La curiosa carrera espacial entre las dos Coreas

Corea del Norte y Corea del Sur se han convertido en potencias espaciales en un periodo de menos de dos meses. En un mundo donde cada vez más países tienen acceso al espacio, este hecho no llamaría especialmente la atención si no fuera porque las dos naciones hermanas se han enzarzado en una curiosa carrera espacial que parece una versión a pequeña escala de la que enfrentó a los Estados Unidos y la Unión Soviética hace más de medio siglo.

Los cohetes Naro-1 (Corea del Sur) y Unha-3 (Corea del Norte).

El paralelismo es evidente. En la carrera espacial original entre los EEUU y la URSS ambas potencias crearon programas espaciales a partir de las tecnologías desarrolladas por los nazis en su famoso misil V-2 (A-4). En el caso soviético, tras usar inicialmente los A-4 capturados como botín de guerra y contar con la ayuda de ingenieros alemanes, pronto pasaron a crear su propio programa de misiles balísticos bajo la dirección de Seguéi Koroliov. Al R-1, una copia de la V-2, le seguirían los misiles R-2, R-5 y R-7 (además del cancelado R-3). En los EEUU hicieron lo propio, pero sería el mismísimo creador de las V-2, Wernher von Braun, quien ayudaría al ejército norteamericano a construir los misiles Redstone y Jupiter-C a través de la agencia ABMA del general Medaris.

Ahora analicemos el caso de las dos Coreas. Si la URSS y los EEUU usaron la tecnología alemana para alcanzar el espacio, Corea del Norte y Corea del Sur han creado lanzadores espaciales basados en la tecnología soviética/rusa. En el caso norcoreano, el cohete Unha-3 está lejanamente emparentado con el misil Rodong-1, una versión del famoso Scud soviético (en realidad, los misiles R-11 y R-17). Por su parte, el cohete Naro-1 surcoreano es básicamente un cohete Angará 1 ruso con una pequeña segunda etapa fabricada en el país (la primera etapa está construida en Rusia por la empresa Khrúnichev).

La analogía es obvia. Corea del Norte jugaría el papel de la URSS, tras haber desarrollado un lanzador espacial propio basado en tecnología soviética, aunque de forma completamente autónoma. Corea del Sur -en el papel de los EEUU- habría decidido colaborar directamente con la fuente de la tecnología espacial que nos ocupa, en este caso Rusia. Pero hay más similitudes. Las intenciones espaciales de Corea del Sur han sido públicas en todo momento, mientras que el programa espacial de su vecino del norte se ha llevado a cabo entre el mayor de los secretos. Sin embargo, Corea del Norte se adelantó a la hora de poner un satélite en órbita, y eso a pesar de tener una tecnología y unos recursos claramente inferiores a los de su rival. Por su parte, Corea del Sur dispone de un lanzador más avanzado, pero aún así ha quedado en segundo lugar tras sufrir varios fracasos humillantes (el Unha también falló antes de lograr su objetivo).

Sí, ya sé que hay diferencias abismales entre las dos situaciones. Por ejemplo, el Naro-1 no es un misil balístico y no posee ninguna capacidad militar. Además, se cree que Corea del Norte ha desarrollado el Unha-3 con ayuda iraní (curiosamente, el lanzador Safir de este país también está basado en el Scud soviético). Por otro lado, tanto en la URSS como en los EEUU existían otros grupos encargados de desarrollar misiles balísticos además de los de Koroliov y von Braun (de hecho, el ingeniero alemán no jugó ningún papel relevante en la construcción del Atlas, el primer ICBM norteamericano y equivalente al R-7 de Koroliov).

El programa espacial surcoreano se remonta a 1999, cuando el país definió la estrategia para los próximos 15 años, estrategia que pasaba por la construcción de un lanzador nativo denominado (Korea Space Launch Vehicle). Por su parte, los sueños espaciales de Corea del Norte vienen de antes, y ya en 1998 Pyongyang afirmó -falsamente- que había puesto un satélite en órbita usando un misil Taepodong-1.

Pero, en cualquier caso, no me negarán que llama poderosamente la atención el que, al igual que hace más de medio siglo, la rivalidad política entre dos naciones sea el acicate más importante para alcanzar el espacio. Lo que lleva a que me pregunte, ¿existirá un misterioso Koroliov norcoreano?


16 Comentarios

Participa Suscríbete

tomassino

shhhh, esta diseñado por el mismísimo kim yong un, con la supervisión del presidente eterno kim yong il, y con la aprovación del líder eterno kim il sun.

Yuriy Istochnikov

Eso fijo es lo que aparecerá en los libros de historia de Korea del paralelo 38 p’arriba… Pero eso si, el todopoderoso sigue siendo Il y no Un. Acordate que el Unha se lanzó dos veces antes de que Il la palmara 😛

VipoVipo

A mí siempre me ha parecido que viendo como ha ido la historia, en desarrollo científico y tecnológico la competición es más fructífera que la cooperación. Por el motivo que sea el ser humano siempre consigue más y mejores logros cuando quiere tener o comprender algo antes que los demás.

AnonymousAnonymous

Hay un escenario muchísimo más interesante aún. Terminada la guerra fría entre EEUU y la URSS, no sólo no hubo una franca cooperación entre ambas potencias -siguió el autismo mutuo-, sino que los programas espaciales se hundieron y bastante, en el caso soviético/ruso de forma más acentuada al principio para luego declinar de forma suave, y tal vez repunte ahora; en el americano de forma abrupta a base de caer peldaños (no tan obvios de cara a la opinión pública pero evindentísimos en los recortes presupuestarios), política que sigue actualmente y que no cabe más que se agudice.

¿Qué hubiera pasado si hubieran colaborado, en varios grados? ¿Qué sinergias hubieran salido de ahí? Sin duda, muchas y muy valiosas. Probablemente hubieran podido reducir sus presupuestos mucho más de lo que lo hicieron manteniendo la exploración espacial a un nivel inimaginable.

Pues bien, para el futuro, aunque a muchos les parezca increíble, sólo cabe esperar colaboración entre ambas Coreas. No son tan estúpidos como los europeos, para “reunificarse” estilo la DDR y dejar un solar de corrupción (en realidad el problema es mucho más complejo). Yo sí que me pregunto qué saldra de una colaboración entre ambos programas espaciales, que probablemente se mantendrán autónomos mucho tiempo.

AnonymousAnonymous

Parece que no te has enterado que tecnicamente estan en Guerra,torpedeandose Fragatas y hundiendose submarinos de vez en cuando.

AnonymousAnonymous

No te preocupes, lo sé muy bien xD. Lo que no sé si sabes tú, es que Corea del Norte no está en conflictos con Corea del Sur (a la que, naturalmente, no reconoce, y viceversa), sino directamente con los EEUU ***con los que nunca se firmó un armisticio***. Técnicamente, ***la guerra nunca ha terminado***, y sigue en vigor. Es simplemente el alto el fuego más largo de los últimos tiempos. De hecho, lo que pide Corea del Norte, ***precisamente***, es firmar un armisticio de una puñetera vez, para poder reconocer el statu quo tal y como está.

¿Sabes quienes se niegan? Pues Corea del Sur, no, porque no puede. Técnicamente, y ***realmente***, el comandante en jefe del ejército surcoreano es… el Presidente de los EEUU xD (que delega naturalmente… en tropa de la VII Flota y demás).

Lo que tú ves como un enfrentamiento entre dos sistemas, también se puede ver (y hasta es más exacto) como un problema de soberanía y descolonización: Corea nunca fue descolonizada (de la ocupación japonesa), sino sólo para ser sustituidos los colonizadores por otros, como en Vietnam. Ellos lo ven así.Y no sólo en el norte.

En el sur son conscientes que EEUU no va a estar ahí para siempre y los pesebres ya están sufriendo recortes. Son una potencia por derecho propio, y pueden hacer como Alemania, y machacar su propio país sólo por ajustarse las cuentas unos a otros, o colaborar y buscar una salida para todos.

Lo van a tener chungo, porque la cosa como está le conviene a todo el mundo (a China, a Japón, a Rusia, a EEUU, al apuntador). Pero yo apuesto por ellos.

Y no te preocupes si se dan de bofetadas algún día. Pasa en las mejores familias xD. Peor es decir que vas a liberar un trozo de tu país para dejarlo como un solar a base de corrupción galopante y enjuagues y chanchullos varios (para tapar toda la mierda que venía de atrás).

fendetestas

Ola!! Pueden menospreciar, y hasta reirse sacando gracias fáciles de tal o cual lider, pero opino que la situación es tal y como la describes tú, Anónimo (el de encima de lo que acabo de escribir). Enhorabuena!!

Antonio Altamira de AsísAntonio Altamira de Asís

El Koriolov norcoreano debe ser uno (o varios) de los subordinados de Ryu Kum Chol. Pero, vaya, yo no voy a viajar hasta Corea del Norte para averiguar ese dato: me meterian en un campo de concetración.
Por otro lado, yo alucino con Daniel y la cantidad de datos disponibles que logra recopilar de estos países: Corea del Norte e Irán; tan opacos. Y hablando de Irán … ¿Ahmadineyad cosmonauta iraní?. ¿Ha habido algún cosmonauta como Ahmadineyad en la historia de la astronáutica?.

Carlos TCarlos T

Y ya puestos a elucubrar: ¿Pondran los nor-coreanos un hombre en orbita antes que los del sur? Interesante comparativa has hecho, amigo Daniel.

Y ya que tanto Rusia como USA estan un poco dormidos esperemos que despierten por la competencia de los chinos. Seria bonito ver como reaccionan si China pone a otro hombre en la Luna (y espero que esto sea lo antes posible, nada más que para animar la fiesta, que ha decaido un poco)
Saludos

fobos9fobos9

Si la analogía es parecida entonces que se cuiden las perritas vagabundas de las plazas coreanas…

Deja un comentario

Tu email nunca será mostrado o compartido. No olvides rellenar los campos obligatorios.

Obligatorio
Obligatorio
Obligatorio

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>