El Ariane 6

¿Habrá un Ariane 6? Es la pregunta que se hacen muchos, incluidos los estados miembros de la ESA. Aparentemente, la agencia espacial europea y Arianespace tienen cubiertas sus necesidades de lanzadores. El Vega podrá poner en órbita cargas pequeñas (hasta 1500 kg), eliminando la dependencia europea de cohetes similares al Rokot ruso. Para cargas mayores tenemos el Soyuz-ST, que podrá lanzar hasta 3 toneladas en órbita de transferencia geoestacionaria (GTO). Por último, la joya de la corona espacial, el Ariane 5, seguirá siendo el caballo de batalla de la ESA para cargas pesadas.

Pero no todo es perfecto: el Ariane 5 se hace mayor. Todavía no está obsoleto, ni mucho menos, pero la ESA teme que pueda estarlo en diez o veinte años si no hace nada ahora para prevenirlo. De entrada, el año que viene deberá aprobarse el desarrollo de la última versión del Ariane 5, el Ariane 5 ME( Mid-life Evolution), que podrá poner 12 toneladas en GTO a partir de 2017 (comparadas con las 9,6 t del Ariane 5 ECA) y será capaz de seguir dominando el segmento de satélites pesados. Pero para poder construir un sucesor viable, hay que tener las cosas claras. Y aún no lo están. Lo que sí parece seguro es que un lanzador más grande que el Ariane 5 no es rentable, ya que simplemente no hay en el mercado demanda para comsats geoestacionarios de más de diez toneladas, pero, ¿la habrá en el futuro? Nadie lo sabe.

Es por esto que la ESA ha puesto en marcha el programa FLPP (Future Launchers Preparatory Programme), para analizar las necesidades y tecnologías de la nueva generación de lanzadores, incluyendo al New Generation Launcher (NGL, nombre “oficial” del Ariane 6). A partir de este programa -y de los distintos rumores de la industria y los expertos- podemos inferir que el futuro Ariane 6 será un lanzador de dos etapas (empleando hidrógeno y oxígeno líquidos) rodeado por varios cohetes de combustible sólido en la primera fase. Estaríamos por tanto ante un diseño modular parecido al Atlas V o el Delta IV. Según la combinación de propulsores, el Ariane 6 tendría una capacidad de 4-8 toneladas en GTO, aunque parece que los franceses prefieren un lanzador ligeramente más pequeño, con capacidad para 3-7/8 t. Es decir, se sacrificaría capacidad (con respecto al Ariane 5) por flexibilidad de cara al mercado internacional. No obstante, esta configuración impediría lanzar los comsats más pesados, así que Arianespace debería operar dos cohetes grandes al mismo tiempo: Ariane 5 ME y Ariane 6. ¿Será rentable? Nadie lo sabe tampoco. Por otro lado, esta configuración del Ariane 6 entraría en competencia directa con el Soyuz-ST, una situación bastante paradójica. En cualquier caso, estaríamos hablando de un proyecto a largo plazo, pues es muy posible que el Ariane 6 no entrase en servicio hasta 2025 (2020 como muy pronto). Una vez que se decida si seguir adelante con el NGL -quizás el año que viene-, habrá que definir sus capacidades y el coste definitivo de su desarrollo, estimado en 3,5-8 mil millones de euros.

Algunas propuestas para el Ariane 6: la variante favorita parece ser la segunda y tercera por la derecha (ESA).


4 Comentarios

Participa Suscríbete

Antonio Teixeira

Veo un módulo de reentrada, me entran escalofrios con solo pensarlo. Ya se sabe que la esa no tiene muchas ganas de mandar ningún europeo al espacio por si sola.

Carlos M. Luque

Antonio, si te refieres al que aparece en la esquina superior izquierda, creo que es el IXV (Intermediate eXperimental Vehicle), una misión para probar tecnologías avanzadas de reentrada. Ojalá signifique eso que te dá escalofríos ;D

Javier Casado Pérez

En realidad el FLPP lleva años en marcha y abarca un campo muy grande, pero con el paso del tiempo las ideas se van “centrando”. En este amplio programa entra de todo: desde cosas concretas como el desarrollo del primer motor cohete europeo de combustión escalonada, hasta poco más que simples ideas sobre la configuración de los futuros lanzadores y vehículos espaciales, pasando por demostradores de reentrada como el IXV. En cuanto a configuraciones, también se ha visto de todo: vehículos total o parcialmente reutilizables, alados o no, evoluciones más directas del Ariane 5, etc. Como digo, es un programa muy amplio, que lleva ya años y que probablemente seguirá abierto bastantes años más (aunque supongo que cuando se centre un poco le cambiarán el nombre), pero realmente es bueno que exista un programa así en la agencia, dedicado a pensar sobre el futuro.

Daniel Marín

Sí, es verdad Javier, el FLPP ya tiene sus añitos, pero me decidí a hablar de él por los recientes rumores sobre las configuraciones favoritas de la industria para el Ariane 6. La verdad es que entre tanto rumor de la ESA, la NASA, Roskosmos y Apple voy a terminar mal de la cabeza.

¡Un abrazo!

Deja un comentario

Tu email nunca será mostrado o compartido. No olvides rellenar los campos obligatorios.

Obligatorio
Obligatorio
Obligatorio

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>