Interceptores nucleares de hipervelocidad para salvar a la Tierra de asteroides peligrosos

Existen muchos métodos para salvar a la Tierra de una colisión con un asteroide cercano, pero desgraciadamente ninguno de ellos está disponible en estos momentos. Sí, amigos, como lo oyen. Aquí estamos, una civilización con capacidad para viajar por el espacio y no disponemos de ningún medio disponible para evitar nuestra destrucción. Entonces, ¿qué haríamos si mañana mismo descubrimos un asteroide o cometa que va a impactar contra nuestro planeta en menos de diez años?

Explosión causada por el impacto del interceptor de la sonda Deep Impact con el cometa Tempel 1 (NASA).

En este caso, la opinión de la comunidad científica internacional está clara: la única alternativa rápida y simple es usar interceptores kinéticos, bien sea con armas nucleares o sin ellas. Lo que viene siendo disparar una bala contra un asteroide. Pero esto de lanzar artefactos nucleares contra cuerpos menores del Sistema Solar no es tan fácil como Hollywood quiere hacernos creer. Veamos. Las armas nucleares pueden usarse para desviar a un asteroide de su órbita mediante una explosión próxima a su superficie o para destruir el objeto a lo Bruce Willis en Armaggedon.

El primer caso no es práctico si contamos con poco tiempo para prepararnos, así que sólo nos queda la opción de romper o vaporizar el asteroide. Además, la eficiencia energética de una explosión dentro del asteroide es unas cien veces superior a otra que tenga lugar fuera del mismo. Por supuesto, corremos el riesgo de fragmentar el asteroide en varias piezas, con lo que tendríamos que enfrentarnos a la amenaza no de uno, sino de varios impactos. Pero bueno, nadie dijo que salvar el mundo fuese fácil. Una solución pasa por aumentar la potencia de la explosión nuclear de tal forma que la mayoría de los pedazos adquieran una trayectoria que no pase por la Tierra, aunque los detalles de esta técnica dependen de las características internas y de la masa del asteroide.

‘Vale, pues no tenemos nada más que reventar el asteroide con armas nucleares y ya está’. Pues no, no nos precipitemos. Hay un pequeño problema. Si sólo tenemos unos pocos años para preparar el ataque, es imposible realizar una misión de interceptación en la que la nave iguale su velocidad con la del asteroide, ya que para eso necesitaríamos llevar a cabo maniobras muy energéticas. Eso significa que nuestro interceptor chocaría con el blanco a 2-30 km/s. ¿Y dónde está el problema? Pues que las armas nucleares no permiten velocidades de impacto superiores a los 300 m/s si no queremos que el mecanismo de ignición se destruya al chocar contra el asteroide antes de detonar el artefacto (en realidad, es posible que las armas nucleares actuales permitan velocidades de 1,5 km/s, pero obviamente el diseño exacto de estos sistemas es alto secreto). Todo un cuello de botella tecnológico desconocido para la mayor parte del público. O dicho con otras palabras, en realidad estamos aún más indefensos de lo que pensábamos.

Pero no nos deprimamos aún. Bong Wie, director del Asteroid Deflection Research Center (ADRC), ha realizado un estudio para la NASA intentando solucionar este dilema. La conclusión de Wie es que se debe emplear un interceptor nuclear doble formado por dos naves. una detrás de la otra. La primera nave incluiría los sensores de navegación para guiar la sonda hasta el asteroide -todo un desafío en sí mismo- y además serviría como interceptor kinético, creando un bonito cráter que ayudaría a la penetración de la segunda nave, equipada con el artefacto nuclear.

Sistema de interceptor nuclear doble del ADRC (ADRC).

Obviamente, este esquema no es nuevo. En 1997 el Centro Nuclear de la Federación Rusa ya propuso un interceptor doble en el que la primera nave incorporaba además una carga hueca de explosivos convencionales para asegurar la detonación en profundidad del arma nuclear. No obstante, este sistema solo permitía impactos a 1,5 km/s (de ahí que supongamos que las armas nucleares actuales -las rusas al menos- soporten estas velocidades).

Interceptor de asteroides ruso de 1997 (ADRC).

La diferencia es que en el sistema propuesto por Wie las dos naves despegarían juntas, pero impactarían de forma independiente, permitiendo un rango de velocidades de choque mucho mayor (superiores a los 10 km/s). Esta misión emplearía las tecnologías desarrolladas para las misiones Deep Impact y LCROSS. El prototipo de interceptor nuclear de hipervelocidad -sólo el nombre ya da miedo- tendría una masa total de unas cuatro toneladas si usamos un cohete Delta IV Heavy -el lanzador norteamericano más potente en servicio- y estaría dividido en tres partes: un módulo de propulsión u OTV (Orbital Transfer Vehicle), la naves interceptoras para crear el cráter inicial, y el vehículo con la carga nuclear o TMV (Terminal Maneuvering Vehicle). El TMV incorporaría dos o más armas nucleares con una potencia total de 2 megatones.

Interceptor nuclear de hipervelocidad (ADRC).
Datos del interceptor nuclear (ADRC).
Primera versión del interceptor doble (ADRC).

Según las simulaciones llevadas a cabo en el Lawrence Livermore National Laboratory, un interceptador de este tipo fragmentaría un asteroide de 270 metros como Apophis de tal forma que solamente un 3% de la masa del cuerpo como máximo chocaría con la Tierra aunque la interceptación tuviese lugar tan sólo quince días antes del impacto con nuestro planeta. Y eso con un arma nuclear de 300 kilotones.

Fragmentos que impactarían con la Tierra tras destruir un asteroide de 270 metros con un arma de 300 kilotones (ADRC).

Por supuesto, coordinar las dos naves interceptoras de tal forma que colisionen en el mismo lugar de forma independiente constituye un desafío enorme, así que ya deberíamos ir pensando en sacar adelante misiones de prueba para desarrollar estas y otras tecnologías relacionadas con la defensa de nuestro planeta. Una pena que la misión Don Quijote de la ESA haya sido cancelada.

Aunque realmente, todo esto ya está inventado. Cualquiera que haya visto la película Deep Impact sabe que este es el método que emplean los astronautas de la nave Messiah para destruir el amenazante cometa Wolf-Biederman. No, si al final Hollywood va a tener razón después de todo.

Nave Messiah de ‘Deep Impact’.
Vídeo del ADRC sobre interceptación de asteroides:

Referencias:

Vota por Eureka en los Premios Bitácoras 2012:

30 Comentarios

Participa Suscríbete

Lindem Herz

OST de Aerosmith es para la otra pela – para asegurarla, pon a Robert Duvall a los controles. Justo estaba viendo Deep Impact ayer después de años y he muerto de risa al ver que han cogido a los stacks del shuttle y el Energiya y los han juntado como si fueran piezas de lego.

LattisNetLattisNet

La verdad que es un buen ejercicio mental el buscar una forma eficiente de interceptar un objeto espacial que amenace a la Tierra. Debería proponerse un panel de comentaristas y plantear sus ideas al respecto. ¿Qué tal? Desde ahorita me propongo a buscar una o varias soluciones y si resulta la idea las comentaré. Saludos!

AnonymousAnonymous

Es donde se debería inclinar la administración norteamericana con respecto a los asteroides; en vez de esforzarse en mandar una misión tripulada a los asteroides cercanos? a la tierra, invertir en un programa defensivo global contra asteroides y cometas que amenazan a la tierra, el programa Impacto Profundo.
En vez de convertir la NASA en NACA (predecesor de la NASA, Comité Asesor Nacional para la Aeronáutica), deberían convertirlo la NASA en otra NOAA (Administración Nacional Oceánica y Atmosférica), para que cuide al planeta del clima espacial, vientos solares, asteroides y cometas.
Tuco de la rey

Prostock

El uso de explosivos, convencionales o no, no aseguran una solución definitiva del problema, ya que dudo que se pueda “atomizar” totalmente el asteroide en cuestión, y como ya se ha analizado hace tiempo, la fragmentación en pequeños “guijarros” no evita que una lluvia de los mismos, caliente significativamente la atmósfera ante millones de pedazos entrantes.
La solución es orbitar una masa para provocar la transferencia del momento y crear una variación de la trayectoria del objeto en cuestión.

AnonymousAnonymous

Claro. Es mucho más factible poner en órbita algo con tanta masa como para poder modificar la trayectoria de un asteroide, y luego además acercarlo para que lo orbite.

Genius.

Oscar

No hace mucho, vi un reportaje en un canal cientifico en el que hablaban del final de la tierra cuando todo el agua se evapore por el aumento de la actividad solar antes de que el sol se convierta en una supernova (o algo así, no soy un experto). Luego explicaron que ‘existe’ una especie de ‘plan’ para hacer de marte un planeta habitable, siendo el primer paso estrellar un meteorito contra el polo norte de marte, bajo el cual hay hielo, para que el agua se esparza por la mayor parte de la superficie. Para ello usan unos cohetes tipo SRB anclado al meteorito para modificar su trayectoria…

Una segunda fase constaría de crear fabricas de CO2 en la superficie para que el aire fuera respirable y aumentar su temperatura…

cienciaficcionuruguaya

No se preocupen chicos, si dentro del periodo de vida de Bruce Willis viene un asteroide estamos salvados, si él muere antes de eso…. es el fin. pero eso si, el plan B.R.U.C.E. incluye hacer una nueva MIR para asi los americanos se burlan de ella mientras explota y toman energías para salvar al mundo. y claro es entendible, nos burlamos de la estacion espacial multimodular porque no tenemos una……

AnonymousAnonymous

¿Realmente se puede detectar un objeto tan pequeño con tanta antelación?
Otro de los riesgos de la detonación nuclear y posterior fragmentación sería la consiguiente lluvia radiactiva.

rlyehrlyeh

y en vez de destruirlo o desviarlo no se puede acelerar el cometa desde su propia superficie por ejemplo, para que pase de largo por el lugar de impacto *antes* de lo previsto? 😀 considerando que no son masas relativamente muy grandes, y que apenas hay friccion en el espacio, un pequeño empujoncito con cohetes (o con otro sistema) haría un buen trabajo! xDD

MedvedMedved

Arthur C. Clarke ya dió con la solución para la detección de todos los objetos mayores de un metro del Sistema Solar: detonar un arma nuclear muy grande al otro lado del Sol que emitiría un pulso electromagnético que rebotaría por todas partes como en un radar gigante.

AnonymousAnonymous

¿Y verdaderamente un arma nuclear funcionaría en el Espacio?, porque hay muy poco oxígeno lo cuál no permite la termofusión del núcleo.

Prostock

Un arma atómica o una termonuclear, no dependen de la existencia de oxígeno (http://es.wikipedia.org/wiki/Arma_termonuclear). La liberación de energía provocada por la fisión ( arma atómica ) o fusión ( arma termonuclear ) generan una descarga masiva de radiaciones ( alfa, beta, gamma, x, todas ellas mortales ) y átomos radioactivos de diferentes grados de duración. Asimismo se genera una onda de choque térmica ( dentro del rango de las radiaciones ) que incinera todo a su paso, perdiendo potencia a medida que se aleja del punto cero.
La onda de choque comúnmente vista en documentales o películas, es el resultado del desplazamiento de los gases atmosféricos ( aire ) que ronda velocidades de 400 m/s.
En el espacio, esa onda de choque no existiría, y la “carcaza” de material que podría llegar a golpearte, dependerá del existente en el arma y del volumen atomizado durante la detonación ( dado por el tamaño de la “bola de fuego” inicial, ej.: Hiroshima, 20 Kt, 200 metros de diámetro ; Castle Bravo 15 Mt, 2,8 kilómetros de diámetro ; Tzar 48/46 Mt 4.6 kilómetros de diámetro.

Prostock

Atomización del cuerpo al que se le ha adosado el arma, dentro del alcance de la bola de fuego resultante.
El resto del cuerpo sí podría ser desarticulado por la onda de choque que se propagaría por la superficie y el interior del objeto en cuestión ( asteroide, cometa ), cosa que se me pasó en el comentario anterior.
El problema es que podrías tener en vez de un cuerpo de unos 2 o 5 km. en dirección a la Tierra, una enorme perdigonada de guijarros llegando, por un volumen similar o levemente inferior al objeto destruido.
No hay manera de asegurar una vaporización por atomización absoluta del objetivo ( sorry Hollywood… )
Los únicos conceptos más viables, serían un conocimiento más profundo de las órbitas de los posibles “asesinos”, y el despliegue de otros sistemas capaces de hacer frente a la amenaza.

AnonymousAnonymous

El problema gordo es que un asteroide de 200 metros sólo le haría ‘cosquillas’ a la Tierra, es muy complicado que ocasionara un gran daño, por el tamaño, porque su velocidad relativa con la Tierra no es muy grande y porque suelen tener poca consistencia interna … no son ‘duros’

El auténtico peligro son los cometas de 10km o más, que son enormes, muy rígidos y pueden ‘enganchar’ a la Tierra con una velocidad relativa muy grande. Un encuentro con un bicho de estos aseguraría la destrucción del 90% de la vida en la Tierra.

La más potente arma nuclear que existe le haría ‘cosquillas’ a un ‘killer’ de estos. Nos creemos muy poderosos pero nuestras armas son juguetes sin tanto poder como les gusta pensar a los políticos. Su verdadero poder es persuasivo.

Es muy difícil que un cometa grande choque con la Tierra, pero seguro que no sería el primero. Respecto a los asteroides, es algo con lo que hay que vivir, no van a acabar con el planeta ni con la humanidad … más muertos provoca la gripe y no pasa nada.

Hoy por hoy, estamos indefensos ante un cometa grande y ya podemos rezar para que no venga ninguno antes de que se pueda desarrollar una tecnología que permita crear y controlar cantidades descomunales de energía … claro que ahora la moda son los molinillos de viento y tal … en fin … lo de siempre, nos creemos (o nos hacen creer) el centro de la creación y en realidad no tenemos ni media hostia.

AnonymousAnonymous

Carajo cancelaron la don quijote que se valla bien ala m….
la administrasio de la esa.

AnonymousAnonymous

CUANDO UTILISAN EL HAARP ESTAN MOVIENDO MILESIMAS DE GRADOS EL EJE GRAVITATORIO DE LA TIERRA LO CUAL VA A PROVOCAR LA DESALINEACION DE ESTA PROVOCANDO QUE 4 PLANETAS COINCIDAN ENTRE SI EL ASTEROIDE DA14 QUE SE APROXIMA EL 15 DE FEBRERO VA A COINCIDIR CON LA RUTA DE ROTACION DE LA TIERRA EL 12 DE 12 DEL 12 DEL 12 NO ES CIENCIA FICCION NOSOTROS EN NUESTRA CASA TENEMOS UN PORTAL DIMENCIONAL Y NOSOTROS YA OBSERVAMOS ESE EFECTO ANTES QUE USTEDES SOMOS DE GTO MEXICO Y NOSOTROS TENEMOS COMUNICACION CON PERSONAS DE OTRO PLANETA SI NO NOS CREEN AGAN EL EXPERIMENTO NADIEN VA A QUEDAR SOLO NOSOTROS 2 YO TENGO 10 AÑOS Y MI PAPI 41 VIVIMOS EN UN RANCHO DE EL ESTADO DE GTO SOMOS MEXICANOS

jonathan Cuesta

Sin palabras y sin ojos.
La mecánica celeste tiene un nuevo amigo la “ruta de rotación”
Ese día habrá barra libre de algun líquido de dudosa procedencia para recibir a los marcianitos?

Gustavo Fabián Paredes

Si el mecanismo de ignición no puede activarse en menos tiempo, entonces la soluciónes fácil.
Enciendanlo antes. Es decir, disparen el mecanismo antes.
Supongo que el sensor de distancia ha de tener una buena sensibilidad.
No veo problema en ello.
Y si no miremos el encendido de los retrocohetes de las Soyuz al aterrizar.

Saludos.

AnonymousAnonymous

Que gente mas rara escribe comentarios! Muy bueno lo de la nave doble, una hace el crater y la otra penetra con la carga nuclear.
Una pregunta:El sistema de detonacion ¿no se podria activar desde lejos para evitar su posible destruccion en el choque? o ¿es que estamos hablando de bombas H cuyo detonador es una bomba?
Ojo! Pregunto por que no se.

Guillermo

Os parecerá un cachondeo, pero quizás en un futuro podríamos robotizar y motorizar alguna de las pequeñas lunas que existen en nuestra galaxia para situarla en rumbo de colisión contra cualquier objeto que realmente suponga un grave peligro.
1saludo.

1 Trackback

Deja un comentario

Tu email nunca será mostrado o compartido. No olvides rellenar los campos obligatorios.

Obligatorio
Obligatorio
Obligatorio

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>