El programa tripulado estadounidense de la próxima década estará centrado en la nave Orión y el lanzador gigante SLS, además de la ISS. La administración Obama se oponía fuertemente a este programa y se resistió a que se concretase un destino claro para el mismo. La NASA presionó con el fin de usar el SLS (Space Launch System) y la Orión (MPCV) para viajar a la órbita lunar o a Marte. El compromiso alcanzado fue que la agencia espacial podría usar el SLS para llevar seres humanos a Marte, pero solo a partir de 2030. Por entonces otra administración ya habría averiguado qué hacer con estos vehículos. Sin embargo, durante la próxima década el programa SLS permanecería en un limbo, sin un objetivo concreto al que viajar.

Captura de pantalla 23
El cohete SLS con la nave Orión listos para despegar en la misión EM-1 (NASA).

La NASA propuso entonces crear una estación en órbita lunar denominada Gateway o, al menos, llevar a cabo misiones regulares a la órbita lunar, pero la administración Obama se opuso y a cambio introdujo la posibilidad de usar el SLS y la Orión para traer muestras de un asteroide a la Tierra (la misión ARM). De esta forma se impedía que el programa pudiera usarse exclusivamente para misiones lunares. Pero ahora que Obama ya no está en el poder las cosas han cambiado. Una de las primeras decisiones de la administración Trump ha sido cancelar de facto la misión ARM, por lo que la NASA ha visto los cielos abiertos para resucitar la estación Gateway, con el nombre de Deep Space Gateway, y concretar sus planes de viajes tripulados a Marte. Lamentablemente no todo es color de rosa. Hasta que Trump decida qué hacer con el SLS y la Orión el programa debe enfrentarse a muchos problemas internos que bien podrían provocar su cancelación.

Leer más

El 24 de abril de 1967 la cápsula (SA) de la primera misión Soyuz tripulada se estrellaba contra el suelo a 65 kilómetros al este de la ciudad de Orsk, en el óblast de Oremburgo. En el incidente murió de forma dramática el comandante y único tripulante de la Soyuz 1, también conocida como 7K-OK(A) Nº 4, Vladímir Mijaílovich Komarov. Komarov fue la primera víctima soviética de la carrera espacial y su muerte supuso un trauma para el programa espacial de la URSS, al igual que poco antes la de la tripulación del Apolo 1 lo fue para la NASA.

сас
Komarov durante un entrenamiento en la Soyuz.

Un hecho relativamente poco conocido es que la tripulación de la Soyuz 2, formada por Valeri Bykovsky, Yevgueni Jrunov y Serguéi Yeliseyev, pudo haber muerto del mismo modo que Komarov. Efectivamente, la Soyuz 2 o 7K-OK(P) Nº 5, debía haber sido lanzada poco después que la Soyuz 1 para acoplarse con ella. Yeliseyev y Jrunov habrían realizado entonces un paseo espacial con escafandras Yastreb para pasar a la Soyuz 1 y volver con Komarov a la Tierra.

Leer más

Ya no hay marcha atrás. La mítica sonda Cassini ha comenzado la última etapa de su prolífica misión, denominada adecuadamente como el Gran Final. Cassini, que fue lanzada en 1997 y llegó a Saturno en 2004, se estrellará contra Saturno el próximo 15 de septiembre, poniendo fin a un episodio de exploración del sistema solar que pasará a la historia. La fase Gran Final dio comienzo el 22 de abril de 2017 a las 06:08 UTC con el sobrevuelo número 127 de Titán a solo mil kilómetros de distancia. La gravedad de la mayor luna de Saturno sirvió, como en otras tantas ocasiones anteriores, para cambiar la órbita de la veterana sonda y colocarla en una nueva órbita que le llevará a atravesar hasta en 22 ocasiones el espacio que existe entre los anillos y el planeta antes de resultar destruida (en concreto, cambio su velocidad 860,5 m/s).

as
Representación artística de Cassini durante su última órbita, el 15 de septiembre, antes de destruirse en la atmósfera de Saturno (NASA/JPL-Caltech).

Cassini ya se encontraba desde el pasado 30 de noviembre en una órbita inclinada y excéntrica alrededor del planeta, pero con el periapsis —el punto más cercano al planeta— situado a unos 7.800 kilómetros por el exterior del anillo F. Cassini ha descrito veinte de estas órbitas antes de alcanzar su órbita final, que tiene una inclinación de 63º (Cassini ya había trazado antes órbitas con una inclinación semejante, pero durante poco tiempo). Desde esta posición inigualable la sonda ha observado en detalle la parte exterior de los anillos y ha obtenido las imágenes de mayor resolución de las pequeñas lunas Pandora, Dafne, Pan y Atlas, famosas por su extraña forma de ‘platillo volante’, así como de los polos de Saturno y su famoso hexágono.

Leer más

China ha dado otro pequeño pero crucial paso en su programa tripulado, aunque paradójicamente sea mediante una nave sin tripulación. El 20 de abril de 2017 a las 11:41 UTC despegó el cohete Larga Marcha CZ-7 Y2 desde la rampa LP-201 del centro espacial de Wenchang, en la isla de Hainán. A bordo viajaba el Tianzhou 1, el primer carguero espacial chino y, con 12,91 toneladas, la nave espacial más pesada puesta en órbita por China en su historia. El objetivo del Tianzhou 1 es probar las técnicas de trasvase de combustible con la estación Tiangong 2. Este ha sido el 22º lanzamiento orbital de 2017 (el 21º exitoso) y el quinto de China. También es la segunda misión de un CZ-7 después de su debut el año pasado y el 247º de un vector de la familia Larga Marcha. La órbita inicial fue de 200 x 383,4 kilómetros y 42,1º de inclinación.

asas
Carguero Tianzhou 1 (Xinhua).

El primero de los tres acoplamientos de la Tianzhou 1 con la Tiangong 2 tuvo lugar el 22 de abril a las 04:15 UTC. A las 04:23 UTC los dos vehículos se unieron firmemente. Se trató del segundo acoplamiento totalmente automático chino después del efectuado por la misión Shenzhou 8 en 2011, que se acopló sin tripulación con el laboratorio Tiangong 1. El Tianzhou 1 puso a su vez en órbita un cubesat de 4,5 kg denominado Silu 1 (丝路一号, ‘camino de la seda’) para observación de la Tierra que debe ser el primero de una futura constelación de treinta satélites.

Leer más

Hoy ha despegado una Soyuz con solo dos cosmonautas en vez de tres, la primera vez que ocurre algo así desde la misión Soyuz TMA-2 en abril de 2003. El 20 de abril de 2017 a las 07:13 UTC despegó la Soyuz MS-04 (11F732 Nº 735, para la NASA 50S) mediante un cohete Soyuz-FG (Nº U15000-065) desde la Rampa Número 5 (PU-5 o 17P32-5, Gagarinski Start o ‘Rampa de Gagarin’) del Área 1 del Cosmódromo de Baikonur. La tripulación estaba formada por el ruso Fiodor Yurchijin (comandante, KK) y el estadounidense Jack Fisher (ingeniero de vuelo 1, BI-1). Este ha sido el 21º lanzamiento orbital de 2017 (el 20º exitoso) y el primero tripulado. También ha sido el segundo lanzamiento de un cohete Soyuz este año.

Lanzamiento de la Soyuz MS-04 (NASA).
Lanzamiento de la Soyuz MS-04 (NASA).

El callsign (позывные) de la misión era Olimp y, por otro lado, los dos cosmonautas han decidido bautizar a la MS-04 con el nombre de Argo. La Soyuz MS-04 fue construida originalmente como la 11F732 Nº 735 y debía haber sido lanzada con el nombre de Soyuz MS-05, pero un fallo en el sistema de control térmico de la cápsula (SA) de la Nº 734 obligó a cambiar de vehículo. La Nº 734 volará finalmente como la Soyuz MS-06 en septiembre de 2017. La tripulación de reserva estaba formada por Serguéi Ryazansky y Randolph Bresnik.

asa
La Soyuz MS-04 se aproxima a la ISS (NASA).

La Soyuz MS-04 se acopló con el módulo Poisk del segmento ruso de la ISS a las 13:18 UTC tras realizar cuatro órbitas. Las escotillas entre los dos vehículos se abrieron a las 15:25 UTC y los dos cosmonautas pasaron a formar parte de la Expedición 51 de la estación espacial. La reducción de tres a dos cosmonautas se debe a la intención de Roscosmos de ahorrar dinero por culpa de la crisis y del retraso —¿indefinido?— del módulo Nauka.

Leer más

Esto es un no parar. Tras Proxima b y los siete planetas de TRAPPIST-1, las estrellas enanas rojas siguen dando sorpresas en cuanto a planetas potencialmente habitables se refiere. El último es LHS 1140b, una supertierra localizada a 41 años luz en la constelación de Cetus alrededor de una estrella con un 15% de la masa del Sol. Y, aunque su periodo de traslación es de apenas 25 días, el nuevo exoplaneta está localizado en la zona habitable de la estrella. Bingo.

Impresión artística (muy sobria para lo que nos tienen acostumbrados últimamente) de LHS 1140b y su estrella (ESO/spaceengine.org).
Impresión artística (muy sobria comparado con lo que hemos visto últimamente) de LHS 1140b y su estrella (ESO/spaceengine.org).

Denominado LHS 1140b, el exoplaneta se halla en la parte exterior de la zona habitable y recibe solo el 46% de la insolación terrestre. Lo que no es necesariamente malo teniendo en cuenta la extrema actividad de las enanas rojas en el ultravioleta y rayos X. Hace un año esta noticia habría sido espectacular, pero tras Proxima b y TRAPPIST-1 el entusiasmo del público ante este descubrimiento no es el mismo. ¡Nos estamos acostumbrando a descubrir planetas rocosos en la zona habitable de otras estrellas! Quién nos lo iba a decir. Salvo por un pequeño detalle. Porque a diferencia de Proxima o TRAPPIST LHS 1140b ha sido detectado por dos métodos independientes: el del tránsito y el de la velocidad radial. O mejor dicho, nos ha tocado la lotería, ya que probablemente estemos ante el exoplaneta potencialmente habitable mejor conocido hasta la fecha.

Leer más

¡Los podcasts Radio Skylab y Coffee Break juntos!

Este es un programa especial publicado en simultáneo en Coffee Break: Señal y Ruido y en Radio Skylab. Los equipos de los dos podcasts nos unimos para comentar diversos temas del espacio, la ciencia y otras curiosidades. En la primera parte del programa hablamos sobre 2001: Una Odisea en el Espacio vs 2010: Odisea Dos, la secuela. También tratamos sobre el misterio del monolito de Fobos y también comentamos la anomalía de las trayectorias de las sondas Pioneer. Si quieres saber más, ¡tendrás que sintonizar la emisión de Coffee Break o la de Radio Skylab! En este programa participamos Andrés Asensio, Nacho Trujillo y Héctor Socas desde la Sala Omega del Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC); y Daniel Marín y Víctor R. Ruiz por videoconferencia.

rskylab23

Síguenos en la página de Radio Skylab, en iVoox (Podcast Radio Skylab) o iTunes. También estamos en las redes sociales: Twitter (@radioskylab_es) y Facebook (@radioskylab.es). ¡Esperemos que os guste!

La empresa ULA (United Launch Alliance) lanzó el 18 de abril de 2017 a las 15:11 UTC un cohete Atlas V 401 en la misión AV-070 desde la rampa SLC-41 de la Base Aérea de Cabo Cañaveral con la nave de carga Cygnus OA-7 (CRS-7) “S.S. John Glenn”. A bordo iban 3.459 kg de víveres y equipos para la estación espacial internacional (ISS). Este ha sido el 20º lanzamiento orbital de 2017 (el 19º exitoso) y el tercero de un cohete Atlas V este año. La Cygnus OA-7 será capturada por el brazo robot de la ISS el próximo día 22 de abril. La nave lleva 38 cubesats de varios países que serán puestos en órbita desde el módulo japonés Kibo de la ISS, con la excepción de cuatro que se liberarán desde la Cygnus tras separarse de la estación.

Lanzamiento de la Cygnus OA-7 (ULA).
Lanzamiento de la Cygnus OA-7 (ULA).

Cygnus OA-7

La Cygnus OA-7 o CRS-7 (Commercial Resupply Services 6), bautizada S.S. John Glenn como homenaje al famoso astronauta recientemente fallecido, es una nave de 7.221 kg (con 828 kg de combustible) construida por Orbital ATK para llevar carga al segmento norteamericano de la ISS. La Cygnus está dividida en dos segmentos: el módulo presurizado EPCM (Enhanced Pressurized Cargo Module) de 27 metros cúbicos y el módulo de servicio SM (Service Module) con la aviónica, paneles solares y el sistema de propulsión. La OA-7 lleva 3.459 kg de carga en el segmento presurizado EPCM.

Leer más

El año pasado supimos que Japón estaba estudiando seriamente la posibilidad de mandar una sonda para traer muestras a la Tierra de Fobos, la mayor luna de Marte. La sonda, conocida como MMX (Martian Moons eXploration) o 火星衛星探査機 (Kasei Eisei Tansaki en japonés), sigue adelante y hay novedades con el proyecto. La misión ha completado la fase de concepto (pre-Fase A) y sus objetivos y parámetros generales han quedado claros, aunque su diseño todavía podría cambiar en el futuro. MMX debe recoger muestras de Fobos con el objetivo último de averiguar cómo adquirieron los planetas rocosos el agua durante su formación y, por lo tanto, comprender la habitabilidad del sistema solar recién nacido.

Diseño actual de la sonda MMX (JAXA/ISAS).
Diseño actual de la sonda MMX (JAXA/ISAS).

El renovado interés en Fobos y Deimos se debe a que, según las teorías más recientes, no serían dos asteroides capturados tal y como se creía en los años 70, sino que podrían ser el resultado de los restos de la colisión de un protoplaneta con el proto-Marte poco después de la formación del sistema solar. De hecho, algunas variaciones de estas teorías defienden que originalmente se formaron otras lunas ya desaparecidas a partir de este impacto. Por lo tanto, de ser así, analizar muestras de Fobos es casi lo mismo que analizar muestras del proto-Marte primigenio.

Leer más

¿Existen o no géiseres en Europa, la luna de Júpiter? Es la pregunta del millón y de cuya respuesta depende en buena medida el futuro de varias misiones espaciales. En la rueda de prensa de hace unos días donde se dieron más pruebas sobre la existencia de fuentes hidrotermales en Encélado, satélite de Saturno, la NASA también aportó nuevas evidencias acerca de estos elusivos géiseres. ¿Caso cerrado al fin?

sas
Imagen compuesta de Europa donde se aprecian dos supuestos géiseres detectados por el telescopio Hubble en 2014 y en 2016 (NASA/ESA/W. Sparks (STScI)/USGS Astrogeology Science Center).

Veamos. En 2013 el telescopio espacial Hubble descubrió lo que parecían ser géiseres en Europa. En realidad el acontecimiento no fue tan espectacular como el descubrimiento de los géiseres de Encélado por parte de la Cassini en 2005, ni mucho menos. Lo que descubrió el espectrógrafo STIS del Hubble fue una concentración inusual de hidrógeno y oxígeno en el ultravioleta lejano proveniente de las cercanías de Europa mientras el satélite atravesaba el disco de Júpiter, eso sí, con una confianza estadística muy baja. La interpretación directa es que esta emisión en el ultravioleta proviene de una acumulación de vapor de agua que se origina en la corteza de Europa. Ergo, géiseres a la vista. No tan rápido: el problema es que toda la superficie de Europa está formada por hielo de agua y resulta difícil separar el ‘ruido acuoso’ proveniente de la corteza de la contribución de géiseres reales, especialmente si las observaciones se han hecho a casi 800 millones de kilómetros de distancia como ocurre con el Hubble.

Leer más