Shenzhou 11: resumen de la misión

Ya ha terminado la sexta misión espacial tripulada china y la más larga hasta la fecha. La cápsula de la nave Shenzhou 11 regresó a la Tierra el 17 de noviembre de 2016 con Jing Haipeng y Chen Dong a bordo. El aterrizaje tuvo lugar en la provincia china de Mongolia Interior a las 05:59 UTC y a unos cien kilómetros de la zona prevista. Termina así una misión de 32 días de duración durante la cual los dos astronautas han permanecido 29 días y 9 horas acoplados a la estación espacial Tiangong 2.

i
La cápsula de la Shenzhou 11 en tierra (Xinhua).

La Shenzhou 11 se desacopló de la Tiangong 2 a las 04:44 UTC y poco después se separó el módulo orbital. La separación de este módulo se produjo antes del encendido de frenado y mientras la nave se desplazaba en posición perpendicular con respecto a la dirección de avance para evitar una posible colisión. A las 05:14 UTC, mientras la Shenzhou 11 sobrevolaba África, tuvo lugar el encendido de frenado de dos minutos que disminuyó la velocidad de la nave en apenas 100 m/s. A las 05:35 el módulo de servicio se separó de la cápsula con los astronautas mientras la nave apuntaba hacia la Tierra a 140 kilómetros de altura.

asa
Posición de la Shenzhou durante la separación del módulo orbital (CCTV).
asa
El módulo orbital (centro) se aleja de la Shenzhou 11 (CCTV).
Los astronautas durante el regreso a la Tierra (Xinhua).
Los astronautas durante el regreso a la Tierra dentro de la cápsula (Xinhua).

Esta secuencia es ligeramente distinta a la que lleva a cabo la Soyuz al volver a la Tierra. La nave rusa se deshace de su módulo orbital (BO) junto con el módulo de servicio (PAO) tras el encendido de frenado. La técnica china permite ahorrar más combustible y, por consiguiente, aumentar la carga útil (las Soyuz modernas seguían un esquema similar, pero se decidió abandonarlo tras el incidente de la Soyuz TM-5 en 1988, cuando el motor principal no se encendió y la tripulación se vio forzada a permanecer un tiempo extra en el espacio sin el módulo orbital).

asa
Posición de la Shenzhou 11 durante el encendido de frenado (CCTV).
sas
Posición de la Shenzhou durante la separación de la cápsula (CCTV).
as
Separación de la cápsula (derecha, se ve el escudo térmico de color marrón)(CCTV).

De forma similar a las Soyuz el paracaídas se abrió a una altura de unos diez kilómetros y a seis kilómetros se separó el escudo térmico al mismo tiempo que los asientos de los astronautas se subieron para preparar los amortiguadores. El encendido también fue frenado por la acción de cohetes de combustible sólido para que la velocidad de impacto contra el suelo no superase los 5,5 m/s (la Shenzhou usa un máximo de cuatro de estos cohetes, mientras que la Soyuz dispone de seis). La cápsula fue arrastrada varias decenas de metros por los fuertes vientos de la zona. Una vez más, la coreografía y organización del equipo de rescate fue sumamente llamativa.

shenzhou-11-landing-7-e1479507916941
La Shenzhou 11 en tierra.
135840494_14794664404921n
El equipo de rescate alrededor de la cápsula (Xinhua).
107809098
El equipo de rescate con Jing Haipeng (www.81.cn).
107809099
El equipo de rescate con Chen Dong (www.81.cn).
107809097
La cápsula en tierra (www.81.cn).
107809101
Traslado de la cápsula (www.81.cn).
asas
La cápsula en Pekín (Xinhua).

Jing Haipeng y Chen Dong han sido los únicos ocupantes de la Tiangong 2, una pequeña estación espacial similar a la Tiangong 1. Estaba planeado que la Tiangong 2 recibiese más visitas de naves tripuladas, pero China ha decidido acelerar los planes para la construcción de la gran estación de sesenta toneladas, que comenzará en 2018 con el lanzamiento del primer módulo, el Tianhe, de veinte toneladas, mediante un vector Larga Marcha CZ-5. Esta estación tendrá una tripulación permanente de tres astronautas y recibirá las visitas de los cargueros pesados Tianzhou. Precisamente el año que viene el primer Tianzhou despegará en abril gracias a un CZ-7 y se acoplará con la Tiangong 2 para ensayar la técnica de trasvase de combustible en órbita, una maniobra necesaria para mantener la altura de la órbita de la futura gran estación china.

asa
Complejo Shenzhou 11-Tiangong 2 (Xinhua).

Durante este mes en órbita los dos astronautas chinos han realizado toda una batería de experimentos científicos en quince áreas distintas. Principalmente han estado centrados en los efectos de la microgravedad en el cuerpo humano, un campo en el que China se hallaa muy atrás con respecto al resto de potencias espaciales por su falta de experiencia en vuelos de larga duración. También se han dedicado a cultivar lechugas y arroz, así como a cuidar un experimento con seis gusanos de seda, cinco de los cuales alcanzaron la fase de capullo. A diferencia de la espartana Tiangong 1, los astronautas de la Tiangong 2 han dispuesto de una pantalla para recibir videollamadas de familiares y autoridades —incluido el presidente Xi Jinping— o ver la televisión.

La Shenzhou 11 despegó el 16 de octubre de 2016 a las 23:30 UTC y se acopló con la Tiangong 2 el 18 de octubre a las 19:24 UTC. Era el cuarto acoplamiento de una nave china con un laboratorio orbital y el tercero tripulado, aunque por primera vez la tripulación estaba formada por solo dos astronautas y no tres como en las misiones Shenzhou 9 y Shenzhou 10. En lugar de un tercer astronauta la Shenzhou 11 llevó víveres adicionales.

Lanzamiento de la Shenzhou 11 (Xinhua).
Lanzamiento de la Shenzhou 11 (Xinhua).

El 22 de octubre a las 23:31 UTC la tripulación liberó el satélite Banxing 2 (BX-2 o 伴星二号), que obtuvo unas imágenes espectaculares en visible e infrarrojo del conjunto formado por la Tiangong 2 y la Shenzhou 11 en órbita. El 30 de octubre el Banxing 2 volvió a acercarse al complejo orbital y nuevamente tomó más imágenes.

cvnex3_vyaagzzm
La Shenzhou 11 (arriba) y la Tiangong 2 en órbita vistas desde el satélite Banxing 2 en el visible el 22 de octubre (chinaspaceflight.com).
sasa
La imagen anterior en infrarrojo.

asas
Imagen del complejo orbital obtenida el 30 de octubre.
sas
Otra imagen del complejo orbital del 30 de octubre gracias al satélite Banxing 2.

Debido a la larga duración de la misión los astronautas han dedicado bastante tiempo a realizar ejercicios para mantener su forma física, incluyendo una cinta para correr. Por lo que hemos podido ver el diseño de la cinta es manifiestamente mejorable, aunque los dos astronautas aprendieron finalmente a usarla sin ‘caerse’.

Jing Haipeng, quien también participó en las misiones Shenzhou 7 y Shenzhou 9, se ha convertido tras este vuelo en el astronauta chino con más experiencia y ya ha acumulado 47 días de permanencia en órbita. Para Chen Dong esta ha sido su primera misión. La Tiangong 2 seguirá ahora su misión no tripulada en solitario de dos años, una misión que será interrumpida por la visita de la Tianzhou el año que viene. Pero no estará ociosa durante este tiempo, ya que lleva múltiples experimentos que seguirán funcionando sin intervención humana, como por ejemplo el detector de rayos gamma POLAR, construido en colaboración con Polonia y Suiza. ¿Y cuándo veremos la próxima misión tripulada china? Pues no lo sabemos a ciencia cierta, pero todo apunta a que podría tener lugar en 2019. Ese año la Shenzhou 12 se acoplará con el módulo Tianhe. Toca esperar hasta entonces.

135758622_14766533247641n
Jing Haipeng (izquierda) y Chen Dong (Xinhua).


28 Comentarios

Participa Suscríbete

Gadiel Jellinok Guzmán SandovalGadiel Jellinok Guzmán Sandoval

Magnífica misión y gran artículo, como siempre. No puedo esperar a ver las futuras Chang’e y el desarrollo del CLEP. Daniel, estas en racha esta semana, ¿cual es tu secreto? XD :)

Gadiel Jellinok Guzmán SandovalGadiel Jellinok Guzmán Sandoval

” A diferencia de la espartana Tiangong 2, los astronautas de la Tiangong 2 han dispuesto de una pantalla para recibir videollamadas de familiares y autoridades —incluido el presidente Xi Jinping— o ver la televisión.”
¿No será más bien Tiangong 1?

ErickErick

Una cosa curiosa es que parece que el astronauta Chino, se pone a limpiar la escotilla justo antes de abandonar la estación…

Desde luego se ve que está metiendo una pasta tremenda en esto, porque construir esta estación para que sea desechable y solo tras un vuelo tripulado, es porque lo que viene detrás es como un tren sin parar…que ganas ya de ver su gran estación espacial, en 2018…ojalá y le pusieron un pequeño “donuts” para probar diferentes gravedades..

s2

TALsite

Con permiso del dueño del blog…
La limpieza de la escotilla la verás también en las despedidas Soyuz de la ISS o en la despedida de cualquier cargero de la estación. Cualquier suciedad o cuerpo extraño -hablan incluso de un cabello- puede hacer que la hermeticidad de la escotilla no sea total.

Hilario GómezHilario Gómez

El interior de la cápsula Shenzhou con los astronautas sentados y rodeados por paracaídas y demás utillaje me trae recuerdos del SEAT 600 de mi padre hace más de 40 años cuando nos marchábamos de vacaciones…

FalconFalcon

Hay una cosa que no entiendo. Los experimentos se centraron en la Microgravedad, campo donde China está retrasada respecto a los demás.
No entiendo que los datos de los experimentos sobre la ausencia de la gravedad de EE.UU. y Rusia no sean públicos. Estamos hablando de ciencia. Entiendo que EE.UU. no comparta su tecnología o que Rusia la venda al mejor postor, pero datos sobre el cuerpo humano… ¿Cómo que los resultados de 40 años de exploración espacial todavía no están en el Lancet u otra revista científica? ¿Es un secreto de Estado?

Stewie GrifrinStewie Grifrin

Hay un refrán que dice, “del dicho al hecho va un gran trecho”. En inglés le dicen “know how”.
Todos esos datos son públicos (de hecho p.ej. la NASA como agencia federal al final los libera en dominio público, lógico porque están pagados con dinero público). Pero también es público los planos de un avión, las metalurgias, las patentes mismas lo son (cómo si no se puede saber), los libros de medicina son públicos, no hay censura ni secretos. Ponte tú a hacer operaciones quirúrgicas siguiendo un libro o a fabricar aviones siguiendo un plano. Falta… Algo, ¿verdad?
Experiencia, ¿no? Por eso algunos nos tomamos a cachondeo lo que hacen algunos gurús espaciales. Y de otros campos.
Y no te quepa duda que los chinos aprenden muy deprisa. Mucho.

BioMananBioManan

Bastantes datos sobre estudios en microgravedad son accesibles
En realidad no aportan gran cosa y se publican en revistas de poco impacto;
respecto a la cristalizacion de proteinas y otros materiales en el espacio, los experimentos con nuevas aleaciones y algunas cosas de este tipo, pués más de lo mismo.

TALsite

Guardo la secreta esperanza que haya una misión más a la TG-2. Tras la misión del carguero en abril, espero que los chinos necesiten algún dato más sobre como fué, y manden una tripulación allí. Además de dar más experiencia a sus cosmonautas, les vendría muy bien la realización de alguna EVA, -que yo echo a faltar de cara a la construcción de una estación grande tipo MIR-, ya que solo tienen la experiencia EVA de Shenzhou-7.
Saludos.
Carlos

TALsite

Se me olvidó comentar que me llamó mucho la atención que los cosmonautas no pusieron un pié en el suelo tras aterrizar, e incluso para bajar del avión que les transportaba a su base, siempre eran transportados sentados en una silla.
Creo que el programa de ejercicios, o los dispositivos no eran muy adecuados. A cualquier cosmonauta que regresa de la ISS se le ve bajar por su propio pié las escalerillas de los aviones, y caminar (con algún titubeo)

AlatristeAlatriste

“un campo en el que China se haya muy atrás con respecto al resto de potencias espaciales”. Debería ser “halla” porque no es del verbo haber…

Y luego ¿Seguro que la cápsula fue arrastrada decenas de metros por fuertes vientos? Porque en las fotos y el video del artículo parece que reine la brisa justa para que ondeen las banderas; para arrastrar una cápsula con un peso de toneladas haría falta un vendaval impresionante. Incluso si lo que quiere decir es que fue arrastrada antes de tocar tierra parece que haría falta bastante más viento.

Stewie GriffinStewie Griffin

Vete un día a intentar pillar a alguien que cae en parapente (a ayudarlo, quiero decir) y verás qué risas. Te puedes matar perfectamente, sin viento. Cierto que hablamos de una persona y su equipo (incluyendo la masa del paracaídas, todo no más allá de ciento y pico de kg), pero los paracaídas son proporcionales a la masa a sustentar, creo que me pillas la idea.
Lo de “haya” tienes razón, pero como arcaísmo (recurso literario usado en ocasiones) está correcto, en el sentido arcaico del verbo haber como “tener”: “no hay” (“no se tiene eso”). De hecho “hay” es una aglutinación fósil de “ha ahí”, porque la forma etimológica real es “ha”, no “hay” (como lo ves en los futuros: irá = ir há).
Pues eso, haya paz.

NestorNestor

Perdonen mi pregunta de un neofito total, ¿me puede explicar por qué los chinos al igual que los rusos con las Soyuz, al aterrizar sacan a los tripulantes sentados, llevados como si sacaran un enfermo de un hospital y los norteamericanos en los viajes de los transbordadores bajaban de los mismos caminando como un pasajero de un vuelo de avión normal? En los ’60 luego de amerizar y ser llevados a los portaviones también salían caminando como si nada, ¿a qué se debe esa diferencia?

Stewie GriffinStewie Griffin

Hay muchas razones. La primera es que estos pollos llevaron un mes en ingravidez, los casos americanos que citas una semana o menos (la Shuttle no podía estar por sí misma más de dos semanas en órbita, o por ahí). La Shuttle era otro mundo, era una casa por dentro comparado con estas cápsulas y la reentrada ni color, mucho más llevadera. Como volar en un caza y en un transporte civil. Eso incluye hasta la forma de salir (y entrar) en el vehículo, también más o menos comparable. Luego por supuesto cada uno tiene sus protocolos. Por cierto, los astronautas que fueron a la Luna más o menos los sacaron igual que a estos, en una jaula colgada de un helicóptero.

NestorNestor

Sí, a los de las misiones Apolo, como a los de Geminis y Mercurio los sacaban de las cápsulas con helicópteros al amerizar, pero luego al llegar al portaviones caminaban normalmente, entiendo que el estar meses en ingravidez debilite los músculos por más ejercicios que hagan, pero creo que aún los que volvían en transbordadores luego de estancias prolongadas en la ISS no salían llevados en andas sino que lo hacían caminando.

Stewie GriffinStewie Griffin

Pues no lo sé, pero muchos de los que han bajado en una Soyuz tras sacarlos por el procedimiento estándar poco después están de tapas como si tal, lo cual viene a ser lo mismo. Yo entiendo que depende del tiempo en órbita y evidentemente de la persona, los efectos de la ingravidez son muchos y muy extendidos, y no afectan por igual a todas las personas, imagino que tendrán algún tipo de examen médico preliminar en algún momento, y esto también influye en los protocolos. De todos modos una cosa es el protocolo para sacar a alguien de una cápsula y otra que después el tipo/la tipa se vaya a bailar (o no). La cosa es que la Shuttle era un cachondeo, bajaban en escalerilla y realmente si alguna vez hubiera bajado alguien herido o enfermo de verdad no sé exactamente cómo lo habrían sacado (sospecho que una camilla no pasa por la escotilla).

Jorge M. G.Jorge M. G.

Ya me parecía raro que daniel no le dedicase una entrada a esta misión china tan importante. Por lo que veo el bebé se porta bien y te deja dormir. Gracias por tu esfuerzo en mantenernos bien informado de lo que pasa en el cielo y la tierra.
Por tu dedicación muchas grácias.
Por cierto corren rumores de otra misión tripulada a la tiangong 2, es verdad?

Saludos jorge m.g.

FERNANDO GENERALEFERNANDO GENERALE

yo siempre e dicho que el programa espacial chino se mueve por la envidia :siempre tratan
de hacer lo que los yanquis y rusos ya han hecho 😉

JorgeSJorgeS

No se trata de envidia, se trata de hacer las cosas con cabeza, con lógica y asumiendo el menor riesgo posible. Todo tiene un porque, y si tú mismo quisieses montar una agencia espacial empezando de cero, seguramente seguirías el mismo camino, no puedes empezar la casa por el tejado, lo mismo que no puedes empezar poniendo bases en Marte. Un saludo.

JorgeSJorgeS

que van lentos? los chinos? eso es porque eres un impaciente ;), los chinos van montados en un ferrari si los comparamos con los USA y los rusos, y el tiempo que les llevó a ellos llegar a donde está hoy china ( bueno, salvando la excepción del programa Apollo que eso fue casi un milagro y fue fruto de un momento histórico muy concreto con la guerra fría y la lucha por la supremacia espacial entre rusos y norteamericanos). un saludo

2 Trackbacks

Deja un comentario

Tu email nunca será mostrado o compartido. No olvides rellenar los campos obligatorios.

Obligatorio
Obligatorio
Obligatorio

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>