Luna-Glob y Luna-Grunt

En plena fiebre de misiones lunares, la empresa NPO Lavochkin ha comenzado la fase B para la construcción de la sonda Luna-Glob 1, un orbitador de 470 kg que deberá despegar en 2012 a bordo de un cohete Soyuz 2 y, que junto con la Fobos-Grunt, constituye la gran esperanza del languideciente programa espacial ruso de sondas espaciales. Luna-Glob 1 deberá contar además con cuatro penetradores, con perdón, para el estudio de la superficie lunar.

Luna-Glob 1 en configuración de lanzamiento con la etapa Fregat con los penetradores (Novosti Kosmonavtiki).

Luna-Glob 1 en órbita (Novosti Kosmonavtiki).

Lavochkin planea lanzar también en 2012, si el presupuesto y la crisis lo permite, una Luna-Glob 2, consistente en un aterrizador con un rover de 58 kg que se posaría en el polo sur lunar (donde la NASA planea instalar una base). Luna-Glob 2 usaría una etapa de descenso basada en las famosas sondas soviéticas Ye-8 (Lunokhod 1 y 2) y Ye-8-5 (recogida de muestras), pero con un rover de nueva generación y electrónica moderna, más parecido a los MERs marcianos de la NASA que los antiguos Lunokhod y su aspecto de bañera presurizada.

Luna-Glob 2 con la etapa de descenso y el pequeño rover (¿Lunokhod-3?) (Novosti Kosmonavtiki).

Detalles del rover (Novosti Kosmonavtiki).

Además de estas dos sondas, Rusia planea lanzar otra nave en 2014 denominada Luna-Grunt, compuesta por un orbitador y otro vehículo que alunizaría para analizar muestras del regolito lunar. En 2015 otra misión, Luna-Grunt 2, traería muestras lunares a la Tierra. Sin duda, se trata de un plan muy ambicioso que depende del éxito de la Luna-Grunt 1 y de la evolución de la crisis económica actual, pero que de tener éxito sentaría las bases para resucitar el programa espacial interplanetario ruso, en coma desde la pérdida de la Mars 96.

Aplicación de la tecnología desarrollada para la Fobos-Grunt a las sondas Luna-Glob, combinando etapas de descenso basadas en las sondas soviéticas Ye-8 (Novosti Kosmonavtiki).

Configuración de lanzamiento de la Luna-Grunt. A la izquierda, dentro de la cofia de un cohete Zenit junto con un orbitador lunar ruso. A la derecha, dentro de un cohete hindú GSLV (si al final fructifica la colaboración entre ambos países). En este último caso, el orbitador sería fabricado en la India (Novosti Kosmonavtiki).

En estas imágenes, realizadas probablemente bajo la influencia de algún alucinógeno, podemos ver un embrión de base lunar no tripulada construida a base de Luna-Grunts y Luni-Poligons (Novosti Kosmonavtiki).


4 Comentarios

Participa Suscríbete

monsieur le six

Es una pena la mala suerte que han tenido siempre los rusos con las sondas, exceptuando las Venera. Ojalá tengan suerte con estos proyectos, sobre todo con el Phobos-Grunt, que sería un logro propagandístico importante, al retornar por primera vez del entorno marciano una nave con muestras.

Daniel Marín

Sí, la verdad es que han tenido mala suerte, además de problemas en el desarrollo de la microelectrónica necesaria para una misión espacial (como fue el caso de las Fobos 1 y 2).

Un saludo.

Gabriel Garcia Sagario

me entero de primera mano de esta nueva misión. justamente en estos días estaba pensando en las sondas Luna, las que orbitaron, y las que llevaron el Lunojod y trajeron muestras de rocas lunares a la tierra.
es muy inspirador tu post al respecto, ya que me interesa específicamente el alcance científico de estas misiones.

saludos,

g.-

Deja un comentario

Tu email nunca será mostrado o compartido. No olvides rellenar los campos obligatorios.

Obligatorio
Obligatorio
Obligatorio

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>