El remolcador iónico de Lávochkin

En el pasado salón aeroespacial de Farnborough pudimos ver la propuesta de la empresa rusa NPO Lávochkin para desarrollar un remolcador de satélites denominado Dvina. Este remolcador se encargaría principalmente de llevar los satélites desde la órbita baja (LEO) hasta la órbita geoestacionaria (GEO). De este modo, al no tener que incorporar una etapa superior, los satélites geosíncronos podrían tener una masa mucho mayor. Otro rol muy interesante para Dvina sería el poder retirar hacia otras órbitas de aparcamiento aquellos satélites que hayan dejado de funcionar, una aplicación muy importante de cara a la abarrotada GEO. Para facilitar la reutilización del remolcador, Dvina emplearía motores iónicos -o de plasma- de nueva generación. En un principio, Dvina se fabricaría en dos modalidades, una de 1467 kg para cargas lanzadas mediante cohetes Soyuz y otra de 1563 para satélites del Protón. La versión para Soyuz podría transportar hasta 1117 kg, mientras que la versión pesada sería capaz de manejar hasta 4861 kg.

Teniendo en cuenta que Lávochkin se haya en proceso de integración con ISS Reshetnyov -empresa fabricante de los GLONASS y los satélites geoestacionarios rusos- es muy posible que este proyecto tenga más futuro de lo que muchos analistas piensan.

Dvina (Anatoly Zak/Russianspaceweb.com).

11 Comentarios

Participa Suscríbete

Ignacio Egea

Años llevo clamando por un sistema de este tipo. Hemos estado muy cerca de quedarnos sin Hubble por su falta.

Y para colmo, ni el Bush ni el Obama contestan a mis correos, los muy capullos.

AnonymousAnonymous

Muy buena idea. Proyectos revolucionarios como este se necesitan, si realmente queremos extendernos por el espacio.
Sería muy interesante ver la tecnología rusa en motores de plasma.

Saludos!

AnonymousAnonymous

POR ESO EL SABIO, para el pueblo es un “pendejo”, que a lo mejor no se equivocan!. (o al menos en eso confía el pueblo, o sus muchos demagogos).
… Yo les voy a decir una cosa, desde mi humilde punto de vista, que ya se que a nadie le importa!.: Un León, es un León!.
Mas un León que se comporta como una oveja, es un miserable cobarde, según el pueblo, y aún más si lo sorprendieran comiendo hierva, (de Vegetariano)…, o comiera ensaladas: tomate, apio y lechugas, en vez de hamburguesas.
Mas si un León sabio fuera, devorará verduras en vez de sangre, carne y huesos y será como un humilde cordero…, y no será cobarde sino Señorial, sabio, bondadoso y virtuoso!, ya que por ser plebeyos invertimos valores y términos.
Que si con hambre se encontrara una cartera llena de billetes y una manzana. Tomará la manzana y dejaría los billetes, sin dejar de dar las gracias…, que de verdad así son los sabios. Alfonso Játiva Gómez

AnonymousAnonymous

una duda, siendo el empuje tan mínimo significa que muy despacio alcanzará su órbita, ¿quizás unos milímetros por órbita?

Entonces cuando se aproxime a la órbita geoestacionaria irá sacudiéndose con todos los satélites que ya están en ella.

No se si se me entiende

DarkSapiens

Madre mía con el comentario número 3. WTF o_o

Esto… yo quería preguntar si había alguna estimación de fechas, si el proyecto se hiciera realidad…

Un saludo!

Ignacio Egea

No creo que sean unos milímetros por órbita, y menos cuando el motor lleve un tiempo funcionando. Si así fuera, para alcanzar una “altura” geoestacionaria a treinta y seis mil millones de milímetros de altura debería describir millones de órbitas, y tardaría miles de años.

ZanstelZanstel

Puede que los primeros intentos no obtengan todo el potencial, pero a largo plazo, es una opción estupenda.

La clave está en un reuso masivo. Me imagino incluso que podrían diseñar un sistema especial de conexión para sujetar mejor los remolques (sean satélites o lo que sea) y que, en cierta modalidad, incluya un sistema de reabastecimiento de propelente del remolcador.
Siempre será más barato un sencillo sistema de conexión y llevar solo propelente (que además, en un motor iónico, se usará con alto ISP), que no una etapa completa de propulsión.
A poco que se demostrase su viabilidad, no me extrañaría que se acabara usando incluso para una transferencia desde la órbita baja terrestre hasta una órbita lunar.

AnonymousAnonymous

Concuerdo Zanstel. Y de hecho para un remolcador entre la órbita lunar y terrestre, el VASIMR con un reactor nuclear vendría como anillo al dedo (me imagino que Chang se habrá cansado de pensar en ello). Tal vez es lo que se necesita para hacer viable una estación lunar, no para el envío de los tripulantes porque alargaría el viaje demasiado, pero con la carga donde el tiempo no es un impedimento, ahorrar costo y aumentar la masa sería lo mas lógico.

Saludos!

P.D: Sería interesante una alianza entre Ad Astra Rocket y Rusia, teniendo en cuenta la idea de esta última de desarrollar reactores nucleares espaciales. ¿¿Alguien tiene alguna información al respecto?? (En mas de una ocasión Chang dijo que no estaban atados a nadie, ni a la NASA)

Daniel Marín

@DarkSapiens: fechas concretas no hay aún, me imagino que todo dependerá de los € invertidos.

@Anónimo: entiendo tu inquietud, pero la órbita GEO no está TAN abarrotada. Un satélite podría llegar sin problemas en una órbita espiral.

@Anónimo2: sería una colaboración interesante, pero me imagino que a Rusia le interesa invertir antes en su tecnología de motores eléctricos antes que en el VASIMR.

Saludos.

Deja un comentario

Tu email nunca será mostrado o compartido. No olvides rellenar los campos obligatorios.

Obligatorio
Obligatorio
Obligatorio

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>