Se supone que el Universo se formó hace unos 13 700 millones de años. Sin embargo, las primeras estrellas tardarían en formarse otros 200 millones de años. Esa primera población, denominada en astrofísica Población III, sería la que inundaría el universo con los primeros elementos pesados al morir como supernovas, pues en el Big Bang sólo se formaron Hidrógeno, Helio, Litio y Berilio, principalmente. Estos elementos (“metales” en la jerga astrofísica) formarían parte de las posteriores generaciones de estrellas (la II y I) que son las que vemos por la noche. Pues bien, parece ser que el Spitzer ha detectado la radiación infrarroja dejada por estas primeras estrellas desaparecidas hace eones en el fondo cósmico de infrarrojos. Estas estrellas eran muy grandes y, por lo tanto, emitían principalmente en el ultravioleta, pero la expansión del universo ha hecho que esta radiación se desplace hasta el infrarrojo, donde puede ser detectada. Esperemos que se confirme la detección.

El espacio interestelar es abundante en nebulosas de diverso tipo que son invisibles al no emitir luz visible. Hasta ahora, la única forma de “ver en la oscuridad” era mediante el uso de telescopios infrarrojos, como el Spitzer. Ahora, unos científicos de Harvard han diseñado un método para detectar estas nebulosas mediante telescopios terrestres en el infrarrojo cercano. El resultado es espectacular, pues se pueden ver nebulosas donde antes no se detectaba nada. Además las fotos son muy bonitas…

Me permito hacer un comentario sobre los disturbios franceses, debe ser que tengo el día un poco tonto. Parece ser que en esta sociedad que nos ha tocado vivir donde los valores escasean y triunfa la competencia atroz, el quemar colegios, tiendas o el coche del vecino se considera un acto de protesta reivindicativa (¿¿??), por lo que podemos ver en la prensa estos días. El que los causantes de los disturbios, o sea, gamberros, vivan en barrios dejados de la mano de Dios por su gobierno no justifica que se pongan a quemar coches, máxime cuando la mayor parte de vehículos destrozados son propiedad de vecinos en su misma situación. Debe ser que en esta sociedad conformista y apática cualquier acto distinto es considerado una protesta. Pues no, señores, no confundan las causas con los hechos. Lo que pasa en París no es un mayo del 68 versión ciber-anarquista, sino pura y simplemente una sarta de gamberradas.

Por si acaso, voy a partirle la cara al vecino como acto de protesta, que yo también tengo problemas y quiero que me suban el sueldo…