Poder contemplar cómo rompen las olas en una playa parece algo exclusivo de la Tierra. Al menos si hablamos de olas de agua líquida, porque en Titán también existen lagos y mares, pero compuestos por metano líquido. Ahora bien, ¿hay olas en Titán? La única forma de saberlo hasta que mandemos una nave a los mares de Titán es usar los datos del radar de la sonda Cassini. Y el último análisis de los resultados demuestra que las olas, si es que pueden llamarse así, apenas tendrían un centímetro de altura.

as
Perfiles estudiados de los mares de Titán (Grima et al.).

El estudio se ha centrado en los tres mares más extensos de esta luna de Saturno, Kraken, Punga y Ligeia, situados todos ellos en el hemisferio norte (en este hemisferio está el 99% del líquido superficial del satélite). Extraer conclusiones a partir de los datos del radar de Cassini no es nada sencillo y solo ahora el equipo del instrumento RADAR tiene la experiencia suficiente para aprovechar al máximo los resultados de tantos años de observaciones. En el pasado los resultados de RADAR han sido contradictorios o bien han entrado en conflicto con la altura de las olas obtenidas a partir de los datos aportados por el espectrómetro VIMS.

Leer más

Hace poco veíamos los nuevos proyectos de lanzadores chinos, pero los planes se han quedado parcialmente obsoletos en cuestión de meses. China introdujo el año pasado la nueva familia de lanzadores Larga Marcha basados en propulsión criogénica (hidrógeno y oxígeno líquido) y kerolox (queroseno y oxígeno líquido) que debe complementar a la actual serie de lanzadores a base de combustibles hipergólicos. Esta nueva familia está formada por el CZ-5, el CZ-6 y el CZ-7. El Larga Marcha CZ-5, con capacidad para situar 25 toneladas en órbita baja, es el vector chino más potente en servicio y el buque insignia de la cohetería china (a pesar de que sus inicios no están siendo muy fáciles). Tanto el CZ-5 como el CZ-7 solo pueden despegar desde el nuevo centro espacial de Wenchang, en la isla de Hainán.

asas
La nueva familia de lanzadores Larga Marcha chinos. CZ-5, CZ-5B, CZ-7, CZ-8A, CZ-8, nuevo lanzador mediano a GTO y el CZ-11 (CALT/chinaspaceflight.com).

Este año hemos sabido que China también planea la introducción de otro miembro de la familia kerolox, el Larga Marcha CZ-8, derivado del CZ-7. Este lanzador debe debutar en 2019 (antes se había barajado 2018) con el objetivo de sustituir a los CZ-3A y CZ-4B. Podrá situar 7,6 toneladas en órbita baja (LEO), 2,5 toneladas en órbita de transferencia geoestacionaria (GTO) y 4,5 toneladas en órbita heliosíncrona (SSO), de ahí que haya sido apodado el ‘Soyuz chino’. Pero la novedad es que usará dos aceleradores de combustible sólido en la primera etapa, un diseño inédito en los cohetes chinos. La primera etapa del CZ-8 será similar a la del CZ-7, dotada de dos motores YF-100 que quemarán queroseno y oxígeno líquido además de una segunda etapa criogénica con un motor YF-75.

Leer más

La sonda europea BepiColombo para el estudio de Mercurio ha pasado su última prueba en la configuración de lanzamiento, una oportunidad para ver la nave de cerca y en detalle. Y es que, a pesar de ser un proyecto que lleva gestándose dos décadas, ha costado mucho contemplar la sonda al completo. O mejor dicho, las sondas, porque no olvidemos que BepiColombo es una colaboración entre la ESA y la agencia espacial japonesa JAXA destinada a poner dos vehículos en órbita del planeta más pequeño y cercano al Sol.

sas
BepiColombo en configuración de lanzamiento (ESA).

La sonda europea se llama MPO (Mercury Planetary Orbiter), mientras que la japonesa MMO (Mercury Magnetospheric Orbiter). MMO viaja sobre MPO rodeada por un escudo térmico denominado MOSIF (MMO Sunshield and Interface Structure) y ambas viajan a su vez sobre el módulo MTM (Mercury Transfer Module), también a cargo de la ESA. El conjunto de todas estas partes, con una masa de 4,1 toneladas al lanzamiento es la sonda BepiColombo en sí y recibe el nombre de MCS (Mercury Composite Spacecraft). Y, sí, la ESA no ha hecho nada para solucionar este galimatías (como por ejemplo poner nombres individuales a las partes de la misión). Los contratistas de la misión por parte de la ESA han sido Airbus Deutschland y Thales Alenia Space Italia.

Leer más

SpaceX lanzó el 5 de julio de 2017 a las 23:37 UTC un cohete Falcon 9 v1.2 en la versión no recuperable (misión F9-39) desde la rampa 39A del Centro Espacial Kennedy (Florida) con el satélite Intelsat 35e. C0n 6,76 toneladas, se trata de la carga útil más pesada puesta en órbita geoestacionaria hasta la fecha por un Falcon 9, de ahí que la primera etapa B1037 no se recuperase. Ha sido el 44º lanzamiento orbital de 2017 (el 40º exitoso) y el décimo de un Falcon 9 en 2017 (el octavo desde Florida), además de ser el 38º lanzamiento de un Falcon 9 en total, el 18º de la versión v1.2 y el tercero no reutilizable (sin aletas erodinámicas y sin tren de aterrizaje). Con esta misión SpaceX ha logrado realizar tres lanzamientos con éxito en doce días. El lanzador de esta misión usaba una primera etapa Block 3 y una segunda etapa Block 4 que permite la carga de oxígeno líquido apenas 35 minutos antes del despegue. El lanzamiento estaba originalmente previsto para el 2 de julio, pero fue pospuesto por un fallo de software, al igual que el siguiente intento que tuvo lugar el 3 de julio.

Lanzamiento del Intelsat 35e (SpaceX).
Lanzamiento del Intelsat 35e (SpaceX).

Intelsat 35e

El Intelsat 35e es un satélite geoestacionario de comunicaciones de 6.671 kg construido por Boeing Satellite Systems para la empresa Intelsat usando el bus BSS-702MP (Medium Power). Es el cuarto satélite de la serie Epic NG (Next Generation) de alta capacidad de Intelsat, capaz de gestionar 20 gigabits por segundo. Posee un motor de apogeo japonés IHI BT-4. Estará situado en la longitud 34,5º oeste, donde sustituirá al Intelsat 903, lanzado en 2002. Su vida útil se calcula en quince años. Este satélite es gemelo del Intelsat 37e, que será lanzado este año por un Ariane 5 ECA. El coste de estos satélites se estima entre 300 y 425 millones de dólares cada uno.

Leer más

Transmisión detectada! Recibiendo programa 31 de Radio Skylab…

Volvemos a la carga con planetas extrasolares. En la primera parte charlamos sobre la historia del Telescopio Espacial Kepler y los exoplanetas que ha descubierto por millares. La segunda parte, más lúdica, charlamos sobre Planetas de ciencia ficción, con una selección de nuestros planetas extrasolares de fantasía favoritos. La tripulación de Radio Skylab está formada por Víctor Manchado (Pirulo Cósmico), Daniel Marín (Eureka), Kavy Pazos (Mola Saber) y Víctor R. Ruiz (Infoastro). Únete a nosotros para viajar por los confines del espacio, la ciencia y otras curiosidades.

r31

Acuérdate de visitar la página web de Radio Skylab, aunque también estamos en iVoox (Podcast Radio Skylab) e iTunes. Síguenos también en Twitter (@radioskylab_es) y Facebook (@radioskylab.es). Los comentarios siempre son bienvenidos.

Mañana día 6 de julio comienza en Gijón (Asturias) el Splashdown Festival 2017, un evento dedicado a las Ciencias del Espacio con un programa de lujo y un plantel de conferenciantes espectacular. Este año es la segunda edición del festival y estará dedicado, como no podría ser de otra forma, a los sesenta años de exploración espacial (por si hay algún despistado, el próximo octubre se cumplen seis décadas del lanzamiento del Sputnik y la inauguración de la Era Espacial).

unnamed (2)

En definitiva, una magnífica oportunidad para ponerte al día en astronomía y astronáutica y conocer a muchas figuras relevantes en estos campos. ¡No te lo pierdas! De la nota de prensa:

Leer más

La sonda DART de la NASA sigue adelante y el 23 de junio pasó a la siguiente etapa de su desarrollo, denominada ‘fase de diseño preliminar’ (o Fase B en la jerga de la agencia). Durante esta fase se concretará el diseño de la sonda y se pulirán los detalles del proyecto que todavía quedan por perfilar. El futuro de DART (Double Asteroid Redirection Test) estaba en el aire después de que la agencia espacial europea (ESA) decidiese cancelar oficiosamente la misión hermana AIM (Asteroid Impact Mission). Recordemos que DART tiene previsto chocar contra el Didymos el 7 de octubre de 2022 para estudiar la viabilidad de la técnica del impacto cinético para desviar asteroides peligrosos para la Tierra. La sonda europea AIM debía haber presenciado el castañazo en primera fila y por eso las dos misiones formaban conjuntamente el proyecto AIDA (Asteroid Impact and Deflection Assessment mission).

Misión DART de la NASA (NASA/JHUAPL).
Misión DART de la NASA (NASA/JHUAPL).

Obviamente, no será la primera vez que un artefacto humano choque contra un cuerpo menor del sistema solar —no nos olvidemos de Deep Impact y el choque contra el cometa Tempel 1—, pero sí la primera que lo haga contra un asteroide cercano (NEA) con el fin de poner a prueba tecnologías que podrían servir para defender la Tierra en el futuro. El blanco no ha sido escogido al azar. Además de su cercanía, 65803 Didymos es un asteroide doble. El cuerpo principal, apodado Didymain, mide 780 metros de diámetro y ha sido estudiado extensivamente por instrumentos terrestres, pero lo interesante es que posee una luna de 160 metros que, en un alarde de originalidad, ha sido bautizada como… Didymoon —ba dum tss!—. Didymoon orbita el asteroide principal a 1,8 kilómetros de distancia con un periodo de 11,9 horas. De hecho, DART chocará contra Didymoon, no Didymain, lo que permitirá medir con precisión el efecto del golpe al observar la variación de las características orbitales del sistema. No en vano, la mayoría de asteroides peligrosos —peligrosos tanto por su tamaño como porque desconocemos su existencia— tienen unas dimensiones de entre 50 y 200 metros de diámetro.

Leer más

El 3 de julio de 2017 a las 12:14 UTC la cápsula Dragon CRS-11 (SpX-11 para la NASA) amerizó en el Pacífico frente a las costas de Baja California bajo sus tres paracaídas principales. De esta forma SpaceX lograba dos primicias por el precio de una: hacer regresar con éxito la primera cápsula Dragon reutilizada y llevar a cabo el primer amerizaje nocturno de la empresa. La cápsula llevaba en su interior unos 1860 kg de carga, principalmente resultados de experimentos científicos, equipos para reparar y basura.

La Dragon SpX-11/CRS-11 tras el amerizaje (SpaceX).
La Dragon SpX-11/CRS-11 tras el amerizaje (SpaceX).

Tras ser recogida por un barco de SpaceX, la Dragon desembarcará en el puerto de Long Beach (California), donde se retirarán los experimentos científicos de la NASA. El resto de la carga y basura se sacarán de la nave en las instalaciones de SpaceX en McGregor (Texas). La SpX-11 despegó el 3 de junio de 2017 a las 21:07 UTC mediante un Falcon 9 v1.2 con 2.708 kg de carga a bordo para la tripulación de la ISS. Fue capturada por el brazo robot Canadarm 2 el 5 de junio a las 13:52 y se acopló al módulo Harmony a las 16:10. Desde entonces ha permanecido unida a la estación, hasta las 06:41 UTC del 3 de julio, cuando se separó bajo las órdenes del astronauta Jack Fisher para comenzar su fase de regreso. La SpX-11 debía haberse acoplado originalmente el 3 de junio, justo cuando el satélite militar NROL 76 llevó a cabo su misterioso encuentro lejano con la estación. Todavía no está claro si la Dragon estaba involucrada de alguna forma en este incidente.

Leer más

China lanzó el 2 de julio de 2017 a las 11:23 UTC su segundo cohete Larga Marcha CZ-5 desde la rampa LP-101 del centro espacial de Wenchang (Hainán) en la misión Y2 con el satélite Shijian 18. Desgraciadamente el lanzamiento se saldó en fracaso debido a un problema con la etapa central criogénica. Probablemente uno de los dos motores YF-77 de esta etapa falló, por lo que el ordenador de abordo intentó compensar la falta de empuje prolongando el funcionamiento de la etapa un minuto y medio, aunque sin éxito. La segunda etapa se separó como estaba previsto y encendió sus dos motores, pero tras alcanzar un apogeo de 170 kilómetros terminó reentrando con la carga útil sobre el Pacífico al no poder compensar el fallo de la etapa central.

Lanzamiento del CZ-5 Y2 (CCTV).
Lanzamiento del CZ-5 Y2 (CCTV).

Este ha sido el 43º lanzamiento orbital de 2017 (el cuarto fallido) y el séptimo de China en lo que va de año. El fallo se produce poco después de que el pasado junio un cohete Larga Marcha CZ-3B no lograse situar el satélite Zhongxing 9A es su órbita prevista. Esta era la primera vez que el CZ-5 volaba en su versión ‘limpia’ de tres etapas sin la fase superior YZ-2. Ya en la primera misión de noviembre de CZ-5 este vector sufrió problemas con sus primeras etapas, aunque en esa ocasión la YZ-2 pudo compensar el fallo. Se trata de un duro varapalo para los planes espaciales chinos porque el CZ-5 es su lanzador más potente en servicio y será el encargado de poner en órbita los módulos de la futura estación espacial permanente a partir de 2019. En noviembre de este año estaba previsto que otro CZ-5 lanzase hacia la Luna la sonda Chang’e 5 para recogida de muestras lunares. Todavía es pronto para saber cómo afectará este fallo a esta misión, pero es de imaginar que habrá retrasos.

Leer más

El sistema solar no acaba en Neptuno. Más allá se encuentran miles de cuerpos helados agrupados en el cinturón de Kuiper, la —hipotética— nube de Oort y otras estructuras que todavía no están demasiado claras. Pero en principio ninguno de estos pequeños mundos se puede comparar con los ocho planetas interiores. ¿O no? Ya desde el siglo XIX los astrónomos imaginaron que podía haber un planeta de gran tamaño más allá de Neptuno en base a supuestas anomalías en su órbita. El hipotético mundo que perturbaba la órbita de Neptuno fue bautizado con el nombre de Planeta X por el astrónomo Percival Lowell. Tras décadas de búsqueda, en 1930 Clyde Tombaugh descubrió al fin un planeta observando desde el mismo observatorio del fallecido Lowell. Pero pronto se descubrió que Plutón, como sería bautizado este nuevo mundo, era demasiado pequeño para ser el ansiado Planeta X.

¿Existe un planeta 10 del tamaño de Marte en el exterior del cinturón de Kuiper? (Heather Roper/LPL).
¿Existe un planeta 10 del tamaño de Marte en el exterior del cinturón de Kuiper? (Heather Roper/LPL).

Muchos otros astrónomos continuaron con la búsqueda, aunque los cálculos cada vez más precisos de la masa de Neptuno redujeron progresivamente el tamaño del supuesto planeta. Finalmente, cuando la Voyager 2 pasó por Neptuno en 1989 y midió su masa con gran precisión se comprobó que no había discrepancia alguna en la órbita del planeta. Los astrónomos habían estado persiguiendo un fantasma durante más de un siglo. ¿Terminaba así la historia del Planeta X? No exactamente.

Leer más