Proyecto Prometeo, la flota de sondas espaciales nucleares que nunca fue

Después de renunciar al uso de reactores nucleares en el espacio durante décadas, la NASA decidió en 2003 cambiar radicalmente de estrategia y creó un ambicioso programa denominado Proyecto Prometeo que, de haber fructificado, podría haber revolucionado nuestro conocimiento del Sistema Solar. Porque el Proyecto Prometeo pretendía crear nada más y nada menos que una pequeña flotilla de enormes sondas espaciales alimentadas por reactores nucleares capaces de llegar incluso hasta el espacio interestelar.

22
La sonda JIMO para el estudio de Júpiter y sus lunas debía haber sido la primera sonda del Proyecto Prometeo (NASA).

A pesar de que la NASA había usado ampliamente generadores de radioisótopos (RTG) a base de plutonio-238 en muchas de sus sondas y naves -incluyendo algunas misiones tripuladas del Programa Apolo-, el empleo de reactores nucleares se consideraba un anatema. El alto coste y complejidad de estos sistemas, sumado a su mala imagen ante la opinión pública habían sido las razones principales que justificaban tal decisión así. Bien es cierto que accidentes como la reentrada incontrolada del Kosmos 954 -un satélite militar soviético US-A dotado de un reactor nuclear- sobre Canadá en 1978 tampoco ayudaron mucho a popularizar la energía de fisión en el espacio.

Pero en 2002 la NASA dio un giro inesperado cuando creó la Iniciativa de Sistemas Nucleares (NSI) como respuesta a las limitaciones de los sistemas de propulsión tradicionales. La combinación formada por reactores nucleares y sistemas de propulsión eléctricos (NEP) iónicos o de plasma parecía ser la única opción viable para explorar el Sistema Solar exterior. Curiosamente, en la Unión Soviética y Rusia también se había elegido esta combinación dentro de numerosas propuestas, incluyendo los viajes tripulados a Marte. En noviembre de 2002 el administrador de la NASA Sean O’Keefe apoyó oficialmente el empleo de reactores nucleares de fisión para una nueva generación de sondas espaciales. Un año más tarde, el 18 de marzo de 2003, la NASA decidió cambiarle el nombre a la NSI por otro más contundente: Proyecto Prometeo (Project Prometheus).

JIMO

El primer objetivo del proyecto sería el desarrollo de una sonda para el estudio de Júpiter y sus lunas denominada JIMO (Jupiter Icy Moons Orbiter). JIMO sería la sonda más grande y pesada jamás lanzada. Con una masa al lanzamiento de 36 toneladas y 58 metros de longitud, JIMO superaba a cualquier sonda anterior. Como comparación, la gran sonda Cassini-Huygens tenía una masa al lanzamiento de solamente 5,8 toneladas. JIMO nació de la unión entre el recién nacido Proyecto Prometeo y los estudios de la misión JIMT (Jupiter Icy Moons Tour) que habían comenzado en septiembre de 2002. Su misión primaria sería estudiar de cerca los tres satélites más grandes de Júpiter, Calisto, Ganímedes y Europa. En concreto, el estudio de Europa y de su hipotético océano subterráneo era -y es- una de las prioridades de la comunidad científica internacional. En principio JIMO debía haber orbitado únicamente Europa, pero en 2003 la NASA decidió que la sonda también entraría en órbita alrededor de Ganímedes y Calisto aprovechando las fabulosas prestaciones del sistema de propulsión eléctrica.

Captura de pantalla 2014-02-03 a la(s) 19.10.09
Diseño preliminar de JIMO (NASA).
Captura de pantalla 2014-02-03 a la(s) 20.45.56
Objetivos de la misión JIMO (NASA).

JIMO debía ser una sonda plenamente operativa, pero también se creó como un prototipo para el resto de naves del Proyecto Prometeo. El vehículo estaba dividido en tres partes modulares: la carga útil, formada por los instrumentos científicos propiamente dichos, el sistema de propulsión eléctrico con los motores iónicos y el sistema de producción de energía formado por un reactor nuclear de fisión, un sistema de conversión para transformar el calor generado por el reactor en electricidad, un escudo contra la radiación y un conjunto de radiadores para disipar el calor sobrante. El reactor y el sistema de propulsión se denominaron conjuntamente como DSV (Deep Space Vehicle), mientras que el módulo de la carga útil sería conocido como PAE (Payload Accomodation Envelope) y en él se podría transportar hasta un mínimo de 1500 kg de instrumentos científicos. No parece mucho, hasta que tenemos en cuenta que la carga útil de la Cassini no superaba los 600 kg. En teoría, el diseño modular permitiría reciclar el DSV para otras misiones a diferentes partes del Sistema Solar sin llevar a cabo cambios significativos en el diseño.

1
Elementos principales de JIMO (diseño preliminar) (NASA).
Captura de pantalla 2014-02-03 a la(s) 19.18.07
Diseño final (PB-1) de JIMO antes de ser cancelado en 2005 (NASA).

El sistema de propulsión tendría una masa de unas 18 toneladas y usaría entre 8 y 12 toneladas de xenón como propelente para ocho motores iónicos de alto impulso específico (del orden de 6000-8000 segundos). De hecho, uno de los legados del Proyecto Prometeo fue el desarrollo de una nueva generación de motores iónicos que sobreviviría dentro del programa NEXT de la NASA.

La clave del Proyecto Prometeo y de la misión JIMO pasaba por desarrollar un reactor nuclear fiable. Antes de ser cancelado, el equipo del proyecto estudió varias configuraciones y optó por un reactor de fisión de tipo rápido -más compacto- con reflectores de neutrones externos para controlar la criticidad. Para el sistema de refrigeración se estudiaron configuraciones que hacían uso de gases o metales líquidos (NaK), pero la clave era el sistema de conversión de calor a electricidad. Los primeros reactores nucleares espaciales diseñados en los Estados Unidos y la URSS usaban sistemas de conversión rudimentarios sin partes móviles para simplificar el diseño, pero la escasa vida útil de estos sistemas limitaba el tiempo de funcionamiento del vehículo. Esto no era un problema muy grave para misiones a la órbita baja, pero hacía imposible el empleo de reactores en una sonda espacial al Sistema Solar exterior. El sistema de conversión dejaría de funcionar mucho antes de llegar a Júpiter o a Neptuno.

El reactor de JIMO generaría medio megavatio de potencia en forma de calor y se esperaba aprovechar entre 50 y 300 kilovatios en forma de electricidad. El proyecto estudió sistemas de conversión termoeléctrica avanzados y generadores de tipo Stirling o Brayton, estos últimos dotados de partes móviles. En el diseño preliminar de JIMO se optó por emplear un generador de tipo Brayton capaz de proporcionar un mínimo de 200 kilovatios de electricidad. El reactor y el generador estarían situados en el extremo de un mástil plegable de 43 metros de longitud para minimizar las dosis de radiación sobre los instrumentos y la electrónica de la sonda y a ambos lados del mástil se desplegarían los radiadores de la nave.

Captura de pantalla 2014-02-03 a la(s) 20.58.45
Reactor nuclear de JIMO y el Proyecto Prometeo con su sistema de conversión de acuerdo con la configuración final de 2005 (NASA).
Captura de pantalla 2014-02-03 a la(s) 20.22.30
Masa del reactor en función del tiempo de vuelo de la misión (NASA).
Captura de pantalla 2014-02-03 a la(s) 20.54.42
Elementos del sistema de propulsión de JIMO según el diseño final de 2005 (NASA).

Para evitar una catástrofe medioambiental en caso de accidente durante el despegue, el reactor sería lanzado inactivo. En este sentido, un reactor de fisión espacial es más seguro que un RTG, que ya cuenta con isótopos altamente radiactivos en su interior en el momento del lanzamiento. El reactor sólo se activaría una vez alcanzada la velocidad de escape y mientras tanto la sonda usaría baterías y/o unos pequeños paneles solares. Además el reactor estaría rodeado de un escudo térmico de ablación con el fin de garantizar su supervivencia incluso si la sonda quedaba varada en una órbita baja y se veía obligada a hacer una reentrada en plan Kosmos 954.

Captura de pantalla 2014-02-03 a la(s) 20.59.05
Escudo térmico para el reactor de fisión del Proyecto Prometeo (NASA).

Estudiando Júpiter y sus lunas con JIMO

Gracias a la electricidad sin límites proporcionada por su reactor, JIMO dispondría de 17 instrumentos (!) con un alto consumo energético. El más llamativo sería un potente radar de apertura sintética para el estudio del océano de Europa y del subsuelo del resto de satélites galileanos con excepción de Ío, pero también incluiría espectrómetros dotados de potentes láseres que vaporizarían la superficie helada de los satélites, sensores activos de plasma y, por supuesto, todo tipo de cámaras. Las cámaras deberían alcanzar una resolución sin precedentes -de hasta 25 centímetros por pixel- mientras la sonda estuviese situada en órbita de los tres satélites galileanos. JIMO no orbitaría Ío por culpa de las elevadas dosis de radiación que existen en sus cercanías, pero podría discernir detalles de hasta un kilómetro observando desde la órbita de Calisto. Por supuesto, Júpiter y su atmósfera también serían objetos de estudio y la sonda sería capaz de ver detalles atmosféricos de hasta diez kilómetros también desde Calisto.

Captura de pantalla 2014-02-03 a la(s) 20.46.47
Conjunto de instrumentos de JIMO (NASA).
Captura de pantalla 2014-02-03 a la(s) 20.48.02
Lista de instrumentos científicos de JIMO (NASA).

En 2004 se sugirió reservar un 25% de la carga útil -unos 375 kg- para acomodar una pequeña sonda de aterrizaje en Europa denominada ESSP (Europa Surface Science Package), aunque no se logró avanzar demasiado en el diseño de este elemento de lamisión. Finalmente, en octubre de 2004 el proyecto pasó un hito decisivo cuando Northrop-Grumman fue elegida contratista principal de JIMO y presentó el diseño PB-1 (Prometheus Baseline 1) que debía servir como base para futuras sondas del Proyecto Prometeo. Previamente, Lockheed-Martin, Boeing y varios equipos independientes de la NASA habían llevado a cabo estudios de diseño preliminares. Para aumentar la confusión con la nomenclatura, el vehículo DSV con el conjunto de instrumentos de JIMO recibió el nombre de Prometheus 1 Spaceship (JIMO se mantuvo como el nombre de la misión).

Captura de pantalla 2014-02-03 a la(s) 20.49.55
Diseño final (PB-1) de JIMO antes de ser cancelado (NASA).

Según el plan original, JIMO despegaría a principios de 2015 (inicialmente se propuso 2011). Debido a su enorme masa (35,1 toneladas al despegue, incluyendo 6,1 toneladas del reactor) no quedaba más remedio que usar un lanzador de gran tamaño aún por construir (Ares V) o un esquema de múltiples lanzamientos. Tras un vuelo interplanetario de seis años entraría en órbita alrededor de Júpiter en 2021. Usaría su sistema de propulsión y la gravedad de Calisto para circularizar su órbita paulatinamente, y a principios de 2022 entraría en órbita alrededor de esta luna. El tour por el sistema de Júpiter duraría entre cuatro y seis años. Una vez completado el estudio de Calisto se dirigiría a Ganímedes, el mayor satélite del Sistema Solar y después de pasar una temporada en órbita pondría rumbo a su destino final, Europa. Esta secuencia de encuentros venía dictada por las altas dosis de radiación que existen alrededor de Europa. JIMO no podría sobrevivir indefinidamente a estas dosis letales incluso contando con sistemas fuertemente protegidos contra la radiación, así que el final de la misión tendría lugar casi con total seguridad a finales de 2025.

Captura de pantalla 2014-02-03 a la(s) 21.01.03
Posible configuración de lanzamiento de JIMO con dos etapas superiores (NASA).
Captura de pantalla 2014-02-03 a la(s) 19.09.12
Secuencia de vuelo interplanetario hasta llegar a Júpiter (NASA).
Captura de pantalla 2014-02-03 a la(s) 19.09.23
Inserción orbital en Júpiter (NASA).
Captura de pantalla 2014-02-03 a la(s) 20.36.55
Secuencia de la misión de JIMO (NASA).

Prometeo a la conquista del Sistema Solar

JIMO sería la primera sonda del Proyecto Prometeo, pero la NASA planeaba lanzar varias misiones aprovechando esta tecnología. Se identificaron tres posibles misiones para el proyecto. Además de JIMO (Prometeo-J), en 2018 debería despegar Prometeo-S, una sonda gemela para el estudio de Saturno y sus lunas, con especial énfasis en Titán. Alrededor de 2020 sería lanzada Prometeo-K con el fin de orbitar Plutón y Caronte, además de varios cuerpos del Cinturón de Kuiper. Prometeo-K podría usar el mismo reactor de JIMO y Prometeo-S o, a ser posible, un nuevo reactor más potente con capacidad para generar un megavatio de potencia eléctrica. También se estudió la misión Prometeo-N para, lo han adivinado, el estudio de Neptuno y sus lunas. Pero la misión más espectacular sería Prometeo-I, una sonda interestelar para el estudio de la heliopausa que usaría un sistema de propulsión eléctrica o nuclear térmica con el objetivo de llegar, como mínimo, hasta 200 unidades astronómicas (30000 millones de kilómetros) del Sol . Otras misiones propuestas incluían la recogida de muestras de uno o varios cometas o asteroides

Captura de pantalla 2014-02-03 a la(s) 18.54.55
Misiones del Proyecto Prometeo (NASA).

Prometheus 1 y VSE

A principios de 2004 el Proyecto Prometeo se hizo aún más ambicioso al quedar enmarcado dentro de la nueva Visión de la Exploración Espacial nacida a instancias del presidente George W. Bush como respuesta al accidente del transbordador Columbia en 2003. Ahora Prometeo no sólo diseñaría sondas propulsadas por reactores nucleares, sino que también desarrollaría RTGs de nueva generación y reactores para misiones tripuladas. Desgraciadamente, al mismo tiempo que se ampliaban los objetivos de Prometeo quedó patente que JIMO era una misión demasiado compleja para el presupuesto de la NASA. A finales de 2004 se decidió lanzar primero una misión más pequeña y simple denominada Prometheus 1. Esta sonda despegaría en 2013 o 2014 y serviría para demostrar las tecnologías asociadas con Prometeo, especialmente todo lo referido al reactor y a su sistema de conversión de electricidad.

Se propusieron varios objetivos para Prometeo 1, como el estudio de la Luna, Marte, Venus o los asteroides cercanos. En 2005 ya estaba claro que JIMO debería esperar a 2017 como muy pronto, por lo que la NASA consideró lanzar antes una sonda a Europa usando RTGs convencionales. Todavía estamos esperando que un proyecto de este tipo sea aprobado.

11
Diseño final de JIMO de 2005 (NASA).

El fin

Como otras tantos proyectos grandiosos de la era espacial, el Proyecto Prometeo fue cancelado sin hacer mucho ruido en el verano de 2005. Para entonces la NASA ya había gastado 464 millones de dólares en el programa, a lo que hubo que sumar 90 millones adicionales en concepto de compensación por los contratos que fueron cancelados. El Proyecto Prometeo desapareció para siempre y con él se perdió una magnífica oportunidad de crear de una vez por todas un sistema de propulsión capaz de abrirnos las puertas del Sistema Solar.

__

Eureka se presenta a los Premios 20 Blogs 2013. Puedes votar en este enlace. ¡Gracias!


44 Comentarios

Participa Suscríbete

Jorge M.G.Jorge M.G.

Como siempre se piensa a lo grande y cuando nos lo empezamos a creer (proyecto), va el mandamas de turno y lo cancela. Lo increíble de todo es que todavía hay gente en la NASA que plantea este tipo de proyectos, pero dormirán en el cajón de los sueños rotos.
Ahora la NASA esta gobernada por un director sin sueños y por una burocracia y políticos que solo ven a corto plazo y así no vamos a ninguna parte en mucho muuuucho tiempo ¡¡¡¡¡¡.

saludos jorge m.g.

jose manueljose manuel

Me pregunto si Bush hubiese ganado las elecciones en 2008 en vez del negrito Hussein el panorama espacial norteamericano seria ahora mejor del que es. Hasta que punto el que este de presidente de los EEUU uno u otro puede influir en el panorama espacial? Probablemente, de haber seguido un Presidente Republicano, todavia tendriamos en la agenda planes de misiones tripuladas a la Luna y estariamos a estas alturas soñando con bases en la superficie lunar para un futuro cercano.

Saludos desde 4 de frances de la EOII de Guanarteme.

jmorenobsjmorenobs

El problema no es si republicano o no. Es que cada presidente quiere crear su proyecto más o menos megalómano y nadie quiere continuar el de su antecesor. La NASA no tiene estabilidad a largo plazo.

jose manueljose manuel

Cada Presidente quiere crear su proyecto mas o menos megalomano? Pues yo creo que con el actual Presidente el futuro espacial, mas que megalomano, se ve muy negro. Que quieren que les diga? Siendo egoista, como entusiasta del espacio que soy, hubiera preferido en la Presidencia a un Republicano. Estos, como buenos patriotas, si que son mas megalomanos. Y si alguien cree que la palabra megalomano es peyorativa, mejor ser esto que mediocre. Digo yo.

lachefleurlachefleur

El proyecto megalómano de Obama es la reforma sanitaria, que no es moco de pavo.

Y lo que nos ha quedado claro a todos es lo racista que eres.

jose manueljose manuel

Lo de racista supongo que lo habras dicho por lo del negrito Hussein. Pero si lo dije con cariño! A ver, especie de censor, supongo que tu eres un dechado de virtudes. Y, reforma sanitaria aparte, dije claramente que opinaba desde mi posicion egoista de entusiasta del espacio; esa reforma me queda lejos.

TokaidinTokaidin

No tiene tanto que ver con el partido como con la “visión” del presidente de turno. Por ejemplo, Reagan fue una auténtica catástrofe para la exploración interplanetaria, más incluso que Obama, lo que ya es decir. Vamos, que sea Republicano o Demócrata no asegura nada, depende más bien de la persona y su visión de ciertos temas.

cometocometo

¿Cómo va a ganar Bush las elecciones si ni siquiera se presentaba a ellas (El candidato Republicano era McCain)? De hecho, ya había agotado sus dos mandatos…

Gabriel DomínguezGabriel Domínguez

Estos son proyectos que valen la pena, que nos llevan al límite de nuestra capacidad científica y tecnológica, que nos hacen soñar…. Pero no, hay otras prioridades. Según un informe del Watson Institute el coste de las guerras de Irak, Afganistán y Paskistán ascendía el año pasado a 3,1 billones (trillion) de dólares. ¡Lo que podría haber hecho la NASA con ese dinero entre 2003 y 2013!

AntonioAntonio

Pa flipar O_o

Y pensar que el coste de Mars Direct son 30.000 millones… ¡100.000 veces menos!

FRNFRN

Trillon americano o europeo, porque la diferencia es grande un billon americano son mil veces menos que un billon Europeo y el trillon la diferencia debe ser parecida.

Gabriel DomínguezGabriel Domínguez

Como prefiero ‘quedar mal’ a dar un dato equivocado, aclaro que la cifra de mi primer comentario es la correcta -un “trillion” en inglés de EEUU es un “billón” en español- y no la que di después. O sea que en diez años EEUU gastó en las guerras mencionadas 3.100.000.000.000 de dólares. Por si alguien quiere comprobarlo dejo el enlace de la fuente: http://costsofwar.org/article/econom...ost-summary

PelauPelau

Ojo con el “billón Europeo”, porque británicos y griegos también usan el “billon al estilo norteamericano” para referirse a “mil millones”.

La última cifra de Gabriel es correcta, y de hecho se queda CORTA, porque sumando los futuros gastos y obligaciones (que YA están asumidos) la cifra asciende a 3.987.250.000.000 (casi 4 billones de los nuestros) de dólares.

Simplemente escalofriante. Ahora, si eso es lo que gastaron… ¡lo que habrán ganado!

Lo que habrán ganado… unos pocos “acomodados”, se entiende. Los cabecillas del complejo industrial-militar NO desencadenan guerras para PERDER dinero.

Uno de esos “acomodados”, el más idiota de la familia Bush y por ende DOS veces “presidente” de la primera potencia mundial, es el presunto “benefactor de la NASA” al que se refiere jose manuel más arriba. ¡Satanás nos ampare!

Jorge M.G.Jorge M.G.

Bueno no se si con el otro presidente estaríamos en el mismo camino o no, lo que si es seguro es que tenia planes y que estos eran prometedores y lo que hay ahora es la mas absoluta falta de ganas y de visión, por mucho que nos quieran vender la burra con el mega cohete SLS y Orión. También es verdad que el actual presidente engaño a muchos prometiendo un programa espacial mas movido que el actual, pero de eso ya sabemos mucho en España políticos=mentirosos.

saludos Jorge M.G.

Gabriel DomínguezGabriel Domínguez

No simpatizo ni un poquito con Obama. Pero hay que recordar que la crisis actual estalla en 2008 a consecuencia de crisis de las hipotecas subprime de 2007, provocada por el estallido de la burbuja inmobiliaria de 2006. O sea en tiempos del presidente Bush. El proyecto Prometheus fue cancelado en 2005, siendo presidente Bush, un año después de su reelección y de su Visión for Space Exploration. Pero el futuro de esa exploración espacial ya estaba sentenciado cuando en 2003 decidió emprender una serie de guerras por Oriente Medio con las que hundió la economía del país. Hasta hoy.

FRANCISCOFRANCISCO

Si vamos a hacer política, pues la crisis se produjo debido a la destrucción de los controles financieros sobre la Banca de Inversión de la era Clinton. El arrastre se dio de a poco -formando activos BASURA que eran una estafa y que ya creados se reprodujeron gracias a las leyes financieras aprobadas por los demócratas. La bola de nieve de deuda siguió creciendo y explotó con los republicanos. Pero la verdad que Bush no fue culpable de ello -sino heredero. Así como con Obama es al revés, todos los errores que tiene -su plan espacial (para la destrucción de todo proyecto espacial)- le son justificados por ser negro y demócrata. Hasta Nobel de la Paz le dan a alguien que puede dar lecciones de invasiones y guerras al mundo

Gabriel DomínguezGabriel Domínguez

Es cierto, Francisco, que siempre podemos remontarnos más y más atrás en una serie de causas y efectos… pero digamos que el cambio de paradigma en el mundo capitalista lo iniciaron Ronald Reagan y Margert Thatcher en los 80. Pero, en cualquier caso, y dejando claro que también para mí Obama es una desgracia, las guerras contra el terror, emprendidas por George Bush y sus cómplices, tienen mucho que ver con la situación actual económica de EEUU y por ende de la NASA.

FRNFRN

Margaret Teacher lo unico que hizo salvar el pais de una bancarrota financiera e industrial propiciado por los inutiles laboristas,partido que causo mas dañosa la economia britanica que el propio Adolf Hitler,la inutilidad de los laboristas Britanicos de esas épocas solo se ha visto superada en Europa por la de sus camaradas españoles 40 años despues.

TxemaryTxemary

Para decir semejantes despropósitos, tienes algún dato que lo respalde mínimamente, FRN, ojo, alguno que no te destroce en 0’2 segundos por favor…

Jimmy MurdokJimmy Murdok

Si la NASA hubiera destinado buena parte del dinero del SLS a un proyecto de estas características y hubieran abierto un concurso para un cohete de 100-130T con un coste de desarrollo de no más de 2000m$, en mi opinión, el dinero de los contribuyentes yankis se hubiera invertido muchísimo mejor.

MJMJ

Buenas Daniel,

lo primero enhorabuena por el blog. Soy un asiduo lector tuyo. Lo segundo perdona por el “off topic”. Quisiera hacerte una pregunta, la frase:

“Los imposibles de hoy serán posibles mañana”

fue realmente dicha por Konstantín Tsiolkovski? En tal caso, como sería su escritura en ruso o su versión original?

Muchísimas gracias.

VorticeVortice

En el párrafo titulado “Prometeo a la conquista del Sistema Solar” creo que la potencia kilovatio debería ser cambiada por megavatio.

Muy buen artículo!

Un saludo

Sr. TinguaroSr. Tinguaro

A riesgo de resultar pesado, me gustaría llamar la atención sobre un punto que veo que está pasando desapercibido. No voy a entrar en opiniones sobre la procedencia de esta tecnología o de otras (que eso es legítimamente discutible aunque me temo que para espacio profundo no tenemos muchas opciones), pero sí subrayar esto:

-Se gastan 550 millones de USD y el resultado es nada de nada de nada de absolutamente nada.

-Repetimos: levanta usted la tapa del váter, tira 550 millones y tira de la cadena.

Con ese pastizal la India manda 9 MOMs a Marte. Sí, sí, ya me sé los insultos holywoodianos, tecnología de mierda, instrumental de pacotilla, gente con pinta de tercermundista, todo caca, caca, caca. Seguro que hasta la sonda huele a caca.

Pero 9 sondas. Y quien dice a Marte, por no mucho más mandamos varias a cada planeta del Sistema Solar interno.

Insisto (soy pesadito, lo sé): USA: 550 millones por el retrete, resultados, nada. La India, 9 sondas con la misma pasta.

A la China ya no la metemos en danza para no exacerbar los alérgenos sínicos. Pero también se me permitirá la pequeña maldad de recordar que podría hacer Roskosmos con 550 millones.

Once more: 550 millones por el retrete.

Ahora, alomojó, algunos perciben con más nitidez lo que está pasando.

Sr. TinguaroSr. Tinguaro

Pues… en mi opinión tirarla por el váter. Esos 550 millones se fueron a los contratistas habituales de la NASA, que son los mismos que los del DoD. No sé exactamente muy bien qué tinglados están montando, pero evidentemente Boeing, o Lockheed Martin, o Northrop Grumman, o Pratt & Whitney, o Booz Allen Hamilton, o Honeywell, o Rockwell Collins, o Raytheon, o General Dynamics, etc.etc.etc., dudo muchísimo que dejen teta tan benefactora como la administración federal en general y la NASA en particular. Ahora vivimos en la época de la opacidad económica (como si las anteriores hubieran sido la transparencia), así que no sé muy bien a qué viene la historia esta de sacarse empresas aparentemente nuevas, pero mucho me temo que un país que tiene estos problemas, que vienen de muy atrás, y que no hacen sino agravarse y de forma asintótica… como que es muy difícil que de repente comiencen las cosas a funcionar bien así porque sí.

Sobre todo si siguen los mismos de siempre haciendo lo mismo de siempre.

Aleix TejadaAleix Tejada

Es exactamente la misma pregunta que me he hecho yo, 550 MILLONES y nadie dice nada?

Como se comenta, estos contratos tienen pinta de ser bastante oscuros…

AliciaAlicia

Daniel
¿El proyecto Vasimir manned tiene una potencia de 100.000 kW, un alfa=kg/kW de 1 y poder especifico de 1000 W/kg?

DanielDaniel

Bajo mi punto de vista, la cosa funciona así.

Los programas espaciales americano y ruso miran con nostalgia los tiempos de la guerra fría, y aun quieren volver a sus dias de gloria en un panorama en el que a ningún político en su sano juicio se le ocurriría proponer los mares de dinero que se invertían en los años 70-80 para la exploración espacial.

La ESA no tiene ambición alguna, hacen muy bien su trabajo, pero no pueden, ni quieren ser auténticos pioneros.

Y ya ni hablemos de los programas indio y chino, que están auténticamente en pañales.

En resumen; mal me pese decirlo, yo veo el futuro de la exploración espacial en manos del sector privado… Temblad, amigos, temblad

Sr. TinguaroSr. Tinguaro

¿En manos del sector privado? Ni de coña xD. ¿Qué retorno de capital hay en la investigación espacial? Ninguno. Está el sector privado como está en todo lo público que se privatiza y se externaliza: para hacer todo mal y poner el cazo y crear redes clientelares de corrupción rampante. Mañana cierran la NASA y no va al espacio ni Dios (en EEUU). Ninguna empresa va a ganar dinero, nunca, con esto. Sólo si le pagan del presupuesto *público*.

De hecho, Occidente se está desindustrializando en un proceso suicida precisamente porque esto no deja margen. Las empresas deslocalizan y la economía se “financieriza”, es todo casi una religión (porque acumular montañas de dinero más allá de un punto yo nunca le he visto sentido), pero con resultados muy lamentables para todos.

Lo de andar en pañales no sé yo quién anda en pañales. De senectud.

RaúlRaúl

Joder!! Qué rabia me da ver este tipo de proyectos perdidos en el olvido, y encima, después de haber gastado 500mill de dólares.
No entiendo qué problema hay con la propulsión nuclear. En mi humilde opinión es la única manera que tenemos de conquistar de verdad el sistema solar. Los demás sistemas de propulsión tienen todos alguna pega que por ahora es insalvable, pero la energía nuclear no presenta ningún problema que no pueda ser superado en un par de años con la suficiente financiación.

Tenemos todo lo necesario para crear sondas y naves automáticas de un tamaño y prestaciones nunca vistas hasta ahora. Pero no, seguimos dejándonos secas las neuronas para lanzar un kilo de carga útil al espacio por un miedo estúpido a la energía nuclear.

En fin, en un par de años, los chinos compraran a Rusia algún diseño de este tipo, o lo crearán ellos por su cuenta, que ya los veo capacitados para ello. Y cuando manden a la Luna una nave de carga con la primera excavadora lunar de 40 toneladas de peso y lista para empezar a extraer minerales, a ver qué hacemos los demás!!

Sr. TinguaroSr. Tinguaro

La única cosa que se puede traer a la Tierra del espacio que pueda ser rentable es el helio (y en la Luna no hay en cantidades aprovechables), que con el tiempo se va a convertir en el elemento más caro de todos, simplemente porque en la Tierra no lo va a haber (el poco que hay se está despilfarrando literalmente en chuminadas). Y ahora mismo no se me ocurre cómo. Todo lo demás será siempre más barato obtenerlo aquí, y esto no quiere decir que sea fácil.

En lo que sí estoy de acuerdo es que en poco tiempo, aunque sí en más de dos años, porque un tema así no es moco de pavo, China va a fusilar lo que le dé la gana de cualquier sitio. Y no para un power point.

RaúlRaúl

Ya sólo por el Helio-3 merecería la pena el intento.
Pero lo más importante que hay que tener en cuenta es precisamente la reducción en el coste de explotación de cualquier recurso lunar si nos decidimos de una vez por todas a utilizar energía nuclear.
Evidentemente, no soy experto en el tema, pero seguramente habrá recursos en la Luna que no tiene sentido extraer si seguimos usando propulsión química. Pero si empleamos la nuclear, con el consiguiente abaratamiento de coste, algunos de esos elementos empezarían a ser rentables.
Y si hay algo en lo que los chinos son expertos es en abaratar los costes de producción.
Pero no hay que olvidar el otro gran beneficio, que es la publicidad y la experiencia. Puede que pierdan dinero durante décadas, pero una vez la tecnología permita rentabilizar la inversión, ellos estarán muy por delante de todos los demás países.

Sr. TinguaroSr. Tinguaro

No, no salen las cuentas. Para salir de la Tierra no hay otra que usar sistemas químicos, la energía nuclear sólo podrías usarla en el espacio. Poner en órbita un reactor es mucha masa. Y el Peak Oil está ahí, por ejemplo, en España el balance global de energía es que la energía eléctrica (que mucha viene del petróleo también) es el 12% del total de la energía consumida. El resto es fósil. Extrapola.

Obviamente, una torre espacial de momento es imposible también.

Lo del helio no me refiero para nada al ³He para nada, al He simplemente (al ⁴He, vaya). Es que no lo hay. Es imprescindible en cromatografía, en fabricación de cristales ultrapuros, en muchísimo instrumental científico es directamente insustituíble. Y ya ni hablemos de tecnologías criogénicas y superconductoras. Y luego una infinidad de tecnologías donde no es insustituíble (casi porque la tecnología no lo es, por ejemplo, se acabó el buceo a grandes profundidades), pero su falta va a suponer graves problemas. ¿De dónde lo vamos a sacar cuando se acabe? Se encuentra en la atmósfera a razón de 5 ppm (se forma por los bombardeos de partículas o radiación de alta energía del espacio), igual que el terrestre viene de la desintegración natural de material radiactivo. Lo extraemos de depósitos fósiles (gas natural en general) donde está atrapado (porque eventualmente acaba escapando al espacio), te puedes imaginar la proporción (aunque es “relativamente” barato, por la enorme diferencia de propiedades químicas), pero ya ahora mismo la demanda sobrepasa la producción de calle. La mera comercialización del helio provoca su pésima gestión y despilfarro, debería ser un producto estratégico y estar totalmente controlado.

Bien, pues, habrá que traerlo del espacio, ahí sí que no hay elección. Del Sol lo veo jodidamente chungo, y el planeta más próximo que lo tiene con una gravedad con la que se puede hablar es Saturno (ahí al lado, vaya). No sé tú, yo lo veo jodido. Supongo que habrá que hacer algún tipo de colector de viento solar o algo así, no tengo la más remota idea de si esto podría llegar a ser rentable. La cosa es que cuando se acabé, se acabó. Y aquí abajo ya no va a haber más.

MikeMike

Y que minerales segun tu se podrian extraer?
Y como los harias llegar a la tierra?
A la mineria espacial no le veo caso si no es para utilizar un recurso que pueda usarse en el propio espacio.

tonitoni

Para que mineria???, pues podria hacer depositos de combustible, rellenarlos de combustible sacados y refinados en la propia luna. podria hacer estructuras estilo carcasa para hacer bases lunares y crear pequeñas atmosferas selladas en su interior para habitabilidad humana. Con impresoras 3D, robots y fresadoras automatizadas podrian crear piezas de gran tamaño que serian impensables subir desde la tierra… incluso hacer mas robots y mas maquidas escabadoras con el mismo material extraido y con el tiempo cohetes motores y naves espaciales. Subir desde la tierra los componentes delicados, como electronica, camaras… y ensamblarlo con el resto de nave creada ahi arriba.

ETC ETC ETC

Tecnologia la hay. Solo falta dinero e iniciativa.

FRNFRN

En este tipo de iniciativas deberia la nasa gastar sus recursos y no en zombies sin utilidad tipo SLS o naves tipo Orion para no ir a ninguna parte o como mucho capturar un asteroide proyecto que hasta sus mas entusiastas promotores saben que no se va ha realizar,en fin que pena de esfuerzos malgastados y mientras tanto teniendo que acceder en vehiculos de alquiler de hace 40 años a la orbita baja.

J.DiazJ.Diaz

Solo un comentario al hilo de si galgos o podencos.
El “democrata” Obama estaria ideologicamente a la derecha de Rajoy, que segun la vision americana del mundo, es un peligroso radical de izquierdas.

Entonces no se que etiqueta me pondrian el departamento de estado pero no pienso pasar por sus aduanas por si acaso.

Siempre se habla de los yanquis segun nuestro punto de vista, pero son “un mundo aparte”.

En dicho esto me callo.

J.Diaz

Pablo JoséPablo José

Enhorabuena Daniel por el blog, yo también soy lector asiduo, me parece riguroso y, a la vez, muy ameno. Una pena lo del proyecto Prometeo pero no entraré en polémica de si son los republicanos o los demócratas los culpables. Lo triste es lo que nos hemos perdido en esta generación, otros lo verán supongo :-(
El sistema solar exterior me parece fascinante y poco estudiado por desgracia, estoy deseando que Juno llegue a Júpiter y, si todo va bien, nos descubra ¡¡¡por fin!!! qué se esconde bajo las nubes del planeta gigante.

PacoPaco

¿Y qué velocidad podrían alcanzar estas sondas? ¿por cuánto tiempo? ¿cuánto duraría el reactor nuclear en marcha? ¿podrían haber llegado hasta donde están las voyager ahora en muchas mejores condiciones para seguir estudiando el espacio fuera del sistema solar?

Saludos a todos

2 Trackbacks

Deja un comentario

Tu email nunca será mostrado o compartido. No olvides rellenar los campos obligatorios.

Obligatorio
Obligatorio
Obligatorio

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>