El nuevo cuerpo menor 2012 VP113 y la búsqueda del Planeta X

Hace unos días saltaba la noticia del descubrimiento de un nuevo objeto transneptuniano (TNO) en el Sistema Solar denominado 2012 VP113. El asunto no tendría mayor importancia si no fuera por su gran tamaño y su extraña órbita. En cuanto a lo primero, la verdad es que no estamos seguros de lo que mide. Al ser visto como un simple punto a través de un telescopio 2012 VP113 podría tener un diámetro comprendido entre trescientos y mil kilómetros. Vamos, un error considerable, o lo que viene siendo la diferencia entre un planeta menor del montón y un planeta enano tipo Eris, Plutón o Haumea.

1
Las órbitas de 2012 VP113 y Sedna comparadas con la del resto de planetas del Sistema Solar (Lucas/unmannedspaceflight.com).

Pero lo llamativo es su órbita. 2012 VP113 está situado realmente lejos del Sol. Además, posee una órbita muy elíptica, con un perihelio -el punto más cercano al Sol- de doce mil millones de kilómetros (80 unidades astronómicas), mientras que su afelio está a 67500 millones de kilómetros (450 UA). Para que nos hagamos una idea, Neptuno está situado a 30 UA del Sol y el cinturón de Kuiper de cometas va de las 30 UA a las 50 UA. 2012 VP113 no es el único planeta menor que posee una órbita tan extraña. Sedna, otro TNO, se aleja incluso más que 2012 VP113, hasta las 937 UA, mientras que su perihelio es muy similar al del mundo recién descubierto.

Y esto es lo realmente interesante. Cuando se descubrió Sedna hace diez años la respuesta de la comunidad astronómica fue similar a la de los físicos cuando descubrieron el muón, o sea, “¿quién pidió esto?”. Sedna es un bicho raro. No forma parte del cinturón de Kuiper ni de la hipotética nube de Oort. Entonces, ¿qué es? Una de las teorías que ha ido ganando popularidad en estos años es que se trata de un representante de la parte interna de la nube de Oort, un nuevo grupo de objetos que conectarían el cinturón de Kuiper con la lejana nube de cometas. El problema es que hasta el momento Sedna estaba solo y, claro, uno no puede levantar teorías científicas en base a un único caso. Y aquí es donde entra 2012 VP113. Ahora la teoría de la nube de Oort interna ha ganado varios enteros, ya que estamos hablando de dos objetos y no uno.

12
2012 VP113 visto a través de tres filtros de colores (abajo a la derecha) en tres exposiciones distintas (Scott Sheppard y Chad Trujillo).

Por lo tanto, se supone que Sedna, 2012 VP113 y el resto de cuerpos de la nube de Oort interna se formaron a una distancia superior a las 50 UA, allá donde la influencia gravitatoria de Neptuno es muy reducida. Inicialmente, las órbitas de estos mundos debían ser casi circulares y estar situadas a una distancia de entre 150 y 1500 UA. Con el tiempo, las perturbaciones gravitatorias han provocado que algunos cuerpos hayan cambiado sus órbitas y se acerquen más al Sol, lo que ha permitido descubrir a Sedna y a 2012 VP113. Por encima de las 1500 UA (225.000 millones de kilómetros) entramos en el reino de la gloriosa nube de Oort propiamente dicha, un conjunto de millones de cometas cuya existencia está aún por demostrar.

Fantástico, pero, ¿cómo se han formado estos cuerpos de la nube de Oort interna? Ah, esta es una muy buena pregunta. Hay varias teorías, a cada una más exótica. Una nos dice que estos mundos son en realidad planetesimales procedentes de otras estrellas capturados por la gravedad del Sol cuando era un astro recién nacido y sus estrellas hermanas estaban a poca distancia. De ser cierta, seríamos capaces llevar a cabo una ‘misión interestelar’ dentro de nuestro propio Sistema Solar. Casi nada. Otra teoría variante de la teoría anterior sugiere que estos mundos se crearon en nuestro Sistema Solar, pero que deben sus extrañas órbitas a encuentros ‘cercanos’ con otras estrellas durante los primeros instantes de formación del Sistema Solar, de ahí que a la nube de Oort interna también se le llame ‘nube de Oort de primera generación’. Es decir, Sedna y 2012 VP113 demostrarían que el Sol se formó en un cúmulo de estrellas bastante próximas entre sí. Y por si alguien se lo pregunta, para la formación de la nube de Oort tradicional no es necesario recurrir a estos encuentros próximos. Basta con los efectos de marea galácticos.

Captura de pantalla 2014-03-29 a la(s) 12.47.13
Sedna y 2012 VP113 son dos bichos raros, tanto por su distancia como por su excentricidad al compararlos con otros cuerpos del Sistema Solar (Scott Sheppard y Chad Trujillo).

Y luego tenemos la teoría que probablemente sea la más fascinante. Una forma de explicar las órbitas de la nube de Oort interna es la presencia de uno o varios planetas situados a gran distancia del Sol. El hecho de que el perihelio de Sedna y 2012 VP113 estén situados casi en la misma posición con respecto al Sol refuerza la idea de un planeta oscuro situado en las profundidades del Sistema Solar exterior. Sí, nada más y nada menos que el famoso Planeta X. Pero, ¿y que hay de los nuevos resultados del telescopio espacial infrarrojo WISE que parecen descartar la presencia de un Planeta X? Bueno, los resultados de WISE descartan la presencia de un planeta del tamaño de Saturno hasta diez mil UA del Sol o uno del tamaño de Júpiter hasta 26000 UA. Malas noticias para la hipótesis de Némesis, pero que son perfectamente compatibles con la existencia de uno o varios cuerpos del tamaño de Neptuno. Es más, los resultados de WISE no descartan que pudieran existir decenas de supertierras o cientos cuerpos de tamaño de Marte allá fuera. El Sistema Solar es muy, pero que muy grande (vale, es poco probable, pero soñar es gratis).

Así que dos de las teorías para explicar la presencia de estos cuerpos de la nube de Oort interna son a cual más alucinante. Por un lado, Sedna y 2012 VP113 podrían ser cuerpos que se formaron alrededor de otras estrellas. Por otro, es posible que sus órbitas sean el resultado de la influencia gravitatoria de una supertierra o un minineptuno situado a varios cientos de unidades astronómicas. Sea como sea, su existencia parece indicar que el Sol nació en un cúmulo de estrellas bastante compacto. En cualquier caso no me podrán negar que nuestro Sistema Solar es cada día más interesante.

Referencias:

32 Comentarios

Participa Suscríbete

GaizkagGaizkag

Descubrir un cuerpo a 500 UA con una masa entre la de Marte y la Tierra seria una barbaridad, creando un objetivo mucho mas asequible que un viaje interestelar. Ya una supertierra(posiblemente con lunas) mucho mas, porque tendriamos un tipo de planeta ausente en nuestro sistema solar que podriamos estudiar fisicamente

Carlos RegajoCarlos Regajo

Pienso que de existir un cuerpo por ejemplo de mayor tamaño que Marte ya se habría descubierto hace tiempo con la tecnología actual,seguro que Dani me da la razón,eso no quita para que todo este tema me parezca superfascinante,así como la llegada de la New Horizons a Pluton,la cual llevo esperando desde que se lanzo o antes incluso,con ansias ya de que llegue así como los posibles objetivos que pueda estudiar después,saludos.

raulraul

Has puesto al reves Saturno y Jupiter, en el penultimo parrafo, como si fuera mas facil encontrar “saturnos” y se pudieran ver mas lejos.
Genial articulo

AndrónicoAndrónico

Al margen del que debe ser objetivo prioritario, el descubrimiento de planetas similares a la Tierra en otros planetas, creo que el segundo gran objetivo al que dedicar esos recursos cada vez más escasos debe ser el de los planetas enanos. Todo indica que hay muchos, muchísimos, ahí fuera y aunque están muy lejos, si podrán ser accesibles para el ser humano.
Se ha fantaseado mucho con viajes y colonias en otras estrellas, algo imposible por las disparatadas distancias, pero quizá estos fríos mundos pudieran ofrecer en hueco o quizás un refugio a la humanidad

AntonioAntonio

No entiendo la obsesión de todo el mundo con las exotierras. Tenemos una galaxia llena de planetas a cual más distinto y lo que más nos interesa es buscar uno exactamente igual que el que pisamos… Qué aburrido…

Horacio de ArgentinaHoracio de Argentina

Antonio: es que es en esos planetas donde está la gran posibilidad de encontrar ¡vida! los otros planetas son también interesantísimos, pero encontrar uno con seres vivientes… mamma mia diria mi abuela…

AntonioAntonio

Me parece una suposición muy arriesgada y geocéntrica.

En la búsqueda de vida, antes que centrarme en las exotierras, yo me centraría en los planetas cercanos, ya que son más fáciles de investigar y es más fácil llegar a ellos.

Jose PJose P

Gran artículo!! Me pregunto si el JWT (o algún otro telescopio) podrá detectar con mayor facilidad estos cuerpos si es que llegaran a emitir algo en el infrarrojo…. O es que están demasiado lejos del sol para poder reflejar su calor?? Igual el problema imagino que sería apuntar en la dirección correcta…

Saludos!!

JofaserimonJofaserimon

Exacto, el problema es apuntar justo donde hay que apuntar, y el espacio es tan graaaaande……..

rseferino

Es una gran época la que vivimos, cuando me interese por es espacio habían “9” planetas. Y ahora hay 8 pero acompañados de varios decenas o centenas de mundos mas pequeños, e incluso planetas mas lejanos pero de masa parecida a la de los que conocemos. Imaginence como sera un diagrama del sistema solar en 50 años.

Por otro lado, me dio curiosidad, en breve seguro pondrán a 2012 VP113 en el simulador Orbiter (sin sus medidas exactas) seria interesante probar que tal una misión simulada un sitio tan lejano.

Horacio de ArgentinaHoracio de Argentina

Estaba pensando justamente lo mismo que vos ¿como será un diagrama del sistema solar actualizado dentro de unos años? ¿cuantas sorpresas nos depara el futuro?

rseferino

Nada mas piensa que dentro de exactamente un año la New Horizon empezara a enviar datos directos y cuatro meses después, por fin tendremos fotografías claras de Pluton. Yo apuesto que debe tener color rojizo.

fugazfugaz

La solución más sencilla es que existen gran cantidad de “planetas oscuros”, y algunos han visto atrapados en el campo gravitatorio del sistema Solar.

TxemaryTxemary

Hombre más “sencilla” sería una formación local y posterior migración. Si enterpreto bien las teorías de formación de planetas actuales, en las que tampoco soy un experto precisamente.

La verdad es que el estudio de estos cuerpos debería ser mucho más importante de lo que es ahora mismo, pues dilucidar cual de las dos opciones es la más correcta (porque también pueden ser las dos, no se puede descartar) sería un gran avance.

EduardoEduardo

Con lo que costo enviar la New Horizons a Plutón fue un autentico milagro…..Me entristece enormemente que no se quede unos meses para explorarla mejor su paso por el sistema Plutoniano será una respiración en una vida humana.

danieldaniel

Confieso que es la primera vez que veo la órbita de Sedna. Me ha roto los esquemas …

Virgilio BritosVirgilio Britos

Que fascinante nuestro tiempo, justo cuando se descubren otros mundos alrededor de otras estrellas nos damos cuanta que lejos de la nuestra existan mas cuerpos

AJAJ

¿Alguna explicación de por qué estos objetos transneptunianos tienden a tener satélites, en el caso de Plutón, una acumulación sorprendente de satélites, cinco nada menos? Haumea tiene dos y Eris uno, que sepamos. De este último de 2012, habrá que esperar a que le llegue el turno para verlo por el Hubble. De acuerdo que un planeta del tamaño de Saturno o Júpiter puede teneruna cantidad enorme de masa a su alrededor para producir lunas, pero estos montones de hielo de baja gravedad, es bastante más extraño.

Gabriel DomínguezGabriel Domínguez

A mí la hipótesis de un planeta de 1-2 masas terrestres orbitando a 70-80 UA del Sol me parece fascinante. Que no se haya detectado AÚN no significa que no exista. Se supone que una gran excentricidad orbital responde a la proximidad de un planeta y, como Neptuno no tiene influencia más allá de las 50 UA, tiene que ser otro el perturbador de lo que ahora llaman región interna de la Nube de Oort. Cuando en 2003 se descubrió Sedna a 76/937 UA y se postuló la existencia de un planeta desconocido, se explicó que, aunque ese planeta tardara en detectarse, el descubrimiento de nuevos planetoides con características orbitales similares a las de Sedna reforzarían la hipótesis de su existencia. El descubrimiento de 2012 VP113 a 80/460 UA lo hace. A medida que dispongamos de aparatos más avanzados para la detección de planetoides fríos, oscuros y distantes, se nos abrirá un nuevo mundo que, sin duda, nos ayudará a entender mejor el origen del nuestro planeta.

killorkillor

Lo primero que debo decir es que soy “profano” en la materia.
Pero intuyo que del mismo modo que estamos rodeados de millones
de virus que en su inmensa mayoría no conocemos porque no nos
causan problemas de momento algo semejante estará pasando en nuestro sistema solar.
Si tomamos como variables de una función la fueza gravitacional entre objetos y el tiempo,como resultado se generan millones de órbitas diferentes, que van variando a lo largo de ese tiempo ,desde las más estables (circulares) hasta las lineas rectas y esto muestra de que hay miles de objetos orbitando alrededor de nuetro SOL que aún no hemos descubierto y que empezamos a detectar gracias en parte a mejores herramientas tecnológicas, técnicas de cálculo y de comunicación de información…

YakkoYakko

No eran conocidos ya TNO con orbitas similares?
Que hay de (87269) 2000 OO67, 2007 TG422 y (308933) 2006 SQ372 por ejemplo?

ViajeroViajero

Detectar algo ahí fuera, y más tras los resultados de WISE que descartan planetas gigantes hasta una buena distancia sería toda una hazaña, sobre todo para los cuerpos de tamaño de supertierra o menores.

PelauPelau

Daniel, ¿sabes de algún diagrama como el de más arriba, pero con la eclíptica vista de perfil, para poder comparar las inclinaciones orbitales? Gracias y saludos.

Carlos Regajo MarcosCarlos Regajo Marcos

Justo cuando Dani publica la noticia va y descubren 1 o 2 posibles planetas enanos en el cinturon de kuiper

AngyAngy

Quizá es descabellado, pero…¿Puede que una teoría para explicar la órbita de ambos, Sedna y 2012VP113, admita la hipótesis de energía o materia oscura aplicada al entorno “local” del sistema solar? En fin, estamos hablando de la interacción gravitatoria del sol en las ´”proximidades” de Júpiter, Saturno, Urano y Neptuno.
¡Un saludo!

PacoPaco

Una (o varias) supertierras más allá del cinturón de Kuiper con calor interno y enormes cuevas para establecer colonias desde las que emprender viajes interestelares. Da para una novelita.

Deja un comentario

Tu email nunca será mostrado o compartido. No olvides rellenar los campos obligatorios.

Obligatorio
Obligatorio
Obligatorio

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>