Falleció Alexánder Serebrov

Hoy ha fallecido a los 69 años de edad Alexánder Alexándrovich Serebrov (Александр Александрович Серебров) uno de los cosmonautas más experimentados que protagonizó varios de los capítulos más gloriosos de la edad dorada del programa espacial soviético. Ingeniero de formación, en mayo de 1978 fue elegido candidato a cosmonauta dentro de la cuarta promoción de cosmonautas de la oficina de diseño NPO Energía.

Alexánder Serebrov.

Entre 1982 y 1993 Serebrov viajó en cuatro ocasiones al espacio en las naves Soyuz T-7, Soyuz T-8, Soyuz TM-8 y Soyuz TM-17. Durante la primera misión visitó la estación espacial Salyut 7 y en el transcurso de las dos últimas vivió en la estación Mir (la Soyuz T-8 no pudo acoplarse a la Salyut 7 tras fallar el despliegue una antena del sistema Iglá y los cosmonautas tuvieron que volver a la Tierra poco después del lanzamiento).

Durante su primer vuelo viajó al espacio en compañía de la segunda mujer cosmonauta soviética, Svetlana Savítskaya. En su primera misión en la Mir supervisó el acoplamiento del módulo Kvant 2 (77KSD), mientras que durante la segunda fue testigo de primera mano de uno de los acoplamientos más problemáticos en la historia de la cosmonáutica. El módulo orbital (BO) de la Soyuz TM-17, comandada por Vasili Tsiblíev, llegó a chocar en dos ocasiones con el módulo Kristall de la Mir por culpa de un fallo en el sistema de propulsión, aunque finalmente la tripulación fue capaz de acoplar la nave exitosamente.

A lo largo de su carrera Serebrov permaneció un total de 372 días y 22 horas en el espacio y llevó a cabo diez actividades extravehiculares durante las cuales pasó 31 horas y 49 minutos en el vacío, un récord que sólo fue superado en 1997 por Anatoli Solovyov. Todavía hoy sigue siendo uno de los seres humanos que más tiempo ha vivido en el espacio. Entre sus numerosos premios se incluyen el de Héroe de la Unión Soviética y dos medallas de Lenin.

En Rusia Serebrov alcanzó gran popularidad gracias al programa de televisión Lecciones desde el espacio (Уроки из космоса) que filmó en 1995 dentro de la estación Mir. En estos documentales Serebrov enseñaba a los estudiantes rusos todo tipo de fenómenos físicos en ingravidez y cómo era la vida en el espacio. Es decir, algo así como el equivalente ruso de Chris Hadfield, pero casi veinte años antes.

Personalmente, siempre recordaré a Serebrov por los paseos espaciales que llevó a cabo en 1990 junto con su compañero Alexánder Viktorenko en los que probaron la mochila espacial soviética YMK, equivalente a la MMU de la NASA. La YMK, también denominada 21KS, UPMK o SPK, fue conocida como la ‘moto espacial’ y permitía a los cosmonautas moverse libremente fuera de una estación espacial por primera vez. Serebrov y Viktorenko probaron esta mochila de 180 kg y llegaron a alejarse 45 metros de la Mir usando los 32 pequeños propulsores de nitrógeno que llevaba la mochila (durante las pruebas los cosmonautas estaban conectados por un fino hilo de nailon de 60 metros por seguridad, ya que la Mir no podía maniobrar para rescatar a un cosmonauta perdido). La YMK debía haber sido empleada en las misiones de los transbordadores del programa Burán, pero tras la cancelación de este programa se decidió no usarla más y la YMK permaneció en el exterior de la Mir hasta que la veterana estación reentró en la atmósfera terrestre.

Serebrov con la YMK y la Mir reflejada en el casco del traje Orlán-DMA.

El 1 de febrero de 1990 Serebrov se alejó de la estación Mir con la YMK por primera vez y pudo disfrutar de una vista maravillosa. No sé por qué, pero siempre imaginé que Serebrov repetiría su hazaña en el futuro, pero en órbita de Marte. Obviamente no pudo ser, pero al menos voló más alto y más lejos que la mayoría de terrícolas. Que descanse en paz.

Вечная память.Bola extra: les dejo con los vídeos de Lecciones desde el espacio de Serebrov en la Mir. Están en ruso, pero supongo que las imágenes hablan por sí solas:


10 Comentarios

Participa Suscríbete

TALsite

Gran artículo a la memoria de Serebrov.
Noto como un cierto pesar por tu parte, como si fuera uno de tus cosmonautas favoritos.
Realmente es que uno “adopta” con más cariño a unos cosmonautas/astronautas que a otros, son sus favoritos (como mi “tío”)

Memoria eterna!

Saludos.
Carlos

Daniel Marín

Pues sí, Carlos. Tienes razón con que uno le tiene cierto cariño a algunos cosmonautas y a otros no tanto por motivos un tanto peregrinos. Recuerdos de la niñez, supongo.

Un saludo.

Mr. ЗолотоMr. Золото

No son nada peregrinos. Son motivos de mucho peso.

Sorprendentemente, ni siquiera lo conocía. El problema que tiene informarse continuadamente por fuentes sesgadas. No me parece que fuera de plata para nada, era de oro bien macizo.

Deja un comentario

Tu email nunca será mostrado o compartido. No olvides rellenar los campos obligatorios.

Obligatorio
Obligatorio
Obligatorio

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>