El Washington Post y Rusia

El periódico neocon The Washington Post ha dedicado un reciente artículo a la dependencia de Rusia por parte de los EE UU para mandar astronautas a la ISS en el periodo 2010-2015. Ya hemos dicho por aquí en repetidas ocasiones que la ISS debe su existencia a las naves Soyuz y Progress rusas. Esto ha sido así desde el primer año de vida de la estación y lo será hasta que la cápsula Orión entre en servicio (2015-2016) y no hay solución posible. Punto. Entonces, ¿a qué viene esta última moda de recordar la “dependencia” que tiene la NASA de Rusia? El artículo nos lo explica, eso sí, entre líneas:

To complicate things further, the only nation now capable of flying humans to the station is Russia, giving it a strong bargaining position to decide what it wants to charge for the flights at a time when U.S.-Russian relations are becoming increasingly testy.

Traducción a lenguaje llano: cuando en los años 90 Rusia seguía el rumbo inexorable de convertirse en un país del tercer mundo gracias a las políticas de rapiña promovidas por nuestro adorable Yeltsin, la NASA podía imponer a Rusia los precios que quisiera por el uso de las Soyuz. Ahora que Rusia es una de las diez economías más fuertes del mundo y está gobernada por el pérfido tándem Putin-Medvédev, ya no hacen caso a Washington y pueden cobrarles lo que ellos deseen, e incluso prohibirles el acceso al espacio si los EE UU se ponen chulitos. Ummm, ahora que lo pienso, ¿esto no se llama “libre mercado”? Yo creía que era bueno para Rusia, ¿o no?.

El artículo sigue:

In addition, some fear the price will be paid not only in billions of dollars but also in lost American prestige and lost leverage on the Russians when it comes to issues such as aiding Iran with its nuclear program.

Traducción: los pérfidos rusos usarán el dinero que la NASA les dé por el uso de las Soyuz en construir reactores nucleares en Irán y erigir estatuas a Stalin. Y yo me pregunto, ¿qué pinta Irán en el análisis?. Es como si Rusia dijese que se niega a colaborar en la ISS porque la tecnología espacial americana puede emplearse en la ocupación de Irak o en la financiación de gobiernos hostiles a Rusia, como el de Georgia o Ucrania. Un sinsentido, oiga. Pero todo sea por meter miedo.

NASA Administrator Michael Griffin calls the situation his “greatest regret and greatest concern.” For most of the five-year gap, he said, “we will be largely dependent on the Russians, and that is terrible place for the United States to be. I’m worried, and many others are worried.”

Traducción: “estoy preocupado, pero es lo que hay. O aceptamos la dependencia de Rusia o nos olvidamos de la ISS. Uds. verán”.

Sen. Bill Nelson (D-Fla.), chairman of the subcommittee that oversees NASA, went further. “This is a very serious betrayal of American interests,” he said. “This will be the first time since Sputnik when the United States will not have a significant space superiority. I remain dumbfounded that we’ve allowed this serious threat to our national security to develop.”

Traducción: (típica tontería de político en año electoral). La NASA era consciente de la dependencia de Rusia desde que firmaron el tratado para construir la estación de forma conjunta a principios de los 90, pero entonces el gobierno ruso era un lacayo de Washington. Ahora no.

Those most involved with the issue say that its seriousness will become more glaring this summer, when negotiations with Russia begin and Congress is likely to debate whether to grant a waiver to the law that prohibits certain kinds of commerce with nations that support the Iranian or North Korean nuclear program.

Griffin has testified that while the waiver is essential, it is “unseemly, simply unseemly, for the United States — the world’s leading power and leading space power — to be reduced to purchasing services like this. It affects, in my view, how we are seen in the world, and not for the better.”

Traducción: “vamos a apretarles las clavijas a estos rusos de las narices para que nos regalen los asientos en las Soyuz, o si no…”. Espero que el gobierno de los EE UU no siga por ese camino, porque si no ya se pueden ir despidiendo de la ISS. ¿Se imaginan que el gobierno ruso reaccione igual?: “o se retiran del escudo antimisiles balísticos en Europa, o no volverán a viajar a la ISS hasta 2016”. Uf, Guerra Fría en el espacio.

NASA’s budget calls for spending $2.6 billion for transportation to the space station between fiscal 2009 and 2013. As it stands now, much of that would go to the Russians.

With that prospect ahead, Griffin told Nelson’s committee last week that he is working with the fledgling private rocket company SpaceX to speed its efforts to build a private spacecraft that can take over some of the work of ferrying astronauts into space. Both Nelson and Sen. David Vitter (R-La.) had recommended that NASA formally push ahead with that effort.

Traducción: si SpaceX consigue construir una nave tripulada antes de 2016, yo me hago monje. No hay manera de tragarse semejante tontería. El pobre Griffin ya no sabe qué decir para quedar bien ante el Congreso.

But SpaceX, while eager to do the work, has not successfully orbited even a cargo spacecraft, let alone one designed to the much higher standards needed for human flight. Nonetheless, SpaceX founder Elon Musk said in a telephone interview that his company might have a manned spacecraft capability by the end of 2011 if NASA exercises its option under a 2006 agreement to provide cargo service. With that go-ahead, SpaceX would put its manned rocket program into high gear, he said.

Traducción: reality check, como dicen por allá. Es triste que hasta el Washington Post sepa mejor que Griffin que lo de SpaceX es una solemne chorrada.

In his testimony, Griffin said he is inclined to exercise the human spaceflight option, but he also said he very much doubts that SpaceX will have a spacecraft ready for astronauts by 2012.

Traducción: JAJAJA. Pues claro.

Griffin also said a new deal with the Russians has to be signed by early next year. The Russians, he said, need a three-year lead time to build a sufficient quantity of their expendable, but very dependable, Soyuz and Progress spacecraft.

Lo que Griffin quiere decir es : “vale, entiendo que estamos en año electoral y hay que decir tonterías y todo eso. Pero, o les damos la pasta YA a los rusos o nos quedamos sin ISS”.

En definitiva, el artículo no aporta nada nuevo, como vemos. Pero sí es sintomático de la incipiente histeria que se está viviendo en Washington ante una estación espacial controlada por un país que ya no es un mero vasallo de los EE UU. Tiempos interesantes se avecinan…



3 Comentarios

  1. Pues sí. Ellos mismos son los culpables de haberse metido en este atolladero. Supongo que el objetivo último de armar tanto jaleo es presionar al gobierno para que destine más dinero a la nave Orión y así pueda estar operativa antes de 2015.

  2. ¿Os imaginais a Rusia cortando totalmente el acceso al espacio a los americanos? Creo yo que no tardarían en triplicar el presupuesto de la NASA como ocurrió en el proyecto Apollo.

Deja un comentario

Por Daniel Marín
Publicado el ⌚ 8 marzo, 2008
Categoría(s): ✓ ISS • NASA • Rusia