Finalizó Mars 500

Todo llega a su fin, y el experimento ruso Mars 500 no iba a ser menos. Después de 520 días aislados dentro de las instalaciones del IMBP (Instituto para Problemas Biomédicos) de Moscú, los seis simonautas abrieron hoy la escotilla de su “nave”. Durante este año y medio, cuatro rusos, un francés, un italiano y un chino han simulado las distintas fases de un viaje a Marte de tipo oposición: 250 días para el trayecto de ida, 30 días en la superficie y 240 días para el tramo de regreso.

La tripulación estaba comandada por el ruso Alexéi Sitiov (candidato a cosmonauta) e incluía a Sujrob Kamolov (médico cirujano), Aleksándr Smoléievski (médico), Wang Yue (médico chino), Diego Urbina (ingeniero aeroespacial italiano de origen colombiano) y Romain Charles (ingeniero francés). Tanto Urbina como Charles han representado a la agencia espacial europea (ESA) durante la misión. La organización decidió prescindir de mujeres con el fin de evitar “conflictos sentimentales” que pudiesen complicar el desarrollo de la experiencia.

Los simunautas (ESA).

La “nave” en la que han residido los seis miembros de la tripulación estaba formada por cinco módulos o “barriles” (bochki en ruso), incluyendo un módulo vivienda (EU-150, de 150 metros cúbico), un almacén (EU-250) y un módulo “médico” (EU-100). Complementando a estos módulos principales había un módulo adicional de 50 metros cúbicos (EU-50) que simulaba una nave de aterrizaje marciana. Dentro de este módulo, Urbina, Smoléievski y Wang permanecieron treinta días (del 12 al 23 de febrero de 2011) simulando una misión a la superficie del planeta rojo. Para darle más realismo al asunto, los tres simunautas realizaron varias “actividades extravehiculares” en un terreno que imitaba la superficie de Marte. La primera de estas EVAs fue realizada el pasado 14 de febrero por Smoléievski y Urbina.

Una EVA simulada en Marte (ESA).
Un Marte un poco cutre, sí, pero menos da una piedra (ESA).
Trajes Orlán-E (ESA/Roscosmos).

Para las EVAs simuladas se empelaron trajes Orlán-E, construidos por la empresa NPP Zvezdá tomando como base el prototipo de traje marciano EVA Suit 2000, a su vez construido a partir del traje Orlán-DMA. Para su uso en la Tierra, los trajes fueron aligerados considerablemente.

Durante estos 520 días se han llevado a cabo numerosos experimentos relacionados con una misión a Marte, aunque obviamente Mars 500 no ha podido simular las condiciones reales de un viaje de este tipo (ausencia de gravedad o los peligros de la radiación). Y es que el principal objetivo de Mars 500 ha sido estudiar los factores psicológicos de esta aventura, motivo por el cual se ha puesto énfasis en el total aislamiento de los simunautas. Por ejemplo, para que la tripulación sintiese en todo momento que formaba parte de un viaje espacial se simuló con precisión el retraso en las comunicaciones con “la Tierra”. Otros objetivos secundarios han sido el desarrollo de nuevas técnicas de logística para misiones espaciales y tecnologías para monitorizar la salud de la tripulación y los sistemas de soporte vital.

Mars 500 se ha llevado a cabo en el IMBP (Институт Медико-Биологических Проблем, ИМБП) de Moscú. Este centro fue creado en 1963 por Mstislav Keldish y Serguéi Korolyov para estudiar los problemas médicos asociados a los viajes espaciales y en la actualidad forma parte de la Academia de Ciencias de la Federación Rusa. Los diferentes bochki se hallaban situados dentro de una nave industrial denominada NEK (НЭК, Наземный Экспериментальный Комплекс), construida entre 1964 y 1970 para planificar los incipientes proyectos de viajes interplanetarios soviéticos.

Instalaciones de Mars 500 en el IMBP (Roscosmos/ESA).

Interior de algunos de los módulos (Roscosmos).
Misión a Marte y nave marciana usada como base para Mars 500 (RKK Energía).

Mars 500 no es la primera experiencia simulada de un viaje a Marte, aunque sí ha sido la más larga. Ya en una fecha tan temprana como 1967, tres voluntarios (Andréi Vozhkó, Guerman Manóvtsev y Borís Ulívishev) pasaron un año entero en menos de 12 metros cuadrados (!) para entrenarse de cara a un viaje interplanetario. En 1971-1975 se realizó toda una serie de experiencias de 60-120 días de duración, culminando con una prueba de 120 días que finalizaría en enero de 1988. En mayo-junio de 1980 tuvo lugar otra prueba de 25 días y en abril de 1983 finalizó una experiencia de 60 días. Ese mismo año se realizaría una simulación de 90 días donde se probó el sistema Elektrón para regenerar oxígeno a partir del agua y la orina, actualmente empleado en la ISS. Entre marzo y junio de 1984 se llevó a cabo otra prueba de 90 días para probar varios sistemas de soporte vital. En julio de 1987 se realizaría una simulación con una duración idéntica, pero centrada en la preparación del aspecto físico de los simunautas. En junio-julio de 1989 se efectuó otra prueba de un mes de duración dedicada al estudio de las actividades de la tripulación en ambientes con baja concentración de oxígeno (hasta un 16%).

Tras la caída de la URSS, entre septiembre de 1994 y enero de 1995 se realizó la experiencia HUBES (Human Behavior in Extended Spaceflight) para ganar experiencia de cara al programa ruso-europeo Euromir-95. Posteriormente, el 22 de enero de 1996 finalizaría otra experiencia de 90 días denominada EKOPSI-95. Por último, entre el 2 de febrero de 1999 y el 22 de marzo de 2000 tuvo lugar la simulación internacional SFINCSS-99 (Simulation of Flight of International Crew on Space Station) con participación de los EEUU, Japón, Canadá y varios países europeos. En esa ocasión, los sonados conflictos amorosos entre los miembros de la tripulación impidieron el completo desarrollo del experimento.

Antes de la experiencia definitiva de 520 días de Mars 500, en noviembre de 2007 se realizó una prueba de 14 días y en 2009 cuatro rusos, un francés y un alemán pasaron 105 días dentro de las instalaciones del IMBP.

Como siguiente fase de la simulación no estaría mal repetir el experimento en órbita dentro de la ISS y, de paso, superar el récord de estancia en el espacio de Valeri Polyakov, que ya va siendo hora.

Finalizó la experiencia (Roscosmos).
Más información:

13 Comentarios

Participa Suscríbete

AnonymousAnonymous

Noel dice:

El hecho de que no haya habido mujeres en el experimento quita gran parte de la validez que pudiera tener.

Creo que está claro que las mujeres no van a dejar que se las aparte de la 1ª misión a Marte, es más, sería todo un símbolo que una mujer fuese la primera conquistadora del mundo de donde se dice que vienen los hombres.

Constantino Carenado

Hola Daniel.

¿Conoces algunas conclusiones iniciales de la experiencia, o son un secreto?

Los perfiles de los simonautas fueron elegidos para fomentar tensiones o, por contra, se buscó la compatibilidad de caracteres.

Un saludo.

MederosMederos

Veo muy necesario repetir esta experiencia en la ISS

Que incluya un viaje intermedio a la tierra con una duración de 30 días a una ficticia base marciana en un desierto inospito de nuestro planeta como el Atacama.

Me gusta la idea de ver una Soyuz aterrizando en el desierto de Atacama.

Luego sean llevados a la IIS con un mínimo de preparación para simular el viaje de vuelta a la tierra desde marte.

Ojala que esta simulación mas realista en la ISS sea posible luego de 2014

AnonymousAnonymous

Muchas gracias por tu blog. Hacia tiempo que venia buscando un lugar como este. Felicidades.

Anon 34Anon 34

Algunos sitios norteamericanos de difusion de ciencia y tecnologia criticaron bastante la simulacion en estos dias, diciendo que es incomparable a un viaje real por lo que no prueba que estemos “psicologicamente listos” para un viaje tan largo.

Se olvidaron de Polyakov parece.

AnonymousAnonymous

La organización decidió prescindir de mujeres con el fin de evitar “conflictos sentimentales”
En fin, también pueden producirse “conflictos sentimentales” sin mujeres…

AnonymousAnonymous

Todo muy bonito pero se podían haber explayado un poco en la simulación del suelo marciano, no se yo por ejemplo elegir un paisaje volcánico en la siberia rusa o si es dentro de un decorado algo mas grande con un fondo de marte real por que por imágenes de 360 grados disponibles no sera, esto es muy cutre una pared, etc.
Desde luego es lo mas próximo a Marte que estaremos los próximos 30 años por lo tanto a conformarse se ha dicho.

Jorge m.g.

TALsite

“Como siguiente fase de la simulación no estaría mal repetir el experimento en órbita dentro de la ISS y, de paso, superar el récord de estancia en el espacio de Valeri Polyakov, que ya va siendo hora.”

Así es Daniel. Sería una bonita misión y voluntarios no faltarían, seguro.

La diferencia, como indico en una entrada de mi blog a este respecto, es que durante la estancia total del astronauta/cosmonauta en la ISS, este conviviría con diferentes tripulaciones residentes, y esto haría que el resultado (en cuanto a aislamiento) no fuera el mismo que el de esta simulación.
Saludos.
Carlos

asaborido

No es un experimento válido sin mujeres por ‘cuestiones sentimentales’. Como han dicho también puede haber ‘cuestiones’ entre hombres. Y en las sentimentales hay amor. Pero si surgen cuestiones de política y religión, apaga y vámonos. No me vale el experimento a mí.

Daniel Marín

@TALSite: pues sí, pero todo sea por superar el récord de Polyakov.

@asaborido: totalmente de acuerdo, pero eso es lo que ha dicho la organización 😉

Saludos.

TxemaryTxemary

Voy a dejar de lado el tema de las mujeres porque semejante sandez por parte de la organización todavía me ha dejado pasmado… pero si me pongo a dar estopa me enciendo y no paro.

Pero esto… una cosilla… “SIMUNAUTAS” me ha llegado al alma me ha encantado la palabra.

Deja un comentario

Tu email nunca será mostrado o compartido. No olvides rellenar los campos obligatorios.

Obligatorio
Obligatorio
Obligatorio

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>