Intrusión de agua. O cuando un astronauta casi muere ahogado en el espacio

El 16 de julio de 2013 el astronauta italiano Luca Parmitano se encontraba fuera de la estación espacial internacional (ISS) realizando una actividad extravehicular (EVA-23) cuando entre 1 y 1,5 litros de agua aparecieron de improviso en la parte trasera del casco de la escafandra EMU. Poco a poco, el agua se trasladó hasta la cara y entró en los ojos, oídos y nariz de Parmitano, obligando a cancelar el paseo espacial. El astronauta regresó a duras penas hasta la esclusa Quest del segmento norteamericano de la ISS sin poder comunicarse, ciego, sordo y mudo por culpa del agua. Parmitano, que en todo momento hizo gana de una enorme profesionalidad, logró alcanzar sano y salvo el interior de la estación. Todo se quedó en un susto, pero nunca la posibilidad de que un astronauta muriese ahogado en el espacio había sido tan alta.

Captura de pantalla 2014-03-03 a la(s) 23.43.09
El traje EMU de Luca Parmitano tras la EVA 23 del 16 de julio de 2013 (NASA).

¿Qué pasó durante la EVA-23 de julio de 2013? Tras estudiar el incidente durante varios meses, la NASA acaba de publicar el informe preliminar del accidente, aunque la investigación todavía permanece abierta. Para que nos hagamos una idea de la gravedad del tema, la agencia ha clasificado el incidente como un suceso de ‘pérdida de vida potencial’. O sea, grave de narices.

En un principio se pensó que el agua procedía de los depósitos de agua potable que lleva el traje. Durante la anterior actividad extravehicular (EVA 22), Parmitano ya había experimentado una fuga de agua en el traje SEMU (Short Extravehicular Mobility Unit) 3011, aunque los astronautas se dieron cuenta de la misma una vez finalizado el paseo espacial. Entre medio litro y un litro de agua apareció en la parte trasera del casco cuando los dos astronautas ya estaban dentro de la esclusa Quest. El control de la misión aceptó la sugerencia de Parmitano de que el agua podía provenir del depósito de agua potable -cuya válvula habría dejado abierta de forma involuntaria al tocarla con la barbilla- y no se investigó más el asunto. Parmitano usaría el mismo traje SEMU 3011 para la EVA 23, pero se cambiaron las bolsas de agua potable pensando que el fallo estaba en ellas.

Captura de pantalla 2014-03-04 a la(s) 01.03.10
Bolsa de agua potable de un traje EMU (NASA).

Pero no lo estaba. Y es que el problema no era el agua potable, sino el agua procedente del circuito de refrigeración del traje EMU. Durante los paseos espaciales los astronautas llevan una especie de pijama cubierto por tubos denominado LCVG (Liquid Cooling and Ventilation Garment) por los que corre el agua para mantener la temperatura del astronauta dentro de unos límites aceptables. El agua de este sistema pasa por un circuito separador, pero durante la EVA-23 partículas extrañas de silicato de aluminio -de origen desconocido- bloquearon un filtro dentro de este circuito, provocando que el agua se vertiese por error en el sistema de ventilación del traje, que la transportó hasta el casco. La NASA todavía no sabe cómo se produjo exactamente el bloqueo del filtro ni por qué nadie fue capaz de prevenir este fallo a pesar que que el EMU es un modelo de escafandra con casi cuarenta años de desarrollo a sus espaldas. Los trajes EMU de la ISS han sido certificados para poder operar durante seis años, pero la comisión de investigación ha descubierto que la certificación de ciertas partes -como el circuito defectuoso- es más que dudosa.

Captura de pantalla 2014-03-04 a la(s) 01.01.33
Traje EMU (NASA).
Captura de pantalla 2014-03-04 a la(s) 01.03.28
El traje LCVG con tubos por los que corre el agua de refrigeración (NASA).
Captura de pantalla 2014-03-04 a la(s) 01.08.28
Circuito separador del agua donde se produjo el fallo (NASA).

No obstante, el informe preliminar señala otros fallos de seguridad potencialmente peligrosos. Por ejemplo, no se entiende cómo el control de la misión tardó 23 minutos en cancelar la EVA desde que Parmitano comunicó que había una fuga de agua en su traje, una fuga que, como hemos visto, no era la primera vez que tenía lugar. El control debía haber cancelado la EVA inmediatamente, pero no lo hizo. Si la fuga hubiese sido mayor, Parmitano podría haberse ahogado antes de llegar a la esclusa.

BOVuHxfCMAEgNiv
Luca Parmitano dentro de su traje EMU antes de la peligrosa EVA-23 (NASA).
BOVsuHVCIAAYzSL
Parmitano y su compañero Chris Cassidy se ponen los trajes EMU antes de la EVA-23. Llevan puestos los LCVG (NASA).

Paradójicamente la investigación ha revelado que uno de los momentos más peligrosos del accidente tuvo lugar después del paseo espacial. La tripulación usó una aspiradora para succionar el agua del interior del traje EMU, pero parece ser que en el proceso también absorbió una gran cantidad de oxígeno puro procedente del tanque de oxígeno de alta presión. La mezcla de oxígeno puro a alta presión y electricidad dentro del aparato podría haber provocado un incendio fácilmente, aunque afortunadamente no se produjo. El objetivo de la NASA ahora es saber de dónde procedían las misteriosas partículas que bloquearon el filtro del sistema de refrigeración.

El incidente de la EVA-23 nos recuerda una vez más lo hostil e imprevisible que es vivir en el espacio. El peligro siempre puede presentarse de la forma más inesperada. Ahogarse en medio del vacío del espacio era hasta el año pasado lo último que podía pasársele por la cabeza a un astronauta a la hora de sopesar los peligros de su profesión. Ahora es un riesgo muy real que habrá que tener en consideración en el futuro.

Referencias:

23 Comentarios

Participa Suscríbete

Javier AránteguiJavier Arántegui

Si yo tuviera que pensar el origen de las partículas de silicato de aluminio, pensaría que pueden venir de las columnas de intercambio iónico que han podido utilizar para tratar el agua del circuito de refrigeración. Aunque es tan evidente, que seguro que ya está descartado.

LattisNetLattisNet

Una prueba más de que la NASA no invierte el dinero suficiente en la protección del personal espacial. Todos los accidentes han tenido esa base de fondo.

Hace días comentaba con alguien que uno de las labores en condiciones muy infrahumanas es precisamente el de astronauta. Racionamiento de comida, agua y aire, trabajo tedioso, temor a la muerte, hacinamiento, daño físico y mental, equipos limitados para responder en casos de emergencias. Y lo peor de todo, no hay sindicato que vele por sus derechos. xD!

Me pregunto qué le habrán pasado por la mente a esos milonarios turistas espaciales que vivieron esas condiciones, aun con toda su inútil fortuna.

placeresplaceres

Seguramente gente con las mismas necesidades que los que respondieron a este anuncio en el periódico
.
“Se buscan hombres para viaje peligroso, sueldo bajo, frío extremo, largos meses de completa oscuridad, peligro constante, no se asegura retorno con vida, honor y reconocimiento en caso de éxito.”
Shackleton para la expedición a la Antártida. 1914.
.
Sobre no parar el EVA inmediatamente, creo que fue por exceso de confianza, ha debido de ocurrir mas veces en el pasado en menor medida. Que raro que el refrigerante no tuviera colorante o un olor especial para localizar alguna fuga durante la inspección.

Seferino Rengel

Se nota que no sabes exactamente de que se trata el trabajo de astronauta. me imagino que es de la misma linea de “alguien que se sienta encima de un cohete debe estar loco” No todo en la vida es estar sentado frente a la Tv o la computadora.

¿Inútil fortuna? ¿En que sentido?

TxemaryTxemary

Como me huele esto a que alguien encargado de las certificaciones ha pensado “esto lleva 40 años funcionando bien, páso de probarlo otra vez” o más probablemente un directivo pensó, “esto lleva 40 años funcionando bien, vamos a simplificar el proceso de certificación, que eso cuesta dinero”.

Suena a que esto va a hacer rodar alguna cabeza… y debería.

Sr. TinguaroSr. Tinguaro

No, no creo. Mira la cagada que está pasando que no voy a mentar para evitar una flame que no viene al caso. Lo más coñero (porque este tema ya está más que ganado para el enano, y en realidad todo el asunto no ha sido más que un intento de meter palos en las ruedas de la creciente colaboración y relaciones UE-Rusia, para nada lo que dicen que es, ahí tienes a la gorda templando gaitas por la cuente que le tiene) es que del lado de siempre amenazan con lo de siempre, y yo me quedo flasheado por colores de aurora polar (ambas), porque en caso de llegar a eso, y en lo que nos ocupa en este blog, estos se quedan tirados en la cuneta, literalmente. Y de tecnología fiable, cada vez está más claro cuál de las dos es más fiable.

No, no van a rodar cabezas porque ese es precisamente su problema. Antes rodaban, ahora se parecen a Hispanistán. Lo mueven al tipo de un sitio para otro para seguir cagándola en otro lado.

Y no es para nada de descartar que haya ganas de joder a la NASA detrás de todo esto. Internas, por supuesto.

TxemaryTxemary

La verdad es que cuando lo del Challenger… muchas cabezas no rodaron. Y eso no fue un conato de accidente.

Sr. TinguaroSr. Tinguaro

Pero qué van a rodar xD. Si hasta se ríen de eso, en la Guerra de las Galaxias los (seudo)ineptos Dar Béider se los carga (que en realidad son competentes, lo dejan bastante claro), si entre los buenos hacen una cagada todo son risitas já-já-já jí-jí-jí y si la palma alguien, pobre hombre, gloria eterna y tal y tal. Mira la Nuland, de ascenso en ascenso hasta que se jubile (la puso Cheney ahí). A veces siento una enorme simpatía por los administradores de la NASA (que son de cuidado, también), deben de lidiar con cada especímen humano…

Ahora, lo que es justo es justo: tras lo del Challenger corrigieron cosas (sólo faltaría, vamos). El temita es si las corrigen ahora, porque antes los “afectados” pedían “compensaciones”, y ahora la caja está paupérrima. Creo que a veces no es fácil ver el significado que tiene todo el cierre del programa de transbordadores, por ejemplo, es exactamente lo mismo que pasó en la URSS con exactamente el mismo programa. Exactamente igual.

ManuManu

Curioso la verdad
A toro pasado parece muy evidente ese fallo y muy probable. Me explico, que se pueda romper o que tenga fugas cualquiera de los circuitos del traje es muy probable.

En la tierra con gravedad es muy facil de resolver, se deja un camino interno para que drene a los pies y valvula de un solo sentido para que se acumule y se pueda drenar

El problema es la falta de gravedad, ahi no valdria este sistema y tampoco se podria , o si siendo muy voluminoso y peligroso, poner un sistema de aspiracion por depresion y drenar a zona controlada, los pies. El problema es ese sistema, que pueda inferir con el resto, su alimentacion y consumo de energia, su volumen y peso, trabajo en atmosfera de oxigeno etc etc

Yo creo que eran conscientes pero tal vez la solucion sea mas dificil que el problema.
Se me ocurre algo mas facil, dotar de un snorkel interno con valvula, de tal forma que en caso de fuga de liquidos se respire a traves de el impidiendo el ahogarse

EmanuelEmanuel

Daniel, ¿se sabe si el traje EMU en cuestión ha sido retornado a la tierra para la investigación del accidente? ¿O los astronautas están realizando las pericias en la ISS bajo dirección de la comisión investigadora?

Jimmy MurdokJimmy Murdok

Si no estoy equivocado, una parte volvió en una Dragon y en la misma se mandaron repuestos.

RaúlRaúl

Pues yo sí espero que rueden cabezas por esto.
La NASA ya ha sufrido en sus carnes lo que es un accidente mortal por negligencia, por no hacer caso a los avisos. En este caso han tenido suerte, pero si dejan las cosas como están y nadie es castigado, la próxima vez podría ser peor.
Por otro lado, Parmitano se merece todo mi respeto. No se me ocurren muchas meneras peores de morir para un astronauta que ahogado dentro de su propio traje.

bonzobonzo

Se trata de situaciones que en muchos casos son casi imposibles de predecir debido a la gran complejidad de la tecnología que asiste a los astronautas incluso en las tareas más rutinarias. En cambio, un mecanismo mucho más sencillo para el avituallamiento de líquidos, como podría ser un botijo, ha demostrado ser casi infalible a lo largo de muchas décadas.

alvesalves

Fico me lembrando daqueles malabarismos tresloucados de Gravit para dar espetáculo e impressionar incautos.

tito aguirretito aguirre

podras contribuir con mas datos de como sobrevivio Luca Parmitano, contuvo su respiración? durante cuanto tiempo? se bebió el agua? esta estaba en estado liquido? o burbujeaba al no haber gravedad? el agua llenó todo el casco o solo una parte
Por favor Daniel necesitamos mas datos

2 Trackbacks

[…] (Mastracchio) y 3005 (Swanson). El 3011 era el que llevaba el astronauta Luca Parmitano durante la fatídica EVA-23. Para evitar que los astronautas puedan ahogarse en el espacio, los trajes EMU a bordo de la ISS […]

Deja un comentario

Tu email nunca será mostrado o compartido. No olvides rellenar los campos obligatorios.

Obligatorio
Obligatorio
Obligatorio

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>