FIRE, una sonda para estudiar Ío

Ío, la luna de Júpiter, es el mundo con mayor actividad volcánica del Sistema Solar. Un lugar con un paisaje cambiante esculpido a golpe de erupciones continuas. No es de extrañar por tanto que sea un objetivo prioritario para una misión no tripulada. Desde que la misión Galileo estudió el sistema joviano en los años 90, ninguna nave ha orbitado Júpiter. En la reciente 44ª Conferencia sobre ciencia planetaria y lunar se pudieron ver varias propuestas de sondas espaciales y, entre ellas, destaca la misión FIRE para el estudio de Ío. FIRE (Flyby of Io with Repeat Encounters) es un concepto de sonda de tipo New Frontiers, es decir, ni muy barata (tipo Discovery) ni muy cara (Flagship). Saldría por 991 millones de dólares, incluyendo los 64 millones del lanzador.

FIRE, una sonda a Ío (R. W. K. Potter et al.).

Para reducir el presupuesto de la misión, FIRE no orbitaría Ío, sino que realizaría diez sobrevuelos del satélite a una altura menor de cien kilómetros. Por otro lado, las altísimas dosis de radiación que se encuentran en la órbita de Ío impiden una misión prolongada, así que FIRE tendría una vida útil de unos cuatro meses solamente. La sonda sería lanzada mediante un cohete Atlas V y seguiría una trayectoria VEEGA para llegar a Júpiter, es decir, realizaría dos sobrevuelos de la Tierra y uno de Venus como maniobras de asistencia gravitatoria. Además, estaría equipada con dos generadores de radioisótopos ASRG.

La nave incluiría cuatro instrumentos científicos con ingeniosos nombres:

VOLCANO (Visible OpticaL Camera And Near-infrared Observer): una cámara para fotografiar la superficie de Ío en infrarrojo cercano que identificará los puntos calientes correspondientes a los focos volcánicos.

MAGMA (Multi-Axis Geophysical MAgnetometer): magnetómetro que debe estudiar el campo magnético de Ío y comprobar la existencia de un océano de magma en su interior.

CALDERA (Comprehensive AnaLysis of Dust from ERuptions and Atmosphere): instrumento para analizar la composición de granos de polvo procedentes de las erupciones volcánicas.

FLARE (FieLd Analysis through Radio Exploration): instrumento que usa las señales de radio para estudiar el campo gravitatorio de Ío y, de este modo, analizar su interior.

Proyección de las trayectorias de los diez sobrevuelos previstos para la misión (R. W. K. Potter et al.).

FIRE es una propuesta realmente interesante para estudiar un mundo ciertamente fascinante. Lamentablemente, las probabilidades de que sea aprobada son más bien nulas. La comunidad científica norteamericana ha dejado muy claro en varias ocasiones que la prioridad en el sistema solar exterior es Europa, otra luna de Júpiter, seguida muy de cerca por Titán, Encélado y una misión a Urano o Neptuno. Entre tantas maravillas, una misión en exclusiva a Ío de tan sólo cuatro meses no tiene cabida. Los amantes de este infierno volcánico deberán esperar a que sea aprobada una misión como Europa Clipper, que al menos podrá estudiar Ío desde la distancia.

Referencias:

13 comentarios

Participa Suscríbete

Rita Viera Rita Viera

Gracias por compartir la información, sabes que tengo debilidad por este satélite en particular. Un saludo galáctico desde el IES Gran Canaria.

etxazpi etxazpi

Osea que primero el caramelo y luego el palo, “las probabilidades de que sea aprobado son mas bien nulas”.
Esto no se hace!! 😛 (Igual es que se ha hecho tan famoso este blog que tiene influencia en las decisiones de la Nasa, y entonces me callo)

Miguel Rodríguez Miguel Rodríguez

Pues Io merece una misión. Estamos viendo una preponderancia de los objetivos de interés astrobiológico, que privilegian a Europa, pero quizá se desechan los que tienen repercusión en geología planetaria pura y dura.

Jesus hernandez Jesus hernandez

TITAN:Llama la atención todas las misiones que se quieren llevar a cabo pero luego a la hora de la verdad si lo prometi ya no me acuerdo.Muchas palabras pero pocos hechos.Muchas promesas pero a la hora de la verdad como mucho se aprobara la misión a EUROPA y nada mas.Las palabras se las lleva el viento y las hace desaparecer.Podemos decir literalmente que nos parecemos demasiado a los políticos mucho prometen pero poco hacen.Excelente articulo y trabajo bien hecho DANIEL.

Daniel Daniel

Me parece bastante triste que en temas científicos y de exploración espacial se escatime tanto con el dinero y en cambio para los proyectos militares se “coman” subidas y sobrecostes sin chistar… ahora mismo me estoy acordando del programa del avión F-35 y la burrada de millones que se está jalando sin vistas a que disminuya… y mientras la NASA sin programa tripulado, con muy pocas misiones no tripuladas y un sólo programa (el del telescopio James Webb) que se come casi todo lo que queda…

Una pena de verdad

arthuraleks arthuraleks

La verdad, si el limitado presupuesto me obliga a elegir una sola luna para explorar, elegiría a EUROPA. Es para mi la luna más fascinante y con gran probabilidad de encontrar vida debajo de esa gran capa de hielo que le rodea.

Saludos..!!!

Anonymous Anonymous

jeje esto no tienen buena pinta, si las misiones prioritarias son Europa, Titán, Encélado y Urano o Neptuno, y ninguna existe actualmente, algo les esta fallando.
Una mision a Io junto a otra a Europa sumada a Laplace y JUICE eso si seria grande, soñar no cuesta nada.
Que puede explorar en tan solo 4 meses que sea algo realmente nuevo?.

Ango Ango

Sin duda en este blog somos mayoría fanboys de Europa y Encélado, una misión a Ío sería acogida con falsa satisfacción. La flagship para descubrir agua líquida nos pondría a cien.
Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *