El objeto 2017-037D: un nuevo satélite ruso para espiar a otros satélites en órbita

Desde hace unos pocos años Rusia mantiene un misterioso programa de satélites interceptores dedicados a espiar otros satélites en órbita. Los detalles, como es lógico en cualquier programa militar, son escasos, pero lo cierto es que ya son cuatro los satélites de este tipo lanzados desde 2013. El pasado 23 de junio despegaba desde el cosmódromo militar de Plesetsk, situado en el norte de Rusia, un cohete Soyuz-2.1v con un satélite a bordo. El Ministerio de Defensa de la Federación Rusa se limitó a comunicar que se había puesto en órbita el satélite Kosmos 2519, que viene a ser lo mismo que no decir nada, ya que Kosmos (‘espacio’ en ruso) es la denominación genérica que se emplea para los satélites militares rusos, tanto si son secretos como no (en Estados Unidos las nomenclaturas equivalentes corresponden a las series de satélites NROL y USA).

Lanzamiento del Kosmos (MOR).
Lanzamiento del Kosmos 2519 (REN TV).

Como siempre, poco después los radares del Comando Estratégico de Estados Unidos (USSTRATCOM) detectaron la carga útil en órbita y se le otorgó el código internacional de satélite 2017-037. Inmediatamente se vio que durante el lanzamiento se habían puesto en órbita tres objetos: el objeto 37A, que sería identificado con el satélite Kosmos 2519, el 37B, identificado como la etapa superior Volga, y el 37C, que se determinó que era la segunda etapa del lanzador Soyuz. Pero el 23 de agosto ocurrió algo totalmente inesperado: el ministerio de defensa ruso anunció que del Kosmos 2519 se había separado otro satélite por ahora no identificado «dedicado a la inspección de satélites rusos». Y, efectivamente, ya se ha podido comprobar la existencia de este misterioso satélite, ahora conocido con el código internacional 2017-037D.

El objeto 2017-037D tiene una órbita muy similar a la del resto de objetos puestos en órbita el 23 de junio: 650 x 670 kilómetros de altura y 97,92º de inclinación. Todavía no está claro si su objetivo es inspeccionar su nave nodriza, el Kosmos 2519, u otro satélite ruso. Las órbitas del Kosmos 2519 y la del objeto 37D son parecidas a la del satélite espía Persona nº 2 (Kosmos 2486), así que este bien podría ser el otro blanco ruso del que habla la nota de prensa del ministerio de defensa.

Pero empecemos desde el principio, ¿qué sabemos del objeto 37D? Para averiguar la naturaleza de este satélite debemos primero conocer cuál es la verdadera misión del Kosmos 2519. Al tratarse de un proyecto militar de nueva generación, oficialmente su misión es totalmente secreta, pero los rumores indican que podría tratarse del primer ejemplar de la serie Nivelir-ZU (14F150), un satélite de observación de la Tierra o de estudios geodésicos fabricado, quizás, por la empresa NPO Lávochkin. También se ha sugerido que el nombre del proyecto es Napryazhenie, pero no está claro si esta denominación hace referencia a todo el satélite o a solo una parte. En cualquier caso su masa no debe ser muy elevada, ya que el Soyuz-2.1v solo es capaz de situar 1,4 toneladas en órbita polar heliosíncrona. Eso significa que, sea lo que sea el objeto 37D, debe ser todavía más pequeño.

Es inevitable relacionar el objeto 37D con los otros tres misteriosos «satélites inspectores» lanzados por Rusia estos últimos años. Los tres satélites son los Kosmos 2491 (lanzado el 25 de diciembre de 2013), Kosmos 2499 (24 de mayo de 2014) y el Kosmos 2504 (31 de marzo de 2015). La diferencia principal con el 37D es que estos satélites no fueron lanzados por cohetes Soyuz-2.1v, sino por lanzadores Rokot-KM junto a otros tres satélites de comunicaciones Strelá o Gonets. Las autoridades rusas no reconocieron la existencia de estos tres satélites hasta varios meses después del lanzamiento y en un principio ni siquiera hicieron pública su denominación Kosmos, aunque las andanzas de los satélites fueron seguidas casi desde el primer momento por aficionados de todo el mundo (y es de suponer que por profesionales también, lógicamente).

xax
Satélite Yubileyny, en el que supuestamente están basados los satélites inspectores rusos.

Los tres satélites se dedicaron a realizar todo tipo de maniobras, cambiando su órbita en repetidas ocasiones. Esto no tiene nada de particular, pero lo que llamó la atención de los expertos fue que se acercaron en repetidas ocasiones a la etapa superior Briz-KM que los había lanzado, demostrando así que su misión era interceptar otros satélites. ¿Los motivos? Se desconocen. Los analistas han sugerido que estos tres minisatélites interceptores podrían estar basados en el pequeño satélite Yubileyny, de 48 kg, lanzado en 2008 por un Rokot-KM. Por otro lado, el tipo de maniobras efectuadas y la capacidad de carga del Rokot es incompatible con una masa muy superior a los 100 kg. Resumiendo, los misteriosos satélites Kosmos 2491, Kosmos 2499 y Kosmos 2504 deben tener una masa de entre 50 y 100 kg y son capaces de efectuar maniobras con una Delta-V total del orden de 190 m/s. Es decir, son pequeños, pero extremadamente maniobrables y han demostrado su capacidad para acercarse a otros satélites. Los rumores también indican que serían parte del proyecto 14F153 y que habrían sido construidos por la empresa ISS Reshetniov, fabricante de los satélites Strelá y Gonets con los que fueron lanzados.

Entonces, ¿cómo encaja el objeto 37D con estos tres satélites inspectores? Aún es pronto para saberlo, pero lo más lógico es pensar que son parte del mismo proyecto o, al menos, que están muy relacionados entre sí. Es razonable suponer que el 37D debe ser también un satélite pequeño para usar al Kosmos 2519 —que de por sí no puede ser muy grande— como plataforma. No cabe duda de que en esta ocasión lo más llamativo ha sido el reconocimiento del propio ministerio de defensa ruso de la existencia del satélite antes de que efectúe cualquier maniobra. El comunicado de prensa habla de «satélite inspector» (инспектор), pero evidentemente desconocemos cuál es su verdadera misión. Además de fotografiar otros satélites bien podría llevar equipos para espiar sus comunicaciones, interferirlas o, por qué no, inutilizarlos por completo.

Otra vista del satélite Yubileyny (ISS Reshetniov).
Otra vista del satélite Yubileyny (ISS Reshetniov).

Públicamente Estados Unidos tiene una serie de satélites comparable, los GSSAP, pero trabajan en la órbita geoestacionaria (al igual que otro misterioso satélite ruso, el Olimp-K/Luch, que recientemente protagonizó un pequeño escándalo internacional). En órbita baja no parece que los EE UU tengan nada parecido —salvando el reciente episodio de ‘espionaje lejano’ de la ISS por parte del NROL 76—, pero evidentemente podríamos estar equivocados. Moverse por la órbita baja (LEO) es muchísimo más costoso en términos energéticos que hacerlo en la órbita geoesatcionaria (GEO), de ahí que si uno quiere interceptar un satélite en LEO debe lanzar el interceptor con una órbita lo más parecida posible a la del blanco. Lo que toca ahora es estar muy atentos a los próximos movimientos del objeto 37D. Seguro que hay alguna sorpresa.

Referencias:

  • http://function.mil.ru/news_page/country/more.htm?id=12139523@egNews
  • http://tass.ru/kosmos/4362793
  • http://www.interfax.ru/russia/576068
  • http://danielmarin.naukas.com/2014/12/15/novedades-con-el-misterioso-satelite-interceptor-ruso-kosmos-2499/
  • http://danielmarin.naukas.com/2015/04/03/lanzados-tres-gonets-m-y-otro-satelite-misterioso-ruso-rokot-km/

16 Comentarios

Participa Suscríbete

Ciudadano XCiudadano X

Supongo que la experiencia con ASATs de la URSS les ha venido muy bien para estos sputniks, a nivel de sensores y maniobravilidad.

LuisLuis

Así que los rusos han lanzado un microsatélite para inspeccionar “satélites rusos”……el lenguaje militar siempre tiende a la ambigüedad pero creo que está vez se han pasado.

Sin duda es el 4 satélite de la serie. Los otros tres dieron juego incluido un incidente con un satélite de EEUU, veremos este.

Daniel Marín

Hola Luis, los otros tres satélites inspectores nunca se acercaron a otro satélite extranjero. Quizás te has confundido con las extrañas maniobras del satélite ruso Olimp-K, que también es otro misterio y que se acercó a los satélites Intelsat 7, Intelsat 901 e Intelsat 905. Estas maniobras provocaron la protesta de Intelsat y del gobierno de los EEUU.

Fernando GeneraleFernando Generale

Vaya y yo que pensaba que los yankis son los únicos que desperdician dinero en estos chácharos militares , eso sí para más sondas y telescopio espacial no tienen un duro aparentemente no aprendieron nada del colapso de la URSS

Fernando GeneraleFernando Generale

Cierto pero no e podido encontrar ningúan paiper científicos de ese radio telescopio sabra alguien en que revista científica se publicaron ??

GuillermoGuillermo

Buenas Daniel, una preguntita, por qué usan los satélites espía órbitas “polares heliosincronas” como dices en el post. Gracias.

MalagagaMalagaga

Sería alucinante que se dedicará a dejar cubesats junto a los “objetivos” a modo de sonda para espiar/interferir las comunicaciones durante un periodo de tiempo.

LuisLuis

El mes pasado los rusos lanzaron con un Soyuz 73 pequeños satélites en tres órbitas diferentes.

Imagina que si en vez de comerciales estos satélites fuesen militares y tuviesen la capacidad de interferir o dañar otros satélites, como se rumorea con este.

Con un solo lanzamiento podrían por ejemplo atacar toda la red de satélites GPS de EEUU y satélites de comunicaciones.

Imagina que consecuencias podría tener esto en una hipotética guerra. Sin duda el espacio es el campo de batalla del futuro, sino del presente.

PacoPaco

“Con un solo lanzamiento podrían por ejemplo atacar toda la red de satélites GPS de EEUU y satélites de comunicaciones.”

Sabes mucho de mecánica orbital.

Gabriel DomínguezGabriel Domínguez

Todo lo que haga un país para defenderse del enemigo es bueno. Sobre todo cuando el enemigo es una superpotencia tecnológica que tiene un gasto militar 10 veces superior y cuenta con una constelación de colonias militares dispuestas a aportar el 2% de su PIB en tiempo de paz y, en caso de conflicto, a inmolarse las primeras.

Responde a Gabriel Domínguez

Tu email nunca será mostrado o compartido. No olvides rellenar los campos obligatorios.

Obligatorio
Obligatorio
Obligatorio

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Cancelar