Primer lanzamiento del Falcon 9

Por fin ha tenido lugar el lanzamiento más esperado de los últimos años. La empresa SpaceX lanzó hoy a las 18:45 UTC con éxito el primer cohete Falcon 9 desde la rampa SLC-40 de Cabo Cañaveral (Cape Canaveral Air Force Station). El lanzamiento fue pospuesto en repetidas ocasiones estos últimos meses y hoy mismo estuvo a punto de ser cancelado tras un aborto tres minutos antes del despegue.



Logo del Falcon 9 (SpaceX).

En este vuelo inaugural, el Falcon 9 ha puesto en órbita una maqueta de la nave Dragon denominada DSQU (Dragon Spacecraft Qualification Unit). En un principio esta maqueta debía haberse empleado para pruebas en tierra, pero finalmente se decidió usarla para esta misión.

SpaceX debe lanzar en los próximos meses otros tres vuelos de ensayo del Dragon, seguidos de doce vuelos comerciales del programa COTS de la NASA para llevar carga a la ISS. SpaceX es una compañía fundada en 2002 por el magnate de Internet Elon Musk que se ha convertido en la gran esperanza de la NASA para transportar equipamiento a la ISS tras la retirada del transbordador este año. La Dragon, junto con la Cygnus de Orbital, debe ser la pionera de una nueva generación de naves comerciales que deberán eventualmente encargarse también de poner en órbita a los astronautas de la NASA después de que la administración Obama decidiese cancelar el Programa Constellation y -parcialmente- la nave Orión. Claro que no debemos olvidar que el adjetivo “privado” es más que discutible en un proyecto altamente subvencionado por la agencia espacial estadounidense. En cualquier caso, hay que reconocer que pocos esperaban que este primer lanzamiento tuviese éxito.

El cohete

El Falcon 9 es un cohete de dos etapas, con una masa de 333,4 toneladas y unas dimensiones de 54,9 x 3,6 m (el diámetro de la cofia en futuros vuelos podrá ser de 5,2 m), capaz de colocar en órbita baja (LEO) hasta 10,45 toneladas desde Cabo Cañaveral. En el futuro, SpaceX espera desarrollar una versión para poner 4,54 toneladas en órbita geoestacionaria. Emplea queroseno (RP-1) y oxígeno líquidos en todas sus etapas, cuya estructura está fabricada en una aleación de aluminio y litio. El Falcon 9 emplea muchas de las tecnologías, incluidos los motores Merlin, desarrolladas para su hermano pequeño, el cohete Falcon 1.


Falcon 9 (SpaceX).

La primera etapa emplea nueve Merlin 1C con un empuje total de 4,9 MN. Cada Merlin tiene un empuje de 556 kN y un impulso específico (Isp) de 275 segundos al nivel del mar y 617 kN y 304 s en el vacío. Los Merlin 1C no tienen capacidad para regular su empuje ni para volver a encenderse una vez apagados. De esta forma se abarata el diseño y los costes de operación. Las maniobras del cohete en sus tres ejes se consiguen mediante el movimiento diferencial de los motores. Los Merlin 1C funcionan durante 170 segundos.



Primera etapa del Falcon 9 (spaceflightnow.com/Justin Ray).



Los nueve motores Merlin 1C de la primera etapa (SpaceX).



Prueba de un motor Merlin 1C (SpaceX).

La segunda etapa tiene un motor Merlin Vacuum -versión del Merlin 1C para su uso en el vacío- de 411 kN y 342 s de Isp con capacidad para modificar su empuje. El giro de la segunda fase logra se consigue mediante el escape de los gases de la turbobomba. La segunda etapa tiene un tiempo de encendido de 354 s.



La primera y segunda etapa del Falcon 9 en el hangar (spaceflightnow.com/Justin Ray).


Motor Merlin Vacuum (SpaceX).


Para este vuelo inaugural, el Falcon 9 ha llevado una maqueta de la Dragon (spaceflightnow.com/Justin Ray).


Cofia futura del Falcon 9 (SpaceX).

El Falcon 9 puede ser lanzado desde la rampa SLC-40 de Cabo Cañaveral (Florida) o la base Vandenberg (California).




SLC-40 en Cabo Cañaveral (SpaceX).


SLC-4 en Vandenberg (Google/SpaceX).


Edificio de montaje en horizontal (SpaceX).


Integración de la carga útil en la cofia (SpaceX).


Integración con el resto del lanzador (SpaceX).



El cohete se coloca en posición vertical gracias a un mecanismo erector (SpaceX).

El empleo de motores simples de kerolox (queroseno y oxígeno líquido) en vez de complejos motores criogénicos, el montaje y traslado en horizontal, así como el uso de sistemas robustos pero simples es lo que permitirá reducir dramáticamente el coste de cada lanzamiento de acuerdo con SpaceX. No deja de ser curioso que estas características sean las que han caracterizado a muchos lanzadores de diseño soviético que en su momento se consideraron “obsoletos” y “anticuados”.

SpaceX ha logrado hoy una gran hazaña, pues no todos los días podemos presenciar el lanzamiento exitoso de un cohete completamente nuevo. Pero no nos engañemos: todavía queda mucho por demostrar. Por el bien de la NASA, esperemos que la buena suerte siga acompañando a la empresa de Musk.


La familia Falcon (SpaceX).

Fases del lanzamiento:

– T+0: lanzamiento.
– T+ 1 min 16 s: máxima presión dinámica (Max Q).
– T+ 2 min 54 s: apagado de los nueve Merlin 1C de la primera etapa (MECO).
– T+ 2 min 56 s: separación de la primera etapa.
– T+ 2 min 59 s: encendido del Merlin Vacuum de la segunda etapa.
– T+ 9 min 38 s: apagado de la segunda etapa (SECO).



Fases del lanzamiento para las futuras misiones a la órbita geoestacionaria (SpaceX).





Traslado a la rampa y colocación en posición vertical (SpaceX/spaceflight.com).







Lanzamiento (Chris Thomson/spaceflight.com).

Pruebas del traslado a la rampa:

Vídeo del lanzamiento:



36 Comentarios

  1. Muy buena entrada Daniel. Sólo una duda, cuando dices

    “En cualquier caso, hay que reconocer que pocos esperaban que este primer lanzamiento tuviese éxito.”

    En que encuesta te has basado para tal afirmación?? lo pregunto porque aquí en mi país los periodistas suelen utilizar ese tipo de términos generalistas (el pueblo piensa esto, la gente quiere tal cosa, etc.) y siempre me quedan dudas si es tan así.

    Saludos!

  2. **El Falcon 9 es un cohete de dos etapas, con una masa de 333,4 kg**

    Me imagino que seran toneladas no?

    He visto parte del lanzamiento en directo desde internet, y me he emocionado.

    Creo que las cosas se van a poner muy interesantes en unos años.

    Saludos

  3. Otra preguntilla esperando no molestar mucho:
    Tu que crees que le paso al cohete para que tuviese esa rotacion tan rara nada mas comenzar la ignicion?
    yo pense en ese momento que se iba a caer a plomo..

    Muchas gracias, un saludo

  4. Me olvidaba, también quería discutir esto

    “Claro que no debemos olvidar que el adjetivo “privado” es más que discutible en un proyecto altamente subvencionado por la agencia espacial estadounidense.”

    Por ejemplo, en parte del mundo el servicio ferroviario cuenta con subsidios estatales para poder operar con tarifas medianamente accesibles a la gente, entonces deberíamos decir que NO es un servicio privado, que es estatal? Y esto se repite en numerosos servicios.

    Saludos!

  5. @Anónimo: me baso en mi opinión personal e intransferible. Es la ventaja de no ser periodista y tener un bloj personal en vez de un periódico con accionistas, redactores y esas cosas. Que pongo lo que me da la gana, vamos 😉

    @Gouki: fallo mío. Corregido. Gracias.

    Saludos.

  6. @Anónimo: pues creo que depende de lo que consideremos “privado” y “estatal”. En el caso que mencionas, la pregunta debería ser “¿quién es el dueño último de la red ferroviaria?”. Si es el estado, entonces estaríamos hablando de una propiedad estatal y el estado es el que subcontrata servicios/equipos a empresas privadas.

    En el caso de SpaceX, el Falcon 9, la cápsula Dragon y demás hardware es todo propiedad de la compañía de Musk, aunque se haya desarrollado con generosos fondos públicos, así que claro que es un proyecto privado. Lo que pasa es que lo pongo entre comillas porque no es lo mismo una empresa que desarrolle un producto con su propio capital que otra que lo haga con dinero público, por muy privada que sea.

    Saludos.

  7. Bueno si es así Daniel, es indiscutible. Entonces lamentablemente, como dijo Obama, hay que tener cuidado con la información que se da en los blog originarios de la internet 2.0, que no siempre son lo suficientemente precisos. Y yo, desde que lo empece a leer hace bastante tiempo ya, siempre creí que este magnífico blog era la excepción.
    Igual es con toda la buena onda Daniel, no te enojes 🙂

    Saludos!

  8. @Anónimo: no me enojo para nada, tranquilo. Simplemente te aclaro que este es un blog personal y que por lo tanto me puedo permitir el lujo de poner mi opinión sobre determinados temas. Si escribiese para una revista/periódico/otro medio no podría hacerlo (o, por lo menos, me tendría que moderar)y creo que eso es una de las grandes ventajas de tener un blog. Y no creo que esto esté reñido con la rigurosidad: en lo que respecta a datos técnicos intento ser lo más riguroso posible (claro que también me puedo equivocar, pues soy humano), pero no puedes pretender que haga una encuesta o un estudio sociológico cada vez que exprese una opinión subjetiva.

    En todo caso, lamento si no he sido capaz de separar la parte “objetiva” de la “subjetiva” en este post.

    Un saludo.

  9. Tienes razón Daniel. Voy a hablar del caso que conozco, el de mi país. Y tal cual dices, la red fue desarrollada por el estado, el cual subcontrata entes privados mediante licitaciones por X período de tiempo que se encargan de administrarla (y como ya dije, ademas cuentan con subsidios estatales). Sin embargo aquí el estado considera el servicio como privado. No así la propiedad.
    Sin embargo, con SpaceX, la totalidad del proyecto fue desarrollado por la propia empresa, con mas razón se la puede considerar como privado.
    Pero tienes razón, depende de la definición de “privado” que se utilice.

    Saludos!

  10. @Anónimo: de acuerdo, pero piensa que el proyecto ha sido desarrollado por SpaceX con dinero público prácticamente en su totalidad, por lo que creo que hay una diferencia notable con otros proyectos en los que el estado se limita a subvencionar parte de los mismos. Es más, la NASA ha renunciado a cualquier propiedad sobre el F9/Dragon -aunque podría haberla reclamado- por motivos puramente políticos, así que el tema es complejo. De todas formas, creo que esto casi lo dejamos para otro post. Es una discusión que me interesa realmente, pero no le quitemos el protagonismo al Falcon 9.

    @buzzaldrin: ¡gracias! 😉

  11. Queda claro Daniel, sin dudas que es imposible realizar un encuesta para ello. Pero entonces no hay forma objetiva de reconocerlo.

    Saludos!

  12. @Anónimo: por definición, una opinión subjetiva no la puedes demostrar objetivamente, ¿no? Si quieres, cambia mentalmente el párrafo “pocos esperaban que este primer lanzamiento tuviese éxito” por “YO no esperaba…”, y ya está.

    Ahora, si quieres datos más concretos, te puedo decir que la “impresión general” (nada objetiva) en foros como nasaspaceflight.com o Novosti Kosmonavtiki era que este lanzamiento tenía muchas posibilidades de fracasar. El propio Musk dijo que las probabilidades eran del 70-80%. Y que conste que me alegro que haya sido un rotundo éxito.

    Eso sí, para el próximo primer lanzamiento de un cohete prometo hacer una encuesta 😉

  13. Sí, es un tema interesante que merece mas espacio para ser estudiado en profundidad.

    “Es más, la NASA ha renunciado a cualquier propiedad sobre el F9/Dragon -aunque podría haberla reclamado- por motivos puramente políticos, así que el tema es complejo”

    No me queda claro, cuando se inició el programa COTS, no sé aclaro en un primer momento que la NASA no iba a tener propiedad en ninguno de los proyectos?? Tal vez, de otro modo SpaceX no los hubiese aceptado. Recordar que los Falcon no nacieron de COTS. Igual solo estoy especulando.

    @buzzaldrin: Y no lo pongo en duda, sólo hablo de este caso en particular.

    Saludos!

  14. @Anónimo:

    “No me queda claro, cuando se inició el programa COTS, no sé aclaro en un primer momento que la NASA no iba a tener propiedad en ninguno de los proyectos??”

    Y yo no he dicho lo contrario. Lo que he dicho es que la NASA renunció a la propiedad del COTS por motivos políticos y no económicos. Por supuesto, SpaceX ya lo sabía cuando compitió por los contratos de COTS.

    “Tal vez, de otro modo SpaceX no los hubiese aceptado. Recordar que los Falcon no nacieron de COTS. Igual solo estoy especulando.”

    Pues creo que es muy interesante esto que apuntas. ¿Habría aceptado SpaceX en este caso? Buena pregunta…No lo sé, la verdad.

  15. Bueno, pero no hay dudas que una opinión subjetiva se puede respaldar con datos mas objetivos que un “me parece”(una encuesta ;). En un plano mas filosófico se podría poner en dudas la existencia de la objetividad misma. Pero ya estoy divagando.

    “Eso sí, para el próximo primer lanzamiento de un cohete prometo hacer una encuesta ;-)”

    Te tomo la palabra 😉

    Saludos!

  16. “Por cierto, los Falcon no nacieron de COTS, pero no olvidemos que el Falcon 1 se benefició de unos suculentos contratos con el DoD a través de la DARPA.”

    Desconocía este dato, ahora veo que el alcance de los subsidios fueron mas allá de lo que pensé. Me vino la duda ahora :S

    Saludos!

Deja un comentario

Por Daniel Marín
Publicado el ⌚ 4 junio, 2010
Categoría(s): ✓ Astronáutica • Cohetes • Lanzamientos • NASA • sondasesp