El pasado miércoles 28 un cohete Soyuz-Fregat lanzado desde Baikonur puso en órbita el satélite GIOVE-A, el primero de la futura red de posicionamiento europea Galileo. Para quien no lo sepa, Galileo estará formado por un conjunto de unos 30 satélites que permitirán conocer la posición de cualquier objeto o persona en la superficie del globo con una precisión mayor a la del sistema americano GPS. En realidad el GPS tiene una precisión mucho mayor de la que podemos disfrutar, pero sus frecuencias se hayan codificadas para que sólo los militares americanos puedan aprovecharse de su máximo rendimiento. Es por esto que los EE.UU. intentaron bloquear a toda costa el desarrollo de Galileo, que es un proyecto civil, pero al final el sentido común ha prevalecido y el proyecto sigue adelante. Los militares rusos tienen un sistema similar desarrollado durante la Guerra Fría, el GLONASS, pero en los últimos años fueron fallando más y más satélites de dicho sistema y su eficiencia es en la actualidad muy limitada (sólo unos 50 metros de precisión). Curiosamente, el gobierno ruso se ha empeñado en reactivar el GLONASS y va a lanzar nuevos satélites para recomponer el sistema, al parecer con ayuda de la India. Y es que no nos debemos olvidar que el principal factor que propició el nacimiento de el GPS y el GLONASS era dotar de mayor exactitud a los misiles balísticos intercontinentales (ICBM).

El GIOVE-A es un satélite de pruebas que no formará parte de la futura constelación de satélites operativos, pero es un primer paso muy importante, pues debemos resaltar que Galileo es el proyecto más costoso en el que se ha embarcado la ESA.

Como anécdota debemos saber que para que el sistema sea preciso, los satélites deben llevar a bordo relojes atómicos para medir el tiempo con total exactitud. Sin embargo, puesto que estos relojes están en órbita, hay que tener en cuenta los efectos de la Relatividad General de Einstein, que nos dice que el tiempo transcurre ligerísimamente más despacio en los relojes atómicos de la superficie de la Tierra que en los que se encuentran a bordo de los satélites, ya que éstos se encuentran más lejos del pozo gravitatorio de nuestro planeta. Los efectos de la Relatividad Especial aplicados a estos satélites son opuestos (el tiempo trancurre más despacio para los relojes de los satélites por hallarse en movimiento), pero predominan los de la Relatividad General.

Así que cada vez que usamos el GPS estamos verificando la validez de la Relatividad General de tito Einstein…

Hace poco se descubrió que los rayos emitían rayos X, algo inesperado, ya que esta radiación sólo se emite a energías mayores de las que se suponían presentes en un relámpago atmosférico, por lo que se ha sugerido una relación entre los relámpagos y los rayos cósmicos. Para aumentar el misterio, se ha descubierto ahora que en las chispas de alto voltaje, también se generan rayos X. Un verdadero misterio de la física moderna.

Pues en el mundo de la física, este es el top 12 de sucesos científicos según Physics Web:

1. January: All-silicon laser makes its debut2. February: Saturn and Titan reveal their secrets 3. March: The passing of a legend 4. April: Negative refraction goes optical 5. May: Particle physicists discover new meson 6. June: Europe beats Japan to fusion prize 7. July: Quantum boost for optical clocks 8. August: Fibres control the speed of light 9. September: Comet reveals its secrets 10. October: New look for Hall effect 11. November: Electrons lose their mass in carbon sheets 12. December: Entanglement reaches new levels

Un juez de Pennsylvania ha decidido cual Salomón redivivo que el “Diseño Inteligente” no puede enseñarse en las escuelas de ese estado en las clases de ciencias como teoría alternativa a la evolución de Darwin. Es un gran avance frente al oscurantismo y al fundamentalismo que nos afecta a todos los amantes de la ciencia y la verdad. Por si alguien no sabe qué es el “Diseño Inteligente”, podemos resumirlo diciendo que se trata de un creacionismo camuflado. Los creacionistas creen que el Universo y el hombre fueron creados así tal cual como estamos, de repente (o en siete días), tal y como pone la Biblia. Para estos fundamentalistas, los fósiles son o un engaño del diablo o restos de animales que perecieron en el Diluvio Universal, los parentescos anatómicos pura coincidencia, la datación con isótopos es confusa y el ADN mitocondrial no existe (o más bien no tienen ni pajolera idea de qué es). Naturalmente, uno es libre de creer lo que le dé la gana, pero al mismo tiempo uno no es tan libre de imponer sus ideas a los demás. Los creacionistas se vienen oponiendo desde hace décadas a la enseñanza de la evolución en las escuelas públicas. Pese a su gran influencia política, la total separación entre iglesia y estado en los EE.UU. ha evitado que se salieran con la suya. Así que para intentar burlar a los tribunales inventaron el “Diseño Inteligente”, que es una teoría religiosa disfrazada de toería científica. O sea, el creacionismo sin mencionar a Dios. Tras algunas sentencias favorables, que son una vergüenza para un país civilizado, esta derrota legal sirve para frenar las ansias oscurantistas de estos seguidores de las tinieblas culturales.No podemos ser menos, y desde aquí invito a todos a darle caña al Diseño Inteligente (dialécticamente hablando, claro está).

Me refiero al presidente de Irán. Digo yo que estará tranquilo porque se ha quedado a gusto el hombre en estos meses desde que accedió a la presidencia del país de los Ayatolás. Él solito se ha dedicado a cargarse la imagen de tolerancia, moderación y apertura que el regimen había conseguido construir en los últimos años. Nada más acceder al poder, da luz verde al programa nuclear iraní, que ya sabemos todos qué objetivos persigue. No contento con el mosqueo que ha provocado, se dedica a hacer apología del nazismo y se queda tan pancho después de decir que el Holocausto no existió o que hay que trasladar el estado de Israel a Europa. Por si alguien pensaba que semejantes estupideces las dijo bajo los efectos de alguna droga, lo repite en público varias veces. Lo último que se le ha ocurrido: prohibir la música occidental, por decadente, y no me refiero sólo a la música de O.T., algo que se entendería, sino a TODA la música. ¿Estará Mozart incluido en esta categoría?