El 1 de septiembre de 2016 el Falcon 9 v1.2 F9-029 de la empresa SpaceX explotaba de forma repentina en la rampa de lanzamiento SLC-40 de Cabo Cañaveral (Florida). El incidente supuso la pérdida del satélite de comunicaciones israelí AMOS-6 y, por encima de todo, un fuerte revés a los planes de la empresa de Elon Musk al producirse apenas un año después de otro fallo catastrófico con un Falcon 9. Desde entonces SpaceX ha intentado averiguar las causas del accidente, aunque le está resultando mucho más difícil de lo esperado.

asasadsd
La explosión del Falcon 9 en la rampa (SpaceX).

En un comunicado del 23 de septiembre SpaceX asegura que ya ha identificado el posible motivo del desastre: todo apunta a que la explosión se produjo por la rotura del sistema de helio de la segunda etapa, situado dentro del tanque de oxígeno líquido. Este sistema es el encargado de presurizar los tanques de la segunda etapa —tras pasar por el motor Merlin para elevar su temperatura— y permitir así el flujo de propergoles hacia el motor (de esta forma no se necesita presurizar cada tanque con dos gases distintos, solo uno). Hasta ahora las sospechas se centraban en los sistemas de tierra, más concretamente, la interfaz móvil de las conducciones de combustible con el lanzador. Pero si el fallo fue debido a una ruptura del sistema de helio de la segunda etapa está claro que se trata de un problema intrínseco del vector y, por tanto, más grave.

Leer más

El pasado abril la empresa SpaceX anunció su intención de lanzar una nave no tripulada Red Dragon a Marte en 2018 usando un cohete Falcon Heavy. La noticia generó como es lógico un gran revuelo, pero no habíamos vuelto a saber nada de esta misión desde entonces. Hasta ahora. En una teleconferencia del 21 de septiembre la NASA desveló unos cuantos detalles de esta misión tan peculiar.

La Red Dragon en la superficie de Marte (NASA/SpaceX).
La Red Dragon en la superficie de Marte (NASA/SpaceX).

Ahora sabemos que la NASA comenzó a ayudar a SpaceX con sus planes marcianos en diciembre de 2014, o sea, cuatro meses antes de que se hiciera público el anuncio del envío de la Red Dragon en 2018. También sabemos que la agencia espacial estadounidense se ha comprometido a invertir 32 millones de dólares durante cuatro años en la misión, siempre y cuando SpaceX ponga de su bolsillo más de diez veces más, o sea, 320 millones como mínimo.

Leer más

En los últimos años han proliferado empresas de lanzadores de pequeño tamaño con el objetivo de cubrir la gran demanda de satélites de reducidas dimensiones que no para de crecer. Sin ir más lejos, en España tenemos a PLDSpace, pero en otros países la oferta no para de aumentar. Y una de las iniciativas más novedosas en este mundillo es Ripple Aerospace, una empresa noruega que pretende lanzar cohetes desde el océano.

asas
El cohete Sea Serpent de Ripple Aerospace (Ripple Aerospace).

Así descrita no parece especialmente llamativa. Al fin y al cabo ahí tenemos a Sea Launch o, en su momento, los lanzamientos italianos de cohetes Scout desde la costa de Kenia, en ambos casos proyectos que operaban cohetes en instalaciones situadas en el mar. Pero es que cuando decimos que Ripple Aerospace quiere lanzar cohetes desde el océano es literalmente: es decir, con el vector situado dentro del agua.

Leer más

Todos sabemos que los Estados Unidos no tienen capacidad propia para mandar un hombre al espacio desde que retiraron los transbordadores espaciales en 2011. Y todos sabemos que la NASA tiene que pagar religiosamente a Rusia para que sus astronautas puedan viajar a la estación espacial internacional (ISS). Pero lo que no es tan sabido es la evolución del coste de este billete. ¿Quieres conocerla? Pues nada mejor que la siguiente gráfica:

as
Coste del asiento en una Soyuz según el año fiscal (NASA).

En la misma podemos apreciar claramente el momento preciso en el que se retiraron los transbordadores espaciales, así como el incremento continuo en el coste a lo largo de los últimos años. Si en 2006 una plaza en una Soyuz le costaba a la NASA 21,3 millones de dólares, en 2018 cada asiento le saldrá por 82 millones. Es decir, un incremento del 384%. Es lo que tiene el monopolio.

Leer más

La empresa Arianespace lanzó el 16 de septiembre de 2016 a las 01:43 UTC su lanzador más pequeño, el Vega, en su séptima misión VV07 (Vol Vega 007) desde la rampa ZLV de la Guayana Francesa. A bordo viajaban cinco satélites: el PerúSAT 1 y los SkySat 4, 5, 6 y 7, que fueron situados en su órbita polar final tras cinco encendidos de la etapa superior AVUM. Este ha sido el 58º lanzamiento orbital de 2016 y el primero de un vector Vega en este año.

Lanzamiento de la misión VV07 (Arianespace).
Lanzamiento de la misión VV07 (Arianespace).

PerúSAT 1

El PerúSAT 1 es un satélite para la observación de la Tierra de 430 kg construido por Airbus Defence and Space para la Comisión Nacional de Investigación y Desarrollo Aeroespacial (CONIDA) de Perú usando el AstroBus-S. Construido para aplicaciones civiles y militares, su óptica es capaz de obtener imágenes de la Tierra con una resolución de 70 centímetros. Tiene unas dimensiones de 1,0 x 1,0 x 1,7 y su vida útil ronda los diez años. Fue situado por la etapa AVUM del Vega en una órbita heliosíncrona de 677 x 684 kilómetros de altura y 98,2º de inclinación.

Leer más

Se ha hecho esperar, pero China ya ha puesto en órbita su segunda estación espacial. El 15 de septiembre de 2016 a las 14:04 UTC despegó un cohete Larga Marcha CZ-2F/T (2F-T2) desde la rampa 921 del complejo de lanzamiento 43 del centro espacial de Jiuquan con el laboratorio Tiangong 2 a bordo. La órbita inicial fue de 197 x 373 kilómetros de altura y 42,8º de inclinación. Este ha sido el 57º lanzamiento orbital de 2016 y el 14º de China, siendo el primero tras el fallo de un Larga Marcha CZ-4C el pasado 31 de agosto. También ha sido la 236ª misión de un vector Larga Marcha y el segundo de la versión CZ-2F/T. Junto al Tiangong 2 se puso en órbita el minisatélite Banxing 2 de 40 kg, que orbitará cerca del laboratorio y tomará fotos del mismo acoplado con la nave Shenzhou 11 gracias al empleo de una cámara de 25 megapíxels y un sistema de propulsión a base de amoniaco.

Lanzamiento del Tiangong 2 (Xinhua).
Lanzamiento del Tiangong 2 (Xinhua).

Tiangong 2

El Tiangong 2 (天宫二号, ‘palacio celeste’ en mandarín) es un laboratorio espacial de 8,5 toneladas dotado de sistemas de soporte vital y un único puerto de acoplamiento para permitir la unión con naves tripuladas Shenzhou o naves de carga Tianzhou (aunque no ambas al mismo tiempo). Tiene una longitud de 10,4 metros y un diámetro máximo de 3,35 metros, con una envergadura de 18,4 metros una vez desplegados sus dos paneles solares (capaces de generar entre 4 y 6 kilovatios de potencia). Está previsto que el Tiangong 2 reciba la visita de la nave tripulada Shenzhou 11, que será lanzada el 17 de octubre. Durante este vuelo dos astronautas chinos, todavía desconocidos, pasarán 33 días en órbita, 30 de los cuales a bordo del Tiangong 2. Es decir, más del doble de lo que estuvo la tripulación de la Shenzhou 10 dentro del Tiangong 1 en 2013.

asas
Laboratorio espacial tripulado chino Tiangong 2 (chinaspaceflight.com).

Leer más

Hace dos meses comentábamos los planes de la empresa Khrúnichev para crear un Protón de pequeño tamaño más flexible. Pues bien, la sorpresa de esta semana en el siempre tortuoso mundo de los lanzadores rusos es que la compañía ILS (International Launch Services), la filial de Khrúnichev que se encarga de comercializar el Protón en el mercado internacional, ha anunciado que no será una, sino dos las nuevas versiones del venerable Protón.

captura-de-pantalla-2016-09-14-a-las-20-51-06
Los nuevos Protón: el Protón Medium (arriba) y el Protón Light (ILS).

El nombre de los nuevos vectores será Protón Medium y Protón Light. El Protón Medium es idéntico al que presentó Khrúnichev hace dos meses. Básicamente es un Protón M al que se le ha quitado la segunda etapa, por lo que será un lanzador de dos etapas, más la etapa superior Briz M. El Protón Medium debe ser capaz de situar unas cinco toneladas en órbita de transferencia geoestacionaria (GTO), ligeramente por debajo de las aproximadamente seis que puede lanzar el Protón M.

Leer más

El ministerio de defensa de Israel puso en órbita el 13 de septiembre de 2016 a las 14:38 UTC un cohete Shavit 2 con el satélite espía Ofeq 11 desde la base de la fuerza aérea de Palmachim. Varios rumores apuntan a que el satélite ha sufrido algún tipo de fallo una vez en órbita. La órbita inicial del Ofeq 11, retrógrada, fue de 334 x 613 kilómetros. Este ha sido el cuarto lanzamiento de un cohete Shavit 2 desde 2007 y el décimo de un cohete Shavit en cualquiera de sus versiones desde 1988 (dos de los cuales terminaron en fallos).

Lanzamiento del Ofeq 11 (IAI).
Lanzamiento del Ofeq 11 (IAI).

Ofeq 11

El Ofeq 11 (אופק, ‘horizonte’ en hebreo) es un satélite militar secreto de reconocimiento óptico construido por IAI (Israel Aircraft Industries) usando, supuestamente, el bus Opsat 3000. Su masa se desconoce, pero debe rondar los 400 kg. El Ofeq 11 es el primer ejemplar de una nueva familia de satélites espías ópticos, rompiendo así con la anterior familia Ofeq, cuyo último ejemplar, el Ofeq 9, fue lanzador en 2010. El Ofeq 10, al igual que el Ofeq 8, era un satélite de reconocimiento mediante radar de apertura sintética (SAR). Se especula con que el Ofeq 11 está equipado con un telescopio de 70 centímetros de diámetro capaz de obtener imágenes de 0,5 metros de resolución desde una órbita de 600 kilómetros de altura.

Leer más

¿Cuál será la próxima misión que estudie Europa, el satélite de Júpiter? A fecha de hoy la única misión aprobada en firme es JUICE (JUpiter ICy moons Explorer). JUICE es una sonda de la agencia espacial europea (ESA) que tiene como objetivo principal explorar Ganímedes, la mayor luna de Júpiter, pero también realizará dos sobrevuelos de Europa. La misión se encuentra en la etapa de desarrollo B2 y no despegará hasta 2022, pero poco a poco sigue adelante. Veamos cómo será esta fascinante misión que nos revelará el sistema joviano a partir de 2029.

Sonda JUICE (ESA).
Sonda JUICE (ESA).

JUICE tendrá una masa ligeramente superior a las cinco toneladas (5250 kg, 2200 kg sin combustible), con 218 kg de instrumentos científicos. Con el engañoso aspecto de un simple satélite de comunicaciones, JUICE será la primera sonda europea independiente que explore el sistema solar exterior. Puesto que la ESA no dispone de tecnología de generadores de radioisótopos (RTGs), empleará enormes paneles solares de 97 metros cuadrados —los de Rosetta alcanzan los 64 metros cuadrados y los de Juno 50 metros cuadrados— capaces de suministrar la energía necesaria a la distancia de la órbita de Júpiter (hasta 880 vatios).

Leer más

La empresa Blue Origin del magnate Jeff Bezos ha decidido enfrentarse cara a cara con SpaceX, la compañía espacial de moda propiedad del no menos magnate Elon Musk. Y lo ha hecho a lo grande, nunca mejor dicho, anunciando la nueva serie de cohetes pesados New Glenn.

sas
Los cohetes New Glenn de Blue Origin (Blue Origin).

Hasta el momento Blue Origin había acaparado numerosos titulares con el cohete suborbital para turistas New Shepard. A pesar de que el New Shepard le arrebató por los pelos al Falcon 9 de SpaceX el mérito de ser el primer cohete capaz de aterrizar verticalmente después de alcanzar la frontera del espacio (además de convertirse en el primer cohete de aterrizaje vertical en ser reutilizado), hasta ahora el verdadero rival de Blue Origin había sido Virgin Galactic y otras empresas de turismo suborbital, no SpaceX.

Leer más