Puede que no sea un planeta, pero la sonda New Horizons demostró en 2015 que Plutón es un mundo impresionante. Montañas de hielo de agua flotando en glaciares de nitrógeno, cambios climáticos recientes y una atmósfera con múltiples capas de neblina flotando. Una futura misión que quiera estudiar este cuerpo celeste en profundidad sin duda intentará posarse en la superficie. ¿Pero cómo aterrizar en este planeta enano? Una sonda que quiera llegar a Plutón en un tiempo razonable tendrá que llegar a una velocidad muy alta —la New Horizons pasó a unos 14 km/s—, así que para entrar en órbita se requieren enormes cantidades de propelentes químicos o el uso de sistemas de propulsión muy eficientes (de alto impulso específico). Pese a estas dificultades existen unas cuantas propuestas de orbitadores a Plutón, pero llegar a la superficie sigue siendo un desafío todavía mayor.

ass
Propuesta de sonda a Plutón de aterrizaje (arriba) y orbitador (abajo) con un ballute (Angus McRonald).

Una forma de abordar el problema es, paradójicamente, no aterrizar, sino limitarse a impactar directamente contra el planeta. De esta forma no se obtendrían datos de la superficie, pero sí de la atmósfera. Esta es la estrategia que se propuso para la misión de la NASA Pluto Fast Flyby de 1994, que debía incorporar una sonda rusa de 6 kg denominada Spuskaemi Zond (‘sonda de descenso’ en ruso). Eso sí, está claro que lo realmente interesante es orbitar alrededor de Plutón y, si es posible, llegar a la superficie. Y, en este sentido, una opción mucho más atrevida es usar la atmósfera de Plutón para frenar la sonda.

Leer más

Actualmente solo existen tres tipos de escafandras para realizar actividades extravehiculares (EVAs): los Orlán-MK rusos, los EMU estadounidenses y los Feitian chinos, pero como estos últimos derivan directamente de los Orlán, en realidad podemos limitar el número de trajes espaciales operativos a dos. Tanto el Orlán como el EMU se usan regularmente a bordo de la estación espacial internacional y, precisamente, una nueva auditoría de la NASA ha puesto el foco en los problemas de los EMU. Y son numerosos, especialmente teniendo en cuenta que solamente hay once unidades disponibles en todo el mundo.

La astronauta Heidemarie Stefanyshyn-Piper usa una escafandra EMU en una EVA de la misión STS-115 (NASA).
La astronauta Heidemarie Stefanyshyn-Piper usa una escafandra EMU en una EVA de la misión STS-115 (NASA).

Veamos. El EMU (Extravehicular Mobility Unit) se introdujo en los años 70 como traje extravehicular para las misiones del transbordador espacial y su diseño incorpora numerosas características heredadas directamente del famoso traje A7L usado en el Apolo y el Skylab. Los EMU que se usan en la ISS son una versión mejorada —Enhanced EMU— que debutó en 1998. El A7L del Apolo tenía un diseño totalmente flexible y el astronauta se lo ponía abriéndolo por detrás gracias a una cremallera, pero el EMU incorpora un diseño semirrígido.

Leer más

¡Ya está aquí un nuevo programa de Radio Skylab! Si eres del futuro, envíanos un correo para informarnos en dónde se ha encontrado vida más allá de la Tierra. Si eres del pasado, como nosotros, te invitamos a escuchar el programa número 25 de Radio Skylab. En el primer tema del programa hablamos sobre el espacio: los sistemas de posicionamiento global: GPS, GLONASS, Galileo y Beidou/COMPASS. Y en el segundo tema del programa charlamos sobre el tiempo, en concreto sobre Viajes en el tiempo, cómo, si es posible, se puede ir atrás o adelante en el tiempo. Prepara tu reloj y únete a la tripulación de Radio Skylab en esta travesía espacio-temporal. Con Víctor Manchado (Pirulo Cósmico), Daniel Marín (Eureka), Kavy Pazos (Mola Saber) y Víctor R. Ruiz (Infoastro).

25_rskylab

Recuerda que puedes seguirnos en la página web de Radio Skylab, en iVoox (Podcast Radio Skylab) o iTunes. También estamos en Twitter (@radioskylab_es) y Facebook (@radioskylab.es). Bienvenidos sean los comentarios y… ¡a pasarlo bien con el programa!

La NASA está buscando propuestas procedentes del sector privado para rentabilizar el uso de la estación espacial internacional (ISS) durante la próxima década. Esta estrategia intenta que la iniciativa privada asuma parte de las operaciones del segmento estadounidense de la estación mientras la NASA se centra en las misiones del cohete SLS y la nave Orión más allá de la órbita baja. O al menos ese es el plan. Hace poco pudimos ver las propuestas de Bigelow, Axiom y NanoRacks para añadir nuevos módulos a la ISS. Ahora, a estos conceptos se suma el novedoso módulo Ixion.

asa
El módulo Ixion acoplado a la ISS (Ixion/spectrum.ieee.org).

Ixion —no confundir con la empresa Axiom, que también ha propuesto un módulo para la ISS— es un módulo basado en la famosa etapa Centaur del cohete Atlas V. O mejor dicho, es una etapa Centaur modificada que se acoplaría con la ISS una vez agotado su combustible estando ya en órbita. De esta forma se podría aprovechar el tanque de hidrógeno, de 4 metros de diámetro y 54 metros cúbicos, como espacio útil (el hidrógeno tiene una densidad muy baja, de ahí que ocupe mucho volumen comparado con otros combustibles).

Leer más

La empresa SpaceX ha vuelto lanzar el 1 de mayo de 2017 a las 11:15 UTC un Falcon 9 v1.2 (número de serie F9-34) desde la rampa 39A del Centro Espacial Kennedy. Y, una vez más, ha recuperado la primera etapa, que aterrizó verticalmente en la plataforma LZ-1 de la Base Aérea de Cabo Cañaveral 8 minutos y 46 segundos tras el despegue. No obstante, este lanzamiento ha sido un gran éxito para SpaceX por un motivo distinto: por primera vez la empresa de Elon Musk ha lanzado un satélite militar, arrebatando así a la empresa ULA —encargada de los Atlas V y Delta IV— el monopolio de sobre este tipo de cargas (eso sí, por el momento SpaceX no puede integrar las cargas útiles en vertical, lo que supone una seria limitación sobre los tipos de satélites militares que puede lanzar). En esta ocasión la carga era el misterioso satélite NROL-76 (USA-276), que alcanzó la órbita baja unos 22 minutos tras el lanzamiento.

Lanzamiento del NROL-76 (SpaceX/Ben Cooper).
Lanzamiento del NROL-76 (SpaceX/Ben Cooper).

La primera etapa B1032 se separó 2 minutos y 17 segundos después de despegar e inmediatamente giró 180º mediante sus propulsores de nitrógeno para encender tres de los nueve motores Merlin 1D con el objetivo de poner rumbo a la costa de Florida. Luego volvió a girar 180º y realizó el encendido de reentrada de 20 segundos de duración, también con tres motores. Finalmente, en el encendido de aterrizaje se usó solamente el motor central. Esta ha sido la décima etapa de un Falcon 9 recuperada por SpaceX, de las cuales seis han aterrizado en barcazas situadas en alta mar. También ha sido el cuarto aterrizaje con éxito de una primera etapa en tierra firme y el segundo en un lanzamiento desde la rampa 39A. El despegue fue pospuesto el día anterior por culpa de un sensor defectuoso encargado de medir la temperatura del oxígeno líquido. Este ha sido el 23º lanzamiento orbital de 2017 (el 22 º exitoso) y el quinto de un Falcon 9 (el cuarto desde la rampa 39A) este año (el 33º en total). Se ha rumoreado que este podría ser el primer lanzamiento de la versión Block V con los motores al máximo de potencia.

Aterrizaje de la primera etapa (SpaceX).
Aterrizaje de la primera etapa (SpaceX).

Leer más

El 20 de abril de 2017 se llevó a cabo la prueba suborbital del cohete argentino VEx 5A. Lamentablemente, el motor se apagó seis segundos después del despegue tras alcanzar doscientos metros de altura. El vector cayó a plomo y explotó a poca distancia de la rampa de lanzamiento, situada en el Centro Espacial Punta Indio. El VEx 5A era una prueba que formaba parte del programa de desarrollo del lanzador orbital Tronador II. Este cohete argentino será un lanzador orbital de dos etapas —originalmente tres— capaz de colocar hasta 250 kg en una órbita polar de 600 kilómetros de altura lanzado desde Puerto Belgrano. Después de muchos años de retraso con el programa, la CONAE (Comisión Nacional de Actividades Espaciales) decidió probar el lanzador en sucesivas etapas antes de construir la versión lanzador orbital.

Lanzamiento del VEx 5A (CONAE).
Lanzamiento del VEx 5A (CONAE).

En febrero y agosto de 2014 se efectuaron las pruebas VEx 1A y VEx 1B para comprobar el funcionamiento del sistema de guiado y navegación, así como el motor de la segunda etapa del lanzador. La VEx 5A era la primera prueba de la primera etapa (VEx viene de ‘Vehículo Experimental’). El Tronador II emplea kerolox —queroseno y oxígeno líquido— en la primera etapa y combustibles hipergólicos en la segunda y tercera etapas, una configuración bastante extraña para un lanzador orbital moderno, a pesar de que ha sido usada en el pasado (el Delta II estadounidense, por ejemplo). Por eso este ensayo era esencial en tanto en cuanto se trataba de la primera vez que se probaba en vuelo un motor argentino de kerolox.

Leer más

El 26 de abril de 2017 a las 09:00 UTC la sonda Cassini llegó donde nunca antes había llegado un artefacto humano. Ese día Cassini atravesó por primera vez el hueco existente entre los anillos y el planeta. Fue el primero de los 22 pasos previstos antes de que la veterana nave se destruya en la atmósfera de Saturno el próximo 15 de septiembre. Son sin duda la parte más espectacular de la de por sí impresionante fase Gran Final de la misión Cassini. A pesar de que a primera vista pueda parecer una maniobra arriesgada por lo estrecho del hueco, en realidad la distancia entre el anillo D —el más interno— y el planeta es de casi tres mil kilómetros, casi el diámetro de nuestra Luna, así que lo difícil sería fallar.

Representación artística del paso de Cassini por el hueco entre los anilos y el planeta (NASA/JPL-Caltech).
Representación artística del paso de Cassini por el hueco entre los anillos y el planeta (NASA/JPL-Caltech).

Sin embargo, el peligro deriva de la enorme velocidad de la sonda al pasar por el plano de los anillos. Cassini atravesó el plano de los anillos moviéndose a una velocidad de casi 124.000 km/h, así que, lógicamente, existe el riesgo de que alguna partícula aislada pueda causar daños irreparables. Por este motivo, en esta ocasión Cassini atravesó el hueco con la antena de alta ganancia —de cuatro metros de diámetro y construida en Italia— por delante, es decir, en ‘modo ariete’.

Leer más

En los últimos meses varios cosmonautas han abandonado el cuerpo de cosmonautas de la corporación estatal Roscosmos que han generado todo tipo de rumores y declaraciones cruzadas. Los cosmonautas que se han ido son Serguéi Revin (veterano de un vuelo en 2012), Aleksandr Samokutyaiev (dos misiones espaciales en 2011 y 2014) y Guennadi Pádalka, uno de los cosmonautas rusos más experimentados con cinco misiones a sus espaldas y que está en posesión del récord acumulado de permanencia en el espacio, con 879 días.

Guennadi Pádalka (Roscosmos).
Guennadi Pádalka (Roscosmos).

La noticia, aunque curiosa, no daría mucho más de sí de no ser porque hay que añadir a la lista a Serguéi Vólkov, veterano de tres misiones espaciales (la última en 2016), que dejó el cuerpo de cosmonautas el mes pasado y a Oleg Kótov, Román Romanenko y Maksim Suraiev, que se fueron hace ya algún tiempo. ¿Qué es lo que está pasando para que tantos cosmonautas experimentados dejen su trabajo en tan corto espacio de tiempo?

Leer más

Desde los años 90 sabemos que hay hielo en los polos de la Luna, una afirmación que a priori es cuanto menos sorprendente. ¿Cómo es posible que exista hielo en un mundo sin atmósfera y cuya temperatura diurna sobrepasa ampliamente los 100 ºC? Pues es sencillo: el hielo se encuentra en el fondo de los cráteres de las regiones polares a los que nunca llega la luz del Sol. O sea, las regiones en sombra perpetua. Este hecho es bastante conocido, pero lo que poca gente sabe es que la Luna tiene muy poco hielo comparado con Mercurio. ¿A qué se debe esta diferencia? Para saberlo primero tenemos que estudiar el hielo lunar en detalle usando una sonda sobre el terreno. Y esto es precisamente el objetivo del rover Resource Prospector de la NASA.

S
El rover de la NASA Resource Prospector investiga el polo sur de la Luna (NASA).

El misterio del déficit del hielo lunar se confirmó cuando la sonda MESSENGER observó las regiones polares de Mercurio y analizó sus depósitos de hielo. Si uno mide el área de las zonas que se encuentran en sombra perpetua y a una temperatura por debajo de 100 kelvin (por encima de esta temperatura el hielo no es estable en el vacío y se sublima) en la Luna y Mercurio encontramos que es de 26.000 kilómetros cuadrados para nuestro satélite y 7.000 kilómetros cuadrados para Mercurio. Es decir, podríamos esperar cuatro veces más hielo en la Luna que en Mercurio.

Leer más

¡Vuelve Radio Skylab con su programación habitual! En el Programa 24 Víctor Manchado (Pirulo Cósmico), Daniel Marín (Eureka), Kavy Pazos (Mola Saber) y Víctor R. Ruiz (Infoastro) te invitamos a que te unas a esta misión de exploración del espacio, la ciencia y otras curiosidades. En la primera parte del programa hablamos sobre la luna Encélado, las fuentes hidrotermales y su relación con la vida. En la segunda parte, seguimos en Saturno, porque la misión Cassini ya ha comenzado su Gran Final: ¿qué hará de aquí a septiembre, cómo será su apoteósico instante final? Estos temas, más las preguntas de los oyentes, las recomendaciones, y el equipo al completo de Radio Skylab te esperan en el programa de esta semana.

rskylab24

Y, cuidado, que hay una novedad: en este programa lanzamos un concurso para regalar una taza de Radio Skylab. Hay que escribir un relato cortito de ciencia ficción. Las bases completas, en la sección de retroalimentación del programa (hay fecha límite). Y por fin, ¡ya tenemos tiendas para las camisetas! Ojo, del 26 al 30 de mayo, hay descuento. Síguenos en la página de Radio Skylab, en iVoox (Podcast Radio Skylab) o iTunes. También estamos en Twitter (@radioskylab_es) y Facebook (@radioskylab.es). ¡Esperemos que os guste!