Cada cierto tiempo los ministros de los 22 países que forman la agencia espacial europea (ESA) se reúnen para decidir si determinados proyectos espaciales viven o mueren. Al igual que cualquier otra agencia, la ESA desarrolla muchos proyectos al mismo tiempo, pero solo unos pocos pasan el corte final de ese jurado implacable que es el consejo de ministros. Como suele ser habitual el destino de muchas misiones tiene poco que ver con sus bondades científicas y mucho con los tejemanejes políticos entre bambalinas de los distintos gobiernos que forman la ESA. Y, por supuesto, la cumbre de este año no podía ser diferente.

Adiós a la sonda AIM de la ESA (ESA).
Adiós a la sonda AIM de la ESA (ESA).

La principal víctima de la cumbre ha sido la misión AIM para el estudio de asteroides cercanos. AIM (Asteroid Impact Mission) debía ser la contribución europea a la misión AIDA (Asteroid Impact and Deflection Assessment mission), una misión de bajo coste realizada conjuntamente con la NASA. La NASA tenía que contribuir con la sonda DART (Double Asteroid Redirection Test), una pequeña nave que debía chocar contra el satélite del asteroide Didymos bajo la atenta supervisión de AIM. AIM iba a incluir además la pequeña sonda de aterrizaje alemana Mascot 2 y varios cubesats. De haber sido aprobada hubiera despegado en 2020 mediante un Soyuz ST desde la Guayana Francesa y habría llegado a Didymos unos 18 meses después. El impacto de DART habría tenido lugar en 2022.

Leer más

Otro fallo de una nave Progress con víveres para la ISS. Hoy día 1 de diciembre de 2016 a las 14:51 UTC despegaba un cohete Soyuz-U desde la Rampa Número 5 (PU-5 o 17P32-5, Gagarinski Start o ‘Rampa de Gagarin’) del Área 1 del cosmódromo de Baikonur. A bordo viajaba la nave de carga Progress MS-04 (Progress nº 434), también denominada por la NASA como 65P. Las primeras fases del vuelo se desarrollaron correctamente, pero 6 minutos y 22 segundos después del despegue cesó la telemetría del cohete cuando se encontraba a 190 kilómetros de altura. Por lo tanto, todo indica que estamos ante un fallo catastrófico (¿explosión?) de la tercera etapa (Bloque I) del lanzador. Junto con la Progress MS-04 se han perdido 2442 kg de carga destinada a la estación espacial internacional (ISS), incluyendo una nueva escafandra Orlán-MKS.

sxsx
La Progress MS-04 en el Área 254 de Baikonur (RKK Energía).

Para alcanzar la velocidad orbital la tercera etapa tenía que haberse apagado 526 segundos tras el despegue y no a los 383 segundos, por lo que de la nave y la tercera etapa trazaron una trayectoria suborbital y volvieron a caer en la República de Tuva (Rusia), cerca de Mongolia. Este ha sido el 73º lanzamiento orbital de 2016 y el tercer fracaso (el cuarto si contamos la explosión de un Falcon 9 de SpaceX). También ha sido el tercer lanzamiento de una nave Progress este año.

Leer más

La misión ExoMars 2016 se ha visto empañada por el ‘aterrizaje forzoso’ de la sonda Schiaparelli el 19 de octubre que se saldó con la pérdida del vehículo y, como consecuencia, muchos se han olvidado de que el orbitador ExoMars TGO (Trace Gas Orbiter) se encuentra vivita y coleando en órbita de Marte desde ese mismo día. La sonda TGO está actualmente en una órbita muy elíptica —de 230 x 98.000 kilómetros— con un periodo de 4,2 días y, por lo tanto, aún lejos de la órbita circular científica final que alcanzará a finales del año que viene tras realizar continuas maniobras de aerofrenado. Pero eso no ha impedido que los cuatro instrumentos de la sonda se activasen entre el 20 y el 28 de noviembre para dar comienzo a su complejo proceso de calibración. Veamos qué nos han enseñado.

asa
La región de Arsia Chasmata vista por la cámara CaSSIS (ESA/Roscosmos/ExoMars/CaSSIS/UniBE).

El instrumento más llamativo para el gran público es lógicamente la cámara CaSSIS (Colour and Stereo Surface Imaging System). CaSSIS obtuvo las primeras imágenes el 22 de noviembre. En el siguiente vídeo vemos una secuencia de fotografías tomadas a 5300 kilómetros de altura con una resolución de 60 metros por píxel en las cuatro longitudes de onda en las que trabaja esta cámara. También se pueden ver las zonas de Noctis Labyrinthus, Hebes Chasma y Arsia Chasmata.

Leer más

¿Recuerdan la propuesta para desarrollar versiones de pequeño tamaño del cohete Protón (Protón Medium y Protón Light)? Pues la idea parece haber calado en el programa espacial ruso, porque ahora es la empresa RKTs Progress de Samara la que propone una nueva variante reducida del mítico cohete Soyuz. La propuesta ha recibido el nombre de Soyuz 2LK.

Soyuz
El nuevo cohete Soyuz 2LK (derecha), comparado con el Soyuz “normal”.

Es cierto que el Soyuz ya cuenta con una versión de pequeño tamaño, el Soyuz-2-1V, que básicamente es una etapa central (Bloque A) de un Soyuz sin bloques aceleradores laterales y con una etapa superior Volga. Pero entre esta versión y el Soyuz 2 de serie hay una diferencia enorme en capacidad de carga. Mientras que el Soyuz 2 con una etapa Fregat puede colocar entre 4,5 y 4,9 toneladas en una órbita baja polar heliosíncrona (SSO), el Soyuz-2-1V solo puede situar 1,4 toneladas en la misma órbita.

Leer más

Parece mentira, pero ya ha pasado medio siglo desde que la primera nave Soyuz viajó al espacio. El 28 de noviembre de 1966 despegaba desde el cosmódromo de Baikonur —por entonces Tyura-Tam— una nave a la que se había bautizado con el anodino nombre de Kosmos 133 para no llamar la atención de los servicios de inteligencia occidentales. Pero en realidad se trataba de la nave tripulada soviética más avanzada y el producto de seis años de duro trabajo.

Una Soyuz acoplándose a la ISS (NASA).
Una Soyuz acoplándose a la ISS (NASA).

La Soyuz (‘unión’ en ruso) era la sucesora de la Vostok, la nave que había alcanzado fama mundial con Yuri Gagarin y Valentina Tereshkova. Tras seis misiones tripuladas, la Vostok había sido adaptada bajo el nombre de Vosjod (‘aurora’) para llevar a cabo el primer paseo espacial y el primer vuelo con tres cosmonautas. Pero la Vostok/Vosjod era manifiestamente mejorable. Su cápsula sharik con forma esférica era espaciosa para los estándares de la época, pero hacía imposible misiones tripuladas más allá de la órbita baja.

Leer más

Ya ha terminado la sexta misión espacial tripulada china y la más larga hasta la fecha. La cápsula de la nave Shenzhou 11 regresó a la Tierra el 17 de noviembre de 2016 con Jing Haipeng y Chen Dong a bordo. El aterrizaje tuvo lugar en la provincia china de Mongolia Interior a las 05:59 UTC y a unos cien kilómetros de la zona prevista. Termina así una misión de 32 días de duración durante la cual los dos astronautas han permanecido 29 días y 9 horas acoplados a la estación espacial Tiangong 2.

i
La cápsula de la Shenzhou 11 en tierra (Xinhua).

La Shenzhou 11 se desacopló de la Tiangong 2 a las 04:44 UTC y poco después se separó el módulo orbital. La separación de este módulo se produjo antes del encendido de frenado y mientras la nave se desplazaba en posición perpendicular con respecto a la dirección de avance para evitar una posible colisión. A las 05:14 UTC, mientras la Shenzhou 11 sobrevolaba África, tuvo lugar el encendido de frenado de dos minutos que disminuyó la velocidad de la nave en apenas 100 m/s. A las 05:35 el módulo de servicio se separó de la cápsula con los astronautas mientras la nave apuntaba hacia la Tierra a 140 kilómetros de altura.

Leer más

El 19 de octubre la sonda Schiaparelli se estrelló en Marte. Terminaba así el primer intento de la agencia espacial europea (ESA) para aterrizar en el planeta rojo. Desde entonces, y como es lógico, han surgido todo tipo de teorías para explicar el fracaso. En un principio los propios altos cargos de la ESA señalaron al sistema de control y, más concretamente, al software como el culpable, pero pronto aparecieron hipótesis alternativas. ¿Y en qué ha quedado el asunto? Pues a la espera del informe final, la ESA ha hecho público un detalle fundamental: el accidente fue debido a un fallo de la IMU.

as
Imagen en color de los restos de Schiaparelli en Meridiani Planum obtenida por la cámara HiRISE de la sonda MRO (NASA/JPL/University of Arizona).

Vale, ¿pero qué es una IMU? Para los que no lo sepan, una IMU, o unidad de medición inercial, es un sistema formado por un conjunto de acelerómetros y giróscopos que registra las fuerzas y velocidades de giro que experimenta un objeto y traslada estos datos al resto del sistema de control del vehículo o GNC (‘sistema de guiado, navegación y control’), el cual los convierte en una trayectoria. Es decir, la IMU le permite saber a una nave espacial —o un avión o un cohete— su orientación y dónde está en cada momento sin necesidad de referencias externas (suponiendo que esté bien calibrada, claro, porque siempre habrá un error).

Leer más

China lanzó el 22 de noviembre de 2016 a las 15:24 UTC un cohete Larga Marcha CZ-3C/G2 desde la rampa LC-2 del Centro Espacial de Xichang con el satélite de comunicaciones Tianlian 1-04. La órbita inicial supersíncrona fue de 201 x 41.776 kilómetros y 17,4º de inclinación. Fue el 72º lanzamiento orbital de 2016 y el tercero de un CZ-3C este año.

9e5389bbjw1fa1bpi8mv0j21kw23udzx
El cohete con el Tianlian 1-04 en la rampa (Xinhua).

Tianlian 1-04

El Tianlian 1-04 (天链一号04星, ‘enlace celeste’ en mandarín), también denominado Tianlian 1D en occidente, es un satélite geoestacionario destinado a retransmitir datos de otros vehículos espaciales. El sistema Tianlian es similar al TDRS (Tracking and Data Relay System) norteamericano o el Luch ruso. El sistema Tianlian sirve para garantizar una comunicación continua satélites situados en órbita baja (LEO), sin necesidad de esperar que éstos sobrevuelen estaciones de seguimiento terrestres. Para ello son necesarios tres satélites como mínimo.

Leer más

El 19 de noviembre de 2016 a las 23:42 UTC la empresa ULA lanzó un cohete Atlas V 541 desde la rampa de lanzamiento SLC-41 de la Base Aérea de Cabo Cañaveral en la misión AV-069 con el satélite meteorológico GOES-R (GOES 16). Fue el 71º lanzamiento orbital de 2016 y el 7º de un Atlas V en lo que va de año, además de ser el cuarto vuelo de un Atlas V en la versión 541 (con cuatro cohetes de combustible sólido). La órbita de transferencia geoestacionaria inicial, alcanzada tras tres encendidos de la etapa Centaur, fue de 187 x 32.717 kilómetros y 10,6º de inclinación.

sas
Lanzamiento del GOES R (ULA).

GOES R

El GOES R (Geostationary Operational Environmental Satellite R), que recibirá la denominación de GOES 16 una vez operativo, es un satélite meteorológico geoestacionario de 5192 kg construido por Lockheed Martin para la agencia NOAA (National Oceanic and Atmospheric Administration) usando la plataforma L2100A. El GOES R es el primero de la quinta generación de satélites meteorológicos GOES lanzado al espacio. Los satélites GOES tienen como principal objetivo estudiar las condiciones meteorológicas desde la órbita geoestacionaria. El primer GOES fue lanzado en octubre de 1975 y el último antes del GOES R en marzo de 2010. En este periodo de tiempo se han puesto en órbita un total de quince satélites GOES, además del GOES G, que resultó destruido durante el lanzamiento en mayo de 1986.

Leer más

Una nueva tripulación para la ISS. El 17 de noviembre de 2016 a las 20:20 UTC despegó la nave tripulada Soyuz MS-03 (11F732A48 Nº 733) con un cohete Soyuz-FG desde la Rampa Número 5 (PU-5 o 17P32-5, Gagarinski Start o ‘Rampa de Gagarin’) del Área 1 del Cosmódromo de Baikonur. La tripulación estaba formada por Oleg Víktorovich Novitsky (comandante, Roscosmos), Thomas Pesquet (Francia/ESA) y Peggy Whitson (NASA). La Soyuz se acopló con el módulo Rassvet de la ISS el 19 de noviembre a las 21:58 UTC y los tres pasaron a formar parte de la Expedición 50, junto con Shane Kimbrough, Serguéi Ryzhikov y Andréi Borisenko. Pesquet llevará a cabo la misión Próxima de la ESA. La órbita inicial fue de 195 x 228 kilómetros de altura y 51,6º de inclinación. Este ha sido el 70º lanzamiento orbital de 2016 y el 8º de un cohete Soyuz este año.

hh
La Soyuz MS-03 y la superluna (NASA).

La Soyuz MS-03 es la cuarta y última nave Soyuz lanzada este año y ha despegado apenas un mes después de la Soyuz MS-02, cuyo lanzamiento tuvo que ser retrasado en varias ocasiones. Para Novistsky este es su segundo vuelo espacial, mientras que para la veterana Whitson esta es su tercera misión. Pesquet vuela al espacio por primera vez. Whitson se convertirá en la comandante de la Expedición 51 y en la primera mujer que repite este puesto de responsabilidad. También es la mujer de mayor edad —57 años— que ha viajado al espacio. El código de la misión usado en las comunicaciones (callsign) era Kazbek. La Soyuz MS-03 debe regresar a la Tierra el 15 de mayo de 2017.

Leer más