El incierto futuro de Sea Launch, la empresa que lanzaba cohetes desde el océano

El pasado diciembre despegaba desde el cosmódromo de Baikonur el que podría ser el último cohete Zenit (11K77), en su tiempo una de las grandes esperanzas del programa espacial soviético. El Zenit es un vector fabricado parcialmente en Ucrania, así que no es de extrañar que el reciente conflicto con Rusia haya supuesto la puntilla para este proyecto internacional. Pero, a pesar de todo, la empresa Sea Launch encargada de lanzar este cohete desde el ecuador sigue existiendo. ¿Tiene algún futuro?

2
Despegue del Eutelsat 3B a bordo de un cohete Zenit-3SL en 2014 desde la plataforma Odyssey en el ecuador (Sea Launch).

Sea Launch -o Morskói Start en ruso- nació en 1995 gracias a la unión de las empresas Boeing (EEUU), RKK Energía (Rusia, fabricante, entre otros elementos, de la tercera etapa Blok DM-SL del Zenit) KB Yuzhnoe y PO Yuzhmash (Ucrania, fabricantes de las dos primeras etapas del Zenit) y Kvaerner Group (actualmente Aker), una empresa noruega que suministró la plataforma de lanzamiento modificada. La nueva compañía tenía su sede en el puerto de Home Port en Long Beach, California. La idea detrás de Sea Launch era tan antigua como la era espacial. Cuanto más cerca del ecuador se halla un centro espacial, más carga útil puede lanzar un cohete gracias a la ayuda extra de la velocidad de rotación de la Tierra. Ahora bien, no hay muchos lugares situados en el ecuador que resulten favorables para lanzar cohete, principalmente por motivos políticos. ¿La solución? Llevar el cohete hasta el ecuador a bordo de una plataforma flotante.

ass
La plataforma Odyssey (izquierda) con un cohete Zenit y el Sea Launch Commander (derecha) durante unas pruebas (Sea Launch).

Y así nació el proyecto Sea Launch, formado por la plataforma Odyssey -una antigua plataforma petrolífera noruega transformada en centro de lanzamiento- y el barco de control Sea Launch Commander. Muy bonito todo, sí, pero en realidad el origen de Sea Launch tuvo que ver más con el fin de la Guerra Fría que con el rendimiento de los vectores espaciales. A principios de los años 90, RKK Energía y otras empresas rusas habían concebido varios proyectos para lanzar cohetes desde el ecuador. Como fruto de estos intentos nacieron varias iniciativas para usar vectores Soyuz desde la isla de Navidad (Proyecto Avrora) o la Guayana Francesa, pero también desde plataformas en alta mar. Lamentablemente, el denominador común de todos estos proyectos era la falta de inversores.

Sin embargo, los Estados Unidos decidieron participar en la financiación de uno de estos proyectos con la condición de que los lanzadores usados fueran cohetes Zenit. En su momento esta decisión fue interpretada como un intento de la administración Clinton por contentar al presidente de Ucrania, Leonid Kuchma, para que este país se mantuviese fuera de la órbita de Rusia. Kuchma, que precisamente había dirigido la empresa Yuzhmash, era muy consciente de la principal debilidad de la industria espacial de Ucrania: la falta de un centro de lanzamiento propio. Sea Launch fue una solución de compromiso que en su momento logró contentar a todos los participantes.

1
Plataforma Odyssey (Sea Launch).
2
Sea Launch Commander (Sea Launch).
Ruta de ida y vuelta empleada por la plataforma Odyssey y el Sea Launch Commander desde California hasta el ecuador (RKK Energía).
Ruta de ida y vuelta empleada por la plataforma Odyssey y el Sea Launch Commander desde California hasta el ecuador (RKK Energía).

Una muestra de que la participación ucraniana no satisfizo del todo a los rusos fue el proyecto Soyuz-M (la ‘M’ viene de Morskói, marino en ruso, no confundir con el lanzador de mismo nombre) de 1997. Soyuz-M fue un intento de varias empresas rusas para desarrollar un Morskói Start completamente ruso que debía emplear cohetes Soyuz-2 y Yamal -una versión pesada del Soyuz- en vez de cohetes Zenit. Ni que decir tiene, el proyecto Soyuz-M no logró salir adelante -una pena, porque ‘el tulipán’ en alta mar habría sido digno de ver- y Sea Launch llevó a cabo su primer lanzamiento en 1999 con un cohete Zenit-3SL.

sas
Proyecto Soyuz-M para lanzar cohetes Soyuz en vez de Zenit desde la plataforma Odyssey (RKK Energía).

Pero los años pasaron y Sea Launch no logró hacerse con la cuota de mercado inicialmente prevista. La culpa era de los tremendos costes operativos del sistema de lanzamiento y la baja frecuencia de misiones. Recientemente, Yuzhnoe y Energía han declarado que el causante de los males económicos de Sea Launch fue en realidad la empresa Boeing por permitir unos niveles endeudamiento demasiado elevados (una historia que nos suena a todos). Aparentemente Boeing aprovechó su condición de accionista principal -era dueña del 40% de Sea Launch- para bloquear las iniciativas de sus colegas del este de Europa. Como resultado, el personal contratado por la compañía norteamericana, así como el equipo fabricado por la misma -la cofia y el adaptador de la carga útil-, eran mucho más caros de lo debido. La creación en 2006 de la empresa ULA (United Launch Alliance) por Boeing y Lockheed Martin provocó la disminución del ya de por sí escaso interés que Boeing tenía en Sea Launch. El resultado de tan mala gestión no se hizo esperar: en 2009 Sea Launch entró en bancarrota.

Boeing esgrime en su defensa que el Zenit no era un lanzador demasiado fiable (tuvo tres fallos en los 41 lanzamientos que tuvieron lugar entre 1999 y 2012) y que el resto de socios no quisieron cargar con los costes de la empresa hasta que fue demasiado tarde. En cualquier caso, tras la bancarrota la empresa rusa RKK Energía decidió hacerse cargo de Sea Launch y llegó incluso a cambiar los colores de la compañía para que no quedase duda alguna sobre la nacionalidad de los nuevos dueños. En vez del azul y el amarillo originales, los colores de la bandera ucraniana, el nuevo logo estaría pintado en blanco, azul y rojo, como la bandera rusa. Los lanzamientos de Sea Launch se retomaron en 2011 y hasta 2014 se llevaron a cabo seis nuevas misiones. Desgraciadamente, un nuevo accidente ocurrido en 2013 y la crisis de Ucrania provocaron la muerte definitiva del proyecto.

Logo original de Sea Launch (Sea Launch).
Logo original de Sea Launch (Sea Launch).
Logo actual de Sea Launch (Sea Launch).
Logo actual de Sea Launch (Sea Launch).

RKK Energía se jugaba mucho con Sea Launch. Aunque esta empresa rusa es conocida por fabricar las naves Soyuz y Progress, es descendiente de la oficina de diseño soviética NPO Energía, a su vez heredera de la OKB-1 de Serguéi Koroliov. A finales de los años 80 la empresa era la encargada del cohete pesado Energía, pero desde entonces su influencia en el sector de los vectores espaciales no había parado de disminuir. Sea Launch y el cohete Zenit eran la última esperanza de esta empresa por mantener un pie dentro de la industria de cohetes. Además, el motor de la primera etapa del Zenit -el RD-171M, el motor de combustible líquido más potente jamás creado- es obra de NPO Energomash, una empresa rusa absorbida hace unos años por Energía. RKK Energía veía el Zenit como unos cimientos a partir de los cuales se podían construir nuevos lanzadores pesados como el Energía-5K, el Energía-KVT o el Sodrúzhestvo.

as
La plataforma Odyssey pasando por el canal de Suez (RKK Energía).

Pero a raíz del conflicto en Ucrania, el gobierno ruso no quiere oír ni hablar del Zenit, así que todos estos sueños de RKK Energía se han volatilizado, quizás para siempre. Esta compleja relación explica la total falta de interés de la agencia espacial rusa Roscosmos hacia Sea Launch frente a los frenéticos intentos por parte de RKK Energía para darle una nueva vida al proyecto. Con Zenit o sin él, la prioridad de Roscosmos es poner a punto el cosmódromo de Vostochni, así que no le hace falta otro centro de lanzamiento. El año pasado se llevaron a cabo negociaciones con varios países dispuestos a servir como base de operaciones para Sea Launch. Los más llamativos fueron China y Brasil, miembros del BRICS al igual que Rusia. No obstante, las negociaciones con China no llegaron muy lejos por culpa del tratado ITAR que intenta bloquear la transferencia de tecnología occidental al país asiático (no olvidemos que los buques de Sea Launch siguen en territorio norteamericano, a la espera de que la justicia norteamericana se pronuncie sobre las diversas denuncias por impago que ha interpuesto Boeing a sus antiguos socios). Por otro lado, parece ser que Brasil pedía una cifra muy baja por hacerse cargo de la empresa.

Como es lógico, Rusia no quiere que la plataforma Odyssey de Sea Launch sea usada para lanzamientos del Zenit, aunque no está claro qué otro vector podría ser el elegido. Recientemente las autoridades rusas han negado que el Soyuz sea una opción, por lo que la única posibilidad sería el Angará A3. Esta alternativa sería magnífica para Khrúnichev, fabricante del Angará, ya que por el momento este cohete solo cuenta con una rampa de lanzamiento en Plesetsk a la espera de que se construya otra en Vostochni. Por otro lado, la versión Angará A3 no va a ser desarrollada para evitar una competencia directa con el Soyuz (Roscosmos prefiere concentrarse en el Angará 1.2, Angará A5 y Angará A5V), así que Sea Launch podría ser una solución perfecta para desarrollar todo el potencial de la familia Angará.

Cohete Angará A3 (Khrúnichev).
Cohete Angará A3 (Khrúnichev).

En los últimos meses ha cobrado fuerza una nueva posibilidad: que la empresa norteamericana Orbital ATK se haga cargo de Sea Launch. Esta compañía opera el cohete Antares 200, fabricado conjuntamente con Yuzhmash y dotado de motores rusos RD-181. Si a esto añadimos que no habría problemas de ‘mudanza’ o relacionados con la legislación ITAR, Orbital podría ser el socio ideal que está buscando RKK Energía, aunque habida cuenta de que la colaboración con Ucrania es una parte ineludible de esta propuesta no está claro que el Kremlin piense lo mismo.

Referencias:

  • http://izvestia.ru/news/599429
  • http://tass.ru/kosmos/2148354
  • http://tass.ru/kosmos/2148354

31 Comentarios

Participa Suscríbete

HilkHilk

Perdón por la ignorancia, pero…
¿Desde donde lanza la ESA?
¿Alguien se ha planteado lanzar desde Canarias?

Chato Wilbury

Es natural que Brasil no ofrezca mucho por la compañía: Con los nubarrones de la recesión en su horizonte y su centro de lanzamiento en el meritito ecuador, es ina compra innecesaria.

FilezboyFilezboy

Las referencias están en ruso, hablas ruso daniel? O utilizas el traductor de google?

Chato WilburyChato Wilbury

No llevas mucho siguiendo a Daniel, verdad? Lo habla tan bien que este blog empezó con temas de idiomas hace años!

FilezboyFilezboy

Pues dos años por lo menos, todos los días. Bueno y a Emily Lakdawala también.

carloscarlos

Nose pero me aparecido siempre un gasto excesivo lanzar desde la plataforma ubicada en el ecuador por el simple echo de que toda la logistica de mover la plataforma asta la ubicacion ideal y los gastos que conlleva mutiplican varias veses los veneficios que pudiera tener el vector en cuestion. No seria mejor dejar la plataforma ancalda permanentemente en el sitio de lanzamiento . y no tener que estar moviendo ese mastodonte atraves del oceano en cada ocacion ,. o mejor negociar con ecuador y construir un centro de lanzamiento en ese pais o en alguna de las islas de la linea.

RobertSmithRobertSmith

“la plataforma ubicada en el ecuador (….) mejor negociar con ecuador”. Lo siento, pero no he podido evitar reirme. Respecto a la gramática, no he podido evitar llorar.

AlvesAlves

Una posible solución sería RKK Energia adquirir el control de las empresas de producción de las Primeras del Zenit.a Pasos que Estados Unidos y su títere en Kiev no permitiron.

JordiJordi

Esto son los paises por donde cruza el ecuador terrestre:

Ecuador
Colombia
Brasil
Santo Tomé y Príncipe
Gabón
República del Congo
República Democrática del Congo
Uganda
Kenia
Somalia
Maldivas
Indonesia
Kiribati

Realmente no es posible llegar a un acuerdo con alguno de ellos para realizar los lanzamientos? Solo es imposible políticamente o también por razones físicas? (meteorología, logística, etc)

JordiJordi

Bueno, viéndolos detenidamente no hay mucho donde escoger… mucho país africano y viejas colonias en atolones que díficilmente tienen el espacio necesario para albergar una instalación de este tipo. El que mejor pinta tiene es Brasil…

El que mejor lo tiene es la ESA con el puerto de Kourou, está solo a 5º latitud N, no estará en el ecuador pero poco le falta.

Rengel

Descartaría de un plumazo a Ecuador, Colombia, Santo Tomé y Príncipe, Gabón, República del Congo y República Democrática del Congo por una razón, las primeras etapas caerían sobre tierra firme, problema que tiene China, pero la diferencia de que caerían en territorio de otro país, por ejemplo, a Venezuela no le haría gracia que cayera en su territorio un cohete lanzado desde Colombia. Un acuerdo así lo vería con más futuro es en Brasil. No necesariamente tiene que correr exactamente por el ecuador. Por ejemplo, el sitio que tiene mejor localización para lanzamientos ecuatorial es el del centro espacial guayanés, a 5 grados norteel ecuador, donde apenas se pierden 2 m/s de la rotación de la tierra y los cambios de inclinación del plano de la órbita son relativamente económicos.

RobertSmithRobertSmith

Evidentemente es más por razones políticas que por físicas. No sólo habría que llegar a un acuerdo con los países candidatos a albergar una estación espacial, sino con los de su periferia, que es más complicado aún. Me explico: hay que partir de la base de que en un lanzamiento espacial eficiente no sólo vale con estar cerca del ecuador, sino que tiene que apuntar hacia el oeste, para aprovechar la rotación del planeta. Después tienes que ver que no tienes que tener ningún país a tu derecha, porque seguro que a éste no le hará ninguna gracia que le tires la mierda espacial de las primeras etapas del cohete, violando su espacio aéreo o sus aguas territoriales, según proceda.
Así que tienes dos opciones, o eres un país muy grande en el que te puedas tirar tu propia mierda encima ( como pasa en Rusia y China), o tienes una instalación espacial en el que al oeste sólo haya océano, y mucho océano. En sudamérica el único país que cumple ese requisito es Brasil, que ya tiene su propio centro espacial en Alcantara. La ESA lo tiene a huevo, porque aunque Kourou esté un poco por encima de la línea del ecuador, es de facto un territorio de ultramar francés, así que todo queda en casa. Con respecto a Asia, al oeste de Indonesia está plagado de islas con sus respectivas aguas territoriales, también descartado. Y con respecto a África, el único país que se me ocurre para ello sería Somalia, que sería un sitio de la leche, pero claro, olé sus huevos de quien ponga un centro espacial allí.

Saludos

RobertoRoberto

Buenas tardes.
Entiendo que para aprovechar la rotación de la tierra, el sitio de lanzamiento debería apuntar al este, corregidme si me equivoco.
Un saludo.

Daniel Marín

Pero no hace falta que sean países ecuatoriales. La gracia de Sea Launch es que precisamente dotar a países que no estén en el ecuador con una rampa de lanzamiento. Brasil era un candidato no por estar en el ecuador, sino por tener un programa espacial propio (especialmente después de la cancelación del programa Tsiklon 4 con Ucrania) y ser miembro del BRICS.

Daniel FernandesDaniel Fernandes

Más que nada, supongo que el principal problema es que de todos esos países que has nombrado, que yo sepa solo Brasil tiene un Programa Espacial (ellos si tienen un espaciopuerto). El resto, debería tener un programa espacial, si no, ¿para qué construir un espaciopuerto? No creo que ningún país (a excepción de Ruisa con Baikonur) decida alquilar un espaciopuerto a otro, sufragar todos los costes de mantenimiento, construccion etc simplemente por la ventaja del Ecuador. Sea Launch se saltaba eso, funcionando desde funcionaba (siempre me pregunté por qué no tenían base en Rusia o Ucrania en el Mar Negro, tras imaginarme el coste de hacer pasar la plataforma por el Canal de Suez ya he resolvido mis dudas). Aún así, no creo que la diferencia de carga útil por un lanzamiento ecuatorial sea lo suficientemente grande como para enfrentarse a todos los problemas que te he mencionado arriba, porque sino, supongo que algún país lo hubiera hecho ya.

carlos 2carlos 2

Isla Malden esta seria una buena ubicacion serca del ecuador una isla relativamente grande adonde se puede hacer un centro espacial sol hay que negocira con la República de Kiribati. y no creo que se opondria a arendar la isla que esta desahavitada.

carlos 2carlos 2

otra opcion seria la peninsula de yucatan sea ahblado antes de construir un centro de lanzamiento espacial en la zona

carlos 2carlos 2

en cuanto a espacio para el centro no tiene que ser tangrande japon tiene su sentro de lanzamiento en una pequena isla, la nasa tambien tiene un centro en la isla Wallops, asi que la isla malden es perfecta en medio del oceano pasifico serca del ecuador y un buen tamano o acaso quieres algo mas pequeno que una plataforma petrolera modificada en medio del oceano?

Hilario GómezHilario Gómez

Carlos, por Dios… Antes de ponerte a escribir sobre astronáutica, aprende ortografía…

Fabio (Argentina)Fabio (Argentina)

Que lindo que sería que Sea Luanch sirva para reactivar el Angara A3! Siempre mi pareció que entre el Soyuz y el Angara A5 hay un hueco, les hace falta un lanzador que ponga satélites en GTO de a uno de manera más económica que el Angara A5. Lo veo como el reemplazo natural del Zenit, no como una competencia al Soyuz.

Deja un comentario

Tu email nunca será mostrado o compartido. No olvides rellenar los campos obligatorios.

Obligatorio
Obligatorio
Obligatorio

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>