Hielo en la Luna

Por Daniel Marín, el 13 noviembre, 2009. Categoría(s): Luna • NASA ✎ 5

El pasado 9 de octubre la sonda LCROSS impactó contra el polo sur lunar con un objetivo claro: comprobar la existencia de hielo en nuestro satélite. Un mes antes los datos de otra nave -la sonda india Chandrayaan-1-, habían confirmado la existencia de agua en la Luna, aunque se trataba de cantidades infinitesimales dispersas por toda la superficie.


Detalle del impacto de la etapa Centaur captada por LCROSS poco antes de chocar también contra la Luna (NASA).


El cráter dejado por Centaur visto por LCROSS (NASA).

Aunque la explosión resultó “decepcionante” desde el punto de vista mediático, después de analizar los datos durante un mes la NASA ha anunciado hoy la presencia de hielo de agua en la Luna. Los resultados del análisis de la nube de escombros creada por el choque de la etapa Centaur contra el cráter Cabeus no dejan lugar a dudas: el espectro revela la existencia de agua.

Todo un espaldarazo para las teorías que llevan años sugiriendo la presencia de hielo en las zonas de sombra perpetua situadas en los polos lunares -y de otros cuerpos planetarios como Mercurio-. Ahora bien, y aquí viene lo realmente importante: ¿de qué cantidad estamos hablando? Porque obviamente, si la presencia de agua en la Luna es noticia no es por el compuesto en sí -uno de los más comunes del Sistema Solar-, sino por su posible uso de cara a la exploración tripulada de nuestro satélite. En este caso, no basta con que exista agua, sino que esté en forma de hielo y en cantidades lo suficientemente abundantes para que pueda ser útiles. En este caso, la cantidad de agua detectada en el impacto sería de un mínimo de unos 100 kg, aunque podría ser mucho más. Una cantidad así sólo podría originarse a partir de la presencia de hielo, aunque no necesariamente tiene que tratarse de un casquete bajo el regolito, ya que podría estar disperso en forma de pequeños copos en el suelo. En cualquier caso, indicaría que el cráter Cabeus es tan húmedo como el desierto de Atacama, algo muy interesante teniendo en cuenta que hasta hace un año se suponía que la Luna era completamente seca.


Espectro infrarrojo de la nube del impacto de la etapa Centaur contra la Luna. Las bandas amarillas son las líneas que delatan la presencia de agua. La línea rojo es un modelo teórico (NASA).


Espectro ultravioleta del impacto (NASA).

No obstante, aún hay que estudiar mucho mejor los datos para determinar la cantidad de hielo presente en la zona y la composición exacta de los restos del impacto. De los futuros resultados dependerá si estamos ante un gran descubrimiento que podría abrir la puerta a la colonización de la Luna o si se trata de una “simple” curiosidad científica.



5 Comentarios

  1. Hola Daniel, me parece una noticia muy interesante. Supongo que pronto se sabrá si hay agua suficiente para poder utilizarla.
    Solamente espero que no estropeemos nuestro satélite, y que hagamos las cosas bien por una vez.
    Por supuesto, es imprescindible comentar que los artículos que escribes son muy interesantes.
    Gracias por compartirlos con los demás.

  2. Habrá que hacer “las cosas bien”, no vayamos a estropear la Luna…
    Si algún día se da uso al agua que reposa acumulada en los cráteres mas sombríos, estimado anónimo, ello supondrá daños irreversibles en la geología de la Luna. La Luna ya no estará intacta.
    “Hacer las cosas bien”, puede en sí mismo suponer una incongruencia, si se desea utilizar la Luna como avanzadilla del ser humano fuera de la Tierra.
    Cualquier acto que altere de la forma mas nimia la superficie o subsuelo de otro cuerpo planetario, satélico, planeta enano, asteroide, cometa, o lo que sea, supondrá “estropear” ese lugar.
    ¿Es ético? ¿Moralmente, es defendible?
    Personalmente, creo que si.
    No creo que los Selenitas muestren rechazo ante la extracción de minerales, o que se construyan instalaciones en la superficie o el subsuelo de la Luna. Dudo que lleguen a existir en el futuro grandes contaminaciones del medio, en un lugar estéril, sin atmósfera, mas muerto que Assurbanipal.
    Otro caso sería el de otro planeta o satélite que pueda albergar vida, sea ésta de la clase que sea…
    Un saludo!

  3. Bueno que sacar agua de la luna no es como ir al super a por una botella de agua, recordemos que esta a -200 c más o menos y que sacarla exigira una infraestructura muy cara y a prueba de bomba. Perforar esa superficie no sera facil. saludos jorge.

Deja un comentario

Por Daniel Marín, publicado el 13 noviembre, 2009
Categoría(s): Luna • NASA