El Ariane 5 ME ha muerto. ¡Larga vida al Ariane 6!

Como los lectores del blog recordarán, hace dos años la agencia espacial europea (ESA) aprobó el desarrollo de dos nuevos cohetes: el Ariane 6 y el Ariane 5 ME. El primero era un lanzador de nueva generación destinado a reducir drásticamente los costes de lanzamiento, mientras que el segundo era una versión avanzada -un 20% más potente que el Ariane 5 actual- del actual Ariane 5. El Ariane 6 nació como una iniciativa de Francia, mientras que el Ariane 5 ME (Midlife Evolution) se consideraba una concesión a la industria alemana.

Versiones actuales del Ariane 6: Ariane 62 y Ariane 64 (Le Figaro).
Versiones actuales del Ariane 6: Ariane 62 y Ariane 64 (Le Figaro).

No obstante, en los últimos años el proyecto del Ariane 6 ha sufrido enormes críticas y como resultado su diseño ha cambiado drásticamente. Tras un primer cambio de diseño propuesto por las empresas Airbus y Safran, se decidió incorporar una etapa central criogénica en el Ariane 6, por lo que el nuevo lanzador ya no usará exclusivamente etapas de combustible sólido. Además se decidió incorporar la etapa superior criogénica con el motor Vinci originalmente propuesta por Alemania para el Ariane 5 ME.

2 (1)
Diseño original PPH del Ariane 6 con una primera y segunda etapas de combustible sólido (ESA).
Versión posterior del Ariane 6 propuesta por el CNES francés (CNES).
Versión posterior del Ariane 6 propuesta por el CNES francés (CNES).

Pero el diseño del Ariane 6 ha sido revisado una vez más. Según la configuración actual, el Ariane 6 vendrá en dos sabores, el Ariane 62 y el Ariane 64. Ambas variantes incorporarán dos primeras etapas criogénicas, una primera fase con el motor Vulcain 2 -una versión simplificada del usado en el Ariane 5- y una segunda fase con el Vinci. La única diferencia será el número de aceleradores de combustible sólido, dos para el Ariane 62 y cuatro para el Ariane 64. Los aceleradores P120 estarán basados en la primera etapa del cohete europeo Vega-C (una futura versión de este lanzador), fortaleciendo la relación entre ambos proyectos. El Ariane 62 se centrará en misiones a la órbita baja (LEO) y media (MEO), aunque también podrá situar un único satélite de hasta cinco toneladas en una órbita de transferencia geoestacionaria (GTO). El Ariane 64, con una capacidad para situar once toneladas en GTO, será capaz de lanzar satélites comerciales geoestacionarios de dos en dos (cada uno con una masa de 4,5-5 toneladas), es decir, el mismo sistema usado por el Ariane 5 y que tantas críticas ha recibido en el pasado. El Ariane 6 tendrá una longitud de 63 metros y una etapa criogénica central con un diámetro de 4,6 metros y 149 toneladas de propergoles.

_76057467_a6
Versión revisada del Ariane 6 según una propuesta conjunta de Airbus y Safran (bbc.co.uk).

Teniendo en cuenta que el nuevo Ariane 6 ya incorpora las principales tecnologías construidas en Alemania, solo era cuestión de tiempo de que se pusiese en duda la conveniencia de seguir con el Ariane 5 ME. Aunque este vector se ofertaba como una solución de compromiso y de ‘bajo’ coste -su desarrollo no debía superar los mil millones de euros- hasta que estuviese listo el Ariane 6, estaba claro que los fondos para el ME afectarían a los plazos de desarrollo del nuevo lanzador.

Y, como era de esperar, finalmente Alemania ha llegado a un acuerdo con Francia por el que se cancela el Ariane 5 ME. El Ariane 6 será el único lanzador europeo -junto con el Vega- una vez se retire el actual Ariane 5. Cada lanzamiento del Ariane 64 (con unas prestaciones superiores a las del Ariane 5 actual, pero inferiores a las del Ariane 5 ME) saldrá por unos 115 millones de euros, una rebaja sustancial comparado con los 165 millones de euros que cuesta la factura de una misión del Ariane 5. Entre las misiones gubernamentales que usarán el Ariane 64 está la futura sonda espacial JUICE para el estudio de Júpiter y sus lunas.

Cada misión del Ariane 62 (menos potente que el Ariane 5) costará 70-75 millones de euros. Por este motivo, el Ariane 62 sustituirá a los actuales Soyuz-ST, cuyo lanzamiento sale por unos 80 millones de euros. O sea, desde ahora comienza la cuenta atrás para la desaparición de los cohetes rusos en la Guayana Francesa. De hecho, las malas lenguas dicen que los problemas con la última misión de un cohete Soyuz-ST en la que se pusieron en una órbita incorrecta dos satélites Galileo habría favorecido este acuerdo entre Francia y Alemania para impulsar el nuevo Ariane 6 (y, por supuesto, ya hay quien quiere ver una mano negra en todo este asunto). En cualquier caso, el objetivo de la ESA es eliminar los cien millones de euros anuales con los que Europa subsidia a la empresa Arianespace para compensar sus pérdidas, y fomentar la competitividad de los lanzadores europeos frente a otras compañías privadas de reciente creación (léase SpaceX).

Ariane 5 ME (izquierda) y primer diseño del Ariane 6 (derecha) (ESA).
Ariane 5 ME (izquierda) y primer diseño del Ariane 6 (derecha) (ESA).
Ariane_62_configuration
Configuración actual del Ariane 6 en la versión Ariane 62 (dos cohetes aceleradores de combustible sólido) (ESA).

El primer despegue de un Ariane 62 se espera que tenga lugar en 2020, mientras que su hermano mayor será lanzado un año más tarde. Para hacer realidad estos planes la ESA se gastará 4300 millones de euros entre 2015 y 2024, una cifra que incluye los costes de la nueva rampa de lanzamiento en Kourou. Francia correrá a cargo del 50% de esta cantidad, mientras que el 20% lo aportará Alemania y el 30% restante estará repartido entre los demás países miembros de la ESA.

Finalmente, el Ariane 6 no tendrá un diseño rompedor y novedoso, sino que se tratará de una especie de versión mejorada y de bajo coste del Ariane 5 actual. Es lo que tiene la política bizantina de la ESA: todo cambia para que al final todo siga igual.

Referencias:


50 Comentarios

Participa Suscríbete

TulTul

Desconozco si lo de “sabores” viene a cuento, pero me recuerda a los helados veraniegos de mi hija.

“Pero el diseño del Ariane 6 ha sido revisado una vez más. Según la configuración actual, el Ariane 6 vendrá en dos sabores, el Ariane 62 y el Ariane 64″

Daniel FernandesDaniel Fernandes

Son buenas noticias, sinceramente y desde mi inexperta opinión, veía mejor esta propuesta que el Ariane 5 ME

Miguel Rodríguez

Si por un lado es una pena ver desaparecer el Ariane 5, un gran lanzador, pero difícil de rentabilizar, es acertado apostar por el desarrollo de un único vector. Pero realmente, por lo que nos has contado, no es una victoria del Ariane 6, sino que asistimos a la introducción de un cohete muy distinto, fruto, evidentemente, de una solución de compromiso.
tt
Y la verdad es que como apaño está muy bien pensado. Con la variante 62 tenemos el lanzador con menor capacidad tan deseado y apto para el mercado de lanzamiento de satélites, pero a la vez, con la 64 disponemos de un equivalente mejorado del Ariane 5 y no se pierde la capacidad de lanzar cargas más masivas. Pero el concepto realmente consiste en meter la tecnología del Ariane 5 quitando las fases de combustible sólido, salvo en los impulsores.

Ahora bien, después de todo el tinglado de construir una rampa de lanzamiento para los soyuz-st, con el foso y todo, ahora va a tener fecha de caducidad.

Sergio Costas

Todo esto me lleva a la gran pregunta: ¿De qué depende el coste de un cohete? Porque al final parece que el Arianne 6 será una versión más pequeña del Arianne 5, pero los combustibles y los motores serán prácticamente los mismos. Me cuesta creer que la diferencia de precio venga sólo del material extra necesario para construir el tanque más grande…

Chatito

Que ironía, Europa haciendo mas ligeros sus lanzadores para adaptarse al mercado y Estados Unidos empecinados en su SLS no más por tenerlo mas grande…

AntonioAntonio

Es que los objetivos de los dos cohetes son bastante distintos. El SLS no ha sido creado para lanzar satélites comerciales, sino naves tripuladas, módulos de la estación espacial, etc. El SLS sería mucho más comparable con el transbordador espacial o el Saturno V que con el Ariane.

VIMARAVIMARA

Pues rebajar un 30% el coste del lanzamiento me parece un avance, aunque no sea espectacular es algo práctico.

A ver si no sale mal el lanzador y puede hacer competencia a los muchos países y empresas que empiezan a tener cohetes.

PacoPaco

Yo antes de abrir el champán esperaría a que estuviera finalizado el cohete y se viera el coste real por lanzamiento…

Porque ya sabemos como van estas cosas.

SergiSergi

¡No esperaba lo del ME! Pero me cuesta ver de dónde sale un ahorro tan grande para algo que se parece demasiado al Ariane actual, y que necesita una rampa nueva. ¿Sólo por compartir la linea de producción de los boosters baja tanto la factura?

Me da la sensación que Europa no sabrá responder a SpaceX con la ambición necesaria.

Francisco GaluéFrancisco Galué

Una pregunta ¿Podría servir el Ariane 6 para vuelos tripulados en caso que el Viejo Continente decida desarrollar su propia nave espacial para ellos lanzar sus propios astronautas?

Jimmy MurdokJimmy Murdok

Si, el Ariane 5 se diseñó tan grande para esto mismo (Hermes), y el 6 todavía tiene algo más de capacidad.

PacoPaco

De aquí a que eso ocurra, si es que ocurre alguna vez que lo dudo enormemente, el Ariane 6 no existirá ya…

Pere Vilás

Creo que el Arianne 5 está certificado para lanzamientos tripulados. No sé si el 6 lo van a diseñar con esta característica aunque no creo porque sube mucho el precio.

Jose PJose P

No se que opinará el resto, pero esta versión definitiva a mi se me hace muuuy parecido al H-IIA y H-IIB…
Alguien sabe cuanto cuesta el lanzamiento de estos cohetes????
Saludos!

jmorenobsjmorenobs

Personalmente me parece un desarrollo adecuado. Se moderniza el ariane 5 jubilando sus caros motores solidos segmentados y se hermana mas con el pequeño vega. Algo parecido a lo que han aprobado los japoneses con su h-3 y el épsilon. Pero ambas agencias se olvidan del Falcón 9 reutilizable. Si a spacex le salen bien las cosas en dos años pueden convertir en papel mojado todo esto. Son soluciones conservadoras y muy tardías para el caso que Elon Musk fracase. Pero si no es así…. Que??

Jimmy MurdokJimmy Murdok

Supongo que son filosfías distintas, Europa cubre sus necesidades y se mantiene competitiva con unos cuantos vuelos anuales sin buscar un “business case”. Space X se quiere comer el mercado y además necesita dar beneficios.

Chatito

Yo no apostaría a lo reutilizable. El mero hecho de subir todo el combustible que no vas a usar en payload, sino en controlar el aterrizaje de un cohete que todavía hay que poner a punto nuevamente. Yo me hubiera ido por fabricar en masa montones y montones de merlins desechables. Con estampados progresivos y demás procesos de alto volumen. Mientras sigan haciendo todo a mano eaa industria será mas cara y las variaciones mas riesgosas.

Jimmy MurdokJimmy Murdok

Parecen buenos diseños, aunque no levantarán pasiones. Lo que no me cuadra es que el 6.2 no llegue a las 6T en GTO y apuesten por mantener los lanzamientos dobles con el 6.4, supongo que el ahorro les compensa. En cualquier caso se quedan muy lejos de Space X que 6 años antes ya ofertan 4,85T en GTO por menos de 50m€ y en diciembre tratarán de aterrizar una primera etapa en una barcaza.

Hilario GómezHilario Gómez

Vaya… Adios al Ariane 5 ME.

Pues entre esto y lo del Philae… ya no tengo excusa para una nueva revisión de mi libro de astronáutica.

Aritz

Justo hoy pensaba comprar tu libro. Pero bueno, lo compraré igual :), y tras esa posible revisión, posiblemente lo vuelva a comprar.

Hilario GómezHilario Gómez

Puse la edición actualizada en septiembre, tras la llegada de la Rosetta y además había metido lo de la propuesta Airbus Safran.

Bueno, como en diciembre hay cumbre ministerial y en julio llegará a Plutón laNew Horizons a lo mejor me espero un poco. Al fin y al cabo, el despegue del Ariane 64 no va a ser mañana…

VipondiuVipondiu

Yo tampoco veo de dónde sale tantíssimo ahorro para lo que viene a ser un Ariane 5 de bajo coste, mas delgaducho y que requiere una nueva rampa…para todo lo demás lo veo muy similar al Ariane 5…
Supera en flexibilidad a su hermano actual al tener 2 versiones, pero el principal inconveniente del Ariane 5, sus cargas apareadas, sigue ahí…
Yo hubiese apostado por un Ariane 5 ME, que eliminaba ese inconveniente al llevar un 20% más de carga a GTO y ya de paso siguiendo la filosofía del Ariane 6.4…¿qué tendríamos si añadiésemos un par de boosters más (aunque esos tuvieran menos segmentos) a la etapa central del ME? ¿un cohete de 30-35 toneladas en LEO? en fin, soñar es gratis…
Personalmente creo que SpaceX se llevará por delante toda esta generación próxima de cohetes en el mercado mundial de lanzamientos, no veo a ninguno capaz de competir con un Falcon 9 reutilizable y con las sorpresas que nos prepara Musk, que ya se ha puesto a jugar con metano….

Daniel GonzalezDaniel Gonzalez

Daniel, me llamó la atención tu mención acerca que Arianespace está, entiendo que de manera permanente, subsidiada y que por lo tanto no es rentable. ¿Esto es una situación temporal? ¿Fué rentable en algún momento esta empresa de lanzamientos? Muchas gracias!

Stewie GriffinStewie Griffin

De manera brutal además… Y te sorprendería saber que muchas empresas que se cree por el gran público que son rentables han vivido toda la puta vida de la subvención del erario público, es decir, las pagamos todos. Piensa solo en los contratistas militares, cualquier cacharro militar es tirar el dinero a la letrina, jamás te lo dará de vuelta (y ya ni hablemos si hay que usarlo), y encima las empresas fabricantes reparten beeficios (!), que es lo mismo que decir que a la letrina tiras el dinero y la propina de tamaño bestial (por eso el modelo sanitario estadounidense es catastrófico, funciona de puta pena y es el más carísisisisisimo del mundo). Un cohete jamás dará beneficios porque es un medio para un fin, los beneficios te los dan los satélites, la investigación, etc. Sin cohete no eres nadie. Todo esto es economía, o sea, política.

MiguelxMiguelx

Daniel.

ArianeSpace es una sociedad anónima cuyos accionistas son mayoritariamente estados europeos, aunque también tiene algunos accionistas (minoritarios) no gubernamentales. Si te hiciera ilusión ser el propietario de una pequeña parte porías conseguirlo comprando acciones de la francesa L’Air Liquide, o de la inglesa GKN, ambas cotizadas en bolsa.

Dicho esto, ArianeSpace es vista por los gobiernos europeos como una compañía estratégica, fundamental para los intereses politico-comerciales de la unión, y por tanto la han apoyado, y la siguen apoyando, económicamente todo lo que haga falta.

La forma de este apoyo se traduce en contratos preferenciales, y sí, también subsidios.

Por cierto que estaría bien que dejáramos de usar mal la palabra “subsidio” porque sólo sirve para causar confusión. En inglés un subsidio es: “a direct payment of money made by a government to a private commercial business or industry, an individual, or another government”. O sea que para que sea subsidio tiene que ser un pago monetario SIN contraprestación (aunque, generalmente, condicionado a cumplir ciertos requisitos; pensemos, por ejemplo, en el subsidio de desempleo).

Otra cosa son los contratos preferentes, fuera de condiciones de mercado, que también sirven para mantener artificialmente a ciertas empresas, pero eso no son subsidios estrictamente hablando.

Para aclararme yo suelo dividir las empresas lanzadoras en 3 categorías (y sus mezclas):

1) Empresas públicas “puras”. Se financian directamente de los presupuestos estatales. Ejemplos son la NASA y la ESA, o la Renfe antes de su privatización. Estas empresas existen “porque sí”, y para su supervivencia no necesitan, estrictamente, producir ni vender nada.

2) Empresas contratistas. Estas no deciden qué construir, y no ofrecen servicios finalistas; se mantienen a la espera de que un cliente solicite su ayuda y entonces siguen sus instrucciones. Ejemplos son la ULA, o los contratistas que desarrollan los nuevos aviones de combate americanos, o la empresa que contratas para construir tu casa siguiendo tus especificaciones.

3) Empresa privada “clásica”. Estos desarrollan un producto o servicio sin tener garantizado un comprador (aunque esperan que lo haya, claro). No es que haya muchos ejemplos en el ramo espacial, pero alguno hay, como Virgin Galactic, o Bigelow, SpaceX, o la española PLD Space.

En realidad casi todas las empresas lanzadoras actuales son mezcla de estas 3 categorías, y casi todas ellas dependen en mayor o menor medida de fondos públicos, pero la forma y grado de esa dependencia varía bastante. No es lo mismo recibir dinero en plan: “aquí tienes, y no te lo gastes en cervezas” (subvención), que que te lo dén a cambio de algo concreto pero evadiendo la competencia y pagado muy generosamente, tipo “hijo, te doy 50 euros por cortar el cesped y sacar la basura” (contrato preferencial), y que te lo tengas que sudar de verdad, tipo “pongamos un puesto de bocatas a la puerta de la facultad”.

ArianeSpace es en gran medida una mezcla de las 2 primeras categorías, con una pizca de la tercera.

AntonioAntonio

Bueno, SpaceX tampoco es una empresa de tipo 3 puro. Ha recibido bastante pasta de la NASA para que desarrolle la Dragon, en competición con Boeing y Sierra Nevada. Se podría decir que las tres empresas han recibido subsidios, ya que no tenían garantizado que la NASA les comprara ninguna nave (como de hecho ha ocurrido con Sierra Nevada).

MiguelxMiguelx

En efecto Antonio. Por eso digo que la mayor parte son mezcla de las 3 categorias.

Hay un pequeño experimento mental que me parece interesante:

Supongamos que mañana todos los gobiernos del mundo decidieran al unísono dejar de meter dinero en esto, y dejaran a su suerte a todas las empresas de lanzamientos. ¿Sobreviviría alguna?

Lo que está claro es que el mercado de lanzamientos no iba a desaparecer por las buenas. Existe una demanda no dependiente de los gobiernos, y donde hay demanda hay dinero a ganar.

Las empresas públicas “puras” desaparecerían pero, ¿y las demás?

Si se me permite jugar un poco a los universos alternativos, mi “quiniela” sería: ArianeSpace desaparece. Boeing y Lockheed-Martin liquidan la ULA pero siguen por separado (al menos Boeing). Spacex sigue, aunque ralentizando su I+D+i. Del resto no sabría que decir. 😉

Stewie GriffinStewie Griffin

Desaparecen todas, porque nadie puede pagar los costes reales. Si el mundo se hubiera movido por la “iniciativa privada”, seguiríamos en el siglo XVI, traficando con esclavos y vendiendo mierda podrida de China (porque tras un viaje marítimo de 2 años figúrate) a precio de oro. Y al final para que los que más ganen sean las compañías de seguros (el BoE desde luego no fue “iniciativa privada”).

Además te niego la mayor: la demanda que directa o indirectamente no depende de los estados o sus administraciones es muy poco relevante. De hecho incluso las empresas de telecomunicaciones a todos los niveles son un fielato para amiguetes, porque a fin de cuentas quienes siguen cortando y pinchando en la administración de frecuencias y protocolos siguen siendo los organismos militares: toda actividad civil al respecto está completamente subordinada. De ahí que un tema como Galileo no acabe de despegar y yo sigo siendo muy escéptico, porque GPS, GLONASS o Beidu son militares, y Galileo no sólo no lo es, sino que les toca los cojones. ¿Crees que algo como GLONASS hubiera salido adelante si fuera una empresa con ánimo de lucro? Ni GPS siquiera.

De hecho, verás que todo el que puede, desde la India hasta Irán pasando por Argentina o Corea del Norte, se dota de capacidad para situar satélites en órbita. Esto es de cajón. Lo de menos es cómo vistan el muñeco, eso cada uno lo viste como le da la gana/como puede. Por supuesto que no es tema de coña recuperar toda la pasta posible vía pasar el plato a los que quieren poner satélites en órbita (que técnicamente hablando, siempre van a cobrar a pérdida), y anda que no hay contratos absolutamente políticos, como siempre los hubo y los habrá, pero en el futuro mucho me temo que este sector se va a “infectar” de un proteccionismo salvaje y cada uno se pondrá lo suyo en órbita y tararí que te vi. En ese sentido, si EEUU quiere apostar por una empresa opaca (que bueno, opacas son más o menos todas las que han tenido, pero a este nivel de tomadura de pelo…) y virtualmente de payasada de feria, pues sus razones tendrán, que no lo dudo, pero me temo que son las mismas que los llevan a cagarla por todas partes.

Ahora, que el tinglado Arianespace podría vestirse con otros ropajes… ahí ya no meto. Si quieres hacer ingeniería creativa, seguro que ahí se puede meter la cuchara. Ya lo dije antes, la economía es todo política. A fin de cuentas, lo dice claramente su etimología.

Daniel GonzalezDaniel Gonzalez

Gracias a todos por las respuestas, son una verdadera referencia para entender la cuestión, yo que siempre pensé que Arianespace era “rentable”. Sin duda me han motivado a profundizar en el tema. Saludos!

TxemaryTxemary

A ver si entiendo yo esto:
“La única diferencia será el número de aceleradores de combustible sólido, dos para el Ariane 62 y cuatro para el Ariane 64.”
“Cada lanzamiento del Ariane 64 (…) saldrá por unos 115 millones de euros” . “Cada misión del Ariane 62 (…) costará 70-75 millones ”
Si son completamente iguales, ¿quiere decir que cada booster vale entre 20-22,5 millones de euros? ¿Eso no es mucho e relación al total del cohete? Es decir si al 62, le quitamos los 40-45, se queda el cuerpo principal del cohete en 30 millones…

Algo no me cuadra

Daniel Marín

Son los números que da la ESA. Yo tampoco entiendo muy bien de dónde viene la diferencia, pero me imagino que tiene que ver con la facilidad del procesado del vector y los tiempos implicados. Habrá que echarle un ojo al asunto.

DimitriyDimitriy

Creo que aqui el tema es mas bien que el cuerpo principal sera el mismo y precisamente como una llevara 2 y otro 4 bosters lo adaptaran para que se puede usar la misma carcasa para los.

Pero vamos que si realmente reducen el precio en un 30% estamos hablando de un paston. Creo recordar que los lanzamientos de las Soyuz rondaban los 70 millones y las proton tmb rondaban esas cifras. Asi que si Europa se acerca a esos valores sera un gran avance.

Tambien comentando lo que se hablo un poco mas arriba, SpaceX recibe muchisima pasta en subvenciones pero lo mas valioso que reciben de la NASA es la tecnologia, porque realmente les cedieron muchas cosas asi por las buenas…..

Enrique Moreno

Todo indica que comienza el desarrollo de un lanzador que nacerá obsoleto. De acuerdo que será algo más barato, ya que se trata de optimizar el actual lanzador que de por sí era muy bueno aunque caro. Ahora será muy bueno y de precio normal. Pero… ¿Por que no haber sido más ambiciosos y haberlo hecho extraordinario, el mejor de todos en todos los aspectos?
Ese es el problema de las megacorporaciones “gubernamentales”, que tienen una burocracia, una inercia y un miedo a lo desconocido apabullantes.
En fin, así fue como se propició la caida del imperio romano…
En Europa seguimos con más de lo mismo y mientras tanto, las empresas norteamericanas pensando en el espacio 2.0

Saludos.

PacoPaco

En este caso “el mejor lanzador” para la ESA es uno más barato que el que hay y no depender de otros países para sus lanzamientos.

Pensar que Europa se va a poner a financiar un nuevo supercohete en la coyuntura actual es un poco vivir fuera de la realidad.

Charon101Charon101

4.300 millones para el desarrollo de estos dos nuevos vectores.
El Ariane 62 (70-75 millones) abarata en 5 a 10 millones el SoyuzFG
El Ariane 64 (115 millones) abarata el Ariane 5 en 50 millones…
Se han lanzado 76 Ariane 5 en 18 años.

Las cuentas a si a bote pronto no me cuadran. Luego nos quejamos de que USA financia empresas privadas, aquí en Europa hacemos lo mismo, pero en caso del Ariane 62 para amortizar los costes del desarrollo, cuántos lanzamientos tienen previstos lanzar al año, y otra, durante cuántos años…

jorgejorge

Es una cuestión interesante.
¿Repercuten los costes de desarrollo en el precio por lanzamiento que están dando?
Creo que es evidente que NO.

A una empresa privada (sin subvenciones) que tiene que dar beneficios y pagar sus costes de desarrollo, no les queda otra que repercutir esos costes en el precio de cada lanzamiento.

Por eso digo en el mensaje que aparece abajo (el formato de los comentarios es bastante raro pues no es cronológico), este negocio del espacio está muy lejos de ser libre.
Incluso SpaceX (que parece ser el paradigma de la empresa privada espacial) recibe una cantidad muy importante de pasta pública… no sé si a fondo perdido o con vuelta…

TxemaryTxemary

A ver, creo que la idea de versatilizar el vector es que puedan acceder a más contratos, que era una de las limitaciones del Ariane 5, el tener que depender de juntar 2 satélites para un lanzamiento.

Ahora, como he dicho arriba, a mí, los precios no me cuadran, no puede ser que el cuerpo principal con sus dos motores criogénicos, el vinci y la cofia más el sistema separador de satélites, valgan entre 30-35 millones y un solo booster 20-22,5.

TxemaryTxemary

Ah y respecto a la cuestión de cuantos lanzamientos del A62, pues entre 100 y 50 para en 18 años llegar a un ahorro de 4300 millones (si se mantiene la cifra de Ariane 64 equivalente al Ariane-5), no me parece descabellado pensar que se van a lanzar más o menos los mismos A62 que la versión A64. En cualquier caso en 20-22 años de funcionamiento del vector, que es lo que durará el Ariane-5 se habrá amortizado el desarrollo si no se pasan de los 4300 y si la tasa de efectividad es la misma. Supongo que la idea es que dure 25 años.

TxemaryTxemary

Perdón si el A5 tiene ahora 18 años, en 2024 que en principio entre en servico el nuevo cohete, serán 28 años de funcionamiento. Siguiendo el mismo ritmo de lanzamientos y la misma tasa de fallos, en ese periodo se habrán ahorrado solo en la versión A64 5600-5900 millones. Yo creo que sí sale a cuenta…

jorgejorge

Yo no termino de ver eso del negocio espacial. Al menos al nivel del bombo y platillo que algunos le están dando.
La mayoría de lanzamientos o bien son estatales, o bien de empresas públicas, o bien de empresas con “compromisos”, y por tanto no pueden elegir libremente lanzador, aunque sea más barato. Es evidente que tienen vetados ciertos países, y que salvo causa muy justificada, lanzarán desde el vector “patrio”. En este caso Ariane.

En el mundillo del espacio todo son intereses políticos y estratégicos, no se trata de un “mercado libre” donde cada empresa lanza lo que le da la gana con quien le da la gana.
De hecho todas las empresas con lanzadores, o bien son públicas (estatales), o bien están fuertemente subvencionadas. Si se corta el grifo público se acaba el negocio.

AntonioAntonio

En absoluto. La mayoría de los lanzamientos son privados, de empresas de telecomunicaciones sobre todo.

Pedro

En mi opinión el nuevo diseño es más sensato que el anterior ya que logra superar la capacidad del Ariane 5 manteniendo su tecnología, conserva elementos del Vega y tiene modularidad del antiguo Ariane 4. Me temo, sin embargo, que es un diseño demasiado poco ambicioso. Y me da pena que se acabe el Soyuz en Kourou.

DimitriyDimitriy

Opino que europa hace lo correcto. Estan haciendo algo que hacen los chinos tambien. Potencian su propia industria introduciendo tecnologia mas barata para que sea competitiva a nivel mundial. Si los lanzamientos son mas baratos mas misiones y companias querran lanzar cosas. Si no hay que gastar mucha pasta en lanzamientos se invertira ese dinero en desarollo de otras tecnologias.

En comparacion a mi parecer la industria espacial americana tiene los numeros demasiado maquillados. A mi parecer es mucho mas caro de lo que se dice a la opinion publica.

Deja un comentario

Tu email nunca será mostrado o compartido. No olvides rellenar los campos obligatorios.

Obligatorio
Obligatorio
Obligatorio

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>