará contra el cometa Tempel 1, provocando un cráter y exponiendo a las cámaras de la nave (y de los telescopios terrestres) materiales cometarios que arrojarán información sobre la formación del Sistema Solar. Esperemos, que mande buenas imágenes, porque parece ser que la cámara principal se ha estropeado y sólo mandará fotos de resolución media.

Un helicóptero francés del modelo Eurocopter Ecureuil/AStar AS350 B3 se posó el pasado 14 de mayo en la cima del Everest, batiendo así un récord de altura para estos aparatos.

vert-ev3.jpg

Bueno, para ser exactos no se posó exactamente en la cima, sino en una ladera, pero durante el vuelo sobrevoló la montaña hasta llegar a una altura de más de 10 km, como un avión comercial.

Así si que me apunto yo a una excursión al techo del mundo…

Desde que se detectaron los primeros exoplanetas los astrónomos se sorprendieron al descubrir que la muchos de ellos tenían órbitas muy excéntricas y que además muchos otros orbitaban muy cerca de su estrella, mientras que en nuestro Sistema Solar todos los planetas tienen órbitas casi circulares y los gigantes gaseosos como Júpiter o Saturno orbitan a bastante distancia. En seguida hubo que replantearse muchas cosas sobre los modelos de formación de planetas y entre los estudios más recientes figura éste.

Según estos científicos, Júpiter se habría formado un poco más lejos y Saturno más cerca. Unos 700 millones de años después de la formación del Sistema Solar, debido a las interacciones gravitatorias entre los dos gigantes gaseosos, los dos planetas se habrían movido hasta sus posiciones actuales, con varias consecuencias:

1- Júpiter habría “empujado” muchos planetesimales y asteroides hacia el sistema solar interior, explicando así el último bombardeo masivo que se puede apreciar en la Luna, Mercurio o Marte, además de frustrar la formación de otro planeta entre Marte y Júpiter. Además seguro que empujó al resto de planetas rocosos, pues otros estudios sugieren que la Tierra se formó más lejos del Sol.

2- Saturno, al alejarse, habría empujado también, para no ser menos, a Urano y Neptuno, de acuerdo con otros estudios que sugieren una formación más cercana al Sol para estos gigantes de hielo.

Interesante, ¿no?