Los planes de Koroliov para conquistar el sistema solar (50 aniversario de la muerte del Ingeniero Jefe)

Hoy hace justo medio siglo que nos dejó Serguéi Pávlovich Koroliov, el mítico Ingeniero Jefe y padre del programa espacial soviético. Al frente de la oficina de diseño OKB-1, Koroliov supervisó el lanzamiento del primer satélite artificial de la Tierra, las primeras misiones a la Luna y a otros planetas, así como el primer vuelo espacial tripulado, entre muchos otros logros. Y todo mientras el resto del mundo desconocía su identidad. Pero el Ingeniero Jefe no se conformaba con estos éxitos y sus planes iban mucho más lejos. Tan lejos como la Luna, Venus y Marte. Sobre estos programas se ha escrito mucho desde la desaparición de la Unión Soviética, pero siguen existiendo muchos elementos que permanecen en la sombra. Afortunadamente, de los archivos de la antigua OKB-1 -actualmente la empresa RKK Energía- surgen de tanto en tanto detalles de algunos de estos antiguos proyectos secretos que creíamos olvidados.

asa
Nave nuclear TMKE-M para viajes tripulados a Marte (masa: 75 toneladas; tripulación: 3 personas) (RKK Energía).

Hace no mucho hablamos por aquí de los planes de la OKB-1 para conquistar Marte y Venus y sobre uno de los primeros proyectos para poner un cosmonauta en la Luna. Ahora, gracias a nuevos documentos desconocidos hasta la fecha, disponemos de más detalles de los planes del Ingeniero Jefe para llevar a cabo misiones tripuladas por el sistema solar. Se trata de un informe interno de la OKB-1 publicado el 22 de abril de 1963 en el que se especifican las opciones para viajar a la Luna y a Marte. En definitiva, un documento único.

Es de sobras conocido que el objetivo primordial de Koroliov a finales de los años 50 era Marte, no la Luna. Sin embargo, el Ingeniero Jefe tuvo que cambiar sus prioridades cuando en 1961 el presidente Kennedy metió abruptamente a los Estados Unidos en una carrera por poner un hombre sobre la Luna. Las autoridades soviéticas pensaron que Kennedy iba de farol y tardaron mucho tiempo en reaccionar a los planes estadounidenses. Y cuando respondieron lo hicieron casi sin ganas, destinando muy pocos recursos para un proyecto tan colosal. Este sería un error que terminaría por pasarles factura pocos años después.

El resultado es que en 1963 la OKB-1 tenía varios planes de misiones tripuladas a la Luna, pero los detalles técnicos de los mismos aún estaban en el aire. Mientras, los EEUU ya habían escogido la arquitectura de las misiones Apolo y estaban completando el diseño de los diversos elementos del programa lunar. Todos los planes de la OKB-1 pasaban por el cohete pesado N1, concebido originalmente por Koroliov para misiones a Marte. Este lanzador podía poner en órbita baja terrestre unas 75 toneladas, ya por entonces una cifra sensiblemente inferior a la planeada para el Saturno V norteamericano (unas 130 toneladas). Además del N1, la OKB-1 tenía a su disposición cohetes derivados del misil R-7 Semiorka y esperaba contar con la futura nave triplaza 7K, más conocida como Soyuz.

0004
Recreación artística de un lanzamiento del malogrado cohete lunar soviético N1 (www.buran.ru).

En el documento de 1963 aparecen tres planes lunares, denominados L-3, L-4 y L-5, que hacían uso del cohete N1. L-3 era el programa estrella, destinado a poner un ciudadano soviético en la superficie de nuestro satélite. Las misiones L-4 debían situar una nave Soyuz modificada en órbita lunar con una masa de 10 toneladas para estudiar la superficie a distancia. Estas misiones usarían un lanzador N1 con la etapa superior 9KM, desarrollada originalmente para el programa 9K para mandar una Soyuz alrededor de la Luna. El programa L-5 agrupaba una serie de sondas automáticas pesadas, incluyendo orbitadores L-5S de 16 toneladas y vehículos lunojod de hasta 6 toneladas -más pesados y complejos de los que finalmente serían lanzados diez años después- que podrían ser usados posteriormente por los cosmonautas en la superficie. La existencia de estos planes ya era conocida, aunque los detalles del programa L-5 siguen siendo un poco confusos. Llama la atención la ausencia en el documento del plan L-1 para circunnavegar la Luna con una nave Soyuz modificada, probablemente porque este proyecto no requería obligatoriamente del cohete N1. Precisamente, al año siguiente de la publicación de este documento el programa L-1 sería transferido por orden de Nikita Jruschov a la oficina OKB-52, de Vladímir Cheloméi, el principal rival de Koroliov.

El plan L-3 era el más importante, pero en 1963 Koroliov no estaba seguro de cómo llevarlo a cabo. La primera opción era montar los distintos elementos de la nave lunar en órbita terrestre para mandar luego una nave directamente a la Luna. Este esquema, conocido en la jerga de la NASA como EOR (Earth Orbit Rendezvous), requería del lanzamiento de tres cohetes N1, uno con el bloque propulsivo lunar y los otros dos con naves de carga con combustible. La tripulación de dos o tres cosmonautas despegaría en una Soyuz mediante un cohete homónimo y se acoplaría con el complejo en órbita terrestre. La nave lunar realizaría entonces una maniobra de ascenso directo, esto es, alunizaría sin pasar por la órbita lunar. El complejo tendría una masa en órbita baja de 200 toneladas y estaría formada por una etapa de escape para abandonar la gravedad terrestre, una etapa de frenado inicial y otra etapa de descenso con el tren de aterrizaje. Esta etapa también se usaría para abandonar la superficie lunar una vez terminada la misión. La nave en la superficie lunar tendría una curiosa apariencia, ya que la Soyuz estaría ‘boca abajo’, un diseño nunca visto hasta ahora (es de suponer que se podría usar el módulo orbital -BO- de la Soyuz como cabina de descenso).

asa
Plan de misión tripulada lunar mediante tres lanzamientos del N1 y ascenso directo. La Soyuz en la superficie lunar estaría ‘boca abajo’. En la parte inferior derecha se aprecian las naves con el combustible (RKK Energía).

La siguiente opción, también inédita, era una mezcla de ascenso directo y LOR (Lunar Orbit Rendezvous, el esquema elegido por la NASA), o sea, que incluía acoplamientos en órbita lunar. De acuerdo con este plan, una nave lunar basada en la Soyuz, pero sin cápsula de regreso, viajaría a la Luna de forma directa con la tripulación. Una vez terminada la misión, los cosmonautas regresarían, pero no a la Tierra, sino a la órbita lunar. Allí se acoplarían con una nave Soyuz lanzada previamente con la que volverían a la Tierra. Este plan solo tendría que usar dos cohetes N1, pero era demasiado arriesgado (en caso de que la nave tuviese algún problema durante el viaje de ida los cosmonautas hubieran estado condenados al carecer de un módulo de descenso).

asa
Plan de misión tripulada lunar mediante dos lanzamientos del N1 y ascenso directo. Los cosmonautas regresarían con otra nave que estaría esperando en órbita lunar (RKK Energía).

La tercera opción, que ya describimos en esta entrada, requería tres N1 y era de tipo LSR (Lunar Srface Rendezvous) y consistía en mandar una nave Soyuz a la Luna mediante ascenso directo que tendría que repostar en la superficie antes de regresar. En este caso, la Soyuz lunar se posaría en la superficie con la orientación correcta, es decir, ‘hacia arriba’.

Plan de misión tripulada lunar mediante tres lanzamientos del N1 y ascenso directo. La Soyuz tendría que ser  (RKK Energía).
Plan de misión tripulada lunar mediante tres lanzamientos del N1 y ascenso directo. La Soyuz tendría que ser cargada de combustible en la superficie lunar (RKK Energía).

La cuarta y última opción era una combinación de las opciones LOR y EOR que usaba dos cohetes N1. Un lanzamiento pondría en órbita baja todo el complejo, formado por un módulo lunar, una nave de regreso y las etapas propulsoras, mientras que otro N1 lanzaría una nave de carga con el combustible necesario para la partida desde la órbita terrestre. El módulo lunar usaba un diseño distinto al que luego sería el famoso LK del programa N1-L3, mientras que la nave Soyuz de regreso no llevaba módulo orbital, de forma similar a la variante del programa L-1. Esta opción era sin duda la más realista de todas, a pesar del elevado número de acoplamientos requeridos. Lamentablemente, tras la muerte de Koroliov su sucesor Vasili Mishin, presionado por sus rivales y las autoridades, se empeñó en sacar adelante el plan N1-L3 que usaba una arquitectura LOR con un único lanzamiento similar al Apolo. A pesar de que para entonces el N1 había visto incrementada su capacidad de carga a las 95 toneladas, todavía seguía estando muy por detrás del Saturno V y, como resultado, la arquitectura N1-L3 era tremendamente arriesgada.

assa
Plan de misión tripulada lunar mediante dos lanzamientos del N1. Usaría carga de combustible en órbita baja y un esquema LOR en la Luna (RKK Energía).

No obstante, la OKB-1, consciente de las limitaciones del N1, también propuso en 1963 una arquitectura similar a la del Apolo -desconocida hasta el año pasado- que empleaba tres lanzamientos del N1. Además de una nave Soyuz lunar L-3, dos N1 pondrían en órbita baja el complejo lunar 19K, formado por un módulo lunar pesado y una etapa de escape terrestre. Otro N1 sería el encargado de lanzar una nave pesada 21K con combustible para esta etapa. Una vez ensamblado en órbita terrestre, el complejo de 125 toneladas partiría hacia la Luna para efectuar una misión de forma similar al Apolo.

sas
Misión lunar EOR-LOR con tres lanzamientos del N1 que usaba la nave lunar 19K y la nave de carga con combustible 21K (RKK Energía).

Además de los planes lunares impuestos por la competencia con los estadounidenses, Koroliov no quería renunciar a sus queridos viajes tripulados a Marte, por lo que la OKB-1 continuó en 1963 con los trabajos para diseñar varias naves interplanetarias TMK (Tyazholi Mezhplanetni Korabl, ‘Nave Interplanetaria Pesada’). Estos vehículos eran herederos directos de la TMK original de finales de los años 50, aunque incorporaban ciertas modificaciones.

Nave marciana TMK para sobrevuelos de Marte de 1959 (RKK Energía).
Nave marciana TMK para sobrevuelos de Marte de 1959 (RKK Energía).

La TMK-1 de 1963 era una nave de 15-18 toneladas capaz de mantener con vida a tres cosmonautas durante los dos o tres años que podría durar una misión a Marte. La nave, con forma de cono, tenía los compartimentos de la tripulación en la parte trasera y giraría sobre su eje perpendicular para generar gravedad artificial. En la parte forntal se hallaba una cápsula Soyuz para el regreso a la Tierra, mientras que en la zona intermedia se encontraban unos invernaderos divididos en siete niveles encargados de generar la comida y el oxígeno para la tripulación. Dos grandes espejos concentrarían la luz solar sobre estos invernaderos. La TMK-1 también podía servir para construir una estación espacial en órbita terrestre antes de partir a Marte o Venus. La OKB-1 menciona también en su informe una nave interplanetaria denominada TMK-2. Las diferencias entre ambos proyectos no están muy claras, aunque se supone que la TMK-1 se emplearía para vuelos de prueba -quizás solo en órbita terrestre-, mientras que la TMK-2, con una masa de 16 toneladas, sería la versión destinada a sobrevuelos tripulados de Marte y Venus.

Nave interplanetaria pesada TMK-1 (RKK Energía).
Nave interplanetaria pesada TMK-1 (RKK Energía).
Estación espacial en órbita baja con una nave TMK-1 y dos Soyuz acopladas (RKK Energía).
Estación espacial en órbita baja con una nave TMK-1 y dos Soyuz acopladas (RKK Energía).

La TMK se podría usar para sobrevuelos tripulados, como ya se había sugerido a finales de los 50, pero también para misiones a la órbita y a la superficie del planeta rojo. La OKB-1 contemplaba en 1963 dos opciones para poner un hombre en Marte usando propulsión química convencional. La primera requería de una nave marciana con una masa en órbita baja terrestre de 830 toneladas, formada por varias etapas propulsivas, una TMK y aparatos de descenso para la tripulación. Este plan requería el lanzamiento de nada más y nada menos que de 22 cohetes N1 convencionales (!). Una cifra que se podía reducir a 18 si se empleaban los N1 mejorados con capacidad para 95 toneladas. Si además se usaban versiones del N1 con etapas criogénicas (o sea, con hidrógeno líquido), el número de lanzamientos sería de tan ‘solo’ 15, una cifra mucho más realista (por entonces se esperaba tener listos los N1 criogénicos para 1970 aproximadamente).

as
Plan de viaje tripulado a la superficie de Marte mediante propulsión química (RKK Energía).

La siguiente opción incluía un sistema de aerofrenado para entrar en órbita de Marte. Gracias al uso de esta técnica, la nave marciana tendría una masa inicial mucho menor, de solo 540 toneladas. A cambio debía llevar un escudo aerodinámico con forma de cuerpo sustentador para frenar en la atmósfera marciana. La OKB-1 estimaba que para llevar a cabo este plan serían necesarios 15 cohetes N1 convencionales, 13 N1 mejorados o bien 5 N1 mejorados con etapas criogénicas.

sa
Plan de viaje tripulado a Marte con aerofrenado (RKK Energía).

Además de estos proyectos, también estaba previsto la construcción de una nave nuclear marciana denominada TMKE-M (la ‘E’ viene de elektrícheski, ‘eléctrico’ y la ‘M’ de Mars, ‘Marte’). Esta nave de 75 toneladas podría llevar tres cosmonautas hasta la órbita de Marte usando un reactor nuclear que serviría para alimentar un sistema de propulsión a base de motores de plasma. En el extremo opuesto estarían los compartimentos de la tripulación y la cápsula de descenso en la atmósfera terrestre. Una misión típica a la órbita marciana podría durar unos tres años.

Todos estos planes se perderían en el tiempo tras la muerte de Koroliov. La Unión Soviética terminaría por perder la carrera lunar y los Estados Unidos desistieron en poner un hombre en Marte. ¿Hubiera tenido la URSS alguna oportunidad de vencer al programa Apolo de la NASA de no haber fallecido el Ingeniero Jefe? La respuesta es negativa. En 1966 la suerte ya estaba echada. Mientras los EEUU invertían casi el 4% del presupuesto federal en el Apolo, la URSS apenas dedicaba una fracción de esos recursos, y encima de manera fragmentada. Pero -siempre hay algún ‘pero’- es posible que el carisma y la influencia de Koroliov hubieran permitido sacar adelante el programa L-1 para llevar a cabo una misión alrededor de la Luna antes que el Apolo. Una victoria parcial, sin duda, pero en este caso la historia podría haber seguido unos derroteros muy diferentes.

Sea como sea, hace medio siglo nos dejó uno de los personajes más importantes de la era espacial. Como él mismo dijo tras el lanzamiento del Sputnik, “el camino a las estrellas está abierto”. Solo esperemos que algún día sus sueños de viajes interplanetarios se hagan realidad.

Busto de Koroliov en Baikonur (Eureka).
Busto de Koroliov en Baikonur (Eureka).

Referencias:


48 Comentarios

Participa Suscríbete

Juan CarlosJuan Carlos

Buenas, soy Juan Carlos era para preguntarte cual era tu Gmail.
Un saludo, gracias

Alfonso

Erick, coincido contigo, una gran noticia. Esperemos ver pronto al DreamChaser en vuelo y a su versión tripulada.

Rengel

La partida de un visionario. Lamentablemente ahora los encargados de los programas espaciales son burócratas de 40 horas a la semana y los que tenemos las ideas somos tildados de locos porque no seguir lo convencional. Lamentablemente el espíritu cosmista se perdió.

ZZ

tal vez si hacemos un ascensor espacial para mediados de siglo ese aire de romantisismo con el espacio reviva

ZZ

tal vez si hacemos un ascensor espacial para mediados de siglo ese aire de romantisismo con el espacio reviva

Hilario GómezHilario Gómez

Imposible. El ascensor espacial es un proyecto para nuestros nietos. Nos falta mucha tecnología que desarrollar. De momento, solo hay algunos ensayos menores.

ZZ

bueno hay que recordar que la necesidad es la madre de muchos inventos. la tecnología avanza mucho cuando ocurre una guerra por lo cual no seria tan desquiciado pensar que si pasase una gran guerra en el futuro tal vez se desarrolle mejor la tecnología necesaria para varios de los componentes que necesita un ascensor orbital

Gabriel PiGabriel Pi

Elon Musk tiene una hermosa locura y podemos esperar mas de el que de las agencias gubernamentales.

TevatronTevatron

Si, una locura financiada con dinero de la NASA, una agencia gubernamental…

YAGYAG

Rengel, el programa espacial soviético para el que trabajó Korolev eran burócratas.

TevatronTevatron

Tampoco hay guerra fria, no hay orgullo nacional o “mejor modelo politico” que defender con un programa bandera de este tipo, incluso los intereses economicos, que muchos pensaban iba a impulsar la tecnologia espacial no ha dicho “presente” con la suficiente firmeza. Tampoco hay materiales “interesantes” para la industria que esten en el espacio, con costos de explotacion “asumibles” para los inversionistas, que hoy no se consigan aqui, a precio de gallina flaca en algun pais en condiciones pauperrimas o por lo menos con una guerrita civil, o quizas esperen que algun ente, preferiblemente estatal asuma los (enormes) costos iniciales de un programa espacial para despues aprovechar la investigaciones ahi hechas y quizas, uno que otro cientifico que haya trabajado en ese proyecto, para hacer “su propio” emprendimiento y patentar algo de tecnologia. A lo mejor asi vemos una “Era Espacial” como en el scifi.
PD: Y si, tanto en EEUU como en la URSS en esa epoca muchos eran asalariados de 40 horas por semana, otros eran de 40 horas por dia jejeje.

NeoCimekNeoCimek

Antes triunfaban los visionarios, y les aplaudían. Ahora eres un loco con sueños oníricos.

Por cierto, respecto al ascensor espacial, ¿se sigue construyendo?¿Sigue adelante el proyecto para el 2022?

Hilario GómezHilario Gómez

¿Cómo que si “se sigue construyendo”?
No hay ningún plan serio para construir un ascensor espacial. De momento es algo que queda más allá de nuestra tecnología, al menos como nos lo ha presentado la ciencia-ficción “hard”. Faltan décadas para que podamos plantearnos algo serio al respecto. Hay alguna iniciativa interesante como la “LaserMotive LLC”, pero no son más que pruebas parciales.

ZZ

aunque lo que cuesta sea casi lo mismo que si cojemos el presupuesto que tienen varios programas armamentísticos del mundo uno 40,000 a 80,000 millones de dolares no seria rentable por el hecho de que no tenemos la necesidad , tendremos que esperar que la minería de asteroides sea fiable o hacer colonias en el espacio , hasta entonces solo servirá para turismo y experimentos , que aunque sea prometedor no hay relamente necesidad alguna para financiarlo.

YAGYAG

Si te refieres al anuncio que había hecho no recuerdó qué organización japonesa, no es un proyecto serio. En él reconocían que desconocían algunos aspectos tecnológicos que esperaban resolver sobre la marcha, afirmando que sin duda lo construirían. La investigación es un trabajo muy difícil, que no tiene garantizados resultados para un plazo concreto ni tampoco resultados agradables.

TevatronTevatron

La corporacion Shimizu, quizas algunos no la recuerden, pero esa empresa en los 80 – 90s era una de las mayores vendedoras de humo del mundo!!! seguramante impulsada por la burbuja financiera de los 80 en Japon, epoca en donde tooodo el mundo (especialmente en EEUU) daban por sentado que el pais del sol naciente seria la superpotencia economica mundial, varias empresas constructoras de esa nacion propusieron proyectos MONUMENTALES, desde super edificios, ciudades flotantes en el mar, hoteles espaciales, hasta condominios en la Luna y Marte, y no como ejercicios de creatividad, sino como proyectos serios y en espera de dinero nada mas!!!.

Alfonso

Me pregunto si Korolev hubiera sobrevivido a aquella operación que le costó la vida los soviéticos hubieran llevado una astronave tripulada a la Luna. Fue fallecer Korolev y el primer gran accidente mortal que sufrió Vladimir Komarov.

Hace unas semanas la 2 emitió un documental muy interesante sobre los vuelos soviéticos, con el testimonio de un cosmonauta retirado.

RicardoRicardo

El documental se titula “Cómo Rusia ganó la carrera espacial”. Consta de dos partes.

MoraledaMoraleda

El problema real era la falta de controles de calidad en su industria;no hacian ensayos completos (motores integrados en sus fases) estáticos (los USA si) de ahí los fallos en los N-1; no poseian motores LOX/LH2 de máximo empuje.El programa lunar hacía aguas por todas partes, la primera Zond sin problemas voló despues del APOLO-8 y solo era un sucedáneo de vuelo lunar, las fases BlocK-D del Proton que servirian durante el descenso hacia la Luna no eran fiables,el LEM ruso usaba el mismo motor para el ascenso que para el descenso lo cual era mas peligroso por los posibles daños durante el alunizaje.Las citas espaciales estaban plagadas de problemas técnicos (a principios de los 70 era común que las Soyuz regresasen a la Tierra sin acoplarse con Salyut !).
Frente a todo esto, unido a la falta efectiva de dinero para solucionarlo no creo que Koroliov pudiera haber cambiado mucho el panorama.

lolasololaso

Te quedó algo de bilis, hamijo? Ah, el apolo 8 fué lanzado el 21 de diciembre del 68, la Zond 5 el 15 de septiembre del 68, primera nave en ‘sobrevolar’ la luna y regresar a la tierra.

Robert O´HealRobert O´Heal

¡congratulations Dream Chaser! Enhorabuena!

Por fin tenemos otra vez una nave espacial que realmente parece una nave espacial.
Estaba un poco decepcionado con el diseño de la Cignus y la Dragon que parecen barriletes espaciales. Claro, (pensaba) será por motivos ergonomicos y económicos. Pero mira como no era así.

El ascensor espacial requiere de una tecnología que aún está en fase de investigación en laboratorio. Me temo que, mas que nuestros nietos, serán los nietos de nuestros nietos los que puedan pedir su construcción cuando pueda hacerse.

JuanJuan

¿Crees que los nietos de nuestros nietos aún tendrán la ventana abierta para la construcción del ascensor o aún más abandonar el planeta?
Por momentos creo que estamos dejando escapar la oportunidad de abandonar el planeta y perpetuarnos como especie.

FerFer

Estos aportes son los que me fascinan. Impresionante, Daniel.
Como neófito en la materia, ahora que leo sobre el N1 soviético, ¿conocéis algún sitio donde haya una comparativa entre éste y el Saturno V?
Me gustaría mucho saber cuál de los dos era superior al otro (teóricamente, claro está), si es que eso es tan fácil de decir… me refiero: si un entendido en la materia tuviera la opción de elegir uno de los 2 cohetes para mandar una nave a… digamos… la Luna, ¿cuál hubiera elegido?
Muchas gracias y un saludo.

Gabriel PiGabriel Pi

Wikipedia: “El N1 fue el cohete diseñado por la Unión Soviética para poner un hombre en la superficie lunar durante la carrera espacial con los Estados Unidos en la década de 1960. El programa fue cancelado en 1974 tras cuatro lanzamientos fallidos entre 1969 y 1972, y tras haber puesto los estadounidenses doce hombres en la superficie lunar con el programa Apollo. ”
Yo creo que si se le dan suficientes recursos cualquier artefacto termina siendo excelente. El problema es que los recursos siempre son limitados.

Horacio de ArgentinaHoracio de Argentina

Hola Fer, sin lugar a dudas el Saturno V era superior en capacidad de carga a LEO, pero te invito a que busques en el buscador (valga la redundancia) de este blog y veras que Daniel ha realizado una descripción de ambos cohetes digna de libros.
Un abrazo.

Gabriel PiGabriel Pi

Que mal trataron los soviéticos a Koroliov, muy desaprovechado. Es que los sistemas populistas odian la inteligencia.

VipondiuVipondiu

Buenas, lo que no me queda claro de la TKM es que si giraba sobre su eje perpendicular, ¿como lo hacen los espejos para mantener la orientación al Sol y al invernadero constantemente? Difícil explicarse, pero como yo me lo imagino; si pongo el eje de rotación paralelo a la eclíptica, una mitad de la nave siempre queda iluminada pero la otra siempre a oscuras, y si lo pongo perpendicular a la eclíptica (con la nave dando vueltas sobre la eclíptica) los espejos no sirven de mucho.

José PJosé P

Perdón por el Off-toppic, pero: La Dream Chaser finalmente volará a la ISS!! (aunque sin astronautas) Una gran noticia. Daniel ya debe estar preparando el post, pero me ganó la ansiedad y quise compartirlo…
Saludos!!

FERNANDO GENERALEFERNANDO GENERALE

todo el articulo es muy interesante es mas me lo voy a bajar en PDF pero si volvemos ala actualidad que configuración de misión usaran los chinos ?,suponiendo que puedan sacar adelante el CZ 9 porque este tiene una capacitad inferior al SLS blok B ??

Daniel Marín

¿Te refieres de misión lunar? No se sabe porque China no ha hecho público ningún plan para ir a la Luna. Y el propio CZ-9 es por ahora un concepto.

SuzudoSuzudo

¿se sabe algo? http://www.nasa.gov/press-release/na...-contracts/

—-
The agency unveiled its selection of Orbital ATK of Dulles, Virginia; Sierra Nevada Corporation of Sparks, Nevada; and SpaceX of Hawthorne, California to continue building on the initial resupply partnerships with two American companies.
—-

¿Se resucita el Dream Chaser para la ISS?

SuzudoSuzudo

He visto los comentarios anteriores en donde se nombra el Dream Chaser interesante

PizarroPizarro

Dreamchaser de carga.
Mñn lanzamiento de otro falcon 1.1 con recuperacion en altamar.
La posible prueba del falcon recuperado…

Pobre daniel que le vamos a agobiar pidiendo tantas entradas 😉

MousitoMousito

Hola, un poco off topic del tema expuesto pero ahí va.

La transliteración de los nombres rusos (aunque Korolev era ucraniano) me parece caótica. Si lo quisiéramos traducir tal y como se pronuncia debería ser: Serguéi Pávlavich Karaliov y evidentemente no sería igual traducir al español (como he hecho yo) que al inglés. Si lo quisiéramos traducir letra por letra es incluso más complicado al ser algo más o menos arbitrario dependiendo de quien lo haga, pero sería algo como: Sergej Pavlovich Korolev.

En el artículo está puesto un poco como mezcla de ambas. ¿Es posible saber si hay alguna forma de estandarizarlo?

Daniel Marín

La romanización del cirílico ruso al español es un tema muy complejo. En este blog sigo, no a rajatabla, la recomendación de varias guías de estilo para traductores de ruso a español. Lo que pasa es que probablemente estés -estemos- tan expuestos al sistema de transcripción anglosajón -ajeno a la fonética de nuestra lengua- que te pueda chocar esta convención. En cualquier caso, si transcribes letra por letra Королёв en el sistema anglosajón no te sale “Korolev”, sino Korolyov (si fuese una “e”, la transliteración correcta sería “Koroliev” o “Korolyev”). El problema es que mucha gente que no sabe ruso desconoce que la “e” de Korolev es en realidad una “ё”, una letra independiente del alfabeto cirílico que se transcribe como “io” (fonética castellana) o “yo”. La confusión surge porque en muchos textos en cirílico no se suele poner la diéresis, pero la distinción está ahí y cualquier ruso la tiene muy presente.

Erick EspinalErick Espinal

Que e…..z esto pareciera que es observar el futuro, pero no se observa mas bien el pasado queee!!!!! me recuerda el nombre de un libro de pseudociencia que por cierto solo el nombre me agrada nada mas “Recuerdos del futuro”. De una época cuando todo era posible si tan solo Korolev no hubiera muerto (ha y por cierto Daniel estaría excelente “Una realidad alternativa 3: Si Korolev no hubiera muerto” y que sigas con esa serie de entradas) creo que la competencia que el realizaba hubiera obligado a EE.UU. a llegar actualmente a Titan y no solo eso sino que establecer una base permanente en el para levantar su orgullo, ya que hubiera hecho funcionar el N-1 y su próxima meta (su objetivo favorito) hubiera sido una misión tripulada a Marte, se imaginan bases permanentes en la Luna y Marte.

Korolev creo que si es el verdadero padre y no solo del programa espacial soviético sino de toda la exploración espacial ya que sin el no se hubiera puesto EE.UU. a competir y quizás no existieran estaciones espaciales o programas tripulados. Ya que el le dio la oportunidad a Von Braun de obtener recursos por parte del gobierno de EE.UU..

Deja un comentario

Tu email nunca será mostrado o compartido. No olvides rellenar los campos obligatorios.

Obligatorio
Obligatorio
Obligatorio

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>