El 24 de septiembre a las 05:49 UTC la empresa ULA (United Launch Alliance) lanzó un cohete Atlas V 541 en la misión AV-072 desde la rampa SLC-3E de la Base de Vandenberg (California) con el satélite militar NROL-42 (USA-278). Este ha sido el 59º lanzamiento orbital de 2017 (el 54º exitoso) y el quinto de un Atlas V este año. También ha sido el 73º lanzamiento de un Atlas V desde su debut en 2002 —el 72º exitoso— y el quinto de la versión 541 (el primero de esta versión que despega desde Vandenberg). Por otro lado ha sido el 144º lanzamiento de un cohete Atlas y el 121º de la empresa ULA (el 25º con cargas militares de la NRO).

as
El NROL-42 (ULA).

NROL-42

El NROL-42 (USA-278) es un satélite militar secreto de la NRO (National Reconnaissance Office). Los analistas suponen que se trata del segundo ejemplar de la tercera generación de satélites Trumpet de espionaje electrónico (ELINT/SIGINT) y que están situados en órbitas excéntricas de tipo Mólniya. El primer satélite Trumpet de tercera generación, el NROL-35 (USA-259), fue lanzado 13 de diciembre de 2014 y se situó en una órbita de 2.100 x 37.750 kilómetros de altura y 62,85º de inclinación. Además de los sensores dedicados a recabar información sobre las señales electrónicas de países enemigos, este satélite lleva la carga útil de observación infrarroja SBIRS-HEO-4 de alerta temprana para detección de lanzamientos de misiles balísticos.

Leer más

Sin armar mucho ruido mediático ha terminado una de las misiones más importantes para el futuro del programa espacial chino. El 22 de septiembre de 2017 se destruía en la atmósfera terrestre sobre el Pacífico sur el carguero no tripulado Tianzhou 1 (天舟一号, ‘navío celeste’) después de casi cinco meses de misión. El Tianzhou 1 fue lanzado desde el centro espacial de Wenchang el pasado 20 de abril a las 11:41 UTC mediante el segundo cohete Larga Marcha CZ-7 (Y2). Dos días más tarde, el 22 de abril a las 04:15 UTC, se acopló con la pequeña estación espacial china Tiangong 2 en una órbita de 390 kilómetros de altura y 42º de inclinación.

Tianzhou 1 (Xinhua).
Tianzhou 1 (Xinhua).

La Tiangong 2 (天宫二号, ‘palacio celeste’ en mandarín) se encontraba en el espacio desde el 15 se septiembre de 2016 y ya había recibido la visita de la tripulación de la Shenzhou 11 en noviembre de ese año. En el transcurso de la misión Jing Haipeng y Chen Dong pasaron 32 días en el espacio, 29 de los cuales a bordo de la Tiangong 2, todo un récord para China. El acoplamiento del Tianzhou 1 era por tanto el segundo con la Tiangong 2 y el segundo totalmente automático en la historia del programa espacial chino tras la unión entre la nave no tripulada Shenzhou 8 y Tiangong 1 en 2011. El acoplamiento del Tianzhou 1 con la Tiangong 2 fue bastante llamativo porque era la primera vez que un carguero espacial se acoplaba con una estación espacial más pequeña que él. Y es que la masa de la Tiangong 2 es de solo 8,5 toneladas comparada con las 13,5 toneladas del Tianzhou 1.

Leer más

Las Fuerzas de Defensa Aeroespacial de Rusia (VKS) lanzaron el 22 de septiembre de 2017 a las 00:02 UTC un cohete Soyuz-2-1B/Fregat-M desde la rampa número 4 (SK-4 o 17P32-4) del Área 43 del cosmódromo de Plesetsk (GIK-1). La carga era el satélite de posicionamiento GLONASS-M 52 (Kosmos 2522). Este ha sido el 58º lanzamiento orbital de 2017 (el 53º exitoso) y el 11º de un Soyuz en 2017. También ha sido el primer lanzamiento de un satélite GLONASS desde mayo de 2016. Pese a su designación, el GLONASS-M 52 es el 46º satélite GLONASS-M puesto en órbita (el octavo lanzado desde Plesetsk). La órbita inicial, alcanzada después de tres encendidos de la etapa Fregat, fue de 19.130 x 19.160 kilómetros de altura y 64,8º de inclinación.

Lanzamiento del GLONASS-M 52 (Zvezdá TV).
Lanzamiento del GLONASS-M 52 (Zvezdá TV).

GLONASS-M 52

El GLONASS-M 52 o GLONASS-М № 753 (Kosmos 2522) es un satélite del sistema de posicionamiento global ruso GLONASS fabricado por la empresa ISS Reshetniov de la ciudad de Zheleznogorsk. Es el satélite GLONASS-M número 46 de la serie Uragán-M (14F113) o GLONASS-M situado en órbita y ocupará el plano número 2 de la constelación, sustituyendo al GLONASS-М № 715 lanzado en 2006 y que recientemente dejó de funcionar. Los satélites GLONASS-M o Uragán-M (‘huracán’ en ruso) tienen una masa de 1415 kg y su vida útil se estima en siete años. Emplean un reloj atómico de cesio con una precisión temporal de 1000 nanosegundos, mientras que los paneles solares proporcionan 1400 W de potencia. Los GLONASS-M usan un diseño presurizado, a diferencia de la nueva serie GLONASS-K que se caracteriza por emplear una electrónica más avanzada que no requiere presurización, por lo que su vida útil es mayor. Rusia planea lanzar reemplazar la serie GLONASS-M por los GLONASS-K2 antes de 2020.

Leer más

¿Te imaginas un telescopio espacial con un espejo primario de quince metros? A pesar de que todavía no se ha lanzado, la comunidad científica tiene puesta su vista más allá del telescopio espacial James Webb (JWST). El JWST se suele presentar como el sucesor del telescopio Hubble (HST), pero en realidad esta maravillosa máquina observará principalmente el infrarrojo medio y no podrá ver en el espectro visible. El próximo telescopio espacial que podría ser considerado como el sucesor del Hubble es el WFIRST, que también trabajará en el visible. Sin embargo, el WFIRST —que usará la óptica de un satélite espía cedido a la NASA— tiene un espejo primario con un diámetro similar al Hubble y un campo de visión mucho mayor. O sea, más que el sucesor del Hubble se trata de un instrumento con unas capacidades distintas centrado en el estudio de exoplanetas y la materia y energía oscuras. Por eso la comunidad científica internacional sigue impulsando el desarrollo del auténtico sucesor del Hubble: un gran telescopio espacial creado para observar en las mismas longitudes de onda que este, es decir, ultravioleta, visible e infrarrojo cercano. Señoras y señores, les presentamos a LUVOIR.

sasa
Concepto de telescopio espacial LUVOIR (NASA).

LUVOIR (Large UV/Optical/InfraRed Surveyor) nació hace unos años como una de las muchas propuestas de telescopios espaciales que aparecen de tanto en cuanto, pero poco a poco ha convergido con el proyecto de telescopio espacial gigante ATLAST de la pasada década y el más reciente HDST. Los cohetes actuales limitan el tamaño de los telescopios espaciales a unos pocos metros, de ahí que el JWST utilice un espejo segmentado plegado de unos seis metros de diámetro. LUVOIR emplearía la tecnología del JWST, pero la llevaría un paso más allá. O mejor dicho, varios pasos.

Leer más

China no quiere quedarse atrás en la actual carrera para desarrollar minilanzadores espaciales que permitan poner en órbita cargas útiles de pequeño tamaño. Las grandes empresas aeroespaciales del país han desarrollado varios cohetes capaces de situar unos pocos centenares de kilogramos en órbita baja, como por ejemplo el Kaituo 2, el Kauizhou 1A y el Larga Marcha CZ-11. Todos ellos emplean tecnología desarrollada originalmente para misiles de combustible sólido y muchos se ofertan en el mercado internacional, pero esto solo es la punta del iceberg. En los últimos años ha surgido una pléyade de empresas privadas chinas que también quieren crear lanzadores de pequeño tamaño. La más llamativa es sin duda Linkspace, que ha captado la atención de los medios con su propuesta de lanzador New Line 1. ¿El motivo? Pues porque se trata de una especie de versión en pequeño tamaño del Falcon 9 de SpaceX.

sas
Lanzador New Line 1 de LinkSpace, similar al Falcon 9 de SpaceX (chinaspaceflight.com).

El New Line 1 (新干线一号 o Xin Gan Xian 1) es un lanzador de dos etapas y 33 toneladas al lanzamiento con unas dimensiones de 20,1 x 1,8 metros. Será capaz de situar entre 150 y 200 kg en órbita baja, pero lo más destacable es que la primera etapa, de combustible líquido, será reutilizable, para lo cual usará un tren de aterrizaje de cuatro patas similar al del Falcon 9. La etapa empleará cuatro motores de kerolox de empuje variable para conseguir sus objetivos. La empresa LinkSpace (翎客), fundada en 2014, espera comenzar sus operaciones en 2020. Cada lanzamiento debería costar unos 4,6 millones de dólares en la versión no reutilizable y 2,3 millones en la reutilizable.

Leer más

En el pasado se ha criticado a SpaceX por no hacer públicas las imágenes de los algunos de los aterrizajes fallidos de la primera etapa del cohete Falcon 9. Y, aunque todavía no los hemos visto todos, eso ha cambiado parcialmente. Porque finalmente la empresa de Elon Musk nos ha mostrado sus difíciles comienzos en este espectacular vídeo:

El primer aterrizaje que se ve es del 29 de septiembre de 2013 y corresponde al lanzamiento de un Falcon 9 v1.1 desde Vandenberg con el satélite canadiense Cassiope. El cohete no llevaba patas y no se intentó recuperar la etapa, ya que se trataba de una misión de prueba. Como vemos, la etapa explotó al contacto con la superficie del mar. A continuación vemos el amerizaje del Falcon 9 v1.1 que lanzó seis satélites Orbcomm OG2 el 14 de julio de 2014. El cohete llevaba tren de aterrizaje, aunque obviamente no se recuperó y la etapa se destruyó al caer sobre el mar. Lo siguiente que contemplamos por primera vez es la destrucción intencionada del prototipo Grasshopper (F9R Dev 1) en agosto de 2014 después de que se perdiese el control del vehículo.

Leer más

El 12 de septiembre de 2017 a las 21:17 UTC despegó la nave tripulada Soyuz MS-06 (11F732 Nº 734, 52S según la NASA) mediante un cohete Soyuz-FG desde la Rampa Número 5 (PU-5 o 17P32-5, Gagarinski Start o ‘Rampa de Gagarin’) del Área 1 del Cosmódromo de Baikonur. La tripulación estaba formada en esta ocasión por Alexander Misurkin (Roscosmos), Mark Vande Hei (NASA) y Joe Acaba (NASA). La Soyuz se acopló con el módulo Poisk (MIM-2) de la estación espacial internacional cuatro órbitas y seis horas después (a las 02:55 UTC). Los tres cosmonautas abrieron la escotilla de la nave a las 05:08 UTC y pasaron al interior de la estación, donde ya estaban Serguéi Ryazansky, Randy Bresnik y Paolo Nespoli, como miembros de la Expedición 53.

asa
Despegue de la Soyuz MS-06 (NASA).

Este ha sido el 57º lanzamiento orbital de 2017 (el 52º exitoso) y el décimo de un Soyuz en 2017. También ha sido el 51º lanzamiento de un cohete Soyuz-FG en total. La Soyuz MS-06 es la 135ª misión tripulada de una nave Soyuz y el tercer lanzamiento tripulado de 2017. La órbita inicial fue de 192 x 240 kilómetros y 51,6º de inclinación. La tripulación de reserva estaba formada por Alexander Skvortsov, Scott Tingle y Shannon Walker.

Leer más

Y, de repente, ya no existía. En un instante desapareció la misión de exploración planetaria más compleja y costosa que se haya lanzado jamás. El 15 de septiembre de 2017 a las 11:55:46 UTC la antena de la red de espacio profundo (DSN) de la NASA en Canberra (Australia) comprobó que la señal de telemetría de la sonda se interrumpía tal y como estaba previsto. La comparación con el electrocardiograma plano que señala la muerte de un ser humano era casi inevitable. Era la indicación de que la antena de alta ganancia de la sonda había dejado de apuntar a la Tierra por culpa de las fuerzas aerodinámicas de la atmósfera de Saturno. Pocos segundos después Cassini se desintegraba como un brillante bólido a 1500 kilómetros de altura sobre la capa superior de nubes del gigante anillado.

ass
La confirmación de la muerte de Cassini (NASA TV).

En realidad la muerte de la sonda había tenido lugar 83 minutos antes, pero debido a que Saturno está situado a 1400 millones de kilómetros de la Tierra este es el tiempo que tardó la luz en llegar hasta nosotros. Terminaban así veinte años de aventura espacial y trece años de exploración ininterrumpida de Saturno y sus lunas. Duele saber que por el momento no hay ninguna misión prevista que tome el relevo de Cassini.

Leer más

El 11 de septiembre de 2017 a las 19:23 UTC la empresa ILS lanzó un cohete Protón-M/Briz-M Phase III con el satélite Amazonas 5 de la empresa Hispasat desde la rampa PU-39 del Área 200 del cosmódromo de Baikonur. Este ha sido el 49º lanzamiento orbital de 2017 (el 45º exitoso) y el tercero de un Protón este año. Fue el 56º lanzamiento orbital de 2017 y el 51º exitoso. También ha sido el 414º lanzamiento de un Protón en su historia, el 101º de un Protón-M y el 95º gestionado por ILS. Se trata además del segundo lanzamiento comercial del Protón de los tres planeados para este año. La órbita inicial planeada era de 4.450 x 35.286 kilómetros de altura y 22,9º de inclinación.

asa
Lanzamiento del Amazonas 5 (ILS).

Amazonas 5

El Amazonas 5 es un satélite goestacionario de comunicaciones de 5900 kg construido por la empresa estadounidense SS/L (Space Systems Loral) para la empresa española Hispasat usando el bus SSL-1300. Dispone de 24 transpondedores en banda Ku y 34 en banda Ka. Estará situado en la posición 61º oeste, desde donde ofrecerá servicios de transmisión de datos y televisión sobre América Central y del Sur. El Amazonas 5 sustituye al Amazonas 4A, que ha visto reducidas sus prestaciones por problemas técnicos, y al cancelado Amazonas 4B, ambos a cargo de la empresa Orbital ATK.

Leer más

Parece mentira, pero después de trece años la sonda Cassini tiene los días contados. Literalmente. En apenas dos días y medio la sonda más compleja y grande de la NASA (*) terminará su larga y fructífera historia destruyéndose en la atmósfera de Saturno. Ya no hay vuelta atrás. Ayer día 11 de septiembre la sonda realizó su último sobrevuelo lejano de Titán (a una distancia de 119.000 kilómetros). La gravedad de la mayor luna de Saturno modificó la trayectoria de Cassini ligeramente, pero lo suficiente para que el punto más cercano de su órbita esté ahora situado dentro del planeta. El gran día será el viernes 15 de septiembre a las 10:32 hora universal de Saturno, aunque debido a la velocidad de la luz la última señal de la nave no se recibirá en la Tierra hasta las 11:55 UTC, es decir, 13:55 hora peninsular española (el momento final ha variado con respecto a las predicciones iniciales debido a que en las últimas cinco órbitas realizadas desde agosto el rozamiento con las capas altas de la atmósfera ha modificado ligeramente la órbita de Cassini).

asa
Saturno visto por Cassini el 28 de octubre de 2016. Una perspectiva imposible de obtener desde la Tierra (NASA/JPL-Caltech).

La fase final de la vida de Cassini dará comienzo tres horas y media antes de la entrada en la atmósfera. A partir de ese momento la sonda emitirá los datos de ocho de sus doce instrumentos a la Tierra en tiempo real a una velocidad de 3,4 kB por segundo a través de la antena de alta ganancia sin grabarlos previamente. Lamentablemente no podrá transmitir imágenes —tardarían demasiado en ser enviadas a la Tierra—, pero sí será capaz de analizar la atmósfera de Saturno gracias al espectrómetro de masas INMS. Precisamente, a las 8:37 UTC Cassini comenzará un giro de cinco minutos para situar el instrumento INMS en el sentido de avance de la sonda.

Leer más