#LunesTetas: La relación entre las tetas y el viaje a Marte (o por qué es más probable que la primera persona en pisar el planeta rojo sea un hombre)

Este artículo es la aportación de Eureka al #LunesTetas. Aquí puedes ver una explicación sobre esta iniciativa y en este enlace tienes una recopilación de los artículos sobre el tema. 

¿Quién será el primer ser humano en pisar Marte? Obviamente, no lo sabemos, pero curiosamente podemos asegurar que lo más probable es que sea un hombre y no una mujer. ¿Cómo es posible?¿Estamos ante algún tipo de discriminación en el seno –no pun intended– de las agencias espaciales? Ciertamente, basta un vistazo a los números de astronautas mujeres para darse cuenta de que la paridad de género no ha llegado al espacio, pero la explicación a este enigma no está relacionada con las políticas de igualdad, sino con la biología. Y es que, lamentablemente, una mujer tiene más probabilidades de desarrollar cáncer mortal a resultas de un viaje a Marte.

Captura de pantalla 2015-01-12 a las 20.33.15
Marte no es un lugar para princesas.

No es un hecho del que se suele hablar con mucha frecuencia, pero el principal factor que limita la estancia de los astronautas a bordo de la estación espacial internacional (ISS) es la radiación. A mayores dosis de radiación, un astronauta tiene más probabilidades de contraer algún cáncer en lo que le queda de vida. Por eso las tripulaciones permanentes de la estación espacial permanecen en órbita unos seis meses de media, a pesar de que tecnológicamente y fisiológicamente no existe impedimento alguno para que su estancia sea más larga.

La microgravedad también causa pérdida de masa muscular, osteoporosis y otros problemas médicos, pero como demostraron varias expediciones de larga duración en la estación Mir, ninguno de ellos es irreversible si se toman las medidas adecuadas (dieta correcta, ejercicio diario, uso de trajes de presión diferencial para distribuir fluidos, etc.), al menos para estancias del orden de un año. Por lo tanto, quién lo iba a decir, es la radiación el principal obstáculo que limita al ser humano a la hora de salir de nuestro planeta. Pero, desgraciadamente, no afecta a todos por igual. Las mujeres tienen una tolerancia a la radiación menor que los hombres, debido principalmente a la alta sensibilidad a la radiación de las glándulas mamarias, los ovarios y el útero.

El criterio usado por la NASA actualmente es que la dosis total de radiación que puede recibir un astronauta a lo largo de su carrera no debe incrementar la probabilidad de sufrir un cáncer mortal en más de un 3%, que es lo que se llama límite REID (risk of exposure-induced death). Se trata de un criterio muy restrictivo que no tiene una correspondencia precisa en tiempo, porque si ya resulta complejo calcular las dosis para este límite, más aun si queremos trasladar estas cifras a tiempo de exposición. Sea como sea, de acuerdo con la NASA la máxima duración de una misión espacial en el espacio profundo para que el REID no supere el 3% es el siguiente:

Captura de pantalla 2015-01-12 a las 20.09.47

Esto se traduce en que el incremento en REID para los astronautas en varias misiones de espacio profundo es el que vemos a continuación:

Captura de pantalla 2015-01-12 a las 20.02.42

IM 2011-03-22 a las 21.31.54

Como podemos ver, las mujeres están en clara desventaja. Y eso que las tablas de arriba han sido calculadas para dosis recibidas durante el mínimo de actividad solar. En este punto conviene recordar que las principales fuentes de radiación en el espacio son el Sol y los rayos cósmicos. El Sol emite un flujo continuo de partículas denominado viento solar, formado principalmente por protones, electrones y núcleos de helio (partículas alfa). Las dosis de radiación debidas al viento solar no serían especialmente preocupantes sino fuera porque nuestra estrella suelta de tanto en tanto fuertes ‘eructos’ de radiación conocidos como SPE (Solar Particle Events) o, más comúnmente, ‘tormentas solares’. Durante los SPE se generan una enorme cantidad de partículas energéticas, llegando a alcanzar dosis mortales de 1 a 4 sieverts, capaces de matar a un astronauta sin protección. Afortunadamente, los SPE son poco frecuentes y las partículas creadas por los mismos cubren un espacio relativamente reducido del sistema solar interior.

Los rayos cósmicos -o, hablando con propiedad, los GCR (Galactic Cosmic Rays)- son otra historia. Están formados por núcleos pesados increíblemente energéticos y sus efectos sobre el ser humano no han sido estudiados con propiedad. El flujo de rayos cósmicos es mayor durante el mínimo de actividad solar y viceversa, por lo que los dos tipos de radiación se complementan negativamente. Por suerte, los astronautas de la ISS están protegidos del viento solar, los SEP y los rayos cósmicos por la magnetosfera terrestre, lo que permite que las estancias máximas en la ISS según el límite REID sean mayores (pero no mucho más: recuerda que un astronauta realizará varias misiones espaciales en el transcurso de su vida). Pero el campo magnético terrestre es un lujo que no tendrán los futuros astronautas que vayan a Marte. El viaje de ida y vuelta al planeta rojo dura unos 250 días, más 600 días de estancia en la superficie aproximadamente (en una misión de tipo conjunción), así que obviamente se hace necesario introducir blindajes pasivos y quizás activos contra la radiación.

Captura de pantalla 2015-01-12 a las 19.30.51
Tipos, flujos y energías de las radiaciones en el espacio (NASA).
Captura de pantalla 2015-01-12 a las 19.32.09
Dosis de radiación sufridas por varias misiones espaciales. Las misiones Apolo no recibieron dosis excesivas debido a su corta duración, y eso a pesar de salir de la magnetosfera terrestre. Las misiones de mayor duración en estaciones espaciales son las que mayores dosis han recibido, con excepción de las misiones de reparación del Hubble, con unas dosis más elevadas por culpa de una órbita más alta (y por tanto más cercana a los cinturones de radiación) (NASA).

Por otro lado, los modelos para calcular las dosis de radiación en el espacio profundo son todavía muy rudimentarios y en muchos casos están basados en bases de datos antiguas (por ejemplo, se usan con frecuencia los estudios de los efectos de la radiación sobre la población de las bombas de Hiroshima y Nagasaki, a pesar de que el tipo de radiación recibido en estos casos fue muy distinto al que recibe un astronauta). Si miramos las probabilidades de contraer cáncer en una misión a Marte para hombres y mujeres es cierto que la diferencia no es abismal, ni mucho menos, pero está claro que el riesgo de una misión así será mayor para las primeras exploradoras del planeta rojo que para sus compañeros de viaje masculinos.

Captura de pantalla 2015-01-12 a las 19.52.26
Dosis de radiación en la superficie de Marte (NASA).

Referencias:



88 Comentarios

  1. Interesantísimo… Ahora, como os pille cierta gente que montó un buen follón por una camisa “demasiado subida de tono”* cuando se explicaba el primer aterrizaje en un cometa de la historia de la humanidad; os crujen vivos.

    *Sí, una camisa cosida a mano que le regaló una amiga (!) al científico director (!!) de la misión Philae para que la luciera precisamente en la presentación (!!!!!!). Pero los palos se los ha llevado el director en cuestión, claro. Hasta el punto de que tuvo que sacar una detractación, con lágrimas y todo. Luego nos sorprenderemos de ciertas cosas.

    1. Qué ocurrió con esto de la camisa? Creo haber visto el video que comentas donde se puso a llorar y no entendí de que iba el asunto, era Matt Taylor, no?

      1. Sí, se trata de Matt Taylor. La camisa en cuestión es… bueno, a mí me parecío un pelín hortera, para qué negarlo, pero la reacción de una gente supuestamente defendiendo lo políticamente correcto fue visceral.

        Aunque sé que puede parecer una falacia de autoridad, me quedo con lo que dijo Richard Dawkins:

        “Do not blame feminism for the pompous idiots whining about a Rosetta scientist’s shirt. True feminism is bigger and better than that”

        Por eso no he podido evitar hacer la relación.

        1. Y ahora pido disculpas al autor del blog… He sido demasiado irreflexiblo y esto desvía el tema del post, que es obre las diferencias fisiológicas ante la irradiación.

        2. Ok. Aunque no entiendo el Matt Taylor pq se quedó tan hecho polvo… yo me hubiera disculpado de forma sencilla y si alguien se ha sentido ofendido pues lo siento y ya está. Lo de echarme a llorar ahi en directo, qué quieres que te diga…

          1. No lo sé. Quizá estaba bajo un estrés impresionante, mismamente. Que su misión parecía haberse ido al garete en el último momento, no lo olvidemos.

            Aunque de paso hace saltar por los aires un estereotipo machista de “los hombres no lloran” y “tienen que saber aceptar los ataques sin protestar ni mostrar emoción”. Agh. Ya lo estoy haciendo otra vez. Lo siento.

          2. Pues yo no me hubiera disculpado. Que la gente se ofenda por chorradas no es mi problema, es el suyo.
            No es un delito llevar esa camiseta y no hay porqué pedir perdón a nadie.

            El que se quiera ofender, que se ofenda. Yo me ofendo diariamente por muchas cosas pero no doy el coñazo a los demás.

      2. Ocurrió que la gran mayoría no sabía nada sobre Rosetta y el sensacionalismo tenía que buscarle las vueltas a un titular que se colaba entre los habituales de famoseo y fútbol, como si de una crítica de moda se tratara. Profiriendo acusaciones absurdas y un gran repertorio de insultos a través de las redes sociales a una persona que acababa de marcar un híto en la carrera espacial, amargando y oscureciendo así el que probablemente fuera el momento más importante de su carrera y vida.

        1. Hay que reconocer sin embargo que hay que ser hortera para llevar esa camisa XDDD la verdad es justo reconocer que descuidó el tema de la imagen, que guste o no hay que cuidar mínimamente.

          1. Nadie duda sobre lo acertado de la elección ^^ pero de ahí, a memes y fotos circulando con el eslogan: “cerdo machista muereté” hay un trecho.

          2. Cada uno viste como le da la gana. No está en un desfile de modelos, es un científico.

            Hay que aprender a mirar al luna y no el dedo que la señala. Qué más dará como vistan los demás…

  2. Realmente interesante, aunque una noticia triste para las futuras exploradoras.
    Se quitan un poco las ganas de salir de nuestro oasis 😉
    Según los datos de las tablas, es posible que en las misiones a larga distacia se envien hombres de más de 45 años y con suerte mujeres de más de 55. A mi desde luego me gustaría que la tripulación fuera mixta.

    Voy a aprovechar esta temática para preguntar algo que siempre me ronda la cabeza.
    Hace tiempo vi un documental de la BBC (https://www.youtube.com/watch?v=jrGHe5oYank) en el que los astronautas que recorren el sistema solar, utilizan un sistema por el cual generan un campo electromagnético alrededor de la nave, que les permite incluso acercarse al Sol y Júpiter.

    Mi pregunta es si existe algún estudio serio sobre un sistema así y en qué estado se encontraría.

    Salu2

    1. No sería muy complicado con la tecnología actual crear defensas pasivas (blindajes) o activas (campos… supongo que deflectores es el término). El problema es que es una masa de mucho cuidado para las primeras y requieren una enorme cantidad de energía las segundas, y nunca serán efectivas al 100%. Aquella vieja idea de coger un asteroide y ahuecarlo por dentro…

      Anda, me acabo de acordar que la NASA quiere traerse un asteroide… (o la relación entre el busto femenino y Piazzi, en sólo tres pasos).

        1. No te creas, podría ser más fácil de lo que parece.

          1) Sistema a lo burro: tecnología de arma nuclear. Esto da para muchos flames. No hablo de explosiones, evidentemente, sino de usar la fisión para producir calor estilo Fukushima o Chornobyl (queda probado que funden perfectamente el hormigón y lo que haga falta). Seguro que hay por ahí un cóctel que no mete más radiación que la que ya traiga el pedrusco.

          2) En serio: pues aprovechando la energía solar. La maquinaria para ahuecarlo podría ser bastante razonable (y si necesitamos fluidos, pillamos un cometa también, total el Sol se lo va a cargar), la cosa es después montar el hotelito en el agujero (y ponerle motores a la cosa). Pero vamos, es que me hace gracia que en la Sci-Fi todo el mundo paga sus maquetistas para montar un festival que va desde diseños completamente absurdos a cosas muy realistas (suelen ser presupuestos disparados). Hasta ahora nadie se ha planteado usar un asteroide hueco, supongo que en una peli no queda nada glamuroso viajar en una especie de megamokordo. Pero… igual al final es lo que acaba siendo real xD

          1. No es cuestión de tecnológicamente posible, si no de económicamente, como siempre… El hotelito tendrá que esperar jeje.
            Un juego llamado Mass Effect (Una de las mejores obras de ciencia ficción si se me permite…) incorpora diseños de naves basadas en eso pero más a lo bestia ^^la propia base de los malos es un pedrusco enorme y de él, salen muchas navecitas/roca.

            Si no lo conoces te recomiendo un vistazo:
            https://www.youtube.com/watch?v=oVOdAR201Is
            Min. 4:30.

            Salu2

  3. Dado que con propulsión química no vamos a ir más allá de la Luna, lo mejor es acortar un poco el tiempo de viaje a Marte. Ya en la superficie, si que se hace necesario cubrir los hábitats con tierra o ladrillos compactos. No creo que las actividades de exploración con traje espacial o rovers supongan una acumulación de radiación peligrosa para hombres y mujeres…

  4. En Marte Rojo (Kim Stanley Robinson) los astronautas que iban en direccion a Marte se protegían de las erupciones solares dirigiéndose a un compartimento rodeado de un tanque de agua, que les hacía de escudo. Esto tiene base científica?

    1. Pues sí… Concretamente, para los neutrones lentos que no se desvían con campos electromagnéticos por no tener masa, el agua es una buena opción como escudo. Esto es así porque el hidrógeno atrapa con facilidad dichos neutrones lentos (en lenguaje más técnico, tiene una sección eficaz bastante grande). Para otras cosas, haría falta un blindaje de metal y/o campos electromagnéticos.

      Así que no es moco de pavo.

      1. Si no he entendido mal, el escudo acuático en cuestión, ¿Tendría una vida útil determinada, ya que existiría un máximo de neutrones capturables por átomo de hidrógeno?

        Salu2

        1. Habría que hacer un cálculo más adecuado, pero hay que tener en cuenta que hay un número enorme de moléculas de agua (cada una con sus dos correspondientes neutrones); el peso molecular del agua es algo así como 18, eso significa que tienes 18 gramos por cada mol, número de Avogadro 6.022×10^23 de partículas. Si, algo impresionante.

          Si tienes un volumen cilíndrico con el equivalente de unos 100 metros cúbicos, 100 toneladas de agua, tienes 10^8(gramos de agua)/18(peso molecular)*6.022×10^23(moleculas por mol) x 2 (átomos de hidrógeno por molécula), 6.69×10^30 átomos de hidrógeno con su correspondiente núcleo que puede capturar un neutrón lento.

          Bueno, ahora supongamos que tenemos una superficie expuesta de unos 100 metros cuadrados, con una densidad de electrones lentos de 10^10 por metro cuadrado y segundo (una bestialidad que más bien se daría en el centro de las estrellas, me parece, pero supongamos que es así) y que, por simplificar, se absorben todos. Bien, eso nos da un flujo de 10^12 neutrones por segundo atravesando el blindaje y siendo absorbidos.

          Repito que estoy haciendo muchas simplificaciciones, claro, pero, con esos datos
          6.69×10^30 (núcleos de hidrógeno) / 10^12 (núcleos que van absorbiendo neutrones por segundo)

          Más o menos 5.79^12 segundos. Más de 180000 años para que el blindaje baje a cero.

          A un profesor mío le habría encantado este problema…. Quizá se lo mando.

      2. Y lo de neutrón lento a qué obedece? Acaso no viajan todas estas partículas a la velocidad de la luz? A menos que lo de lento quiera decir otra cosa…

        1. Bueno, el neutrón es la partícula “estable” más pesada que hay. Es estable dentro del núcleo atómico, aunque sus 12 minutos de vida media fuera del núcleo también son bastante como para que tenga efectos apreciables.

          Eso significa que a la velocidad de la luz no va a ir. Muy cerca, según la energía que tenga, sí, pero nunca a la velocidad de la luz.

          Los electrones “lentos” se considera a aquellos que tienen una energía cinética del orden de (estoy usando la memoria, que alguien me diga si meto la pata) un 1eV y un máximo de 2.2 km/s. Sí, lo de lento es bastante relativo.

          1. Bueno, comparado con los 300000 km/s aprox. de la velocidad de la luz, pues un poco lento sí que es.

            12 miinutos de vida fuera del nucleo? Eso tampoco lo sabía… que sucede luego, se desvanece?

            Si es que hoy no me vais a dejar ir a dormir… 🙂

          2. Ocurre que el neutrón es ligeramente más masivo que el protón (1 MeV/c²*, poco más o menos). En realidad, no es correcto decir que en el núcleo sea estable: lo que ocurre es que, al decaer en las condiciones nucleares, hay cerca un protón que se transforma inmediatamente en neutrón, manteniendo el número de protones y neutrones estable (ahora te das cuenta de que, a nivel nuclear, la materia común y corriente “fluctúa” o “hierve”, como quieras llamarlo).

            Fuera del núcleo, el neutrón sufre desintegración beta y se producen un protón y un electrón. Esto hace que la carga total se conserve. Además, hay que tener en cuenta que el electrón tiene 0.51 MeV/c² de masa: así que la diferencia en masa de reposo se convierte en energía cinética de las nuevas partículas o en radiación.

            *1.79 x 10^-30 kg. Que podamos medir algo así dice bastante de la ciencia.

          3. En electrónica trabajo con magnitudes temporales de 10^-9 o a la -12. Pero desde luego que nuestros aparatos de medida son impresionantes. Gracias por las pesadillas de matrices que voy a tener esta noche 🙂

  5. Me imagino que a la hora de elegir la tripulación tendrán en cuenta este foctor y otros. Justamente el otro dia lei un artículo donde comparaba las necesidades de calorías entre un hombre y una mujer en un viaje a Marte, y al final la diferencia para dar de comer a un gran machote y a una frágil damisela, durante los 850 dias que dura la misión, no son moco de pavo.
    Ahora, que los yankis acepten que el primer americano en Marte sea una mujer…..estoy seguro que son capaces de mandar un SLS de más con tal que sea un hombre de pecho en pelo, y blanco.

  6. Sin afán de criticar ni mucho menos la curiosa iniciativa de las tetas…. pero me parece más bizarra que útil.
    PD: No por ello deja de ser una gran entrada, como de costumbre

  7. Interesante. El hombre aguanta mejor la bebida. Digo la radiacion. Pero la mujer consume menos. Quien llegara a marte primero?. El gran cazador blanco o la frágil mujer india? Lo cierto es que por ahora ambos están igualmente lejos. Dejaremos que discutan esto los expertos de dentro de dos generaciones. Como mínimo. Para que vamos a calentaranos la cabeza ahora

  8. tengo una pregunta….estoy de acuerdo en que marte no tiene un cmpo magnetico tan fuerte como el de nuestra hermoso planeta azul…pero me ha parecido ver en algunos documentles y apuntes cientificos que marte posee algunos remanentes magneticos ..algo asi como unos “pequeños domos” magneticos sobre la superficie…relmente no estoy seguro de ello me gustaria saber si sabes algo al respecto y si seria mas viable enviar una mision donde estos remanentes magneticos se encuentran para evitar no por completo pero en mayor medida la exposicion a la radiacion….gracias 🙂

    1. El problema es que la ubicación de la base quedaría restringida a lugares con baja radiación en superficie, y probablemente esos lugares no son los idóneos para hacer ciencia o buscar recursos como agua o materias primas… Para evitar radiaciones lo ideal es montar la base en el interior de una caverna pero ¿ Vale la pena cuando puedes minimizar el problema simplemente enterrando los módulos en cualquier parte de la superficie?

  9. Una pregunta tal vez tonta, seria posible que el ser humano se adaptara a los medios con mayor radiacion como parte de una evolucion en lugar de estar siempre adaptando el medio? en algun lugar lei que los que vivian en lugares muy altos estaban adaptados a vivir con menos oxigeno, seria un proceso muy tardado pero, seria posible?

    1. El ser humano como tal… no. Hay seres vivos que resisten mucho más que nosotros la exposición a la radiación pero, vamos, que si nos tuviésemos que parecer un insecto, humanos humanos no seríamos.

      Como “posible”, no se decirte si los mamímeros o los seres vivos en general tenemos los mecanismos evolutivos necesario para paliar la radiación, a ver si alguno de los biologos de cabecera del blog sabe contestarte.

      Saludos.

    2. Hombre, si mandas continuamente astronautas al espacio y los dejas a merced de la radiación y de la selección natural, al cabo de unos miles de años tal vez tendrías astronautas resistentes a la radiación. Pero yo veo mucho más práctico buscar la resistencia por medio de la ingeniería genética y la biotecnología. Tal vez para cuando haya dinero y planes serios de ir a Marte el cáncer ya no sea un problema…
      Hay bacterias que “resisten” altas dosis de radiación, pero en realidad no es exactamente así: sufren tantas mutaciones como cualquier otro organismo, pero son capaces de reparar los daños gracias a que tienen copias extra de ADN:
      https://microbewiki.kenyon.edu/index.php/Deinococcus_radiodurans
      The most interesting aspect about the cell structure of D. radiodurans is that it keeps 4-10 copies of all its genes at any given time depending on its current stage of growth. Many researchers believe this relates to the reason why it can withstand so much radiation. This ability does not rely on some “magic” gene that protects it from radiation, rather, it seems that D. radiodurans is able to more efficiently repair double strand breaks in its DNA that result from radiation damage thanks to these extra copies and a few other special proteins

    3. No estoy al corriente de si hay organismos capaces de resistir la radiación, pero las formas de vida complejas como la nuestra son incompatibles con la radiación, la afectación es a nivel de la célula, el organismo asimila los átomos radiactivos y estos alteran la célula, provocando su muerte en algunos casos, o alteraciones del adn en otros, y de esas alteraciones aparece el cáncer y otras enfermedades. La radiación ataca el pilar del que estamos formados.

  10. Daniel existe algún estudio o estadística sobre las enfermases o muerte de los astronautas.
    El caso de Alan Shepard que murió de leucemia, QEPD es un tema que se podía considerar. No se si la radiacion puede ocasionar eso. Agradesco tu respuesta.
    Siempre sigo tu blog.
    P.D: Puedes hacer algún artículo sobre los programas espaciales de Sudamerica?

    1. Otro que la palmó de cáncer es Jack Swigert, el piloto del modulo de mando del Apolo XIII. Aunque murió en 1982, unos 12 años después de su viaje a la luna, es imposible asegurar que el cáncer fue provocado por la exposicion recibida en ese viaje.

    2. Hay una tabla rusa por ahí sobre todos los astronautas (que hayan volado o no) muertos. A partir de cierto año empiezan a salir las palabras рак, лейкемия… No se puede demostrar si “este o ese otro” contrajo la enfermedad debido a la radiación espacial, pero si se compara con una muestra de población normal, el porcentaje de muertos por cáncer es muy alta.

      Tampoco estaban listados aquellos que contrajeron cáncer y se curaron. Si es que hay alguno.

  11. Gracias por el artículo.
    Ya que estás hablando de géneros en el espacio, sería interesante que publiques un artículo sobre el tema del sexo en el espacio.
    Recuerdo haber leído hace mucho tiempo que la NASA casi no tiene normas sobre ello, y se limita a decir que habría que evitarlo, mientras que los rusos son mucho mas liberales al respecto.
    Y este es un tema que, en el caso de una misión a Marte con mujeres y hombres, seguramente habrá que tener en cuenta, no?

  12. Quitando el flaco favor que la iniciativa de Naukas ha hecho en cuanto a la lucha por la igualdad (solo hay que leer algunos comentarios), esgrimir las marginales diferencias en la probabilidad de adquirir cáncer como argumento para hipotetizar de qué genero será la primera persona que pisará Marte es bastante forzado, y todo por cumplir lo del #lunestetas. Los criterios de la NASA en cuanto a permanencia en espacio profundo así, en crudo, no significan nada sin un contexto adecuado, sin un perfil de misión al que aplicarlos, sin datos de ingeniería sobre la protección con que contarán los futuros viajeros y todas las contramedidas (medicación, alimentos) que se puedan tener en cuenta, por no hablar ya de criterios políticos. Habría sido un tema genial (el de las diferentes probabilidades de adquirir cáncer) fuera del #lunestetas y encuadrado en un artículo sobre fisiología humana. Ahora todos esperamos ansiosos un artículo donde se argumente que el primer humano en pisar Marte será negro además de hombre porque la piel oscura es una mejor protección contra la radiación ultravioleta que llega a la superficie de Marte. O que será cualquier otra cosa argumentando con cualquier otra característica.

    Sobre la camisa de Matt Taylor, fue un error garrafal de relaciones públicas y punto. No debió haberla llevado, no porque pueda representar algún tipo de desprecio a las mujeres (algunos lo verán así, otros no, yo no lo creo) sino porque en el momento en que Rosetta/Philae pasó a ser una misión mediática la atención pública se centró en parte en él y pasó a convertirse en la cara visible de una misión pagada con fondos públicos. Una misión que ha salido del bolsillo de todos los europeos ciudadanos de países pertenecientes a la ESA. De mujeres y hombres. Seguro que no habría costado mucho que Matt hubiese elegido un atuendo llamativo sin posibilidad de que pareciese ofensivo de algún modo y seguro que Matt tampoco se esperaba toda esa reacción. Como dije, un error de relaciones públicas, nada más, y una buena oportunidad para reflexionar. Me parecieron significativos los comentarios en redes sociales de científicas, investigadoras, becarias… con experiencias realmente penosas en sus lugares de trabajo y estudio simplemente por ser mujeres y para las que la camisa famosa era sobre todo un símbolo de esa actitud de condescendencia, de esa falta de sensibilidad, en el mundo académico hacia las mujeres. Tiene que ser duro ya no solo estar a la altura de las expectativas en el mundo de la ciencia y la investigación como para además tener la “desventaja” de ser mujer. Y luego encontrarse con el hashtag #lunestetas por ahí. ¿Para cuándo un #lunespenes?

    1. Bueno, igual es un poco forzado, en eso te doy la razón, pero como lo haces para relacionar un blog sobre astrofísica con tetas… si no es forzando ya me dirás tu. La otra opción era no acogerse a la iniciativa, lo cualo tambien era una opción válida, que seguramente hubiera sido la tuya, pero resulta que este blog es de Daniel y el publica lo que apetece (como debe ser) y por tanto bienvenido sea. Por otro lado, el tema planteado no deja de tener interés y es algo que ya se ha estudiado.

      Lo de la camisa pues coincido contigo en que no tendria que haberla llevado, cuando tienes a toda la comunidad científica y el publico en general con los ojos puestos en ti hay que vigilar las formas y la imagen, es el pan de cada día en la mayoria de puestos de trabajo. Los dibujos que llevaba cámbialos por algo que no ofenda a nadie y la camisa sigue siendo hortera a matar, inadecuada para la ocasión.

      1. Faltaría más, el blog publica lo que quiere…. y los comentaristas (con corrección) tambien…
        Por eso soy de la opinión que el tema está cogido por pinzas, forzado y de un gusto propio de Torrente que dice cosas “de mucha risa” según para quien.
        El tema de la influencia de la radiación en el ser humano es apasionante pero este artículo destila mal gusto, es mi opinión. Y soy seguidor del blog, me encanta leer a Daniel, pero esta a esta iniciativa no le veo la gracia.

        1. Pues yo estaba bastante contento con el resultado de los comentarios, se ha hablado en general sobre radiación en el espacio y en Marte, que se meta la palabra tetas en un hastag no debería ofender a nadie pienso yo… que igual hubiese estado más acertado incidir en el cancer de mama pues bueno, creo que eso es cogérselo con pinzas.

          Y ya lo de los #lunespenes, lo siento pero es un error, más que nada porque como se explica en la iniciativa todos los mamíferos machos o hembras tienen mamas, por lo tanto, la iniciativa puede ser o no bien recibida, pero no se puede tachar de sexista desde el punto de vista de estos blogs que es la ciencia.

          Y si no, mirémoslo con un poco de perspectiva… quien ahora busque tetas en google tendrá que lidiar con un montón de posts DE CIENCIA, quien sabe igual incluso aprende algo… a mi me parece un avance.

          1. Bueno Txemary, pues cuestión de pareceres entonces, y no le daré más vueltas.

            Abordar la problemática espacial del sexo femenino desde la palabra “tetas” no parece, como mínimo, elegante con una buena parte de la humanidad en un medio de difusión tan importante, riguroso y veraz como éste. En efecto, hay comentarios en este mismo artículo muy interesantes que por si mismos justifican su lectura (por ejemplo AJ más arriba), pero se podría haber llegado a ellos con otra “disculpa”.

            En todo caso, se trata de una crítica constructiva. Si vale, vale; sino tan amigos, buenos ratos pasamos todos/AS en esta sala (como tu la llamaste alguna vez) con las clases del profesor Marín y sus colaboradores/AS.

            Un saludo.

  13. Curioso artículo Dani.El efecto de la radiación en el espacio es conocida desde hace ya tiempo y esa es una de las razones para mantener una presencia continua humana en la I.S.S,donde los/las astronautas estan constatemente monitorizados para prevenir enfermedades.Sobre como prevenir el efecto de radiación en viajes de larga duración yo creo que lo más sencillo es hacer algún tipo de blindaje como el que se emplea,por ejemplo,en las cámaras de rayos X.Esto tiene el incoveniente de que incrementaría mucho el peso de la nave pero teniendo en cuenta la enorme cantidad de material,combustible,provisiones etc… que habría que llevar para el viaje de al menos un año a Marte no creo que supusiera un incoveniente.Pero todo esto es hablar por hablar para ir a Marte como a cualquier otro lugar lo que hace falta ,sobre todo, es voluntad política, y desgraciadamente ahora no la hay.

        1. ¿Y donde dejas los rayos cosmicos? ¿o los efectos de la lluvia de particulas producido por el choque de estos con otros atomos pesados? por ejemplo esa caracteristicas fueron usadas como base para la creacion de la bomba de neutrones, un arma diseñada para destruir objetivos muy blindados o escondidos en bunkers.

  14. No hay gran diferencia, y sobre todo si tenemos en cuenta que el blindaje antirradiación es imprescindible viajen hombres o mujeres a Marte. Tenía entendido que el motivo principal por el que se prefiere no exponer a las mujeres a mayores tasas de radiación radicaba no tanto en la protección de la persona (pues hay poca diferencia), sino de la descendencia: los espermatozoides tienen una vida limitada, así que con no engendrar hijos durante ese tiempo los hombres aseguran no transmitir cáncer debido a su exposición; los óvulos, sin embargo, no se generan a cada poco, sino que todos los que una mujer ovulará se forman en la gestación (de esa mujer, se entiende), y por tanto si la radiación los altera… el asunto puede acabar mal.

    En cuanto a la iniciativa publicitaria, me parece doblemente mala. Ante todo, por machista (sí, discriminativa). No por “pornografía”, cosa a la que no invita la propaganda (aunque tampoco la desaconseja); sino porque evidentemente el blanco de esta publicidad son únicamente los hombres (si nos ponemos estrictos, hombres heterosexuales y mujeres homosexuales y personas bisexuales; fundamentalmente hombres en cualquier caso). Podría evitarse esto con cierto anuncio que he visto en varias ocasiones y me consta que es popular: la palabra “SEXO” destacada, y posteriormente letra que no tiene nada que ver. En segundo lugar, es mala porque aunque efectivamente este tipo de campañas “agresivas” –que engañan al lector– consiguen un gran número de visitas, no produce visitas “de calidad”. Quienes vinieron buscaban otra cosa, y no ciencia, se irán y no volverán; quienes sí busquen divulgación científica se encontrarán con que la calidad se ha rebajado porque, conjuntamente con la divulgación, se ha entremezclado publicidad.

  15. El tema de la resistencia a la radiación es sólo una muy buena excusa. Desde luego, no justifica porqué hay más pilotos varones, ni porqué hay más personal de tierra masculino, tanto en NASA como en ESA, no hay más que echar una ojeada a las salas de control que vemos en todas las misiones. Es, simplemente, la sección aeroespacial de la discriminación estándar que hace que sean menos frecuentes las mujeres en puestos técnicos “duros”. Hasta ayer, como quien dice, era una cuestión de discriminación real, legal. Pero los países desarrollados llevamos ya un siglo de igualdad sexual teórica, así que cabría esperar que la discriminación sexual fuese dando paso a la especialización sexual, dado que las mujeres no son exactamente iguales que los hombres. Quién sabe, a lo mejor resulta que las mujeres resultan ser objetivamente más adecuadas para los viajes espaciales.

    Y eso me lleva a una cuestión que me encantaría ver discutida : dado que los requerimientos – energéticos, volumétricos, etc – de los sistemas de apoyo vital son proporcionales a la masa de los astronautas, ¿ por qué no hay una discriminación negativa en función de la talla y peso de los astronautas ?. Los astronautas no se dedican a mover masas en el espacio, más bien toman decisiones y aprietan botones. No se requiere fuerza física, se requiere destreza e inteligencia. Una vez me dijeron que una de las diferencias entre el programa espacial ruso y norteamericano era que los americanos pedían una talla mínima, mientras que los rusos la exigían por debajo de un máximo. ¿ Es ésto cierto ? ¿ Porqué no hay muchos más astronautas de baja talla y peso, más eficientes que los ejemplares que solemos ver en la ISS ?

    Y, por cierto, las mujeres son más pequeñajas que los hombres 🙂

    1. Eudoxo: Y, por cierto, las mujeres son más pequeñajas que los hombres.

      Depende, porque hay alguna (sobre todo en los países nórdicos), que te da una torta y te manda a Marte sin cohete, Eudoxo. Saludos.

  16. Y yo que había leído un artículo que decía exactamente lo contrario, que una misión a Marte compuesta únicamente por mujeres tendría más posibilidades por el menor consumo energético de las mismas (según Kate Greene, quien participó en el proyecto Hi-Seas [Hawaii Space Exploration Analog and Simulation]). En fin, parece que las guerra de los sexos sigue viva…

    Aquí habría una imagen que – creo – podría servir, pero es un dibujo y está algo desafasada a estas alturas:
    http://i.minus.com/iqkjHoxe4mQRI.jpg

    1. Esperemos que ese problemilla lo pueda resolver la tecnologia, Marte seria muy aburrido y triste, la colonizacion solo seria un cuento mas de SciFi.

Deja un comentario

Por Daniel Marín
Publicado el ⌚ 12 enero, 2015
Categoría(s): ✓ Astronáutica • Marte • NASA • Sistema Solar