Espectaculares las nuevas fotos de Urano tomadas gracias al telescopio Keck de Hawai. Lejos de ser el planeta “aburrido” que nos había mostrado la Voyager 2 en 1986, parece que muestra gran actividad meteorológica inexplicable. Al fin y al cabo, debemos recordar que se trata de un planeta con un par de misterios, como es el caso de la tremenda inclinación de su eje. Estaremos al tanto….

Pues parece que Irán está empeñado en desarrollar armas nucleares a toda costa, lo cual es lógico tras ver lo que ha pasado con Irak y Corea del Norte. Del tratamiento dispar de ambos casos se puede extraer la conclusión: hazte con un arma nuclear o si no te invadirá una “coalición” formada por Estados Unidos y muchísimas otras potencias internacionales de gran poderío militar y peso estratégico como Polonia o El Salvador para eliminar tus inexistentes armas-de-destrucción-masiva-que-ya-no-tienes-pero-antes-sí-tenías-aunque-nos-daba-igual-y-de-hecho-te-las-vendimos-nosotros.

El caso es que una bomba atómica o nuclear no se sirve de mucho si no se dispone de un misil para lanzársela al vecino o al archienemigo de toda la vida (en este caso, Israel), así que se han puesto manos a la obra para perfeccionar el misil, de bello nombre Shihab-3, derivado, por cierto, de un lanzador norcoreano, con lo que se pone al descubierto la transferencia tecnológica entre países del “Eje del Mal”, aunque nadie se haya enterado, o mejor dicho, sin que a nadie le haya importado un comino. Pero claro, esto no queda muy bien en el plano de las relaciones diplomáticas internacionales, así que han justificado el desarrollo del cohete alegando que es un vector espacial y que quieren poner un satélite islámico para la primavera del 2005.

Pos fale.

Probablemente, la misión más curiosa que va a tener la décima tripulación permanente de la Estación Espacial Internacional (ISS) formada por el ruso Salizhan Sharipov y el americano Leroy Chiao será la de fotografiar la palabra “Mir” (“paz” o “mundo” en ruso) escrita en la nieve de la Antártida gracias a unos 10 000 globitos. Tamaña tontería no deja de ser un acontecimiento bastante original…esperemos que los globitos no salgan volando.

El despegue de esta misión sirve de excusa para recordar que la carísima y complejísma ISS sigue en órbita gracias a la tan denostada tecnología rusa, que aporta las naves Soyuz para el transporte de astronautas y las Progress para el transporte de carga y combustible…

Los aficionados a temas espaciales ya deben saber que por fin el famoso X-Prize ya tiene dueño. Pues sí, parece que los chicos de Rutan lo han conseguido y ya podemos contar con una nave privada que supera los 100 km de altura, internándose en las subjetivas fronteras del espacio. De aquí a unos años, Rutan, junto con su nuevo patrocinador, el extravagante dueño de Virgin, ofrecerán vuelos privados al espacio…bueno, sin duda esto está muy bien, pero personalmente me gustaría recordar que, tecnológicamente, la Spaceship 1 sólo ha repetido (con más éxito) los vuelos del avión cohete experimental X-15 en los años 60. Sin minimizar este gran avance, creo que estos vuelos están aún lejos de ser “misiones espaciales”. No es sólo que la nave alcance poco más de 100 km de altura, pues a esa altura sí es cierto que las condiciones son casi idénticas a las que experimenta cualquier nave espacial en órbita, sino que las velocidades implicadas están muy lejos de los 28 000 km/h de una nave en órbita baja, siendo de poco más de 3 000 km/h.

Aún así, me apunto a un viaje. 😉

Me refiero a Saturno, claro. La sonda Cassini, que anda dando vueltas por allí y que nos tiene a todos muy impacientes ante su primer encuentro con Titán, ha enviado esta foto de la luna pastora Prometheus. Se ha confirmado que se trata de un satélite con forma de papa que mantiene la forma del anillo F junto a su otra colega, Pandora, gracias a su campo gravitatorio.

Prometheus y el anillo F

Tras varios años de estudio autodidacta de la lengua nipona, tras dejarlo y retomarlo muchas veces, me permito recomendar unos cuantos libros para la amplia comunidad de aficionados al 日本語.

Para empezar, nada mejor que Japonés en viñetas de Marc Bernabé. Con él podremos aprender de forma amena y divertida (aunque a uno no le guste especialmente el manga, como es el caso de un servidor) los silabarios hiragana y katakana, los 160 kanji más importantes y la gramática básica. Se trata de una obra dirigida al público autodidacta y eso se nota: todavía hoy lo reviso de vez en cuando.

Si nos ha gustado esto de estudiar japonés, es hora de afianzar los conocimientos adquiridos, así que tras dominar bien los kana, nos pasamos al Nihongo. Kyookasho 1 (日本語。教科書 1) de Matsuura y Porta, de la editorial Herder. Aunque es un libro orientado a una clase con profesor, a mí me ha resultado tremendamente útil, especialmente porque cuenta con dos CDs para “hacerse” el oido al idioma. Para reforzar aún más los conocimientos, tenemos el cuadernillo de ejercicios correspondiente, Nihongo. Renshuuchoo 1 (日本語。練習帳 1). Me gusta mucho el estilo de machacar los conceptos gramaticales básicos y el vocabulario necesario para mantener una conversación en japonés.

Cuando acabemos, nos lanzamos de cabeza en la segunda parte, Nihongo. Kyookasho 2(日本語。教科書 2), también acompañado de su Renshuuchoo 2.

Para repasar los conceptos, tenemos el Japonés en Viñetas 2, de Marc Bernabé. Para mi gusto, es mucho menos didáctico que la primera parte, ya que introduce demasiados conceptos a la vez y hacen que el estudiante se sature rápidamente, pero sin embargo es recomendable como repaso para aquellos que ya dominan los puntos principales de la grámatica.

Naturalmente, para estudiar un idioma necesitamos varios libros de referencia. El primero debe ser una gramática. Para ello nada mejor que la Nihongo Bunpoo (日本語文法) de Herder, una obra imprescindible. Como diccionarios, yo estoy encantado con el Furigana Japanese Dictionary, de la editorial Kodansha. Contiene muchísimos ejemplos para cada palabra, además de estar escrito usando kanjis y kanas. Para el peliagudo asunto de los kanjis, de la misma editorial está el maravilloso Kanji Learner’s Dictionary. Para aprenderlos adecuadamente, aparte de los libros ya mencionados, tenemos el Basic Kanji Book (vol.1 y 2) con el cual ampliaremos nuestros conocimientos rápidamente.

Aunque por mis manos han pasado muchos libros, estos son los que realmente considero que son los más adecuados para conseguir un nivel intermedio del idioma.

Naturalmente, la red está llena de recursos para el autodidacta:

Wakan: maravilloso editor de texto y diccionario gratuito que podemos descargar para escribir en japonés.

Nipoweb: foros, cursos e información a raudales.

Kanjistep: aprende Kanjis.

Ejemplos de exámenes para el Nooken.

En estos meses, en el panorama cinematográfico acorde a mis gustos me ha sorprendido gratamente “El Bosque” . “The Village”, o sea, el Pueblo que así se llama en en la V.O. (un día hablaremos del curioso oficio delponedor-de-nombres-en-español-que- no-se-parecen-ni-de-coña-al-original), es una buena película de terror psicológico de esas que uno pensaba que Hollywood era ya incapaz de producir por contener más de dos minutos de diálogo.

El reparto es magnífico y la historia está muy bien contada. El director no recurre nunca a sustos fáciles o gratuitos, pese a que la pelílcula y el ambiente se prestan a ello: de hecho, una de las escenas de más tensión está rodada a plena luz del día, algo muy atrevido.