Fracaso en el primer lanzamiento del cohete Super Strypi

El Pentágono no ha tenido suerte con el debut de su pequeño cohete lanzado desde una plataforma con raíles. El 4 de noviembre de 2015 a las 3:45 UTC despegó el primer cohete Super Strypi desde la zona de lanzamiento LP-41 (Kokole Point) de Barking Sands, situada en la zona militar de la Kauai Test Facility (Pacific Missile Range Facility) de la isla de Kauai, Hawái. 60 segundos tras el despegue se cortó la señal de vídeo del vehículo, dándose por perdida la misión poco después. La causa del accidente parece haber sido un fallo en la primera etapa LEO-46. Previamente ya se habían detectado algunos defectos de fabricación en esta etapa, pero se decidió realizar el lanzamiento de todos modos por culpa de los problemas de financiación y para validar el resto de los elementos del sistema. El primer lanzamiento del Super Strypi, el cohete más pesado jamás lanzado desde una plataforma con raíles, estaba originalmente planeado para 2013.

El Super Strypi en la rampa (Aerojet Rocketdyne).
Un modelo del Super Strypi en su característica rampa de lanzamiento con raíles (Aerojet Rocketdyne).

En este vuelo inaugural el Super Strypi llevaba 13 pequeños satélites que debían alcanzar una órbita de 400 kilómetros de altura y 94,7º de inclinación dentro del marco de la misión ORS-4 (Operationally Responsive Space 4). La carga útil estaba formada por el HiakaSat (también conocido como HawaiiSat 1, un satélite de 55 kg de la Universidad de Hawái), Supernova-Beta (un cubesat 6U de 6 kg construido por Punpkin Inc.), STACEM (un cubesat 3U del Space Dynamics Laboratory financiado por la NRO), Argus (también denominado SLU-2, un cubesat 2U de la Universidad de Saint Louis), PrintSat (un cubesat 1U de la Universidad de Montana) y ocho ejemplares de satélites EDSN (Edison Demonstration of Smallsat Networks, cada uno de ellos un cubesat 1.5 U de 2 kg) del centro Ames de la NASA.

Captura de pantalla 2015-11-04 a las 20.08.02
HiakaSat (University of Hawaii).

El programa Super Strypi, anteriormente conocido como SPARK (Space-borne Payload Assist Rocket Kauai) ha sido desarrollado a partir del cohete sonda suborbital Strypi por los laboratorios Sandia conjuntamente con la Universidad de Hawái y Aerojet dentro del programa Super Strypi del Pentágono, antes conocido como LEONIDAS (Low Earth Orbiting Nanosatellite Integrated Defense Autonomous System). El objetivo de este proyecto es crear un sistema de lanzamiento espacial capaz de lanzar satélites de pequeño tamaño en poco tiempo y usando unas infraestructuras mínimas. Este tipo de sistema de lanzamiento es considerado una prioridad por parte de los militares de las principales potencias dada la vulnerabilidad de los satélites en caso de conflicto.

Emblema de la misión (University of Hawaii).
Emblema de la misión (University of Hawaii).

Super Strypi

El Super Strypi es un lanzador de tres etapas de combustible sólido capaz de situar hasta 300 kg en una órbita polar heliosíncrona (SSO). Tiene una longitud de 20,4 metros y una masa al lanzamiento de 28,12 toneladas. Para reducir costes el cohete usa unas instalaciones de lanzamiento más propias de un cohete sonda suborbital que de un vector espacial, como es el empleo de una plataforma de lanzamiento con raíles para apuntar hacia el azimut de lanzamiento adecuado o el uso de superficies aerodinámicas para hacer girar al lanzador y estabilizarlo durante el despegue en vez de usar para este fin los motores del vehículo.

Cohete Super Strypi (www.hsfl.hawaii.edu).
Cohete Super Strypi (www.hsfl.hawaii.edu).

Las tres etapas han sido construidas por Aerojet Rocketdyne. La primera etapa emplea un motor LEO-46 con una longitud de 12,2 metros, un diámetro de 1,32 metros y una masa de 22,1 toneladas capaz de generar 130 toneladas de empuje al lanzamiento gracias a 20,412 toneladas de combustible sólido. Funciona durante 73 segundos aproximadamente y gira a 2,5 revoluciones por segundo para mantener la estabilidad del cohete. La segunda etapa o LEO-7 se enciende durante 57,4 segundos, tiene una masa de 3582,3 kg y gira a 1 rps. Por último, la tercera etapa LEO-1 se halla dentro de la cofia y posee una masa de 710 kg y funciona durante 51,5 segundos. El cohete cuenta además con un sistema de propulsión para control de actitud del vehículo denominado ACS (Attitude Control System).

Etapas del Super Strypi (Aerojet Rocketdyne).
Etapas del Super Strypi (Aerojet Rocketdyne).
Prueba del motor LEO-46 de la primera etapa (Aerojet Rocketdyne).
Prueba del motor LEO-46 de la primera etapa (Aerojet Rocketdyne).
Prueba de la segunda etapa LEO-7 (Aerojet Rocketdyne).
Prueba de la segunda etapa LEO-7 (Aerojet Rocketdyne).

El cohete despega desde un raíl móvil de 41,15 metros de largo que lo sitúa en el azimut de lanzamiento correcto. La plataforma ha sido desarrollada a partir de la rampa de lanzamiento de un antiguo cohete Scout.

Rampa de lanzamiento (University of Hawaii).
Rampa de lanzamiento (University of Hawaii).
Detalle de la plataforma con raíles (University of Hawaii).
Detalle de la plataforma con raíles (University of Hawaii).
Plataforma de lanzamiento (University of Hawaii).
Plataforma de lanzamiento (University of Hawaii).

El Super Strypi puede lanzar un satélite pequeño y hasta 48 cubesats 1U o dos satélites pequeños y 24 cubesats 1U. Los cubesats viajan dentro del conetendor PAD (Payload Adapter and Deployer), desarrollado por el centro Ames de la NASA (obviamente, si en vez de cubesats 1U se lanzan unidades 3U, 6U o 12U el número de satélites por PAD se verá reducido).

Captura de pantalla 2015-11-04 a las 19.48.41
Configuración de la carga útil (University of Hawaii).
Situación de la plataforma de lanzamiento y azimuts permitidos (University of Hawaii).
Situación de la plataforma de lanzamiento y azimuts permitidos (University of Hawaii).
Instalaciones de lanzamiento (University of Hawaii).
Instalaciones de lanzamiento (University of Hawaii).
sa
Proyecto original del Super Strypi comparado con el cohete sonda Strypi.
Fases del lanzamiento (University of Hawaii).
Fases del lanzamiento (University of Hawaii).
Trayectoria de lanzamiento prevista (Aerojet Rocketdyne).
Trayectoria de lanzamiento prevista (Aerojet Rocketdyne).
El Super Strypi de esta misión en la plataforma de lanzamiento (Aerojet Rocketdyne).
El Super Strypi de esta misión en la plataforma de lanzamiento (Aerojet Rocketdyne).
sa
El cohete en la rampa (Aerojet Rocketdyne).

Vídeo del lanzamiento:

17 Comentarios

Participa Suscríbete

Francisco GalueFrancisco Galue

Bueno!!! Recordemos que el primer vuelo del Cohete Falcon(Falcon 1) termino en desastre a poco segundos de ser lanzadado desde El Sitio de Pruebas de Misiles Balisticos Ronald Reagan en las Islas Marshall.

Si estas personas se dan por convencido, entonces habran fracasado realmente. Si revisan que andubo mal y programan otro lanzamiento, entonces podría ser exitoso.

Nestor GutierrezNestor Gutierrez

¿No es este un proyecto similar al español Capricornio? Es un cohete de tres etapas de combustible sólido y para pequeños cohetes. No encuentro acá ninguna info sobre ese cohete español y no hay nada en la internet que merezca la pena.

josejose

Gran mercado y gran competencia vamos a ver los próximos años con estos cohetes y con los cubesats y nanosats. Y con suerte los españoles tendremos ahi a PLDspace .

A ver como evolucionan los de virgin, strattolaunch… EL pique por el control comercial esta servido.

Me gustaría ver un falcon 1 con un merlin 1D a ver como tiraban ahora, con la experiencia de sus ingenieros supongo que la cosa iría tremendamente mejor que los primeros lanzamientos.

Pd: las noticias hablaban de cohete lanzado mediante railes como si de un cañon gauss o un cañon de rieles magnético, la verdad que me emocione al leer eso hasta que abrí la noticia y volví a la realidad jejeje

JordiJordi

Yo lo que no entiendo es que si sabían que la 1a etapa daba problemas, y aun así querían seguir adelante por aquello de probar el resto de sistemas… porque permitieron que viajara carga a bordo? Qué necesidad hay de poner en riesgo los satélites si ya de entrada desconfías del cohete lanzador ?

J.Diaz.J.Diaz.

¿Tal vez el tradicional «Si cuela, cuela»?
Me imagino a los generalotes de pelicula exigiendo “resultados” y de paso, “aprovechar la prueba”.
Si funciona, pues nada, todo socntentos, y si no, despedimos un par de tecnicos y paga el seguro.
Creo que es muy habitual que los generalotes, tanto del ejercito como de las empresas, no entiendan muy bien el concepto de “prueba” y exijan resultados sin escuchar a la gente que sabe de lo que habla — ellos no tienen ni idea normalmente —.

¿De verda alguien escucha a los ingenieros y los cientificos?

Stewie GriffinStewie Griffin

La respuesta larga sería un ladrillo keopsiano (etiqueta injusta y apócrifa) y con toda seguridad abriría poco menos que una flame, así que no serviría para nada, así que te puedo dar la corta: porque si no lo hacen así las consecuencias son peores.

Desgraciadamente nuestra sociedad no se guía por el principio de prudencia (más bien por el de hacer mi Santa Voluntad, caiga quien caiga, yo mismo mismamente si tal y eso fin de la cita), así que casi todo lo que realmente es importante, es decir, lo que seguirá estando ahí cuando pase el tiempo suficiente como para que muchas cosas que ahora nos importan no sólo ya no le importen a nadie sino que ni siquiera podrán entenderlas, pues eso necesita de resquicios colaterales del método de H la SV.

Vamos, que no nos quejemos. Porque el cohete es para propósitos militares, otra cosa sea que ojalá nunca se necesite usar para eso y ya que está ahí, pues eso, y tal y tal y fin de la cita y mira, oye, se pueden poner muchas cosas en órbita.

Coletilla: la fiesta estaba pagada y todo el mundo está esperando por el jalufe y las animadoras. No se van a parar en barras por una diarrea de salmonella.

Hilario GómezHilario Gómez

¡Juas! Cuando he leído que el nombre del antiguo nombre programa que ha parido este cohete era LEÓNIDAS y que permitía lanzar cargas de hasta 300 kg al espacio, no he podido evitar acordarme de cierta película…

FerFer

¡Ay payo, que sá roto el cobete!

Leyendo el artículo de Daniel, lo milagroso es que hubiera sobrevivido.

Miguel EspinosaMiguel Espinosa

¿Y ahora qué? ¿Lo van a cancelar? ¿Van a arreglar los problemas de la primera etapa? ¿Los satélites estaban asegurados? Yo dudo de esto último porque no iba a haber un retorno comercial. ¿La Universidad de Hawaii tiene presupuesto para hacer otro satélite?

ItzalpeanItzalpean

Respecto al payload, todos los satélites deberían de estar asegurados.

Considerando que este primer ejemplar era defectuoso, yo apuesto que habrá al otro lanzamiento. Al fin y al cabo el desarrollo del lanzador ha sido barato (el precio prometido por Musk por un F9) (unos 47 millones de dólares si mi memoria no falla) y a partir de ahora cada unidad no debería de costar más de 15 millones de dólares. Además, de mostrar su fiabilidad una vez certificado sería de gran importancia para los militares estadounidenses.

Dani, el cohete gira sobre sí mismo a 2.5rev/s, no 2.5rev/min. 😉

FERNANDO GENERALEFERNANDO GENERALE

JA JA JA me hace acordar de cuando me fallan los lanzamientos en el KELBAL :)
yo no comprendo como un micro satélite de solo 300 kg puede renplasar a otro mas grande y complejo como un KH 11.

Deja un comentario

Tu email nunca será mostrado o compartido. No olvides rellenar los campos obligatorios.

Obligatorio
Obligatorio
Obligatorio

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>