Laika, la primera cosmonauta del planeta Tierra

¿Quién dijo que un perro no podía cambiar la historia? Si hay algún animal que ha marcado la conquista del espacio, ésa es Laika, una pequeña perrita callejera de dos años que se convirtió ahora hace 55 años en el primer ser vivo en alcanzar el espacio. Pero el triunfo de Laika fue agridulce, porque fue al mismo tiempo la primera víctima de la carrera espacial.

Laika, la primera en el espacio.

Tras el éxito que supuso el lanzamiento del Sputnik, el Ingeniero Jefe Serguéi Koroliov estaba exultante. El primer satélite artificial de la Tierra había sido posible gracias a una concatenación de eventos. Por un lado, los militares habían permitido que Koroliov usase su valioso misil R-7 Semiorka en sus aventuras espaciales con la condición de que llevase a cabo dos vuelos con éxito con mínimo. Esta condición se cumplió durante el verano de 1957, pero los fracasos iniciales del R-7 preocupaban a Koroliov.

Por otro lado, en los dos primeros lanzamientos del R-7 de carácter militar, la cabeza de reentrada destinada a albergar el arma nuclear se había desintegrado durante la reentrada sobre la península de Kamchatka. Los militares no iban a lanzar más misiles R-7 hasta que estuviese diseñada una nueva cabeza, así que en octubre de 1957 Koroliov se vio de repente con la necesidad de lanzar otro satélite cuanto antes. Si se retrasaba demasiado, cabía la posibilidad de que el nuevo satélite fuese pospuesto por culpa de las pruebas militares.

Koroliov aprovechó el entusiasmo mediático creado por el Sputnik para apelar directamente a Nikita Jruschov. El Ingeniero Jefe se entrevistó con el líder soviético poco después del lanzamiento del primer satélite artificial. Curiosamente, fue el propio Jruschov el que decidió sacar el tema y le preguntó a Koroliov si era posible lanzar otro satélite antes del 7 de noviembre, a tiempo para el 40º aniversario de la Revolución Bolchevique de Octubre (sí, la Revolución de Octubre se celebraba en la URSS en noviembre. Cosas del cambio de calendario juliano a gregoriano que tuvo lugar después de la revolución de 1917).

Koroliov respondió sin dudarlo un segundo: ‘podemos poner un perro en órbita’. Jruschov quedó maravillado ante la idea, aunque insistió en que el lanzamiento debía tener lugar antes del aniversario de la Revolución. ¿De dónde había sacado Koroliov semejante idea? ¿Se trató de algo improvisado? En absoluto. La oficina de diseño OKB-1 del Ingeniero Jefe gozaba de una amplia experiencia en vuelos espaciales con animales, aunque todos ellos en misiones suborbitales. En una fecha tan temprana como 1951, la URSS se había convertido en el primer país en enviar animales al espacio y recogerlos con vida, lanzándolos en una trayectoria suborbital por encima de la subjetiva frontera de los cien kilómetros de altura. Las protagonistas de esta gesta fueron Tsygan y Dezik, dos perritas que volaron en un cohete R-1V lanzado desde la base de Kapustin Yar.

Claro que por entonces esta hazaña pasó desapercibida fuera de la URSS, más que nada porque el gobierno de Stalin no quería atraer la atención sobre el programa de misiles soviético. Hasta septiembre de 1957 se realizaron un total de veinte lanzamientos suborbitales de cohetes R-1 y R-2 con perros. Desgraciadamente, no todos resultaron un éxito y cuatro perras (Dezik -sí, la cosmonauta pionera-, Lisa, Bulba y Lisa 2) murieron en dos accidentes.

La idea de mandar animales al espacio había surgido, como no, del propio Koroliov. En 1949 Koroliov contactó con el Instituto de Medicina de la Aviación en Moscú para estudiar la viabilidad de los experimentos con animales a gran altitud como preparación de cara a un posible vuelo espacial tripulado. Como vemos, ya por entonces Koroliov pensaba en poner un hombre en el espacio y no estaba dispuesto a dejar las cosas al azar. Como resultado de las maniobras de Koroliov, el médico del ejército Vladímir Yazdovski fue puesto al mando de una nueva sección del Instituto de Medicina de la Aviación dedicada a los vuelos espaciales con animales.

Serguéi Koroliov (izquierda) con Yazdovski.

Yazdovski sería la figura que estaría detrás de todos las misiones espaciales soviéticas con animales a bordo, acompañado a partir de 1955 por Oleg Gazenko. Lo primero que tuvo que decidir el equipo de Yazdovski fue qué tipo de animal debían usar. Se estudió la posibilidad de emplear conejos, ratones o reptiles, pero finalmente se decantaron por los perros. Los soviéticos conocían el trabajo que los norteamericanos estaban llevando al otro lado del telón de acero con monos, pero Yazdovski consideraba que los monos eran demasiado nerviosos y agresivos para esta tarea. Las similitudes fisiológicas con los humanos no compensaban la pesadilla logística que suponía trabajar con simios.

Se acordó usar perros pequeños (de 6 a 8 kg) para que pudiesen caber cómodamente dentro de una cápsula espacial. Preferentemente hembras -por ser más tranquilas que los machos- y a ser posible de color blanco, para que pudiesen ser fotografiadas con facilidad. Para los vuelos suborbitales se decidió mandar parejas de perritas, ya que se había observado que dos animales juntos se comportaban mejor que uno solo.

Cápsula para animales en vuelos suborbitales de misiles R-2 (RKK Energía).

En diciembre de 1950 comenzó el ‘reclutamiento’ de perros espaciales. Yazdovski aceptó perros entregados por familias o conocidos del personal del Instituto, aunque finalmente la mayoría serían perros callejeros recogidos en las perreras municipales de Moscú. El equipo de Yazdovski pensaba que los perros abandonados serían más ‘duros’ y tranquilos que las mimadas y nerviosas mascotas caseras. En la primera tanda se reclutaron 24 perros, de los cuales 17 serían entrenados para misiones espaciales. Pero algo debían olerse los canes, porque algunos no se mostraron muy entusiasmados con la idea de viajar al espacio. La perra Smelaya se escapó el día antes de su lanzamiento en agosto de 1951, aunque fue recuperada y completó su misión. Otro fugitivo, Rozhok, tuvo más suerte y logró evadirse. Nunca fue encontrado y hubo que buscar un sustituto (Zib).

Después de lanzar seis cohetes con perros en misiones suborbitales en 1951, entre 1954 y 1956 tuvo lugar una segunda serie de misiones con un total de 9 lanzamientos. Todos estos vuelos se llevaron a cabo usando cohetes R-1B, R-V, R-1D y R-1E, los cuales podían alcanzar una altura de unos cien kilómetros. En mayo de 1956 dio comienzo una nueva etapa en los vuelos suborbitales con animales al introducirse el cohete sonda V-2A, basado en el misil R-2A. Mucho más potente que el R-1, el R-2A podía alcanzar una altura de 212 kilómetros. Los perros sufrirían una aceleración de 6 g, pero a cambio disfrutarían de 360-370 segundos de ingravidez. El primer vuelo con el R-2A tuvo lugar el 16 de mayo de 1956 y las protagonistas fueron las perras Ryzhaya y Damka. Durante los siguientes vuelos, a algunos de los perros se les suministró narcóticos para comprobar su comportamiento en ingravidez con respecto a sus compañeros.

Cohete V-2A, un misil R-2A modificado (RKK Energía).

Como vemos, en octubre de 1957 la URSS gozaba de una amplia experiencia en vuelos suborbitales con animales. Koroliov sabía lo que decía cuando le propuso a Jruschov lanzar un perro a la órbita terrestre. Ahora quedaba concretar los detalles, que no eran pocos. Los vuelos suborbitales apenas tenían unos pocos minutos de duración, así que los ingenieros no se habían visto obligados a desarrollar complejos sistemas de soporte vital o de regulación de la temperatura necesarios para una nave espacial ‘de verdad’. Pero lo más grave era que carecían de la tecnología para hacer regresar a un animal desde la órbita. Los escudos térmicos de ablación requeridos para soportar una reentrada atmosférica a 8 km/s estaban siendo perfeccionados en ese momento y en cualquier caso no había tiempo suficiente para construir una nave espacial completa. La primera y más dura decisión que tuvieron que tomar los ingenieros de la OKB-1 fue por tanto seguir adelante sabiendo que no había posibilidad de traer de vuelta al ‘cosmonauta’. El viaje sería únicamente de ida. El perro elegido moriría en el espacio.

El 12 de octubre de 1957 se reunió la cúpula de la OKB-1 para decidir cómo construir el segundo satélite de la historia. Koroliov contaba con un cohete R-7 modificado (8K71PS) similar al que había lanzado el primer satélite artificial, así como una copia de reserva del primer Sputnik denominada PS-2 (Prosteishi Sputnik, ‘satélite simple’). De hecho, la idea original había sido lanzar el PS-2 en una repetición de la primera misión orbital, algo que no resultaba demasiado atractivo. Pasaron los días y el proyecto Sputnik 2 seguía sin estar concretado. Los ingenieros carecían de documentación final y las improvisaciones estaban a la orden del día. Algo normal si tenemos en cuenta que todo el programa fue concebido y desarrollado en menos de un mes.

Cohete R-7 8K71PS.

Los ingenieros de la OKB-1 decidieron usar el PS-2 sin apenas modificaciones para aprovechar sus componentes. Bajo el PS-2 se montaría la cabina presurizada con el perro, construida para los vuelos suborbitales de animales en misiles R-5. La OKB-1 planeaba lanzar los primeros perros a bordo de cohetes R-5 en 1958 para llevar a cabo vuelos suborbitales que superasen los 400 kilómetros de altura. El concepto no era del todo nuevo y ya Mijaíl Tijonrávov -fiel ayudante de Koroliov- había sugerido usar un contenedor modular junto con una copia del Sputnik para efectuar misiones especializadas. La cabina recibía el nombre técnico de GKZh (‘cabina presurizada del animal’) y era básicamente un cilindro de aluminio de 80 centímetros de longitud y 64 centímetros de diámetro dotado de una escotilla en un extremo. La escotilla tenía una pequeña ventanilla, no tanto para que el perruno ocupante disfrutara de las vistas desde la órbita como para permitir su control por parte del equipo de tierra mientras el animal estuviese en la rampa.

Configuración del Sputnik 2, con la cabina para el animal bajo el PS-2 (RKK Energía).

La cabina estaba dotada de reservas de oxígeno para siete días y un sistema de soporte vital capaz de regular la temperatura y humedad del interior. En realidad, el oxígeno estaba almacenado en forma de óxido de potasio, que liberaba oxígeno al reaccionar con dióxido de carbono y agua. Un contenedor de tres litros almacenaba agua suficiente para siete días. La comida estaba almacenada en pequeños cartuchos agrupados en una cinta que iban saliendo cada cierto tiempo y que podían durar veinte días. El perro estaría sujeto al interior de la cabina mediante unas cadenas unidas al pequeño ‘traje’ que le rodeaba el tórax. El traje y las cadenas permitían no obstante que el perro se pusiese de pie, se echase o se levantase dentro de la cabina, aunque no podía darse la vuelta.

Para poder aprovechar al máximo los sistemas de telemetría Tral de la etapa central (Blok A) del cohete R-7, el Sputnik 2 no se separaría del lanzador una vez en órbita. Es decir, el Sputnik 2 sería en realidad todo el cohete Semiorka, salvo por el pequeño cono protector que se eyectaría una vez alcanzada la órbita. Con una masa de 508,3 kg, el Sputnik 2 sería el satélite más pesado construido hasta la fecha y llevaría los primeros instrumentos científicos que alcanzaron el espacio. Sobre la esfera del PS-2 se instaló un detector de radiación ultravioleta y rayos X diseñado por Serguéi Mandelstam, del Instituto Lebedev de Física, mientras que en la etapa central se colocó un detector de rayos cósmicos denominado KS-5. El KS-5 estaría dotado de su propia batería y, para ahorrar electricidad, tenía que ser activado manualmente en la rampa de lanzamiento con el cohete cargado de combustible hasta los topes. El sistema de telemetría Tral había sido diseñado por Aleksey Bogomolov y sería capaz de transmitir los signos vitales del perro, así como una rudimentaria señal de televisión del sistema Seliger, capaz de emitir diez imágenes de 200 líneas por segundo. El Sputnik 2 emitiría una señal ‘pública’ similar a la de su predecesor (en 20 y 40 MHz) y otra de telemetría ‘secreta’ en 66 y 70 MHz. La telemetría se grabaría para posteriormente emitirse en sesiones de quince minutos mientras la nave sobrevolaba territorio de la URSS.

El Sputnik 2 estaba unido a la etapa central del R-7.

Una vez finalizado el diseño del Sputnik 2, quedaba por elegir a su ocupante. No había tiempo para entrenar a un perro específicamente para esta misión, aunque todos los canes del equipo de Yazdovski habían recibido un entrenamiento genérico para aguantar en cabinas de pequeñas dimensiones. Se preseleccionaron diez perros, pero finalmente sólo tres perritas pasaron el corte: Laika, Albina y Muja. La decisión final no sería fácil, especialmente sabiendo que el animal elegido moriría sin remedio en el espacio. Albina había volado en dos ocasiones a bordo de un cohete R-1E y tenía cachorros, así que sus cuidadores prefirieron dejarla como ‘reserva’ en un gesto de agradecimiento por su contribución a la ciencia. Muja (‘mosca’) podría haber sido la elegida, pero un pequeño defecto en una de sus patas no la hacían demasiado fotogénica, así que fue nombrada ‘Perro Tecnológico’ y se encargaría de ensayar en tierra varias partes de la misión.

Laika, Albina y Muja.

Por tanto, la seleccionada sería Laika, una perrita callejera de dos años de edad y 6 kg de peso. Laika siginifica ‘ladradora’ en ruso y es que el equipo de Yazdovski la había bautizado así por su llamativo y sonoro ladrido, aunque lo cierto es que originalmente había recibido el nombre de Kudryavka (‘ricitos’). El especialista en biomedicina Vasili Parin fue el encargado de la selección final, quien se decantó por la pequeña Laika debido a su comportamiento tranquilo.

Las tres perras fueron sometidas a varias operaciones quirúrgicas para colocarles varios sensores en sus cuerpos. En el cuello, cerca de la arteria carótida se les instaló un sensor para medir la presión sanguínea y el ritmo cardiaco y en las costillas se les colocaron sensores para medir la frecuencia de la respiración y electrodos de plata para los electrocardiogramas. Tras la operación, las tres perras pasaron a ser entrenadas para que colaborasen en las tareas médicas por la veterinaria Yekaterina Petrova.

Pocos días antes del lanzamiento, las perras fueron trasladadas al cosmódromo de Tyura-Tam (actualmente Baikonur) para permitir su aclimatación. Cada día, Laika se sentaba varias horas dentro de la cabina, donde se registraban sus parámetros fisiológicos. Además, Muja permaneció tres días enteros en el interior de la cabina. Sin embargo, al final del entrenamiento la perra se negó a comer y a beber. Aparentemente, la falta de sensaciones olfativas dentro de la cabina impedía que el animal sintiese apetito. Esta situación se solucionó colocando un pequeño trozo de embutido dentro de la cabina.

El 19 de octubre el cohete R-7 de la misión y los elementos del Sputnik 2 llegaron al cosmódromo. Koroliov haría lo propio ocho días más tarde. Posteriormente se descubrió que el temporizador encargado de activar y desactivar varios sistemas había dejado de funcionar, así que fue necesario reemplazarlo. La mañana del 31 de octubre fue el día de la verdad para Laika. Tras desinfectar la zona de los conectores para los sensores situados en la piel del animal, la perrita fue introducida en la cabina hermética al mediodía. A eso de la medianoche fue trasladada a la rampa, donde le esperaba su cohete ya en posición vertical.

Laika antes del vuelo.

Laika estuvo vigilada en todo momento por dos ayudantes de Yazdovski, quienes decidieron introducir aire caliente en el contenedor para mitigar las bajas temperaturas otoñales. Por fin, a las 5 horas 30 minutos y 42 segundos (hora de Msocú) del 3 de noviembre de 1957 despegaba el cohete R-7 Nº M1-2PS con el primer ser vivo destinado a alcanzar el espacio. El despegue fue perfecto y el Sputnik 2, pegado a la etapa central del Semiorka, quedó situado en una órbita elíptica de 225 x 1671 kilómetros. Laika se convirtió así en la primera cosmonauta de la historia. La prensa soviética comunicó el lanzamiento del ‘Segundo Satélite Artificial’ -posteriormente se denominaría Sputnik 2 de forma retroactiva-, anunciando de pasada que un perro iba en su interior. Los medios occidentales prontó se hicieron eco del lanzamiento y Laika pasó a convertirse en una auténtica estrella mundial.

A través de la telemetría, los técnicos pudieron comprobar que Laika estaba viva y en buenas condiciones, aunque durante el lanzamiento se le había triplicado el ritmo cardiaco. Los médicos del equipo de Yazdovski no pudieron encontrar ninguna anomalía en las constantes vitales del animal. La ingravidez prolongada no parecía ser un impedimento serio de cara a los vuelos espaciales tripulados. Es imposible saber qué pensaría Laika al ver la Tierra a través de su ventanilla. ¿Miedo? ¿Indiferencia? Quién sabe.

Lanzamiento del Sputnik 2 con Laika.
Ritmo cardíaco de Laika.

Pero Laika murió pronto, una seis horas después del lanzamiento, por culpa de las altas temperaturas en el interior de su cabina. Los sensores biomédicos dejaron de funcionar después de la cuarta órbita, pero se cree que la perra falleció un poco antes. El sistema encargado de disipar el calor del satélite nunca había funcionado demasiado bien, aunque es posible que parte del material aislante que cubría la cabina de Laika se desprendiese durante el lanzamiento. La perrita sufrió una muerte horrible. De acuerdo con la telemetría, Laika no paró de agitarse y ladrar hasta el final. El sistema de telemetría siguió funcionando hasta el 10 de noviembre, cuando se agotó la batería. Los medios soviéticos ocultaron la causa de la muerte y declararon que la perra había sido sedada antes de que se le agotase el oxígeno, por lo que durante muchos años se creyó que Laika había muerto una semana después del despegue. El Sputnik 2 siguió orbitando la Tierra con el cuerpo de Laika en su interior hasta que el 18 de abril de 1958 se quemó en la atmósfera terrestre tras completar 2570 vueltas.

Curiosamente, décadas después se supo que el sensor de rayos cósmicos KS-5 había detectado indicios de la existencia de cinturones de radiación alrededor de nuestro planeta, pero puesto que los datos no eran concluyentes se decidió no hacerlos públicos. Pocos meses más tarde el satélite norteamericano Explorer 1 transmitiría los mismos datos, confirmando la existencia de los cinturones de Van Allen.

Datos del instrumento KS-5.

Laika fue al mismo tiempo el primer ser vivo en el espacio y la primera víctima de la carrera espacial. Su muerte causó una gran consternación en todo el mundo, aunque el impacto del logro tecnológico que supuso el Sputnik 2 se impuso a cualquier tipo de consideración moral sobre la misión.

Pero sería un error pensar que los ingenieros y científicos del proyecto no sintieron lástima por la pequeña perrita espacial. En palabras del propio Vasili Parin, el encargado de seleccionarla para el vuelo: “Laika era una perra maravillosa. Tranquila y muy apacible. Una vez, antes del vuelo hasta el cosmódromo, me la llevé a casa y se la enseñé a los niños para que jugaran con ella. Quería hacer algo bueno por la perra. Tenía tan poco tiempo para vivir…”.

Y vivió poco tiempo, sí, pero llegó más alto y viajó más rápido que ningún otro ser vivo. Hace 55 años, Laika abrió el camino al espacio.

Vota por Eureka en los Premios Bitácoras 2012:

60 Comentarios

Participa Suscríbete

Rabastan

Tanto tiempo de ese lanzamiento pero aún siento horrible leer sobre su muerte. Fue una heroína, pero ella no pidió serlo. Al menos se le recuerda con respeto y cariño. Menos mal que Belka y Strelka si sobrevivieron.

Prostock

Creo que la decisión de trabajar con perros está más relacionada con la larga trayectoria de trabajos llevados a cabo con estos animales, intrínsecamente relacionados con la historia iniciado con Iván Pávlov (http://es.wikipedia.org/wiki/Iv%C3%A1n_P%C3%A1vlov) en referencia al condicionamiento (http://es.wikipedia.org/wiki/Condici...l%C3%A1sico)
Estos estudios fueron llevados al campo de la práctica durante la Segunda Guerra Mundial, para destruir vehículos enemigos (http://es.wikipedia.org/wiki/Perro_antitanque ).
Con tal experiencia, entiendo perfectamente la elección del animal, ya que trabajar con simios era iniciar todo de nuevo y con dudas serias de alcanzar los objetivos previstos.

Carlo

Es cruel lo que le hicieron a Laika, y lo considero el capítulo más oscuro de la exploración espacial. Me compadezco de los astronautas y cosmonautas que fallecieron en misión, pero ellos eran plenamente concientes de los riesgos y aceptaron participar voluntariamente. Pero Laika fue lanzada en una misión sin ningua posibilidad de sobrevivir. Oleg Gazenko se dio cuenta del error que fue esta misión:
“Cuanto más tiempo pasa, más lamento lo sucedido. No debimos haberlo hecho….ni siquiera aprendimos lo suficiente de esta misión, como para justificar la pérdida del animal.”
http://es.wikipedia.org/wiki/Oleg_Gazenko

AnonymousAnonymous

no me gusta ser hipócrita, por tanto debo celebrar que se enviase a Laika a una muerte segura si eso realmente ha supuesto algún avance en la investigación… (tengo dudas que eso realmente haya sido así) aquí nadie querría enviar un perro a morir pero si lo hace para probar técnicas de cirugía, medicamentos para nuestro bienestar o pruebas para aumentar nuestras probabilidades de vida… bienvenida sea la crueldad animal (y no en nombre de la ciencia, sino en nombre de la supervivencia)

Carlo

Estoy de acuerdo con anónimo. Enviar a animales antes que a seres humanos es natural. Estaría bien que la enviaran para asegurarse que los sistemas de soporte vital y el escudo térmico funcionan, además de obtener información sobre la falta de gravedad sobre el organismo (cuyos efectos se ignoraban por completo). Pero la enviaron sin ninguna posibilidad de sobrevivir, simplemente para ser los primeros en tener un ser vivo en órbita. Esto sí me parece cruel, enviar a un ser vivo a la muerte segura simplemente por consideraciones de propaganda.

LattisNetLattisNet

Cada hamburguesa que se comen en McDonnalds es una crueldad animal con aire acondicionado, local limpio, parque infantil y WIFI gratis.
.
Es triste lo de Laika, pero siento una tranquilidad el saber que ella fue muy útil y suertuda. Hay tantos niños abandonados a su suerte que me parece hipócrita tanto alboroto por un animalito.

AnonymousAnonymous

Para los cerrados que lo califican retrogradamente como una simple crueldad animal, les pregunto algo, ¿Por que no se enjuician ellos mismos cuando comen carne, o matan una mosca por molesta?

AnonymousAnonymous

Para esos que justifican el sacrificio de “Laika”en aras de la ciencia seria bueno mandarloa a ellos en la proxima mision y sin su conociminto;seguro se aprenderia mucho de esa experiencia.

ZanstelZanstel

Entiendo que se envíen antes a animales.
Sin embargo, ellos sabían que no sobreviviría. No debieron hacerlo así. Debieron haber desarrollado las técnicas que le dieran, al menos, una oportunidad, y luego intentarlo.

El ego de ser los primeros significó su sacrificio innecesario.

Txemary

Creo que fue Darwing el que dijo que “la experimentación con animales está justificada si se busca un avance en el conocimiento de la humanidad y no por una malsana curiosidad”. Era un tio que se comía casi todo bicho viviente y muy probablemente si en vez de una perrita hubiese sido una rata de laboratorio no nos afectaría tanto.

Pero estuvo mal, hubiese sido el animal que hubiese sido. Se lanzó porque querían “celebrar” de algún modo el aniversario de su revolución con el anuncio de que tecnológicamente eran superiores. Pero la nave ni siquiera llevaba un escudo térmico para ser probado, hubiese muerto igual, pero ya no hubiese sido lo mismo al menos hubiesen probado algo. Y a tenor de lo que dijo Gazenko me aprece que no se consiguió nada con su muerte.

De todos modos, tampoco es cuestión de rasgarse las vestiduras por un animalillo muerto hace 60 años y olvidarnos que mueren muchos más y de maneras peores hoy día y eso sí se puede evitar. Iba a poner el enlace de una protectora de animales, pero solo tenéis que buscar en google y salen muchísimas…

Txemary

Por cierto Dani, no lo he dicho, magnífica entrada! me he quedado con ganas de saber más sobre los otros animales en el espacio.

Saludos!

AnonymousAnonymous

Tengo varios amigos y amigas rusos y ninguno conocía a Laika hasta que yo se lo comenté. Para ellos los primeros animales en el espacio fueron Belka y Strelka.

AnonymousAnonymous

Claro!!! No te creas que había mucha información disponible para el ciudadano comun, por decirlo de alguna manera, no tenían opinion publica y hacian lo que querian sin rendirle cuentas a nadie. Empezaron sacrificando a laika y siguieron con unos cuanto cosmonautas de los que muy poco se supo.

AnonymousAnonymous

Debieron mandar una rata o algo así, pero un animal sensible e inteligente como es una perrita… O esperar a tener mejor acondicionada la nave. Pero la guerra fría fue así. Al menos todos la recordamos con cariño y respeto.

AnonymousAnonymous

TITAN:Una vez mas excelente articulo daniel.En cuanto a la experimentacion con animales que se ha hecho,se hace y se haran por no sabria que responder.Ojala hubiese una manera de avanzar en la ciencia sin tener que experimentar con animales o con personas,eso no lo se.Dudo mucho que pueda existir algo asi.Una lastima lo que paso con LAIKA,tenian que haberla salvado o al menos que no hubiera sufrido una muerte tan horrible.

icdeo

Los americanos experimentaron con chimpancés y también tuvieron “problemas”. En un documental decían que los lanzaban a gran velocidad en una especie de carril de raíles para probar los efectos de la aceleración y uno de ellos quedó ciego por el calor del rozamiento con el aire. ¿Podrías hacer una entrada sobre la historia de Ham?

UlargUlarg

Sin duda la etapa mas negra de la carrera espacial, no estoy de acuerdo con ningun tipo de maltrato animal y en este caso esta claro que fue una condena a muerte sin ninguna posibilidad de rescate con vida y mucho menos de mecanismos pensados para tal fin. Hace poco tiempo Daniel describio a la actual raza humana como “pequeños simios agresivos con aires de grandeza”, una descripcion muy acertada teniendo en cuenta nuestro poco respeto hacia la vida y las crueldades que somo capaces de hacer con tal de llegar a un objetivo. Exelente entrada Daniel!

AnonymousAnonymous

El artículo no lo menciona, pero el plan era sacrificarla con una dosis de comida envenenada a los x días.

10 años después, la URSS parece que se proponía repetir la hazaña. De nuevo un aniversario, esta vez el nacimiento de Lenin. Para celebrarlo, mandan a un astronauta al espacio en una misión que era casi tan suicida (al final lo fue) como la de Laika, la Soyuz 1. A pesar de que los ingenieros estaban en contra del lanzamiento e informaron de cientos de fallos en las pruebas, los políticos no querían que se pasara la fecha sin dar su golpe de efecto.

Si trataban así a sus cosmonautas, que podías esperar que hiciesen con un perro.

Alb

Este lanzamiento ocurrió 12 años después de que los bombardeos de Hirosima y Nagasaki, marcasen el final de la 2ºGuerra mundial y dieran inicio a la guerra fría.

Las URSS habia conseguido fabricar sus propias armas nucleares en solo 4 años, con lo que habían conseguido igualar las fuerzas y disuadir a los EEUU de atacarles.

A nadie se le escapaba que la carrera espacial era una excusa por demostrar su capacidad de lanzar bomba atómicas.

En medio de la guerra fría, resultaba vital enseñar los dientes al contrario… ya que si seguía siendo fría era a base de miedo.
Las dos superpotencias enfrentadas, no hubiesen dudado en sacrificar a cientos o miles de seres humanos para apuntarse tantos y mostrar musculo.
De hecho los bombardeos de Hirosima y Nagasaki donde murieron 240.000 personas fue una demostración de fuerza.

En ambos lados se

AnonymousAnonymous

Es el primer animal en llegar al espacio y marca un hito, si, pero no creo que fuese tan meritorio en realidad. Para mandar una perra al espacio basta con un cohete lo bastante grande. Lo meritorio hubiera sido que la consiguieran traer de vuelta ¿no? Que hiciese algunas órbitas, la reentrata y aterrizara en alguna zona determinada.

Además sería más útil así, incluso en el caso de que no sobreviviera, al poder hacerle una autopsia, en lugar de conformarse con la telemetría.

miauuu

Cuanto super guay hay x aquí, no os vacuneis, no comais foie gras, sed vegetarianos, no llevareis prendas de cuero… ni vuestro coche, ni vuestra cartera serán de piel….. patetico…. q se mueran cien perros antes que uno de los “CIENTOS” de niños y no tan niños q mueren de hambre cada día, hoy, hacéis algo por evitarlo??? No, no mireis para otro lado, hacéis lo mismo q los políticuchos de turno, políticamente correctos pero sin mojarse lo más mínimo… por lo menos dejad hacer a quienes nos han sacado de la edad media q es donde seguiriamos con vuestras ideas, así nos va, típica hipocresía ibérica…

miauuu

Cuanto super guay hay x aquí, no os vacuneis, no comais foie gras, sed vegetarianos, no llevareis prendas de cuero… ni vuestro coche, ni vuestra cartera serán de piel….. patetico…. q se mueran cien perros antes que uno de los “CIENTOS” de niños y no tan niños q mueren de hambre cada día, hoy, hacéis algo por evitarlo??? No, no mireis para otro lado, hacéis lo mismo q los políticuchos de turno, políticamente correctos pero sin mojarse lo más mínimo… por lo menos dejad hacer a quienes nos han sacado de la edad media q es donde seguiriamos con vuestras ideas, así nos va, típica hipocresía ibérica…

etxazpi

Para mi la gran aportación de Laika fué conocer que la ingravidez podia ser soportada por los animales, y por lo tanto por los humanos. Lo mejor hubiese sido esperar a tener un sistema de reentrada pero la política era mas importante. Nada nuevo bajo el sol. Hoy en día también pasa y no mueren sólo animales.

Muy buena entrada, felicidades y gracias Daniel.

AnonymousAnonymous

Menos mal que no andaba Alan Sephard suelto por ahí. Ese tipo hubiese sido capaz de sacar a Laika del Sputnik y meterse dentro, con tal de ser el primer hombre en llegar al espacio.

Recuérdense sus quejas a la NASA por enviar a Ham antes que él al espacio- pese a lo accidentado de su viaje- y su poco templada reacción tras enterarse del vuelo de Gagarin.

David

Por favor, un respeto, que este no es un blog para discusiones humanistas. Se trata de un tramo de la carrera espacial, en una etapa política muy convulsa.
Como dice etxazpi, no se conocía el efecto de la ingravidez sobre los seres vivos, de ahí la importancia científica de esto. Aparte, claro está, del mérito tecnológico que supone mantener ese tiempo vivo a un animal en órbita ese tiempo y conseguirlo en el primer intento.

Daniel, excelente entrada. ¿Algo nuevo del Curiosity? Mis amigos y yo nos subimos por las paredes. ;-D

polibonfantipolibonfanti

Ya conocia esta historia, y me dolio mucho volver a leerla. Yo personalmente, quiero mucho a los animales y fundamentalmente a los perros, Laika o como quiera que se llame, no merecia esto, yo los hubiera sentado en esa capsula a Tijanravov y Koroliov y veria que opinaban cundo les dijeran que no tenian como bajar, porque los escudos termicos todavia no estaban inventados.
Esto demuestra, la improvizacion sovietica en esta materia, con tal de ir adelante en la carrera, además por algo han tenido gran cantidad de fracasos en sus misiones a la Luna, a Marte, a Venus, recuerdan el choque entre una nave de carga y estacion espacial?, por querer inventar no se que cosa, y no hablemos de Chernovill con otro experimento, el ultimo fracaso? Fobos-Grunt. No quiero pensar en los astronutas que murieron y nunca lo supimos, tal vez algunos de ellos en la Luna

CARLA BRUNI

Laika pasó a la Historia, los libros hablan de ella, cuando la enviaron al Espacio para muchos marcó la Historia espacial Soviética que no le daban mucha importancia precisamente por la Guerra Fria y la censura a todo lo Soviético.
Pero hoy en dia oigo su nombre, “Laika” y sonrio, le debemos tanto ….Sobre todo supimos su nombre y su hazaña.
Han pasado muchos años y ya nadie se extraña que un hombre esté en Marte, por ejemplo.

AnonymousAnonymous

Lo cierto que engañaron al mundo entero de como termino el vuelo de Laika.

Que mas mentiras espaciales siguen oculto.

SamboalSamboal

¿Es verdad que estuvo la perra Laika embarcada desde el 31 de Octubre en el cohete lanzador malamente acondicionada y que antes del lanzamiento estaba ya casi deshidratada?.al fin y al cabo los primeros cosmonautas no estarían mas de unas cuantas órbitas en el espacio y bastaba que sobreviviera este animal solo unas órbitas.

Txemary

En la entrada no se dice que ella estuiese en el cohete desde el día 31. Ese día llegó a als instalaciones de la rampa. No había ninguna necesidad de meterla dentro y hubiese sido contraproducente porque hubiese acabado alterada.

SamboalSamboal

No es en este post ,es en el siguiente documento

Siddiqi, Asif, “Challenge to Apollo”, NASA SP-2000-4408, pp.172

Que pone esto:
Laika was put in the satellite container at mid-day on October 31, and by nighttime, the payload had ben attached to the booster rocket. Temperatures at Tyura-Tam were very cold at the time, and the container was heated via a special hose

Txemary

Pues ya no te se decir, quiero pensar que no la tuvieron tanto tiempo entre otras cosas porque tener al animal en un espacio tan pequeño hubiese sido contraproducente para las mediciones, además en ambos artículos se dice que la perra estuvo acompañada en todo momento… con lo cual me extraña que en un cohete durante las labores de carga de combustible, dejasen gente allí inecesariamente pero solo son congeturas mías.

Txemary

Ufff ya llevo dos de dos… mejor dejo de escribir de noche, que me maten. No, no estuvo acompañada en el sentimiento (o sí, a saber…) si no por gente le equipo médico o veterinario de la misión. Y según las memorias de Vladimir Yazdovski “Los senderos del Universo” parece ser que desgraciadamente sí fue así, no estaba en el cohete pero sí en la cabina…

AnonymousAnonymous

Más dantesco aún són los audios interceptados por dos Tecnicos Italianos de un lanzamiento Ruso secreto en el iba un cosmonauta Ruso que por fallas en el lanzador acabo saliendo de orbita y alejandose de la Tierra se podia escuchar los ultimos jadeos del valiente cosmonauta el no tuvo la suerte de Laika su agonia se prolongo por espacio de 2-3 dias no me quiero imaginar lo que llegaria a sufrir.

Txemary

Ya pero es que eso es mentira… y lo de Laika no, que le vamos a hacer, nunca hubo ningún técnico italiano que interceptase ninguna comunicación. Y lo que comentas de que “acabó saliéndose de órbita y alejandose de la tierra” roza lo físicamente imposible. Los lanzadores que tienen problemas acaban en la tierra y no alejándose de ella.

cienciaficcionuruguaya

De todas formas los mecanismos de soporte de vida no estaban listos en esa epoca. sabian que iba a morir, cierto. pero si no lo hubieran querido tambien hubiera muerto. y de alguna forma Laika es inmortal. y probó que el hombre puede soportar el vacío estelar. Korolev sufrio por cada perro muerto pero dia a dia mueren perros abandonados y nadie dice nada, los utilizan para experimentar y nadie dice nada, no justifico la muerte de laika, pero al parecer el crimen fue mas terrible porque lo perpetraron comunistas. las bombas atomicas no las tiraron comunistas. aclaro esto porque ya se esta hablando de las mentiras de los cosmonautas secretos y todo toma color politico como siempre… hablan de chernobil sin saber, informense leyendo los articulos y sobre la carrera espacial lo mismo, que tiene que ver fobos grunt en todo esto???

AnonymousAnonymous

Que tiene que ver todo esto? muy simple, la improvización, porque no lees un poco los foros y te vas a enterar. Ademas justamente anoche emitieron por el canal de National Geografic el accidente de Chernobil, no lo vieste? que pena….alli tambien esta la improvización y la mentira.

AnonymousAnonymous

Antes de llamar a alguien embustero asegurate bien de lo que escribes Txemary por que asi no quedaras en ridiculo ante los demas lumbreras. Los dos Italianos fueron los hermanos Judica-Cordiglia de 20-23 años respectivamente, Radioaficionados que interceptarón la emisión desde Turín “Italia” el 4 de octubre de 1957 en ella escucharon y grabarón los jadeos de una persona con grandes dificultades para respirar y asi se confirmo cuando fuerón analizados por medicos profesionales que asi lo corroborarón que se trataba de alquien que estaba padeciendo un enfisema pulmonar grave. Estos no fuerón las unicas emisiones interceptadas hay varias más ya que interceptarón tanto lanzamientos Sovieticos y Estadounidenses de hecho el programa Cuarto Milenio en la temporada pasada les dedico una hora sobre el tema en el cual se les entrevistaba y lo explicaban con todo lujo de detalles poniendo las grabaciones y explicando como montarón las antenas en un terrado para lograr tal azaña. ¿Quien es el embustero Txemary?.

desconocidodesconocido

Cuarto milenio le dedicó un programa a un cosmanauta falso, que era en realidad el fotógrafo Joan Foncuberta.
Ese programa es una basura.

Txemary

El embustero eres tú, y los del engaño. Pero que lo de los dos italianos es una lellenda urbana, es un hecho porque… no hay ni siquiera un mal montaje al respecto.

A parte de que por no saber, no sabes ni las fuentes originales, ellos decían haber empezado a escuchar los satélites rusos tras el lanzamiento del sputnik en el 57, pero no es hasta el 28 de Noviembre del 60, meses antes del lanzamiento de Gagarin, que dijeron haber escuchado al cosmonauta ruso alejarse de la tierra (!?). Y todo esto no lo publican hasta el año 61. Esta historia muy bien desmontada en este artículo, uno de los que se basa la wikipedia para decir que lo de los italianos es un montaje (con):

http://www.forteantimes.com/features..._space.html

El autor es poco sospechoso de rusófilo por cierto…

Así que antes de decir barbaridades, informate un poco, porque si no, lo lamento pero solo se te puede calificar de embustero o de paleto… definir no es insultar chico. En el 57 es IMPOSIBLE que lanzasen un cosmonauta, puesto que tan solo tenían diseños (ojo, solo diseños) de habitáculos (que no vehículos de retorno) para viajes espaciales suborbitales, con lo que decir que lo escucharon en el 57, para alguien que sepa mínimamente de astronáutica es una barbaridad como un castillo.

Y luego ya, lo que mantenían que el cosmonáuta había mandado un SOS en código internacional ya sí que no se lo cree nadie, entre otras cosas porque los dirigentes del programa espacial soviético no hubiesen permitido esa capacidad. Y por último, como te digo es mecánica astral BÁSICA que las naves CAEN… no se escapan al espacio. Las Vostok (que ni si quiera exisitían en el 57) por ejemplo no tenían capacidad para pasar de LEO por lo que lee, se crítico, no te dejes llevar por propagandas de un lado ni de otro. Ah y por favor, se serio.

curiosocurioso

…lo del cosmonauta es rigurosamente cierto, pues hay pruebas de ello ya que los sistemas de retorno, aunque mal, funcionaron y cayo en el Pacifico, pudo nadar hasta una isla y paso 5 años antes que lo rescatasen…lo vi en una entrevista en la tele.

AnonymousAnonymous

que horrooooor! cinco años comiendo pescado y sin poder leer Pravda; se volvería loco de remate.

AnonymousAnonymous

Yo tengo serias dudas, sobre si mandar a Laika fue realmente una buena idea,si eso conlleva a un gran avance científico , supongo que es una opción , estaría de acuerdo, pero el echo de enviar a un perro al espacio (A una muerte casi segura ) me parece horrible.

AnonymousAnonymous

Madre mia, todos los que decis que enviar a un perro a una muerte segura no justifica los avances cientificos que supuso… Por favor, cuando comes carne: envias a animales a una muerte segura. Cuando se experimenta con miles y miles de ratones: se les envia a una muerte segura. No vengais ahora con que no se deberia haber hecho, que experimentar con animales, o simplemente comerselos esta a la orden del dia, y puestos a quejarnos mas sufren los pollos en las granjas, todos apretados. Hipocritas

gabriela

Al leer los comentarios, se ve que la mayoría no razona, salen con sensiblerías baratas, repitiendo lo que han leído por ahí, y no piensan en la evolución que ha tenido la carrera espacial, en cómo partió, qué pasos se han ido dando, qué se ha ido descubriendo, qué se ha inventado a partir de tener satélites orbitando el planeta, o la Estación Espacial que incluye personas… Por todo esto, intuyo que se trata de gente joven que lee poco.

Yo recuerdo perfectamente haber escuchado la noticia por radio, los comentarios, las entrevistas a científicos, etc.

Y toda esa información se agradece, y mucho.

Deja un comentario

Tu email nunca será mostrado o compartido. No olvides rellenar los campos obligatorios.

Obligatorio
Obligatorio
Obligatorio

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>