La maldición del Burán

El pasado 9 de mayo un avión Sujói SuperJet-100 se estrelló en Indonesia durante un vuelo de promoción, muriendo sus 45 ocupantes de forma inmediata. El accidente tuvo bastante repercusión en los medios, aunque sin embargo poca gente se enteró de que el comandante del avión, Aleksándr Yablontsev (Александр Яблонцев), era nada más y nada menos que un antiguo miembro del cuerpo de cosmonautas del programa del transbordador espacial soviético Burán.

Aleksándr Yablontsev a los mandos del Superjet-100 poco antes del accidente (Sukhoi).

Efectivamente, y aunque nunca llegó a alcanzar el espacio, Yablontsev permaneció a la tercera selección de cosmonautas del Burán llevada a cabo en enero de 1989 por el GK NII de la Fuerza Aérea Soviética. Tras dos años de entrenamiento, Yablontsev fue declarado candidato a cosmonauta de forma oficial en abril de 1992. No obstante, este grupo de cosmonautas sería oficialmente disuelto en 1996, tras la cancelación del programa Energía-Burán. Varios pilotos del grupo del GK NII terminarían por viajar al espacio, como Aleksándr Kadenyuk o Valeri Tokarev.

Transbordador espacial Burán.

Con la muerte de Yablontsev, el número de cosmonautas del Burán que han muerto en circunstancias, digamos, “violentas” se puede decir que es bastante elevado. Juzguen ustedes mismos:

Oleg Kononenko: miembro de la primera selección de cosmonautas del Burán del LII (MAP). Falleció el 8 de septiembre de 1980 en un accidente de aviación mientras pilotaba un Yakovlev Yak-38A.

Anatoli Levchenko: otro miembro de la primera selección del LII. Junto con Ígor Volk fue el único cosmonauta del programa Burán que viajó al espacio como parte del entrenamiento para una misión tripulada. Murió en 1988 de cáncer, apenas un año después de visitar la estación Mir durante la misión Soyuz TM-4.

Rimantas Stankyavichus: miembro de la selección del LII y candidato a pilotar la primera misión tripulada del Burán. Murió en un accidente de aviación en 1990 mientras pilotaba un Sujói Su-27 en una exhibición aérea.

Aleksándr Schukin: al igual que los anteriores, miembro de la selección del LII. Llegó a pilotar el análogo del Burán para pruebas atmosféricas, el BTS-02 (el Enterprise soviético). Murió en agosto de 1988 mientras pilotaba un avión deportivo Sujói Su-26M.

Yuri Prijodko: otro miembro del LII que murió tras una larga enfermedad a la temprana edad de 47 años, aunque en este caso no hubo ningún accidente de por medio.

Yuri Sheffer: al igual que Prijodko, murió prematuramente a los 53 años.

Ya sé que estamos hablando de pilotos de prueba, una profesión arriesgada que exige vivir siempre al límite, pero no me negarán que al mortandad entre los miembros de este grupo es algo elevada. Nada más y nada menos que siete pilotos fallecidos de entre los primeros 27 candidatos a cosmonautas, cuatro de ellos en accidentes de aviación. Por supuesto, realmente no creo que haya ninguna “maldición” implicada, aunque ciertamente el asunto da que pensar.

En fin, un trágico final para alguien que, quizá si la historia hubiese tomado otro curso, podría haber alcanzado el espacio a bordo de un transbordador espacial soviético. Descansen en paz.

Ígor Vol y Rimantas Stankyavichus delante del BTS-02 después de uno de los vuelos de prueba.

8 Comentarios

Participa Suscríbete

Txemary

Descanse en paz. Yo tampoco sabía que el piloto del superjet había estado en el programa del Buran. Por cierto ¿de cuantos cosmonautas estamos hablando entre las tres selecciones? porque 6 son muchos…

Gaston Trazo

Que loco, de hecho, los responsables de poner el primer hombre en el espacio tambien murieron en la gloria, Korolev murió antes de ver como estados unidos le ganaba la carrera espacial y Glusko murió antes de ver como terminaria el programa shuttle ruso. Interesante no? Ambos padres de la cosmonautica.

Taoiste

Pues si que es curioso, me pregunto si una posible causa haya sido una sobredosis continuada de wodka o por el contrario haberse olvidado de mear en la rueda de recambio.
En fin, gracias y que la paz eterna sea con ellos.

Diego Córdova

Que curioso, hay un Oleg Kononenko entre los pilotos del Buran, se llama exactamente igual al que ahora mismo está en la estación espacial como parte de la Expedición 31.

1 Trackback

Deja un comentario

Tu email nunca será mostrado o compartido. No olvides rellenar los campos obligatorios.

Obligatorio
Obligatorio
Obligatorio

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>