El 15 de septiembre de 2017 la sonda Cassini terminó su fructífera y longeva misión de dos décadas quemándose en la atmósfera de Saturno. Durante las veintidós últimas órbitas de la fase Gran Final la sonda sobrevoló los polos de Saturno y pasó por el espacio comprendido entre los anillos y el planeta, permitiendo una serie de observaciones inéditas en la historia. ¿Y qué ha descubierto la veterana sonda? Pues pese a que los investigadores todavía están analizando los datos, ya tenemos algunos resultados preliminares. Pero antes de nada permítanme que les presente esta alucinante imagen:

Imagen de los anillos y Saturno tomada por Cassini durante el sexto paso por el hueco (NASA/JPL-Caltech/Space Science Institute).
Imagen de los anillos y Saturno tomada por Cassini durante el sexto paso por el hueco el 28 de mayo de 2017 (NASA/JPL-Caltech/Space Science Institute).

Es bonita, sí, pero en principio no parece muy espectacular… hasta que entendemos qué estamos viendo. Por lo que se ve es nada más y nada menos que los anillos —a la derecha— y el planeta —a la izquierda— en una perspectiva imposible. Y es que este mosaico de imágenes fue obtenido desde el hueco comprendido entre los anillos y el planeta. Es decir, ¡estamos viendo los anillos desde ‘dentro’! Además, se aprecia la sombra de los anillos sobre el planeta y, si nos fijamos bien, la distorsión que provoca la atmósfera en los anillos al refractar la luz. Impresionante y hermoso a partes iguales.

(NASA/JPL-Caltech/Space Science Institute).
Saturno visto por Cassini el 13 de septiembre de 2017, dos días antes de su fin (NASA/JPL-Caltech/Space Science Institute/Kevin M. Gill).

Leer más

El 15 de octubre de 2017 a las 07:28 UTC un cohete Atlas V 421 de la empresa ULA (United Launch Alliance) despegó en la misión AV-075 desde la rampa SLC-41 de la Base Aérea de Cabo Cañaveral (Florida) con el satélite militar NROL-52 (USA-279). Este ha sido el 69º lanzamiento orbital de 2017 (el 64º exitoso) y el sexto de un Atlas V este año. También ha sido el 145º lanzamiento de un cohete Atlas en su historia (el séptimo en la versión 421) y el 122º de la empresa ULA, de los cuales el 26º con un satélite militar de la NRO (National Reconnaissance Office). El lanzamiento estaba originalmente previsto para el 7 de octubre, pero la misión sufrió cuatro retrasos en el espacio de una semana por diversos motivos.

Lanzamiento del NROL-52 (ULA).
Lanzamiento del NROL-52 (ULA).

NROL-52

El NROL-52 (USA-279) es un satélite militar geoestacionario de la NRO. Se desconocen las características de la misión, pero los expertos creen que se trata del segundo ejemplar de una nueva generación de satélites de comunicación de la serie Quasar. Estos satélites, también conocidos como SDS (Satellite Data System), sirven para retransmitir datos procedentes de otros satélites militares situados en órbita baja, entre ellos los famosos satélites espía KH-11 Kennan y Crystal de espionaje óptico o los Topaz de espionaje mediante radar. También podrían servir para garantizar comunicaciones directas a vehículos militares como aviones y buques.

Leer más

¿Qué sucede cuándo dos estrellas de neutrones chocan? Desde que en 2016 se abrió esa nueva ventana al Universo que son las ondas gravitacionales los científicos estaban con la mosca detrás de la oreja. Los cuatro sucesos en los que se han detectado ondas gravitacionales hasta la fecha se originaron por la unión de dos agujeros negros. ¿Y por qué esto es extraño? Pues porque los modelos teóricos predecían que los choques entre pares de estrellas de neutrones debían ser muy frecuentes. ¿Dónde estaban las estrellas de neutrones?¿Acaso había algo en los procesos de formación estelar que no entendíamos correctamente? Afortunadamente la incógnita se resolvió el 17 de agosto de 2017 a las 12:41:04 UTC. Ese día los dos interferómetros estadounidenses de Advanced LIGO y el interferómetro europeo Advanced Virgo detectaron la señal GW170817, la quinta en la corta historia de las ondas gravitacionales. El análisis de la señal demuestra que los dos objetos que la crearon tenían una masa comprendida entre 1,17 y 1,60 veces la masa del Sol respectivamente. O sea, justo en el rango de las masas esperadas para un par de estrellas de neutrones (las estrellas de neutrones más masivas alcanzan las 2,1 masas solares).

Impresión artística de las ondas gravitacionales generadas por dos estrellas de neutrones (ESA).
Impresión artística de las ondas gravitacionales generadas por dos estrellas de neutrones (ESA).

El descubrimiento sería toda una novedad por sí mismo, pero había más. Apenas 1,7 segundos después de la detección de ondas gravitacionales por los interferómetros el observatorio espacial Fermi de la NASA pudo ver una explosión de rayos gamma (GRB) que sería catalogada como GRB 170817A y que concordaba con la región del cielo donde se produjo el choque de estrellas de neutrones de acuerdo con la escasa resolución de LIGO y Virgo. Aunque la asociación entre los dos sucesos no fue inmediata, pronto se siguió la pista de la posible relación y se descubrieron más contrapartidas en todo el espectro electromagnético. Literalmente, porque hablamos de observaciones usando decenas de telescopios situados en tierra y en el espacio a cargo de más de setenta equipos de investigadores de todo el mundo que han visto la explosión desde, como ya hemos mencionado, los rayos gamma, hasta las ondas de radio. Por fin se había hecho realidad el sueño de encontrar una contrapartida óptica a una señal de ondas gravitacionales.

Leer más

Los lanzamientos de cargueros Progress a la estación espacial se han vuelto rutinarios, pero no por ello son menos imprescindibles para las operaciones de la ISS. El 14 de octubre de 2017 a las 08:47 UTC la corporación estatal Roscosmos lanzó un cohete Soyuz-2.1a desde la Rampa Número 6 (PU-6 o 17P32-6) del Área 31 del cosmódromo de Baikonur con la nave de carga Progress MS-07 (Progress 11F615 nº 437), también 68P de acuerdo con la nomenclatura de la NASA. La nave llevaba 2.549 kg de carga (2.697 kg según otras fuentes) para los seis astronautas de la ISS. Este ha sido el 68º lanzamiento orbital de 2017 (el 63º exitoso) y el 12º de un cohete Soyuz este año. La Progress MS-07 se acopló con el módulo Pirs de la ISS el 16 de octubre a las 11:04 UTC, donde permanecerá hasta marzo de 2018.

Lanzamiento de la Progress MS-07 (Roscosmos).
Lanzamiento de la Progress MS-07 (Roscosmos).

Originalmente estaba previsto que la Progress MS-07 llevase a cabo un acoplamiento en solo dos órbitas (tres horas y media), una primicia en la historia de la ISS. Esto es justo la mitad de lo que requiere la técnica actual de seis horas (cuatro órbitas), que a su vez es una enorme mejora con respecto al esquema tradicional de dos días. De este modo se quiere reducir la carga de trabajo sobre la tripulación y facilitar la entrega de víveres frescos. Sin embargo, el lanzamiento de la MS-07 fue cancelado el 13 de octubre doce segundos antes del despegue al no retirarse mástil de servicio de la etapa central como estaba previsto por culpa de un fallo eléctrico. El lanzamiento fue trasladado al día 14 y por este motivo la MS-07 perdió la ventana de lanzamiento para el acoplamiento en dos órbitas y se vio obligada a utilizar la técnica tradicional de dos días.

Leer más

El 13 de octubre de 2017 a las 09:27 UTC la empresa Eurockot lanzó un cohete Rokot-KM (Rokot/Briz-KM) desde la rampa 3 del Área 133 del cosmódromo de Plesetsk (GIK-1) con el satélite de observación de la Tierra Sentinel 5P de la ESA (Agencia Espacial Europea). Se trata del 67º lanzamiento orbital de 2017 (el 62º exitoso) y el primero de un Rokot este año (el 27º en la historia de este lanzador). La órbita inicial fue de 816 x 820 kilómetros y 98,72º de inclinación. Personalmente debo añadir que este lanzamiento me ha tocado especialmente de cerca porque tuve la oportunidad de seguirlo en directo desde el centro ESTEC de la ESA en los Países Bajos, una visita de la que ya hablaremos en detalle en una entrada posterior.

Lanzamiento del Sentinel 5P (ESA).
Lanzamiento del Sentinel 5P (ESA).

Sentinel 5P

El Sentinel 5P (S5P, ‘precursor’) es un pequeño satélite de observación de la Tierra de 820 kg (incluyendo 82 kg de combustible) construido por Airbus Defence and Space del Reino Unido para la ESA usando la plataforma Astrobus 250 (AstroSat 250). El objetivo del Sentinel 5P es estudiar la composición de la atmósfera terrestre, poniendo un especial énfasis en los gases contaminantes y aerosoles. Sus dimensiones son de 3,35 metros de alto y 5,63 metros de diámetro. Dispone de tres paneles solares que generan 1.500 vatios de potencia y su vida útil se estima en un mínimo de siete años (lleva combustible para diez años).

Leer más

¡Radio Skylab ha vuelto! Tras la obligada pausa, el equipo de Radio Skylab regresa con el programa 35 con más ganas que nunca. ¡Muchas gracias a todos por la espera! En este programa hablamos de los planes de futuro de SpaceX, presentados en el Congreso Internacional de Astronáutica celebrado en Australia. No faltan a la cita las habituales secciones de retroalimentación y recomendaciones. Víctor Manchado (Pirulo Cósmico), Daniel Marín (Eureka), Carlos Pazos (Mola Saber) y Víctor R. Ruiz (Infoastro) les invitan a acompañarlos en sus aventuras por el espacio, la ciencia y otras curiosidades.

rskylab35b-768x768

Como siempre te recuerdo que tienes a tu disposición nuestra página web y también estamos en iVoox (Podcast Radio Skylab) e iTunes. No te olvides de seguirnos en Twitter (@radioskylab_es) y Facebook (@radioskylab.es). Y ahora además está el club de fans en Facebook. Gracias por estar ahí.

SpaceX ha realizado su segundo lanzamiento orbital de esta semana, pero en esta ocasión ha usado una primera etapa recuperada previamente. El 12 de octubre de 2017 a las 22:53 UTC despegó el cohete Falcon 9 v1.2 F9-43 desde la rampa 39A del Centro Espacial Kennedy (KSC) de Florida con el satélite de comunicaciones SES-11. Se trata del 66º lanzamiento orbital de 2017 (el 61º exitoso) y el 15º de un Falcon 9 este año (el 11º desde Florida), además de ser el 43º lanzamiento de un Falcon 9 en su historia y el 23º de la versión v1.2. Por el momento el Falcon 9 es, con 15 lanzamientos, el cohete que más misiones ha realizado en lo que va de año, seguido por el Soyuz, que hasta la fecha ha llevado a cabo 11 lanzamientos. Hay planeados otros cinco lanzamientos del Falcon 9 de aquí a final de 2017. La órbita de transferencia inicial del SES-11, alcanzada 36 minutos tras el despegue, fue de 314 x 40.526 kilómetros y 27,9º de inclinación.

Lanzamiento del SES-11 (SpaceX).
Lanzamiento del SES-11 (SpaceX).

La primera etapa B1031 ya había volado en febrero de este año durante la misión Dragon SpX-10, también lanzada desde Florida. La etapa realizó una separación y encendido de frenado estándares y aterrizó 8 minutos y 33 segundos después del despegue sobre la barcaza ASDS Of course I still love you situada en el océano Atlántico. Se trata por tanto el 18º aterrizaje de una primera etapa de SpaceX, el octavo en una barcaza en alta mar y el cuarto en la barcaza-dron Of course I still love you. Después de esta misión SpaceX ha recuperado un total de 15 etapas en 18 ocasiones distintas, ya que tres de las etapas han sido usadas en dos ocasiones.

Leer más

Aterrizar en Plutón es muy difícil. Y en principio no debería serlo, ya que su gravedad superficial es de solo 0,063 g, pero hay dos inconvenientes. El primero es que para llegar al planeta enano en un tiempo razonable es necesario alcanzar una velocidad muy elevada —la New Horizons pasó por Plutón a 13,8 km/s— y, el segundo es que para reducir esta velocidad resulta necesario usar combustible. Mucho. Y ya sabemos que la masa es el principal factor que limita cualquier misión espacial. Una solución es usar sistemas de propulsión más eficientes, como motores iónicos o de plasma, pero hay otra opción, bastante más original y arriesgada: usar la atmósfera de Plutón para frenar nuestra nave.

ILC Dover
Concepto de sonda para aterrizar en Plutón usando un ballute (GAC/ESO).

La idea puede parecer muy loca, más que nada porque la atmósfera de Plutón es increíblemente tenue: apenas diez microbares de presión en la superficie. O sea, una cienmilésima de la presión en la Tierra. Pero, gracias a la débil gravedad de Plutón, la atmósfera se extiende hasta una altura considerable, más allá de 1.500 kilómetros. Por lo tanto, el objetivo es generar suficiente rozamiento para frenar la velocidad de una sonda en un porcentaje importante.

Leer más

Japón ha completado su propio sistema de posicionamiento. El día 9 de octubre de 2017 a las 22:01 UTC la agencia espacial japonesa JAXA lanzó un cohete H-IIA (H2A 202) desde la rampa LP-1 del Centro de Lanzamiento de Yoshinobu en Tanegashima con el satélite de posicionamiento Michibiki 4 (QZS 4) dentro del marco de la misión F36. Este ha sido el 65º lanzamiento orbital de 2017 (el 60º exitoso) y el quinto de un cohete H-IIA este año. También es el 30º lanzamiento exitoso consecutivo de un H-IIA. La órbita final del Michibiki 4 será una órbita cuasigeosíncrina de 33.000 x 39.000 kilómetros y 41º de inclinación.

Lanzamiento del Michibiki 4 (JAXA).
Lanzamiento del Michibiki 4 (JAXA).

Michibiki 4

Michibiki 4 (みちびき4号, ‘guía’ en japonés), también conocido como QZS 4 (Quasi Zenith Satellite 4), es un satélite geosíncrono de posicionamiento de 4.000 kg construido por Mitsubishi Electric (MELCO) para la agencia espacial JAXA usando la plataforma DS-2000. Es el tercer satélite operativo del sistema de posicionamiento japonés QZSS (Quasi Zenith Satellite System/準天頂衛星システム) tras el lanzamiento del QZS 2 y el QZS 4 el pasado junio y agosto, respectivamente. Con este satélite se completa el sistema QZSS, que potencia las señales del sistema de navegación global GPS estadounidense sobre Japón. Las dimensiones del QZS 4 son de 6,2 x 2,9 x 2,8 metros, con una envergadura de 19 metros una vez desplegados los paneles solares, que son capaces de generar 6,3 kilovatios. Su vida útil es de unos quince años.

Leer más

SpaceX sigue con su buena racha este año. El 9 de octubre de 2017 a las 12:37 UTC SpaceX lanzó un cohete Falcon 9 v1.2 (F9-44) desde la rampa SLC-4E (Space Launch Complex 4 East) de la Base Aérea de Vandenberg (California) con diez satélites Iridium NEXT en la misión Iridium 3. Este ha sido el 64º lanzamiento orbital de 2017 (el 59º con éxito) y el 14º de un Falcon 9 en lo que va de año (el cuarto desde Vandenberg). También ha sido el 42º lanzamiento de un Falcon 9 en su historia y el 22º de la versión v1.2. Con esta misión SpaceX ya ha puesto en órbita treinta satélites Iridium NEXT.

Lanzamiento del Falcon 9 (SpaceX).
Lanzamiento del Falcon 9 (SpaceX).

La primera etapa B1041 se separó a 2 minutos y 29 segundos tras el despegue y encendió tres motores para regresar al centro de lanzamiento y para frenar su velocidad. Finalmente aterrizó 7 minutos y 23 segundos después del lanzamiento usando el motor Merlin central sobre la barcaza ASDS Just Read the Instructions, situada en el océano Pacífico. Ha sido el 17º aterrizaje de una primera etapa de SpaceX, el séptimo en una barcaza en altamar y el cuarto en la barcaza Just Read the Instructions. O sea, tras este lanzamiento SpaceX ha recuperado un total de 15 etapas en 17 ocasiones distintas (dos de las etapas se han reutilizado y ya han volado dos veces).

Leer más